Duchesse de Bourgogne

Dentro de los estilos ácidos belgas, nosotros preferimos los acidulces. Y cuanto más dulces y sabrosos y menos ácidos, mejor. Por eso, esta es una de nuestras favoritas. Un ejemplo perfecto del estilo “Flanders Red Ale”.

De color marrón granate, oscura, con espuma escasa, el olor es delicioso, complejo y agradable, con notas afrutadas y carácter vinoso y fuerte presencia de la madera. Comparada con otras del estilo, es en el aroma donde más destaca por su cálida intensidad.

El sabor es acidulce, con acidez de vinagre, pero una fuerte carga de frutas pasas e higos. También destaca el roble y un leve tono metálico. Es densa y cremosa, como un paté (con el que por cierto, maridaría muy bien). Y tiene sólo 6,2%.

Estamos ante una de esas cervezas que no tienen término medio. O te gusta, o la odias. Si te gusta, sus botellines de 25 cl te parecerán muy escasos. Si la odias, preferirías tomarte un vino picado.

“Mi opinión en un Tweet:” A nosotros nos encanta, así que sírvenosla en 75cl, por favor. Nota: Sobresaliente.

5 comentarios:

  1. Ta que te mueres de rica yo quiero en formato litrona...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡formato litrona! apoyo esa idea...jijijiji.

      Eliminar
  2. Un ejemplo perfecto del estilo “Flanders Red Ale”.

    http://static.azteca.com/crop/crop.php?width=580&height=&img=http://static.azteca.com/imagenes/2013/03/ned-flanders,-detras-del-hombre-perfectirijillo-1724121.jpg&coordinates=38,32

    ResponderEliminar