North Coast Brewing Red Seal Ale

North Coast Brewing es una marca creada en 1988 en California y desde entonces, con la ayuda del cervecero Mark Ruedrich, han elaborado bastantes referencias, ganando más de 70 premios en competiciones nacionales e internacionales.

En este caso hemos probado suya la Red Seal Ale, una American Amber Ale de color marrón cobre muy brillante y sin un ápice de turbidez, cuya espuma, abundante, suave y con mucha burbuja, permanece mientras la paladeas.

Al acercarla a la nariz, se aprecia un olor suave a lúpulo, principalmente. En boca, es una combinación muy equilibrada de lúpulo y malta, con un final especiado y un amargor no muy pronunciado, de 42 IBU. Todo combinado con una carbonatación moderada y un final seco.

Con 5,4% de ABV, el vaso ideal para servirla es Shaker y acompañar carnes a la parrilla y buenas salsas para disfrutar de este tipo de cervezas, tanto si no las has probado nunca como si es uno de tus estilos preferidos.

“Mi opinión en un Tweet:” Buena combinación de maltas y lúpulos en una Ale color cobre y con cuerpo. Nota: Notable.

Crónica: Alejo Girón, Botella de Oro CHB 2015

Este año, la última de las entrevistas a los primeros clasificados del Concurso Homebrewer “El Jardín del Lúpulo” sería, obviamente, al ganador absoluto. Pero como ya le entrevistamos el año pasado (que ganó la Botella de Plata), y ya le han entrevistado a raíz del premio en el Huffington Post, queríamos hacer algo diferente.

Así que hemos dejado en su mano el contar cómo ha sido la experiencia de la elaboración de la receta en Domus (recordamos que el premio es la “profesionalización” de la receta en dos lotes de 1.000 litros), para que veáis las diferencias desde su punto de vista. Y con ese relato os dejamos:

La diferencia entre elaborar cerveza en casa y hacerlo en una fábrica artesana puede que no sea tan grande. En ambos casos se trata de mezclar los granos de malta con agua para que los almidones se vayan convirtiendo en azúcares fermentables. Después de ha de hervir, añadir lúpulo, enfriar el mosto y sembrar levadura. Pero después de pasar el día en la fábrica toledana de Domus elaborando la cerveza, las diferencias de método de producción, equipo, volúmenes y recursos son muchas. Tenemos esta oportunidad gracias a ganar el 3er Concurso de EJDL. El premio es la elaboración de la receta en la fábrica de Domus contando con su ayuda y experiencia.

La primera diferencia notable es la exigencia física, ¡estos chicos de Domus están fuertes! Comenzando con la molienda hasta el vaciado del bagazo, el volumen de 1.000 litros por elaboración significa que hay que mover mucho peso a mano. Como ironizaba Fernando, en Domus se ahorran la cuotas del gimnasio. En comparación, el trabajo físico en la cocina de casa es bastante menor con los poco más de 5-6 kg de malta con los que suelo trabajar para 20 litros y sin tener que subir a pasarelas.

Nomada Papaya Crash

Nómada, cervecera "gipsy" por definición, tiene esta cerveza entre su gama clásica (las classic series). Goza de muy buena fama, tal como demostró ganando la Champions de fábricas cerveceras el año pasado con la cerveza que hoy reseñamos convocada en la alineación titular.

La Nómada Papaya Crash es una cerveza de color cobrizo, turbia, con espuma fina de color marfil que persiste medianamente. No hace una gran cabeza pero si la servimos bien nos dará más que suficiente.

Es una cerveza con la malta presente en forma de pan y galleta, y con su vertiente más lupulera en forma de varias frutas de verano: melocotón, albaricoque, níspero y uva. Se nota también el sabor a papaya, aunque de forma muy leve. El añadido de fruta, no sabemos si deshidratada, también le otorga un sutil punto ácido.

El 8.8% ABV está muy bien integrado, pero echamos de menos contundencia en los sabores afrutados y especialmente en los resinosos, florales y herbales. El lúpulo no tiene toda la presencia que esperábamos (o nos gustaría).

“Mi opinión en un Tweet:” Una muy buena cerveza, pero que se queda algo corta. Nota: Notable bajo.

Debate: Orden de la Despensa Cervecera

El debate de este lunes lo propone el Barón. Es el más borracho (o mayor bebedor, al menos) y el que más cervezas acumula en su casa también. Según sus cálculos tiene unas 150, repartidas entre neveras, cajas aisladas o mueble-bares y armarios.

Hasta hace poco tenía las cervezas colocadas en esos sitios por estilos (las belgas por aquí, las pale ale por allá, los imperial stout acá, las de envejecer al fondo…) pero se dio cuenta que, entre tal abundancia, siempre había algunas que se le pasaba la fecha o se le acercaba peligrosamente.

Así que el otro día, sacó todas las birras y las reordenó (salvo las de envejecer adrede) en estricto orden de fecha de consumo preferente, y ahora va bebiendo su armario de izquierda a derecha, dejando para el final las que más tarde tienen impreso.

Pero el tema no es la fecha (que ya lo hemos hecho y que daría para más), si no el orden. Queremos saber… ¿Cómo tenéis vosotros ordenada la despensa cervecera? ¿Estilos, orden de compra, de fechas? Contadnos y recomendadnos.

The Beer Times (125)

Dominical de noticas sobre cerveza. Pulsa aquí si no te carga para leer el periódico

Ya acaba la semana, y el domingo viene cargado como siempre de enlaces sobre cervezas.

En 15 días: Pucela Beer Festival

En dos semanas se celebrará en Valladolid un festival cervecero diferente a los de la zona, ya que en lugar de seguir el “Modelo Mediona” al que estamos más acostumbrado, tiene un funcionamiento más a lo BBF (pero en la escala de ciudad de provincias, claro).

Así, habrá 12 grifos que irán rotando y en los que se pincharán cosas tanto nacionales como de importación (con novedades de valores seguros que nos gustan como Sevebrau y muchas cosas amarguitas belgas de esas que están tan de moda últimamente).

Además, habrá comida y maridajes, catas y cursos. Y algún taller, del que destacaremos, obviamente, el que hará Rodrigo Valdezate el primer día (jueves) por la tarde, que consistirá en un taller de cata organoléptica.

Y todo esto, en el Pucela Beer Festival, de jueves a sábado (del 7 al 9 de mayo) en Valladolid en el Hotel Topacio (Calle Plomo, 8). Y, como nos pilla cerca de nuestras familias, allí estaremos emborrachándonos. ¡Que nos vengan a buscar si quieren vernos!

Schlappeseppel Special (o Specialitat)

Hoy viajamos virtualmente hasta Alemania, de donde nos traemos esta cerveza tipo Märzen para probar en el blog. Siguiendo sus recomendaciones, la servimos a 10ºC en un vaso o jarra de vidrio grueso (que potencia los sabores dulces).

La apariencia es bonita: color dorado ambarino y cabeza de espuma blanca no muy abundante. Tengamos en cuenta que es una Lager y de sólo 33 cl, nada como los trigos de medio litro alemanes.

El aroma es maltoso, cereal y panadería. Y en boca es suave y fresca; no muy intensa, pero en absoluto mala. Tiene buen equilibrio entre la maltosidad y el dulzor predominante, muy acompañado de notas de caramelo (ya que usa muchas maltas especiales caramelizadas), con el leve amargor dado por el lúpulo.

Y hay que destacar también la curiosa botella (y el precio), ambos muy adecuados para coleccionistas. ¿Y la cerveza en sí, con su 5,6% ABV? Pues veamos que decimos en la opinión del final…

“Mi opinión en un Tweet:” Märzen suave y sabrosa, ideal para llevar de cantimplora. Nota: Bien.

Libro: La Cerveza en España

La sección anual más puntual del blog debe ser esta, que cada 23 de abril reseña un libro cervecero, con motivo del día del libro (además de San Jordi y Villalar). Nuestra intención era reseñar libros más a menudo, pero con tanta cerveza no podemos leer tanto como nos gustaría, porque demasiado alcohol nubla la vista.

Pero vamos, al tema: el libro que hoy nos ocupa es de Xavier García Barber y se titula “La cerveza en España: orígenes e implantación de la industria cervecera”. Y básicamente trata de eso, de la industria en España desde una perspectiva histórica y económica, desde el siglo XVI hasta la actualidad.

Pero se centra sobre todo en lo acontecido en el siglo XIX y el siglo pasado, con un repaso profundo y exhaustivo (que puede ser muy interesante o hacerse un poco pesado, según quien lo lea y el interés por la historia empresarial), pero del que sin duda se aprende mucho.

Y con esto despedimos la sección hasta el año que viene como tarde (bueno, esperamos comentar algún otro libro antes, pero no prometemos nada), no sin antes agradecer a LID Editorial Empresarial habernos hecho llegar hace meses una copia del mismo para poderlo leer.

Noticias de la Prensa Generalista (5)

Retomamos una sección que tenemos muy abandonada desde que a Google News le diese por quitar a la prensa española. Así, ¿cómo nos vamos a enterar de lo que se comenta de la birra en la prensa seria? Pues buceando, claro. Pero no suele haber muchas noticias en una misma semana.

Y esta semana tenemos tres. Las dos primeras de corte económico. Ya que la Agencia Tributaria, con sus datos de impuestos especiales, nos asegura que el consumo de cerveza alcanzó en 2014 los 3.408 millones de litros, la mayor cantidad registrada en España. No especifica, sin embargo, que porcentaje corresponde al blog y a sus lectores.

Pero, claro, mucha cerveza implica muchos ingresos. Y esta otra noticia te dice cuales son las 10 compañías cerveceras que más dinero ingresan en España. Aún queda mucho para que alguna artesana entre en esta lista, nos tememos.

Y ya para acabar, una noticia más ligera, como todos los años, sobre el concurso de “tirar cañas”, que ha ganado en esta edición Javier Sánchez, de Jerez, y propietario de la Cervecería Gorila. Nosotros ganaríamos el de beberlas, seguro.

Dougall’s Tres Mares

Como muchos de vosotros ya sabréis, Dougall´s es una fábrica de cerveza de Cantabria, que empezó su andadura en 2006, creciendo a la vez que crecía su demanda. Esto ha sido posible gracias a que fabrican pocas referencias pero de gran calidad, lo que ha hecho que el público responda de una forma muy positiva.

La cerveza Tres Mares es entre una Amber Ale y una English Brown, con espuma abundante que disminuye ligeramente. Su aroma suave y dulzón, a caramelo, contrasta con su color tostado rojizo aunque cristalino.

El sabor de esta cerveza es una mezcla entre maltas tostadas y toques a cereales torrefactos, con un ligero regusto final floral, combinado con un amargor suave a medio. Todo ello es debido a las maltas con las que se elabora: Maris Otter, Roasted Barley y Chocolate; combinadas con los lúpulos Centennial y Palisade.

Desde Dougall´s recomiendan beber esta cerveza de 5,2% ABV servida en un vaso de pinta. Además, es muy buena para acompañar a carnes guisadas, pescados ahumados o postres, aunque si te gusta este estilo, la tomarás con cualquier comida o excusa porque te va a encantar.

“Mi opinión en un Tweet:” Cerveza oscura de sabor tostado para disfrutar con tiempo. Nota: Notable alto.

Debate: Opinión de un Lego sobre la Artesanía

Hoy en el debate vamos a exponer un caso cercano y real sobre el que hablábamos el otro día entre los del blog. Y se basa en un amigo nuestro de toda la vida. Bebedor habitual de cerveza, pero de cerveza “normal”. Consume a menudo latas, tercios y cañas. Y, de vez en cuando, no le importa beber algo diferente.

Así que nosotros, en nuestra labor evangelizadora (y de que no nos da tiempo a beber todo lo que tenemos), le pasamos muy a menudo cervezas “buenas” (las no-normales, vamos). Cervezas de importación… cervezas artesanas… ¡hasta alguna cerveza casera!

Bueno, pues la cosa es que, incluso a pesar de nuestra selección previa y recomendación (ya imaginaréis que, siendo amigo, no le damos nada que no nos beberíamos nosotros), nos ha dicho que no quiere más cervezas artesanas, por favor. Que cuando llega a casa y quiere beber cerveza tranquilamente, para disfrutar, prefiere una lata, que le da menos disgustos. Y es que han sido demasiados geisers y demasiadas decepciones, se ve.

Y si esto le pasa a alguien que las recibe con nuestro filtro y consejo previo… ¡qué no le pasará u opinará el cliente que, desconocedor de su idiosincrasia, las coge del lineal del supermercado! Lo que no sabemos es si es algo generalizado. ¿Vosotros creéis que sí o que no? ¿Qué opinión puede tener el potencial (porque le interesa sin duda la cerveza) cliente medio, poco experimentado, tras beber varias artesanas tal y como las pueden encontrar? ¿Conocéis algún caso similar (u opuesto)?

The Beer Times (124)

Dominical de noticas sobre cerveza. Pulsa aquí si no te carga para leer el periódico

Si quieres ver qué es lo que se cuece en las redes sociales, se recopila en este semanal lleno de enlaces sobre cervezas.

Mongozo Buckwheat White

Cada vez hay más demanda de cervezas especiales, como las de comercio justo o las ecológicas. Algún nicho de mercado, como las personas celíacas o intolerantes al gluten, también está empezando a interesarse por cervezas más allá de las clásicas pale lager industriales. Hoy hablaremos sobre una cerveza sin gluten elaborada con trigo sarraceno – en inglés buckwheat (Fagopyrum Esculentum)-.

Esta cerveza (ecológica y de comercio justo) de cuerpo muy ligero es de color pajizo turbio. Apenas retiene la espuma, y es bastante gasificada. Está aromatizada con cáscara de naranja y hierbas (entre ellas la semilla de cilantro). ¿Se notará? Ya os lo avanzamos: sí.

En nariz destacan por encima de absolutamente todo la naranja y el plátano. Parece que estemos oliendo una macedonia. En boca la cosa es más exagerada: sabor a piel de naranja a cascoporro, algo de plátano y un fondo herbal. El lúpulo ni está ni se le esperaba -ni tan siquiera en amargor-.

Desde el blog aplaudimos efusivamente este tipo de cervezas, que suponen un coste más elevado y por lo tanto más riesgo para el productor. Esta Belgian Wit de 4,8% ABV concretamente se deja beber muy bien, aunque su exceso de cítrico puede que eche para atrás a algunos.

“Mi opinión en un Tweet:” ¿Cerveza o refresco de naranja? Quizá ambas. Nota: Bien alto.

Lúpulo: Galena

Este lúpulo es de origen americano, desarrollado en Idaho a partir de una polinización abierta de Brewer´s Gold en 1968, aunque no fue liberado hasta 1978.

Tiene un alto contenido en alfa ácidos, entre un 10 y un 14%, los cuales se conservan bastante bien durante un largo periodo de almacenamiento. Por ello, se usa por el amargor que le aporta a la cerveza, que se compensa con aromas de frutas dulces de forma bien equilibrada.

Suele encontrarse en cervezas de estilo Ale, tanto americanas como inglesas: Porter, Stout y, por supuesto, Bitter. Tiene una buena combinación y sustitución con los lúpulos Chinook y Nugget, por tener características similares.

Lo podemos encontrar, por ejemplo, en la cerveza XXXX Wrasslers, una Dry Stout con aroma a café y el amargor característico y limpio al que nos referimos.

Entrevista: Otger Campoy, Botella de Plata CHB 2015

Continuamos las entrevistas a los primeros clasificados de la tercera edición del Concurso Homebrewer EJDL, con la realizada al ganador de la Botella de Plata y Mejor Cerveza de Estilos Británicos, que no es otro que Otger Campoy, de Barcelona, con su cerveza IPA, SHIVA Fruit.

El Jardín del Lúpulo - Empieza contándonos un poco sobre tu origen cervecero. ¿Cómo empezaste a beber cerveza, y cuándo y por qué te decidiste a empezar a elaborarla en casa?

Otger Campoy - Pues mi origen cervecero se remonta a la "Era Pre-Craft", cuando encontrar una Grimbergen o una Franziskaner en un bar era todo un acontecimiento. Me tiré muchos años frecuentando los típicos pubs "irlandeses" con el deseo de conocer la cerveza de verdad. Cuando me di cuenta de que me habían estado engañando durante años con refrescos de arroz y cebada, decidí investigar y empezar una cura de "desintoxicación". Ya llevo mucho tiempo "rehabilitado" y no he tenido "recaídas", a día de hoy solo bebería una Estrella, maniatado, con embudo y a la fuerza...jejeje. Me prima la calidad a la cantidad.
Pienso que hubo un punto de inflexión, en mi evolución cervecera, en el que cambié la frase "ponme una cerveza" por la de "¿qué cervezas tienes?", aunque sea en el bar Manolo, ¡por probar que no sea!... Es el inicio de la curiosidad. La apertura de la cervecería "4pedres" en mi ciudad natal ayudó a alimentar esa curiosidad también. Esa misma curiosidad fue la que me empujó a interesarme por el proceso de elaboración.
Vivo y trabajo con mi familia, en una finca agroecológica. Estuvimos un tiempo barajando la posibilidad de plantar vides y hacer vino, ya que en la finca había unas cuantas barricas de vino antiguas y espacio para la plantación de distintas uvas. Pero el destino me trajo un curso de homebrewing a 15 minutos de casa, lo pasamos genial, aprendimos algo nuevo y conocimos gente maja y eso hizo que nos replanteáramos las cosas de otra manera, enfocados a la cerveza e ilusionados por ello. Lluis, mi maestro-sensei jugó un papel importante, despertando nuestro interés con humor y buen rollo. Veía más factible poder hacer una buena cerveza que llegar a tener algún día un buen vino, me parece más complicado y más que nada, en casa preferimos la cerveza al vino.

¿Qué supone este concurso y este premio para ti?

Beer Geek Breakfast

Hoy vamos a comentar una de las cervezas más conocidas de la marca danesa errante Mikkeller, su (Imperial) Oatmeal Stout con café, a la que consideran todo un desayuno (como para no) friki, y que luego les sirve de base para mil y una variaciones.

Pero aquí hoy vamos a hablar de la versión básica (en la despensa tenemos alguna de sus “hermanas”, así que ya las comentaremos más adelante). Obviamente, es una cerveza bien oscura, negra (por el uso de cebada torrefacta) y se acompaña de una corona de espuma marrón, escasa y liviana.

El aroma es, como cabe esperar de algo que se acerca a “Imperial”, intenso a alcohol, café y licor de chocolate. En boca es fuerte y amarga, con notas ahumadas persistentes y de nuevo, mucho café.

Vamos, que te pone en marcha quieras o no. Y es que, con sus intermedios 7,5% ABV, esta cerveza es ideal para el desayuno o la sobremesa. Mejor la sobremesa, y en copa de coñac, por supuesto, pero oye, quien sabe, hay mucho geek suelto por ahí.

“Mi opinión en un Tweet:” El desayuno de los campeones, pero con moderación. Nota: Notable alto.

Debate: Apps y Webs de Valoración

En los últimos meses hemos visto varias discusiones en redes sociales sobre cómo se valoran y por qué las cervezas en aplicaciones (como Untappd) o páginas web (como Ratebeer). Muchos somos los que las usamos, y, como somos muchos, pues hay de todo.

Nosotros, personalmente, no las seguimos a pies juntillas (mientras que tenemos amigos que confían en Filmaffinity como si fuese un dios). Pero reconocemos que a veces son útiles para hacerte una idea aproximada de qué esperar sobre una cerveza que no conoces.

Pero claro, son un arma de doble filo, sobre todo para los implicados en el negocio. Y así se ve de vez en cuando, ya que a menudo se quejan por el trato que reciben sus cervezas.

Y, puestos ya en situación, planteemos la pregunta de este debate: ¿Son las apps y webs sobre ratings de cervezas favorables o perjudiciales para el profesional cervecero? ¿Se utilizan correctamente por su parte? ¿Qué opináis?

The Beer Times (123)

Dominical de noticas sobre cerveza. Pulsa aquí si no te carga para leer el periódico

La primavera está viniendo llena de birras, y el periódico lleno de enlaces sobre cervezas.

Sábado Cervecero Animado (10)

Este sábado os animamos a preparar la comida con la gracia e irreverencia que caracteriza a los jardineros aquí presentes. Decimos eso, porque conocimientos culinarios tenemos los mínimos. Apenas sabemos cocinar. Y todos saben que limpiar se nos da aún peor. Pero hoy os vamos a enseñar a preparar la comida al estilo EJDL.

Lección 1. “Cómo freír una cerveza”. Lo primero es probar los ingredientes, claro. Luego, se echa la cerveza en la sartén, al fuego. Después se le da la vuelta (con hilarantes resultados, desde luego). Y por último, se llama para pedir comida a domicilio, y te abres otra cerveza. Véanlo:

Adnams Jack Brand Innovation IPA

Fabricada por inglesa Adnams, ya conocida y apreciada por los jardineros, hoy hemos probado una de las cervezas que fabrican de forma continua: la Innovation IPA. Esta cerveza ha ganado algunos premios como el World Beer Awards en 2008 entre otros, por lo que, de entrada, promete.

La espuma que se genera al servirla es buena y, aunque se reduce sensiblemente, se queda una fina capa que le da un aspecto apetecible. El color de la cerveza es amarillo con tono dorado-ámbar, muy adecuado de este tipo de cervezas.

Los lúpulos con los que se elabora son Columbus, Boadicea y Stryian Goldings, procedentes de Eslovenia, Inglaterra y América, los cuales le proporcionan aromas a frutas tropicales y sabor amargo, sobre todo al final del trago. Las maltas usadas son de trigo y Pale Ale, que le dan un punto picante al sabor, que hace un buen contrapunto con el amargo.

En conclusión, sírvete esta birra en tu mejor vaso de pinta y disfruta de sus 6,7% ABV mientras lees con atención su cuidada etiqueta y te vas quedando con los detalles de una buena cerveza.

“Mi opinión en un Tweet:” Cerveza agradable para beber a cualquier hora, como aperitivo o con la comida. Nota: Notable.

#LaRonda 32 (2.06): Pale Lager

La Ronda de este mes, convocada por TortuBeer, nos pide a los blogueros cerveceros que reflexionemos sobre el estilo Pale Lager y su imagen entre los cerveceros modernos (y artesanófilos).

La verdad es que es un tema interesante, ya que tiene razón, y mucha de la nueva corriente está basada en la “lucha contra lo establecido”; y la cerveza que representaba el status quo en nuestro país (y en tantos otros) era esa: la lager rubia simplona. Por lo tanto, si quieres ser un antisistema, un alternativo, un hipster… NO puedes beber “la cerveza que bebían tus padres”. Como Image Comics en los 90: La nueva ola hace cervezas extremas llenas de cosas.

Y se olvida mientras de la belleza de lo simple (y lo no tan simple). Pero preguntémonos por qué... ¿por qué la Pale Lager es un estilo maldito? Pues uno de los motivos es el antes mencionado, que fuese “la cerveza única”. Pero también es porque es un estilo poco definido: sabemos que es rubia, y de baja fermentación (ni siquiera lager significará en las latas muchas veces “con guarda”, sólo se refiere al tipo de levadura, me temo).

Y otro motivo que había es… que se requiere una mayor inversión para hacerlo (control de temperatura en frío) y que por tanto, pocos artesanos cuando empiezan pueden elaborarlas. Y si es un “ellos contra nosotros”, lo que uno no pueda hacer, es el enemigo.

Entrevista: Elías Sixto, Botella de Bronce CHB 2015

Seguimos con las entrevistas a los que galardonamos como mejores cerveceros caseros de España (los que han ganado las categorías de esta edición de nuestro concurso). Hoy tenemos a Elías Sixto Ramos, de A Coruña, ganador del 3er premio, Botella de Bronce y Mejor Cerveza de Estilos Germanos, con su cerveza Riola.

El Jardín del Lúpulo - Empieza contándonos un poco sobre tu origen cervecero. ¿Cómo empezaste a beber cerveza, y cuándo y por qué te decidiste a empezar a elaborarla en casa?

Elías Sixto - Todo surgió hace así como siete u ocho años cuando empecé a probar cerveza artesanal, gracias a un amigo que me la ofrecía cada vez que elaboraba unos litros. Este amigo, Miguel Soto García, fue adquiriendo una gran experiencia tanto práctica como teórica. Entonces el día 31 de diciembre de hace tres años le pedí que me enseñara para poder ayudarle en sus elaboraciones. Desde entonces compartimos un pequeño equipo en el que elaboramos nuestras cervezas.

¿Qué supone este concurso y este premio para ti?

Para mí el concurso es una gran ayuda en distintos aspectos; entre otros: a la hora de mejorar nuestros productos gracias a los feedbacks, es una gran manera para dar a conocer este gran producto que es la cerveza artesanal, y a las personas que contribuyen en la elaboración.
Por supuesto recibir un premio como este aporta mucho ánimo, alegría y orgullo, además de proponerte nuevas metas.

Háblanos de la cerveza premiada en sí… ¿Por qué la hiciste así? Esboza un poco sus características para nuestros lectores que no la conocen, por favor. No hace falta darles la receta completa, pero seguro que les interesa qué lleva y por qué.

Samuel Smith Organic Pale Ale

Esta cerveza es una Pale Ale inglesa de corte clásico. Antiguamente se llamaba "Old Brewery Pale Ale", pero en 2011 le cambiaron el nombre al que usa actualmente.

Samuel Smith todavía fermenta en piscinas abiertas de piedra, una apuesta arriesgada por la tradición. No encontramos en su web alegaciones sobre lo de "Organic", aunque se nos informa que es una cerveza apta para veganos, al no llevar gelatinas de origen animal.

Es una cerveza de color dorado cobrizo, transparente. La espuma es de color marfil, y es poco persistente. Nos sorprende la apariencia de acetaldehído (olor a manzana verde), y no nos sorprende tanto notar caramelo, toffee y algunas frutas maduras como el albaricoque o la uva. Los lúpulos ingleses le otorgan un leve toque herbal y terroso.

El cuerpo es ligero, pero la cerveza es sabrosa y nos recomiendan tomarla a 11ºC. Destaca el final salino, con un punto bicarbonatado, culpa de las aguas duras usadas. Es notablemente amarga y entra con una facilidad pasmosa. Por suerte, solamente tiene un 5% ABV así que podemos tomarla a litros.

“Mi opinión en un Tweet:” Calidad inglesa sin reservas, ya ni nos sorprende. Nota: Sobresaliente.

Debate: Bares y Tiendas ¿Especializadas?

Como dijimos, en la mesa redonda que se hizo en el BBF se trataron muchos temas interesantes, y algunos de ellos queremos trasladarlos al blog, para conocer las opiniones que vosotros, nuestros lectores, podríais tener al respecto.

Por ejemplo, hablando de cómo hacer llegar la buena cerveza a un mercado más amplio, se habló de que la puerta principal era a través de la hostelería (y más concretamente la restauración, la de restaurantes, vamos). Había hosteleros y fabricantes en la mesa redonda… pero nadie que representase a ninguna tienda.

Y el papel que, en la mesa, se sugirió para las tiendas es el de la especialización (orientarse al sector más friki, digamos), ya que por sus características permiten tener stock de más variedades, en menor número, y de productos más caros y exclusivos que, por ejemplo, en la carta de bebidas de un restaurante.

Mientras que la selección en la hostelería debería orientarse a un sector menos especializado y ofrecer variedades más “para todos los públicos”. Desde luego es una reflexión interesante. Pero… ¿Tú qué opinas? ¿Son, en general, públicos diferentes y con necesidades diferentes?

The Beer Times (122)


Sin que sirva de precedente, este domingo, en lugar de recomendaros ver nuestro dominical con enlaces sobre cervezas, os invitamos a leer este artículo del Huffington Post, que habla de cerveza casera, de homebrewers y de nuestro concurso y su ganador.

Lúpulo: Amarillo

Amarillo es el color de nuestra bebida favorita y es el nombre de uno de los lúpulos que se usan últimamente para fabricarla. Concretamente su nombre completo es Amarillo Brand VGXP01 y es una variedad de lúpulo americano relativamente nueva e introducido por la granja Virgil Gamache Farms, Inc. como resultado de una mutación de otra variedad.

La cantidad de alfa-ácidos está entre un 8 y un 11%, pero además es un lúpulo muy interesante para añadirlo al final del proceso de elaboración por su aporte de aromas cítricos con una ligera tendencia a la naranja y a lo floral.

Es una variedad de lúpulo muy usado en cervezas American Ale e IPAs y también se añade en otras como Belgian-style IPA y Doble IPA; vamos, que queda claro cuál es su especialidad.

Como seguro que te has quedado con su nombre, puedes intentar reconocerlo cuando bebas Domus Aurea, o Crew Republic Munich Summer o (si la encuentras) la Garrote Beer, ganadora del  premio a Mejor Cerveza Estilos Británicos del afamado concurso Homebrewer EJDL de 2014.

Grafenwalder Hefe Weissbier

La marca Grafenwalder es una marca vendida por la cadena de supermercados Lidl y tiene cuatro productos: Grafenwalder Pilsner, Grafenwalder Special, Grafenwalder Hefe-Weissbier y Grafenwalder Strong. Esta cerveza está fabricada en la ciudad de Unna, en Alemania, por la marca Lindenbrauerei, propiedad de Grupo Oetker, que lo mismo te hace una pizza que una cerveza (y así tienes de todo para maridar).

Al servir la cerveza surge una espuma de color muy blanco y bastante apetecible pero que se reduce rápidamente hasta quedarse en una fina capa. El color de la cerveza es bastante claro y presenta cierta turbidez, debido a la levadura y la malta de trigo que contiene, mezclada con la malta de cebada.

Tiene olor afrutado, que al probarla se distingue bastante a plátano, con un sabor suave a frutas y casi nulo o ninguno a lúpulo. En cuanto a la percepción en boca, no tiene mucho cuerpo y muy poca carbonatación: es como beber una cerveza de trigo diluida.

Esta cerveza tiene un 5% de ABV y viene en lata de medio litro, lo cual siempre es un aliciente para nuestra sed. La forma ideal de servirse es en vaso Weizen, como ya deberíais saber por el estilo de la propia cerveza, muy alto, con una base fina y boca ancha para disfrutar de la espuma de este tipo de cervezas, aunque no sea este el caso.

“Mi opinión en un Tweet:” No tiene “ni chicha ni limoná”, sólo si quieres experimentar el sabor a plátano. Nota: Suficiente justito.

Entrevista: Juan José Tur, Mejor Cerveza Categoría Libre CHB 2015

Este año repetimos las entrevistas a los mejores cerveceros caseros de España (los que han ganado las cuatro categorías de esta edición del concurso que convocamos a nivel nacional). Hoy tenemos a Juan José Tur Lahiguera, de Valencia, ganador del Premio a Mejor Cerveza de la Categoría Libre, con su cerveza Anna Chapman.

El Jardín del Lúpulo - Empieza contándonos un poco sobre tu origen cervecero. ¿Cómo empezaste a beber cerveza, y cuándo y por qué te decidiste a empezar a elaborarla en casa?

Juan José Tur Lahiguera - La cerveza siempre ha sido mi opción a la hora de beber, ya que el vino me sienta mal y las bebidas más alcohólicas me tiran de espaldas. Mi acercamiento al mundo de la cerveza artesana se dio en el primer Barcelona Beer Festival en el año 2012, unos días antes del BBF estaba mirando un programa de TV llamado “Madrileños por el mundo” que tenía como país destino Corea. En el programa salía un señor calvo (Boris de Mesones) que había instalado un brewpub en una isla de Corea y le funcionaba muy bien. En ese momento yo pasaba por una mala época en el trabajo y buscaba alternativas en ese país asiático porque mi mujer es de allí. Tras acabar de ver el programa de tv, me puse a buscar información sobre la cerveza artesana, con la casualidad de que ese fin de semana se celebraba el primer BBF. Cogí el tren y fui directo ante una Jaipur de Thornbidge que me dejó boquiabierto (además de algo afectado por no haber desayunado). Volví a casa soñando en poder hacer mis propias cervezas. Tras unas semanas haciendo acopio de materiales para construir el equipo y muchas lecturas, hice mi primera Brown Ale. Esa cerveza me impactó más que la Jaipur por el hecho de haberla elaborado yo. A partir de ese momento comenzó una época desenfrenada de elaboraciones, todas ellas de cervezas negras (stout, bock, brown, dunkel...).

¿Qué supone este concurso y este premio para ti?

El concurso del Jardín del Lúpulo fue el primer concurso del cual tuve conocimiento en torno al mundillo homebrewer. Mi amigo Mario Comín, nos había picado en alguna ocasión para que nos presentáramos la gente de los cerveceros caseros valencianos. Tras probar la gran calidad de las cervezas ganadoras de Mario, el concurso se ofrecía un tanto complejo, pero yo tenía una cerveza que prometía.

Háblanos de la cerveza premiada en sí… ¿Por qué la hiciste así? Esboza un poco sus características para nuestros lectores que no la conocen, por favor. No hace falta darles la receta completa, pero seguro que les interesa qué lleva y por qué.