The Beer Times (130)

Dominical de noticas sobre cerveza. Pulsa aquí si no te carga para leer el periódico

De feria en feria y tiro porque me toca, pero leyendo estos enlaces sobre cervezas.

Ferias Cerveceras en Junio 2015

Ya llega la temporada estival de ferias, un poco más tarde que otros años, quizá. O bueno, nosotros lo comentamos más tarde, porque aún no ha acabado mayo, y ya nos queremos adelantar a Junio. Pues tranquilos, que en estos dos días hay tela.

Se juntan dos ferias en la provincia de Valladolid: hoy mismo es Artecaña (su cuarta edición) en Arroyo de la Encomienda; y tanto hoy como mañana domingo, se celebra la Feria de la Cerveza Artesanal de Medina del Campo (su segunda edición). Y no tenemos que irnos mucho más lejos para el siguiente evento cervecero.

Y es que, de nuevo en Castilla y León, el sábado 6 hay una feria cervecera en Lerma, Burgos (su tercera edición, habiéndose mudado aquí tras la primera). Y la semana siguiente empieza la Madrid Beer Week (que pese a su nombre, dura dos semanas, del 8 al 21de junio) y que tiene mogollón de actividades.

Tantas, que en unos días os reseñaremos más a fondo el evento y os recomendaremos las que consideramos más adecuadas. ¡Y todo esto es sólo a lo que vamos a acercarnos si podemos! En el Calendario de Eventos Cerveceros podéis ver más (y si falta alguno, enviadnos la información al email)

AC-DC

Dentro de poco serán en España un par de conciertos de AC-DC, tanto en Madrid como en Barcelona. Alguno del blog tenemos entradas y nos vamos a acercar. Y claro, menear la cabeza y gritar “¡Thunder!” da sed.

Así que esperamos que haya birra buena (improbable) y barata (más improbable aún). Pero, si va a haber cerveza mala y cara, esperemos que al menos vaya y pongan la suya. Y es que AC-DC dio su nombre a una cerveza.

Pero no una cerveza cualquiera (o bueno, sí), una cerveza pils alemana que cumple con la ley de la pureza de 1516, en lata de pinta inglesa (más de medio litraco). Y es tal y como te la esperas si en lugar de AC-DC pusiese Lidl: rubia, carbonatada, maltosa, floja, pastosa y, en definitiva, vulgar.

Para beber a morro o en jarra (o donde te dé la gana, los fans del hard-rock hacemos lo que queremos) y en abundancia, ya que sólo tiene 5% ABV, y no creemos que la estés bebiendo con otra intención que embolingarte.

“Mi opinión en un Tweet:” Más dura (de beber) que una piedra. Me vuelvo al negro. Nota: Insuficiente.

Lúpulo: Willamette

El lúpulo Willamette fue creado en 1976 por el programa de reproducción de la USDA. Es un vástago de la variedad Fuggle, una variedad clásica inglesa. Se caracteriza por un contenido bajo en amargor y un aroma suave, pero que es la función por la que se suele añadir en la cerveza.

Aún con ese nombre tan particular (y divertido de decir), es el lúpulo aromático más cultivado en Estados Unidos. Esto se debe a que imparte a la cerveza un aroma sutil, ligeramente especiado y agradable, con un leve toque frutal. El contenido en alfa-ácidos es bajo, entre 4 y 6%, de los cuales permanece un 60-65% después de 6 meses de almacenaje, por lo que tiene una buena conservación.

Los estilos de cerveza en los que se usa son sobre todo Pale Ale americanas y todo tipo de Ales inglesas, además de alguna Lager. En caso de que se quiera cambiar, podría ser sustituido por ejemplo por Styrian Golding.

Una cerveza en la que podéis encontrar este lúpulo es la Proper Job, de St Austell Brewery (de entre las que hemos comentado en el blog), o en la última Dougall’s Invierno, pero que comentó Quique hace tiempo.

Vídeo: Géiseres, Gushing y demás

Nos metemos hasta la cocina para daros un Birraconsejo con un vídeo caracterizado por el tono reconocible marca de la casa. “El Jardín del Lúpulo” es una forma de ser. Bastante tonta y muy bebedora, pero una forma de ser, al fin y al cabo. Y si hace unas semanas os compartíamos que cada vez que una cerveza hace géiser, Dios mata un gatito, hoy toca llevar esa afirmación al límite.

Sé que normalmente no te rezamos mucho, pero, si estás ahí, ¡Sálvame, Superman!, digo, Dios Vengativo, no te cargues tantos gatitos, por favor. Ellos no se merecen morir por cada cerveza mal carbonatada. ¡Mátales cada vez que alguien reproduzca o comparta este vídeo, que eso sí debería castigarse!

Crew Republic 7:45 Escalation

Una nueva referencia de la alemana Crew Republic que comentamos; y es que esta fábrica no para, tiene birra para todos los gustos. Esta cerveza es una doble IPA muy recomendable para los que quieren apreciar el sabor más salvaje de la cerveza.

Al servirla, deja un buen grosor de espuma, que aguanta durante un buen rato para que dé tiempo a beberla sin prisa. Lo siguiente que se aprecia es su color amarillo anaranjado y que no tiene turbidez sino que es bastante transparente.

Su olor es afrutado y con un suave toque a caramelo. En cambio, el sabor es fuerte y amargo (hasta 83 IBU) pero muy bien balanceado, seco, ligeramente cítrico y algo especiado. Todo esto se debe a que está elaborada con lúpulos Columbus, Simcoe, Amarillo y Chinook; y con maltas Pilsner, Malz y Caramelo, la cual es la causante de su ligero olor a miel.

Sí que hay que tener cuidado con sus 8,3% de ABV una vez servidos en una copa Tulipa o en un vaso Shaker, que pueden ser demasiado si no es la primera que te bebes ese día, pero puede ser perfecta para acompañar carnes a la brasa.

“Mi opinión en un Tweet:” Un sabor fuerte y amargo del que no te cansas fácilmente. Nota: Notable bajo.

Debate: Mejor Yonki-lata

El otro día, hablando con un amigo no-tan-cervecero, surgió el tema de las “yonki-latas”. Para el que no sepa a qué nos referimos con este término, aclaramos: Dícese de la lata de cerveza que, en tu parque de barrio más cercano, sujeta en la mano esos tipos con pintas de politoxicómanos que hacen corrillo en un banco.

Seguro que todos lo hemos visto alguna vez. Suele ser de medio litro, baratas, y con más de 7% de alcohol. Si tiene las tres cosas a la vez, mejor. Y no es necesario haberse dado a la droga para comprarlas. Puedes, como en el caso de nuestro colega, querer beber mucho y emborracharte en un botellón (o barbacoa).

¿Y no va y nos pregunta que cual es la mejor cerveza de estas características? ¿Pero qué se cree? ¡Tenemos una reputación que mantener! No bebemos esas cosas (y si lo hacemos, nos lo callamos o se las damos a los becarios).

Así que nos toca preguntar a nuestros lectores -que tenéis cara de politoxicómanos, sobre todo un lunes por la mañana (adictos al café seguro): ¿Cuál creéis que es la mejor cerveza (barata y en lata, de ser posible) de más de 7% ABV? ¿Cuál es vuestra yonki-lata favorita para emborracharos?

The Beer Times (129)

Dominical de noticas sobre cerveza. Pulsa aquí si no te carga para leer el periódico

¿Últimas noticias sobre birras? En el dominical de los enlaces sobre cervezas.

Sábado Cervecero Animado (11)

Volvemos con nuestra sección más animada, con gifs animados de dibujos animados (sí, ya sabemos que nos repetimos tanto como los propios GIFs). Y recuperamos la serie favorita de todo el mundo: Los Simpsons. En ella, para los frikis cerveceros Homer y los demás comparten protagonismo con la cerveza Duff.

Y aquí tenemos unos cuantos ejemplos de lo bien que se las apañan (o no) con las latas de Duff. ¡Bebed Duff, malditos! (Duff-Man dice “Ouh, yeah!” y nosotros decimos “¡Dame más!”)




Dougall’s Leyenda

Una leyenda es una narración de hechos naturales, sobrenaturales o mezclados, que se transmite de generación en generación de forma oral o escrita. Generalmente, el relato se sitúa de forma imprecisa entre el mito y el suceso verídico, lo que le confiere cierta singularidad. Pero, además, para nosotros Leyenda significa cerveza, significa Cantabria y significa Dougall’s, fábrica que ya conocemos y que, hasta ahora, nos gusta.

Esta cerveza es una referencia con una buena capa de espuma ligera y burbujas grandes. Casi antes que su color bronce anaranjado y transparente, seguramente debido a la malta Crystal, se aprecia un olor bastante pronunciado a malta, flores y fruta, que llega a tu nariz nada más servirla.

En boca tiene un sabor grato y especiado, sabroso pero refrescante. Esta gran cerveza la han conseguido mediante una combinación entre las maltas Maris Otter y Crystal, los lúpulos Warrior, Cascade y Celeia y la levadura Ale y, suponemos, que mediante algunas pruebas previas y muchos años de receta, ya que conseguir una cerveza de esta calidad no es fácil.

Desde Dougall’s recomiendan beber esta cerveza tipo Ale Extra Especial Bitter con 5,8% de ABV servida en un vaso Shaker o Pinta. Sus 35 IBUs son perfectos para acompañar carnes blancas y verduras.

“Mi opinión en un Tweet:” Cerveza con sabor fuerte que merece la pena tanto por su precio como por disfrutar de una gran cerveza. Nota: Notable.

Libro: Tasting Beer

Siendo sinceros, leer en inglés siempre da un poco de pereza. Y este libro es en inglés, vaya esto por delante y sirva de excepción. Paralelamente, creemos que la oferta de libros más o menos técnicos sobre cerveza en castellano es muy limitada. Así pues, si entendéis el idioma, recomendamos hacer el esfuerzo, por lo menos en este caso.

El libro, escrito por Randy Mosher, es muy didáctico y dinámico. Sin profundizar en exceso, toca temas importantes de una manera muy amena. Desde la historia de la cerveza hasta la formulación de recetas. Aun así, es un libro enfocado a descubrir el mundo de las catas. El proceso, las variables, también los sabores indeseados, la presentación... todo se encuentra en el libro.

Destacable también es su introducción a los maridajes y la descripción de un montón de estilos, apartado al que dedica bastantes páginas. El libro se puede encontrar aquí (por menos de 15€, un precio que teniendo en cuenta el contenido es casi irrisorio.

Por su facilidad de lectura (quitando el tema idiomático), por su calidad, dinamismo y la pasión de su autor, desde EJDL no podemos hacer más que recomendar su lectura. Como consejo final el que da el propio Randy al principio del libro: "Ni se os ocurra leerlo sin una cerveza delante".

Hoy, The Beer Experience

Generalmente suelen caer en fin de semana y se notan menos, pero hoy es uno de esos días en los que no paramos quietos y no tenemos apenas tiempo delante del ordenador para el blog. Así que la entrada va a ser corta (y, básicamente, para disculparnos).

Y es que nos hay invitado a un evento con Melissa Cole, con la que ya coincidimos en las anteriores Ferias Internacionales “El arte de la cerveza artesana”, y que esta vez viene a Madrid.

Así que no nos entretenemos aquí más. Esta tarde tuitearemos algo desde el evento, por si sentís curiosidad, en los ratos libres en los que no estemos ligando. ¡Jo! Nos encanta que se hagan cosas chulas y molonas… ¡pero sobre todo nos encanta que nos inviten a ir!

Broeder Jacob Bruin

Hacía mucho que no comentábamos cervezas belgas (las modas nos invaden hasta nuestras despensas, y nos toca alimentar a los becarios con IPAs y cosas llenas de lúpulos americanos) pero hoy lo vamos a compensar, con esta cerveza tostada (brune o bruin) elaborada en la Brasserie Du Bocq.

La cerveza es de estilo abadía oscura, de color marrón casi negro y con abundante espuma beis pegajosa. El aroma es maltoso y especiado, a canela y galletas, con notas frutales.

En boca es dulce y sabrosa. Compleja y apetitosa. Las maltas predominan y dan sabores a caramelo, fruta escarchada, bollería y un sinfín de cosas deliciosas y golosas. Muy adecuada para amantes del dulce, y pura kryptonita para los hophead.

Vamos, que si eres amante del dulzor belga, esta Dubbel de 7,5% ABV te va a gustar mucho y le vas a sacar muchos matices. Sobre todo si la sirves en cáliz a una temperatura entre 10 y 15ºC, como recomiendan.

“Mi opinión en un Tweet:” Abadía tostada y golosa para fans de la cerveza belga dulce. Nota: Bien alto.

Pregúntale al Lúpulo (9): Ratebeer

Nos escribe un lector, Jose Luis, diciendo: “Os escribo para proponerles un post sobre cómo interpretar las valoraciones de Ratebeer y consejos sobre cómo aportar las nuestras, siendo unos meros aficionados. Ellos mismos aclaran que sus valoraciones son complejas y a mí me cuesta mucho interpretarlas.”

A ver, Jose Luis, esta web sirve, en primer lugar, para ver un poco cómo se valora la cerveza en cuestión en los círculos cerveceros frikis (ya que está principalmente habitada por beer geeks). Para eso te puedes fijar en las notas que recibe en la categoría general. Sí quieres ver si se ajusta a lo esperado, según estos mismos frikis, una guía es la nota que tiene sobre estilo. Pero si realmente quieres saber qué le parece a la gente…

Lo mejor que puedes hacer es leer las opiniones escritas. En ellas, busca los descriptores que caracterizan a la cerveza y se repiten en varios checkins. Eso te dará una idea más real de la cerveza que los dos números de arriba (que tanto se repiten en la publicidad).

Y si eres más de cifras que de letras, mira las notas (sobre 5) de cada persona que la ha bebido últimamente. Verás cómo, si tus gustos se parecen a los del que comenta, su nota te será mucho más útil. Al menos, esto es lo que nosotros hacemos, así que esperamos que te sirva. Con respecto a aportar las tuyas... hazlo sin más como a ti te gustaría leerlas. ¡Es la única manera "correcta"! ¡Un saludo! (Y ya sabéis que podéis enviarnos más consultas para esta sección.)

The Beer Times (128)

Dominical de noticas sobre cerveza. Pulsa aquí si no te carga para leer el periódico

Aunque estemos a tope, ningún domingo os faltará el suplemento de los enlaces sobre cervezas.

La Quince Llipa!

La Quince Brewery es una marca de cerveza artesanal constituida por Jacobo y Juan Lliso que distribuyen sus seis referencias a buena parte de España, pero si encuentras alguna no pierdas la oportunidad de probarla porque no lo hacen de forma continua.

La cerveza Llipa! es una American India Pale Ale que al servirla no genera mucha espuma, aunque esta es cremosa, pese a que desaparece quedando únicamente una pequeña capa. El color de la cerveza es tostado caramelo con pequeñas partículas en suspensión en un líquido de apariencia consistente que parece casi un sirope.

Al acercarla a la nariz desprende olor a caramelo que luego no se aprecia de forma tan intensa en el sabor, sino que destaca más el sabor amargo potente y algo maltoso, concretamente proveniente de las maltas Maris Otter, CaraRed y Aromatic, combinadas con los lúpulos Columbus, Simcoe y Citra.

Servida en vaso Shaker, su 6,4% de ABV no te van a decepcionar si te gustan las cervezas con el fondo amargo de 100 IBU. Se puede beber para acompañar carnes guisadas o incluso postres de chocolate negro.

“Mi opinión en un Tweet:” Cerveza con apariencia de sirope pero amargor pronunciado. Nota: Notable bajo.

Abridor Sentol

Teóricamente inventado el 1981 en Japón, este abridor sorprende por su usabilidad y sus perfectas prestaciones. De acuerdo, a un abridor solamente le pedimos realmente una cosa: abrir. Pero quitar chapas es un arte.

Este abridor funciona de manera muy simple: lo colocamos encima de la botella y presionamos hacia abajo. Con una sorprendentemente leve presión, la chapa queda enganchada a un imán, intacta, sin dobleces. Esto es perfecto para coleccionistas, otro punto a favor.

Por aquí se han empezado a ver, aunque poco, y normalmente son regalos publicitarios. De todas maneras, podéis encontrarlos de imitación (aunque funcionan muy bien) en algunas webs chinas, a un precio moderado.

Si os habéis quedado con ganas de ver su funcionamiento, o no lo imagináis claro, tenéis este enlace en el que se ve bien como funciona. Avisamos: inmediatamente desearéis tener uno en vuestras manos.

#LaRonda 33 (2.07): La realidad cervecera de tu ciudad

La Ronda de este mes, convocada por Pau Lupuloadicto, pide que contemos la realidad cervecera de tu ciudad y las razones que creemos hay detrás de ello (para bien y para mal), y que si existe una correspondencia entre la oferta de locales con buena cerveza (tiendas, bares, restaurantes...) y un público que la demande.

Podríamos ir a lo “fácil” y hablar de Madrid, donde viven algunos de los del blog. Pero en Madrid hay otros muchos blogueros en activo, y seguro que dan su visión (igual que pasará en Barcelona). Así que vamos a centrarnos en nuestra ciudad en común: Valladolid.

Y es que, cerveceramente, Valladolid es una ciudad única. Con algo más de 300 mil habitantes en el municipio y medio millón en toda la provincia, cuenta sin embargo con una “densidad cervecera” altísima. Sólo en el centro de la ciudad hay unos treinta bares con una agradable variedad de cerveza buena. Buena, pero sobre todo de importación.

La cerveza artesana, pese a contar con una docena larga de empresas cerveceras artesanas productoras con marca propia, va calando más lentamente en los bares y restaurantes (con contadas excepciones). Y los bloggers también abundamos como setas: casi 10 blogs especializados en cerveza llevados por vallisoletanos.

Fuller's ESB

Los ingleses definen sus cervezas Pale Ale a menudo como bitters. Dentro de las mismas, tenemos las Ordinary Bitter (las bitter de batalla, vaya), las Best Bitter (normalmente la mejor pale ale que puede hacer un elaborador) y las Extra Special Bitter, o ESB, que son las más alcohólicas y corpulentas.

Dentro de este último estilo, existe una cerveza sin rival. La han intentado imitar, copiar, clonar y nunca han logrado nada que la iguale. Es la ESB de Fuller's.

Su color es cobrizo, con reflejos naranja. La espuma, cremosa, es de color marfil. Están muy presentes las notas a caramelo, toffee y especias. Todo integrado de forma sutil y con un paso en boca aterciopelado y con amargor moderado que podríamos calificar técnicamente como "de putísima madre".

Sin ser una cerveza de sesión (tiene un 5.9% ABV) tiene una bebiblidad extrema, y pide trago tras trago. De hecho, hasta la botella de medio litro a veces se nos hace corta.

“Mi opinión en un Tweet:” Una Ale inglesa de manual, única. Nota: Sobresaliente.

Got Beer?: ¿Has tomado hoy una cerveza de calidad?

En un mundo sobresaturado de malas cervezas, más vale beber bien que beber mucho. Por eso, desde El Jardín del Lúpulo queremos hacer una campaña por el consumo responsable de buena cerveza y nombrar al Embajador y Embajadora de la Birra 2015. Envíanos tus fotos con bigote cervecero, estés donde estés, y dinos la cerveza que te estabas tomando para que el mundo pueda ver quién es el/la auténtico/a amante de la birra de calidad.

Nosotros la subiremos a nuestro facebook, donde los seguidores podrán votar a sus favoritos. Así que ya sabes: olvídate de mandar fotos de borrachera sin ton ni son a tus ex; ahora puedes mandárnoslas a nosotros. Eso sí, con bigote de espuma de cerveza y el nombre de la birra que te estuvieras tomando en ese momento, porque ya sabemos que los amantes del lúpulo van más allá de las etiquetas y dan importancia al contenido.

Al final del mes de junio escogeremos nuestras favoritas entre las fotos más votadas y les daremos el precioso título y un diploma. ¿Eso es todo? Sí, pero amigo, lo que vas a fardar en tu bar habitual cuando les digas que eres Embajador de la Birra. Oye, que igual te invitan y todo, o mejor aún, ¡seguro que ligarás más!

Recuerda: ¡Participa y se embajador de la buena cerveza! Puedes enviarnos la foto con tu mostacho de espuma al correo, o compartirla en twitter con el hashtag #gotbeer. Y no te olvides de colaborar y difundir entre tus amigos la campaña “Got Beer?” por un consumo responsable y que prime la calidad sobre la cantidad. Puedes ir viendo las fotos participantes (empezando de momento por las nuestras) en este álbum de facebook. Esperamos que te animes a mandarnos tu propia versión.

The Beer Times (127)

Dominical de noticas sobre cerveza. Pulsa aquí si no te carga para leer el periódico

Tras la resaca de un festival (o sea, algo muy habitual últimamente), toca relajarse y leer el dominical con más enlaces sobre cervezas.

Hoy, Pucela Beer Festival

Como os avisamos hace unos días, en Valladolid está teniendo lugar un evento cervecero diferente a los que estamos acostumbrados. Este tiene barriles que van pinchando, no se compra vaso, y los maridajes y comida se hacen en cocina externa (todo ello atendiendo a las habituales demandas de los asistentes a otras ferias).

Además, hoy nosotros damos un taller de cata (donde aprender conceptos y técnicas para degustar la cerveza más a fondo, apto para todos los públicos) al que todavía puedes llegar si estás en Valladolid y te das prisa. Y como es dentro de nada, la entrada de hoy va a ser corta y breve, que nos vamos para allá, a beber y pasarlo bien en nuestra ciudad “natal”. ¡Acercaos!

Flensburger Weizen

Hoy vamos a comentar una atípica cerveza de trigo alemana. Y decimos atípica porque hay unas cuantas cosas que no son muy habituales en las cervezas de este estilo, empezando por la botella, cuyo formato es muy diferente al que asociamos con el trigo alemán.

Además, el aspecto no da la talla. Sí, es rubia, pero aunque tiene ligera turbidez, no tanta como estamos acostumbrados en las Naturtrub. Y la cabeza de espuma es escasa, aunque sí blanca y ligera.

El aroma ya sí que es más típico: muchas notas de plátano, algo de clavo, y también algo de “quemado”. En boca es dulce y refrescante, con un toque ácido más acentuado de lo habitual dentro de la impresión general maltosa y a panadería.

En fin, una weizen de 5,1% ABV peculiar pero sabrosa, ideal para llevar por ahí (por su tapón de cantimplora y formato) los días de calor que se van acercando, y maridar con la tortilla y los filetes de pechuga empanados de tu próximo picnic.

“Mi opinión en un Tweet:” El toque ácido y su menor cuerpo la hacen particularmente refrescante. Nota: Bien.

Glosario: Levaduras

Como ya sabemos, existen unos bichitos en la naturaleza que nos gustan mucho, porque hacen posible que tengamos nuestro oro líquido para beber siempre disponible. Los microorganismos son seres muy pequeños que no podemos ver y que se encuentran por todas partes, aunque hay que encontrar los adecuados para el fin que estemos buscando. En el caso de la cerveza, los microorganismos que hacen posible su elaboración son las levaduras, que son hongos unicelulares que producen una reacción de fermentación mediante la cual los azúcares se transforman en etanol, nuestro alcohol preferido, y dióxido de carbono. Existen muchas levaduras diferentes, así que vamos a centrarnos sólo en las que se usan más habitualmente.

Saccharomyces cerevisae: Hongo unicelular cuyo nombre significa “Hongo del azúcar de la cerveza”. Es un tipo de levadura utilizado industrialmente en la fabricación de pan, cerveza y vino. Es la levadura responsable de la fermentación de las cervezas conocidas como Ale, la cual es una fermentación rápida (de 2 a 7 días) a alta temperatura (entre 18 y 25ºC) a lo largo de cuyo proceso suben a la superficie del mosto, y por ello, a veces a estas fermentaciones se les llaman “de superficie” o “de alta fermentación”.

Saccharomyces uvarum: Hongo unicelular que se cree que se originó como un híbrido del S. cerevisiae, debido a su genoma anfiploide. La descubrió en 1883 Emil Christian Hansen cuando trabajaba para la cervecera danesa Carlsberg, es por ello que también se la conoce como Saccharomyces carlsbergensis. Es la levadura responsable de la fermentación de las cervezas conocidas como Lager, la cual es una fermentación lenta (de 6 a 10 días) a baja temperatura (entre 6 y 10ºC) a lo largo de cuyo proceso permanecen sumergidas en el mosto y caen al fondo cuando la fermentación ha terminado, por ello, a veces a estas fermentaciones se les llaman “de fondo” o “de baja fermentación”.

Brettanomyces: Hongo unicelular resistente al etanol (alcohol), por lo que puede seguir creciendo después del proceso de fermentación primario. Producen en la cerveza un gusto amargo y aromas frutales, de especias y de humo, aunque el sabor más identificado de estas levaduras es el sabor terroso, el cual puede recordar en algunas cervezas a un olor a sótano húmedo. Es más tradicional encontrarlas en las cervezas Ale Belgas, sobre todo en las de fermentación mixta o maduración en barricas.

Birrasana 5ª Edición (2015)

El pasado fin de semana, aprovechando el puente del 1 de mayo, se ha celebrado en la catalana localidad de Blanes la quinta edición de esta feria de cerveza, que ya ha pasado a ser un clásico de las ferias nacionales, con gran afluencia de público y buenas cervezas.

Esta edición ha contado con 26 cerveceros, que han ofrecido al público un total de 127 cervezas distintas. Esto es una media de casi cinco variedades por elaborador, unas cifras bastante más altas de las habituales, y una buena oportunidad de probar cosas que se salen un poco de lo habitual.

Dadas las anteriores experiencias pasadas por agua (en 3 de las 4 ediciones anteriores llovió), este año la feria ha sido cubierta por una gran carpa. Por este motivo se perdió la impresión de espacio abierto y enorme con el mar de fondo, una estampa única, pero así los organizadores han jugado sobre seguro. Este año no ha llovido, pero la carpa nos ha protegido de una insolación casi segura.

La feria ha recuperado también la música en vivo, algo acertado a ratos, y un poco molesto en momentos de más calma. Nunca debimos gritar para comunicarnos con el vecino, pero en momentos de charla tranquila se hubiese agradecido algo menos de ruido. Los conciertos nocturnos tuvieron gran éxito, y no podemos hacer más que aplaudir la iniciativa ya que acercó a mucha gente de la zona. Hay que destacar el maratoniano horario del evento: de 11:00 a 02:00 sin interrupciones.

Gruit Inferno

Esta es la más especial de las cervezas de la gama Gruit (nombre en España de las cervezas flamencas Gruut de Gante, Bélgica). Y es que, además de llevar la mezcla de hierbas que da nombre a la casa, lleva también lúpulo.

El nombre Inferno ya nos avanza que nos encontramos ante una Strong Golden Ale de rollo anticlerical, para diferenciarse de las triples de Abadía. Y, como se espera, es de color dorado, y presenta una buena carbonatación y una abundante cabeza blanca.

El aroma es afrutado (con mucha presencia de malta y levadura), y en boca es dulce y agradable, equilibrada y con notas tanto de panadería como metálicas. Vamos, que muy belga por todos los lados.

Y también es belga en el alcohol, que asciende a 9% ABV (estos belgas parece que comienzan a contar en 6% directamente), y en su vaso, ya que recomendamos beberla en tulipa, a falta de su vaso propio con su juego de espejos.

“Mi opinión en un Tweet:” Si hay que ir al infierno a beberla, se va; pero que al menos esté fresca. Nota: Bien.

Debate: Frascos

Ya sabéis que nos gusta mucho hablar de todo lo relacionado con la cerveza. Y en muchos casos, no sólod el contenido, sino también del continente. Por eso hemos hecho tantos debates sobre el etiquetado y la información (y los que habrá, que es un tema en el que profundizaremos), o cosas como las latas o los growlers.

Pero de un tiempo a esta parte, al mundo moderno de la cerveza “de calidad” le llegan algunas modas un tanto extrañas. Ya que es un producto con grandes valores organolépticos (supuestamente, al menos), nos resulta muy contradictorio que se pongan de moda recipientes para consumirlas tan poco aptos para la degustación como el porrón (algún día llegará la bota, es el siguiente eslabón lógico) o el que hoy nos ocupa.

Y es que, desde los Estados Unidos, y bebiendo directamente de la herencia del licor de destilería ilegal llamado “moonshine”, que, al hacerse de forma casera se guardaba en frascos de conservas, nos llega la moda de beber, en lugar de en vasos, en frascos con su borde a rosca y todo.

Que sí, que la forma es la de un vaso, el tamaño el de una pinta, y todo lo que quieras. Pero en origen era una solución cutre y casera para un producto de calidad muy baja (y que te podía dejar ciego). ¿Eso es lo que queremos para nuestras pale ale elaboradas con cariño? ¿Qué opináis de beber cerveza en frasco? ¿Lo aceptaríais en un bar? La cosa es que parece que la moda esta ha llegado para quedarse, asi que, si no te gusta, como dice la expresión: ¡Toma del frasco, Carrasco!

The Beer Times (126)

Dominical de noticas sobre cerveza. Pulsa aquí si no te carga para leer el periódico

Ya que la prensa generalista no se hace eco de que hemos sido premiados, esperamos que lo puedas leer entre estos enlaces sobre cervezas.

#SiFueraUnaCerveza (57)

#SiFueraUnaCerveza, Adolf Hitler sería una Hösl Helles Weissbier Resi.

Hoy, Premiados en la Gala Ninkasi

Nos llena de orgullo y satisfacción que la labor que hacemos desde el blog se vea recompensada (si fuese en lo económico, ya lo petaríamos) con premios. En este caso, tiene además mucho valor para nosotros. En primer lugar, porque nos lo otorga la Asociación Ninkasi de amantes de la cerveza. Una asociación de Valladolid a la que tenemos mucho cariño y respeto ya que todos hemos convivido y bebido de las mismas fuentes durante años.

En segundo lugar, porque el galardón que nos dan (el Premio "Ludwig de Baviera" al mejor Evento Social Cervecero para El Jardín del Lúpulo y su 3er Concurso Homebrewer), reconoce precisamente una de las cosas en las que más nos esforzamos: hacer de dicho concurso un lugar de encuentro, no solamente una competición.

Y en tercer lugar, porque compartiendo la lista de premiados están con nosotros este año José Fernández de Sevebrau; la Feria del Iradier Arena de Vitoria, en la que hicimos la I Jornada de Bloggers Cerveceros; o, como cerveza universal, la Rochefort 10. Todo un honor estar entre estos premiados.

Así que hoy nos invitan a comer en su Gala Anual, donde será la ceremonia de entrega. Otros años ha sido abierta al público, pero se ve que este no, así que no podemos animaros a acercaros. Pero luego estaremos de bares toda la tarde y la noche, por lo que, si andáis por Pucela, buscadnos, que estaremos contentos y borrachos y os invitaremos a una, al menos.