Debate: Mejoras para el 5º Concurso Homebrewer

Bueno, ya está, como se suele decir, todo el pescado vendido con el IV Concurso Homebrewer. Ahora estamos enviando ya las notas medias de las cervezas y el feedback del jurado (insistimos, 152 cervezas son muchas, aún tardaremos unos días en haber enviado todas). Pero hay que ir ya pensando en el siguiente.

Y, como siempre, queremos saber vuestra opinión y vuestro feedback, tanto si habéis participado con cervezas como si sin más lo habéis estado siguiendo a través del blog y las redes sociales.

¿Qué cosas creéis que hace falta cambiar o añadir? Prometemos tenerlas en cuenta en cuanto empecemos a reunirnos para ir dando forma a la quinta edición (que aseguramos será todavía más grande).

Escribid aquí, en los comentarios, al correo electrónico del concurso o hacédnoslo llegar de la manera que prefiráis, pero para nosotros es muy importante conocer vuestra opinión. ¡Así que gracias por adelantado!

The Beer Times (159)

Dominical de noticas sobre cerveza. Pulsa aquí si no te carga para leer el periódico

La prensa se hace eco del IV Concurso Homebrewer, y también aparecerá entre estos enlaces sobre cervezas.

Música de Anuncio: Celebration

Venga, vamos a celebrar que es sábado, y los sábados molan para beber cerveza y bailar. Por eso esta sección de música de anuncios de cerveza la programamos siempre en fin de semana. Pero se nos nota la edad…

Y ya no aguantamos ni bebiendo ni bailando hasta altas horas de la madrugada. Y casi todos los anuncios que recordamos parecen ser de los noventa. ¡Ay, los noventa! Que época tan rara. Hacían vídeos que te dejaban con la mano, digo, la boca abierta. Como el anuncio en el que sonaban Fun Factory y su canción "Celebration".


Founders All Day IPA

Founders está en boca del sector cervecero español desde que en diciembre de 2014 se anunciara la adquisición de un 30% por parte del grupo Mahou-San Miguel. Esta compra garantizaba en teoría la llegada de 16 cervezas de la craftie americana, aunque en la nota de prensa se informaba que el primer catálogo sería de ocho, cuatro de fijas (all year) y cuatro de estacionales (seasonals).

All Day IPA es una de las cervezas del primer grupo. Disponible en Estados Unidos por menos de 1,20€ la botella, aquí la encontraremos como mínimo al triple (por lo menos hasta la fecha). Esto la hace, a nivel económico, menos "all day" en España. Pero a nivel organoléptico, el que nos interesa, es otra cosa.

La cerveza es de color dorado, transparente, brillante. La espuma es blanca, compacta y relativamente duradera. Huele a pomelo, naranja y resina, siendo el aroma fino y sin matices defectuosos. No se notan en principio olores destacables derivados de la malta. En boca la cerveza es algo más maltosa, con sabor a caramelo suave, un toque de galleta, pino y frutas. El cuerpo es ligero, quizá más cercano al de una APA (es difícil a veces ver donde está la frontera...)

Es muy bebible, como se entiende por el nombre. El resultado es muy satisfactorio, y uno desearía vivir en EEUU para poderla comprar en packs de 15 latas a 19.99$ (o que la fabricasen aquí). Es para beberla a litros, literalmente. Aunque de momento deberemos conformarnos con beberla a centilitros.

“Mi opinión en un Tweet:” Dichosos los que la pueden tener como cerveza de batalla. Nota: Notable alto.

Datos del IV Concurso Homebrewer

Como viene siendo habitual, y amando como amamos las estadísticas, repasamos un poco los números del IV Concurso Homebrewer (y los comparamos con nuestras ediciones anteriores). Lo primero que destaca es la participación, que gracias a nuestra unión con el concurso de La Tienda de la Cerveza, ha crecido en más del 50%.

Pero, pese a eso, el nivel se ha mantenido bastante constante. Siguen sacando más de un notable un 25% de las cervezas, y suspendiendo otras tantas. Lo que aumenta es el número de geisers (6 este año, un nuevo record).

Las notas de corte de los premios siguen siendo muy parecidas, con 84,8 puntos para la categoría de origen Británico, 83,5 puntos para la Libre, 78,75 puntos para la Belga y (como siempre, el farolillo rojo) tan “sólo” 76,6 puntos para las Germanas.

Este año además, como “constantes en los premios” debemos mencionar a Juanjo Tur, que ha revalidado el primer premio de la Categoría Libre por segundo año consecutivo (además de haber ganado otro más cada año). Lo mismo hacen Jesús Díaz con el tercer premio de la categoría Británica, y Alberto Gómez con la mejor cerveza estilo Bock. Además, Gerardo García, vuelve a ser premiado, como en todas las ediciones anteriores (acumulando ya en las categorías británicas un 1er y 2º puesto, el de mejor etiqueta, y este 2º en Germanas)..

Y con estas curiosidades nos despedimos, que tenemos mucho trabajo que hacer aún. Los participantes quieren las 150 hojas de feedback, y estas no se rellenan solas (tardaremos unas pocas semanas en ir mandándolas, pero llegarán, no os preocupéis). Y si sentís curiosidad por algo, preguntad. Ah, este año sólo hemos roto una botella. Vamos mejorando.

Receta: Pollo a la Cerveza

Como nosotros no cocinamos, teníamos un poco abandonada esta sección pero nos hemos propuesto darle caña porque sabemos que hay gente que cocina todos los días y les vienen bien unas ideas. En esta ocasión, tenemos un clásico: el pollo a la cerveza, una receta sin complicaciones y que pasará sin duda a formar parte de tu menú semanal.

Los ingredientes necesarios son: 500 g de pollo, 150 g de cebolla, 350 g de pimiento (del color que más os guste), 3 dientes de ajo, 330 ml de cerveza (rubia o negra, la que más os guste), aceite de oliva, sal y pimienta.

Ahora que ya lo tienes todo, por lo visto hay que cocinarlo, que no vale comerlo crudo. Así que primero corta el pollo en trozos como más te guste, añade sal y pimienta y cocínalo a fuego medio en una cazuela con aceite de oliva, virgen extra mejor. Mientras se cocina el pollo, cortamos la cebolla, los ajos y el pimiento en trozos pequeños. Una vez dorado el pollo, se saca del fuego y se deja aparte.

Con el aceite que ha quedado, se cocina la cebolla, el ajo y el pimiento. Cuando las verduras empiecen a dorarse, se añade el pollo y la cerveza. Todo junto, se cocina a fuego medio otros 15-20 minutos y ya está listo para zampar. Por cierto, el alcohol desaparece con la cocción así que podéis darles de comer a esos enanos que corretean alrededor. Y abríos otra cerveza para compensar.

St. Bernardus Extra 4

Últimamente han llegado al mercado una nueva gama de cervezas de abadía o trapenses. Las del escalafón más bajo, el estilo “Single” o “Enkel” (por debajo del Dubbel, claro), que se supone es el que se bebía habitualmente en los monasterios, por su menor graduación.

Esta es de color rubia dorada, ligeramente turbia, con mucha carbonatación, burbuja visible y mucha espuma blanca y esponjosa (mucha de verdad). El aroma es fresco, afrutado (un poco cítrico), lupulado y con presencia de levadura.

El sabor es suave, de entrada maltosa, con frutos secos, cereal por el medio y un final seco y más amargo. No está mal, pero sigue teniendo una carbonatación demasiado potente.

Obviamente, una cerveza de abadía de sólo 4,8% y con este perfil, nunca va a conquistar un hueco en nuestros corazones; pero cumple su cometido de poder beber muchas. Y esta al menos, tiene la ventaja de ser más barata que otras de sus competidoras, como la Chimay Dorée.

“Mi opinión en un Tweet:” Las Dubbel me gustan el Doble. Y las Quadruples… Nota: Bien.

Cervezas Premiadas en el IV Concurso Homebrewer

Seguro que algunos lleváis desde el sábado mordiéndoos las uñas hasta el hueso, si no pudisteis ir a la entrega de premios del IV Concurso Homebrewer, por saber que cervezas habían sido premiadas.

¡Pues lleva tiempo publicado! Pero no aquí, claro, sino en la web propia del concurso, que hemos creado este año. Allí, en la web de información de concursohomebrewer.es podéis ya leer el listado completo de elaboraciones y sus galardones.

Desde aquí queremos felicitar a todos los participantes, no sólo a los que han conseguido premios, ya que el nivel ha sido muy alto con muchas cervezas y hay birras que por décimas se han quedado fuera de los diplomas.

Ahora nos ponemos a trabajar para enviaros por correo electrónico, de manera individual, las notas medias y el feedback del jurado, pero insistimos en que es algo que nos llevará un tiempo, dada la alta participación de este año. Agradecemos vuestra comprensión.

The Beer Times (158)

Dominical de noticas sobre cerveza. Pulsa aquí si no te carga para leer el periódico

La resaca de la ceremonia del concurso es tal, que seguro que puedes leer sobre ella ya entre los enlaces sobre cervezas.

Hoy: Entrega de Premios del IV Concurso Homebrewer

Hoy os esperamos a las seis de la tarde en La Tape (C/ San Bernardo, 88, Madrid) para asistir a la gala/ceremonia de entrega de premios del IV Concurso Homebrewer.

Allí anunciaremos antes que en ningún otro sitio todas las cervezas premiadas, desde las que obtienen diplomas y menciones, hasta la ganadora absoluta y Botella de Oro, que verá su receta elaborada y distribuida por toda España.

Lo iremos contando un poco en las redes sociales y en la web www.concursohomebrewer.es podréis ver después publicados los resultados. Pero Rodrigo Valdezate y Javier Llorente intentarán que sea más divertido acercarse en persona.

Además, así podréis conocer en persona a los ganadores, a otros participantes, a los jurados y expertos que se acerquen y compartir cervezas con todos ellos (y con nosotros). ¡Os esperamos!

To Øl By Udder Means

Las cervezas tipo Milk Stout suelen llevar lactosa (de ahí su nombre) para dar cuerpo (o sea, azucares) sin añadir alcohol, ya que no son azúcares fermentables por la levadura. Y eso ha hecho To Øl con esta cerveza, como cabe suponer por su nombre (Udder significa ubre).

De color negro, claro, densa y opaca, tiene una capa de crema beis, espuma densa y de burbuja fina, pero poco persistente, eso sí. El aroma es rico, maltoso principalmente y con presencia de regaliz, pero agradablemente lupulado de fondo.

En boca es intensamente amarga (la lactosa no deja dulzor residual), también muy maltosa pero con un buen perfil de lúpulo (Hallertauer, Cascade y Nelson Sauvin) de fondo que la hace agradable de beber, aunque predomine el café y el chocolate, con un sutil toque ahumado.

Una cerveza de 7% ABV sabrosa, que recomendamos acompañar de postres con nata y chocolate con leche a todo el mundo, menos a los intolerantes a la lactosa, claro. Obviamente, no está pensada para ellos.

“Mi opinión en un Tweet:” Podemos decir sin miedo a equivocarnos que esta cerveza es la leche. Nota: Notable

Receta: Gelatina con Cerveza

Hoy tenemos una receta que la pueden hacer incluso aquellas personas que su contribución a una cena es llevar una botella de vino (vamos, que no saben cocinar ni tienen clase, porque si no llevarían cerveza). Es un postre divertido y con bastante sabor, pero que no podréis darle a los niños por mucho que os lo pidan.

Los ingredientes que necesitáis son: 1 litro de leche, 100 gramos de azúcar, 330 ml de cerveza Stout, 340 gramos de leche evaporada, 400 gramos de leche condensada y 12 g de gelatina en polvo. Y una cerveza para beber mientras, claro.

Disuelve la gelatina en la cerveza moviendo para desprender parte del gas. En un cazo con suficiente capacidad para todo, calienta la leche con el azúcar, a fuego medio que no se te queme y tengas que tirar hasta la olla (sabemos de lo que hablamos). Cuando la leche empiece a hervir, añade la cerveza con la gelatina disuelta, apaga el fuego y mezcla.

Sin dejar de mover, echa la leche evaporada y la condensada y mezcla todo bien. A continuación, échalo en un molde grande o en varios pequeños si prefieres raciones individuales y mételo en el frigorífico cuando se enfríe un poco durante unas 3 horas o mejor hasta el día siguiente. No diréis que no es fácil: lo más complicado es mover todo bien para que se mezcle. Así que avisadnos cuando lo hagáis que nos acercamos a merendar a la hora que nos digáis. O al menos, mandad fotos.

Cerveza Industrial para Frikis Cerveceros y su Valoración

Hace unas semanas, tras publicar un par de cervezas lager en la web, estábamos hablando sobre su calidad y aceptación (relativas) entre los cerveceros más frikis. Y se nos ocurrió un experimento que consideramos interesante.

Acudimos a las webs y apps especializadas por excelencia que se usan para valorar cervezas, o sea Ratebeer y Untappd, y buscamos las notas que tenían las dieciséis cervezas comerciales más consumidas (o al menos, representativas y conocidas) en España.

Como podéis ver en la tabla, las valoraciones sobre estilo o generales son muy diferentes y no siempre proporcionales. Y la nota en Untappd se basa en una escala distinta. Por lo que decidimos crear una misma fórmula que, tomando esos tres valores, los ponderase y equilibrase para dar un resultado único y aplicable a todas las cervezas de la muestra y nos mostrase su valoración en una escala de 0 a 100 basándonos en esos datos. Y este es el resultado:


ratebeer overall


ratebeer style

untappd

Ponderada EJDL

Alhambra
5
49
2,833
35,84
Alhambra  Reserva 1925
17
49
3,361
72,99
Ambar Especial
8
75
2,798
62,16
Ambar Export 
18
50
3,095
68,32
Cruzcampo Gran Reserva
13
46
3,056
54,53
Cruzcampo Pilsen
2
30
2,639
09,00
Epidor
14
48
3,207
62,26
Moritz
8
78
2,925
68,19
Estrella Damm
6
57
3,045
50,27
Voll Damm
17
50
3,218
69,86
Estrella galicia
8
77
3,044
70,65
Hijos de Rivera 1906
16
42
3,306
63,76
Mahou 5 estrellas
6
56
2,875
44,71
Mahou clasica
4
41
2,722
24,22
San Miguel
5
53
2,922
41,64
San Miguel Selecta
12
31
3,016
39,04

Así, observamos que las cervezas mejor valoradas son la Alhambra Reserva 1925 (con 72,99 puntos) y la Estrella Galicia (con 70,65) y las peor aceptadas la Cruzcampo (con tan solo 9 puntos) y la Mahou Clásica (con 24,22).

Y, dejando esto así, como un modelo numérico sin más, queremos preguntaros… ¿Se parece a lo que esperabais? ¿Coincide con vuestra valoración personal?

Gouden Carolus Hopsinjoor

Esta cerveza es la más moderna dentro de la gama básica de Het Anker con su familia Gouden Carolus. Una cerveza de perfil más lupulado, dentro de la línea de las Belgian IPA y elaborada sólo desde 2008.

De color amarillo anaranjado y ligeramente turbia al tener segunda fermentación en botella y no estar filtrada, tiene una cabeza de espuma muy abundante y esponjosa. El aroma es principalmente a lúpulo y el sabor amargo. Eso es porque lleva cinco clases de lúpulo (entre ellos, Golding, Spalt, Hallertau y Saaz).

Como son todos de corte clásico no esperéis florituras, es más aromática que sabrosa, y con perfiles especiados y cítricos. En boca tiene más carácter de malta y levadura, en forma de panadería.

Para beber en cáliz, esta cerveza de 8% ABV y 50 EBUs recibe su nombre de un muñeco pelele que se mantea (de manera tradicional) en la ciudad de Malinas, de donde es la marca (pero con una H delante para marcar su carácter lupulado).

“Mi opinión en un Tweet:” Una Belgian IPA no sólo para peleles, claro. Nota: Notable.

Debate: Defectos Homebrewer en Cervezas Profesionales

Preparando los resultados del IV Concurso Homebrewer nos hemos dado cuenta de que, muchas de las cosas que penalizan las notas de algunas de las elaboraciones caseras presentadas se encuentran (demasiado habitualmente) también en las marcas profesionales, sobre todo cuando empiezan.

Y no hablamos ya del “poco ajustado a estilo”, que también lo hay, pero en el mercado, que no en un concurso, es más perdonable. Sino de consejos como “cuida la higiene y la carbonatación” o “usa lúpulo fresco para evitar aromas indeseados”.

Otro punto importante es “evitar las temperatura de fermentación altas” (salvo que quieras hacer saisones o algún estilo belga que de dolor de cabeza. Pero vamos, que habitualmente siempre son los mismos consejos los que más se repiten (desde la primera edición) y hay muchos cerveceros profesionales que deberían tomar nota.

Aunque, por suerte, eso parece estar cambiando en el panorama general (lo bueno también hay que decirlo) y cada vez se van profesionalizando en serio más marcas, aparcando el factor hobby y asumiendo el verdadero rol de un empresario. ¿No os parece?

Big Culo Day: Fat Bottom Brewing

Por quinto año consecutivo acudimos a un evento inter-bloguero. Pero no entra dentro de las habituales “rondas” de los blogs cerveceros, si no que se remonta a muchos años atrás, a nuestros otros vicios y placeres: los cómics.

Y, en ese mundillo, Jotace, su blog, su “mente limpia” y su día anual dedicado a admirar esta hermosa (y postrera) parte de la anatomía es un clásico y un referente. Y, como el año pasado, no podemos faltar a la cita.

Este año hemos seleccionado una cervecera de Nashville, capital del estado de Tennessee, EEUU, cuyas cervezas suelen venir ilustradas con chicas estilo pin-up que destacan por… emmm… bueno, qué os vamos a decir, si el nombre de la marca es Fat Bottom Brewing Co.

Y con eso está todo dicho. ¡Feliz Big Culo Day a todos! En unas horas, continuamos con la programación habitual del Jardín, claro está. (Y admitimos sugerencias para el BCD del año que viene).

The Beer Times (157)

Dominical de noticas sobre cerveza. Pulsa aquí si no te carga para leer el periódico

Hoy es San Valentín, así que comparte tus dos grandes amores e invita a tu pareja a una cerveza, mientras leéis juntos estos enlaces sobre cervezas.

Recordatorio: Entrega de premios del IV Concurso Homebrewer

Para que los que nos leéis por aquí también lo sepáis, os recordamos que la gala de entrega de premios del IV Concurso Homebrewer tendrá lugar el próximo sábado día 20 de febrero, a las 18:00 horas.

Será en el piso de arriba de La Tape, como otros años. Y se llenará de gente, como otros años, así que si queréis coger sitio, os recomendamos acudir con puntualidad.

Podéis estar más al día en la sección de noticias (o sea, el blog) de la propia web del Concurso Homebrewer. Allí se publicarán después las cervezas ganadoras, también.

Nosotros os dejamos por hoy, que vamos a preparar los diplomas y trofeos y toda la pesca que hace falta para una gala mejor que la de los Goya (a poco). ¡Nos vemos la semana que viene!

Freigeist Phoebe Caulfield

Una de las microcervecerías alemanas modernas, que se dedican a re-interpretar los estilos clásicos germanos, también hace Imperial Stouts con centeno. Como esta. Y la bautizan con el nombre del insoportable protagonista de “El guardián entre el centeno”.

Esta cerveza de Freigeist Bierkultur es, obviamente, negra; pero no tan opaca como otras de su categoría. La espuma es de color beis oscuro, y desprende un aroma rico y alcohólico, complejo pero agradable y que invita a beber.

En boca resulta densa y sedosa, con bastante cuerpo, y un sabor ligero y con notas de café, caramelo, regaliz y sirope de chocolate. Está muy buena, pero quizá a la larga puede acabar cansando un poco, ya que no es de trago rápido.

Aún así, esta Imperial Stout con malta de centeno de 8% ABV bien merece la pena, y da gusto ver que en Alemania se hacen cosas buenas y diferentes, aunque cumplan la ley de 1516, claro está.

“Mi opinión en un Tweet:” Estoy al borde del precipicio y mi trabajo consiste en beber Imperial Stout. Eso es lo que me gustaría hacer todo el tiempo. Nota: Notable bajo.

Abridor Mechero

Mira que es sencillo, mira que llevamos años teniendo unos rondando por ahí, y siempre a mano, en el bolsillo del vaquero o de la cazadora. Y hasta hoy no nos damos cuenta de que no lo hemos comentado en el blog.

¡Juntar un encendedor con un abridor! ¿Cómo no se le había ocurrido antes a nadie? Cerveza rubia + barbacoa, éxito asegurado. Cerveza negra + chimenea, gran velada. Cerveza + cigarro, no es mala combinación (salvo para la salud, claro); y más si es “de la risa”.

Bueno, la cosa es que es más útil que tu encendedor abra cerveza que que tenga una luz con la que joder al prójimo apuntándole a los ojos, como ocurría hace años. Por eso os recomendamos llevar siempre este abridor, digo, este mechero.

Y, como podéis imaginar, son una gran herramienta publicitaria, que se puede decorar con lo que os venga en gana. ¡Y luego podéis regalárnoslo a nosotros! ¡Nos encantaría!

Carta de Aromas: Lías (Levaduras)

Las cervezas que tienen una segunda fermentación en botella suelen tener cierto “sedimento” en el fondo, que corresponde a las levaduras que estaban vivas en la cerveza cuando se embotelló y que ahora, agotadas por el alcohol, la presión y la falta de azucares, yacen al fondo. En el vino, generalmente en vinos espumosos, a esta capa de levadura se la conoce como lías, y al vino que madura con ellas, de crianza en lías.

Estás levaduras, al sufrir el proceso de autolisis en contacto con la bebida, liberan manoproteinas, que ayudan a estabilizar el producto y sus características organolépticas, dotando a la cerveza de mayor cuerpo y sedosidad, aromas afrutados, y alargando su vida útil, como bien sabemos.

Pero también producen y potencian olores “de reducción” (que es lo contrario a los de oxidación, para entendernos) si lleva mucho tiempo en contacto, degradándose, que suelen ser de naturaleza azufrada o sulfurada: desde aromas sutiles a berza cocida hasta huevos podridos. Y si es muy pronunciado, puede recordarnos al palo de un gallinero.

Comparad para entender mejor este olor los puntos en común que tienen los cavas y el champán natural, con las cervezas con segunda fermentación en botella. Es interesante buscar, en otras bebidas alcohólicas, puntos en común con nuestra amada cerveza, os lo aseguramos.

Hoy, el Jurado en La Tape

Vamos a ser escuetos, que tenemos mucho trabajo: hoy, de 12:00 a 20:00, aproximadamente, estaremos por La Tape (C/ San Bernardo, 88, Madrid) junto con los miembros del jurado que catarán, divididos en cuatro mesas, las 152 cervezas caseras inscritas al IV Concurso Homebrewer.

El acto es semi-público (se puede observar pero se ruega no molestar mientras duren las sesiones de cata) y estáis todos invitados a acercaros y charlar con nosotros en los ratos que se pueda. E, insistido esto, nos vamos a La Tape. ¿Nos vemos hoy allí?

Verhaeghe Barbe Rouge

Esta cerveza, barbarroja, es de la misma casa que la Duchesse de Bourgogne (una de nuestras aci-dulces favoritas). Por lo que, al ver una “Rouge” de dicha marca, nos imaginamos una cosa que no se parecía en nada a lo que nos encontramos.

Al servirla, era una cerveza de color ámbar limpio, con mucha espuma y mucha carbonatación. El aroma, ligero, maltoso y metálico. Quitando lo “limpio” y lo cristalino del color, lo demás no iba mal.

Pero el sabor era amargo, pese a ser principalmente maltoso. Con toques caramelosos dulzones y afrutados, pero una buena carga de lúpulo amargando en el trasfondo. Vamos, que nos esperábamos algo similar a la Vichtenaar y nos encontramos con una cerveza parecida a la Gouden Carolus Ambrio. Y no era lo que buscábamos.

Claro que en su estilo, Strong Amber Ale Belga (o lo que sea), no está mal esta cerveza de 8% ABV. Pero esto es lo que te pasa cuando tienes otras expectativas por leer Rouge en una etiqueta.

“Mi opinión en un Tweet:” Como Rougue, rojo. Como Amber, ámbar. Cata para semáforos. Nota: Suficiente.

The Beer Times (156)

Dominical de noticas sobre cerveza. Pulsa aquí si no te carga para leer el periódico

Si estás impaciente por ver la cata del IV Concurso Homebrewer (nosotros también), relájate leyendo el dominical de los enlaces sobre cervezas.

Resumen: Cata del Concurso Homebrewer

Perdonad si somos pesados, pero es que estamos muy orgullosos de cómo está yendo este IV Concurso Homebrewer. Por eso queremos recordaros que el día 9, el próximo martes, el jurado catará las cervezas y las evaluará, en La Tape, Madrid, y estáis invitados a acercaros y cotillear y charlar con otros homebrewers.

Hasta entonces, aquí podéis ver la lista de las 152 cervezas inscritas en esta edición, su álbum de fotografías para admirar sus etiquetas, y en esta otra entrada, los expertos cerveceros que compondrán el jurado, de lo mejor que se puede encontrar en España.

Dicho esto, por hoy nos vamos a despedir (prometiendo bombardearos más próximamente con esta información) que tenemos muchas cosas que preparar para que todo salga bien en la cata, y que todo el mundo acabe contento.

Ah, y no os olvidéis que dos semanas después, el sábado día 20, es la entrega de premios en el mismo lugar. ¡Id reservando la fecha!

Rogue Hazelnut Brown Nectar

Esta cerveza busca ser una versión moderna de las clásicas Brown Ales inglesas, pero respetando el corte dulce (no como las americanas realmente modernas, que tienden a un perfil más lupulado).

De color marrón rojizo, limpio, debido al uso de maltas con (TM) de Rogue. Y, pese al uso de lúpulos también con (TM) de Rogue, es maltosa y dulce, muy dulce. Siendo mejor que su sabor su olor a frutos secos (debido al extracto de avellana que lleva).

En cualquier caso, la levadura Pacman marca de la casa –e imaginamos que también con (TM) aunque su web no lo ponga- acaba de hacer una cerveza de 6,2% abv. agradable y aceptable, pero que no nos hace preferirla frente a las clásicas británicas.

Pero todo esto da igual, porque nosotros no la habíamos elegido por esto, sino simplemente porque no divertía que su ilustración mostrase, con el puño en alto (como todas las de Rogue, aunque ahora lo disimulen con una jarra de cerveza) a un sosías del que fue durante años alcalde de Valladolid, León de la Riva. ¡Con el puño en alto!

“Mi opinión en un Tweet:” Y, pese a la bobada que nos impulsó, esta rica. Nota: Notable.

#LaRonda 39 (2.13): Fyne Ales en el BBF

Volvemos, como todos los años pero esta vez “institucionalizada” en forma de ronda, con la presentación en los blogs y webs cerveceras de algunas de las birras que se van a poder encontrar en el Barcelona Beer Festival (en su quinta edición ya).

Y este año hemos elegido (como suele ser habitual dado nuestros gustos) una cerveza de corte british, en este caso escocesa: Fyne Ales. Una marca creada en 2001, dirigida por la familia Delap (segunda generación) y que cuenta con más de 15 trabajadores. Son cervezas hechas con agua de lluvia (cosa que en Escocia no falta, precisamente), una base de malta Maris Otter, levadura propia y una manera de producir a la vez clásica y moderna.

Para el festival traen dos variedades (ambas colaborativas) que demuestran claramente este espíritu moderno. La primera, una Golden Ale ahumada con maltas de turba de la vecina destilería de Springbank (para amantes del whisky) de 4,5% ABV, llamada FyneBank. La segunda, la Mills & Hills, una Imperial Stout colaboración con De Molen, que se acercaron a Fyne Ales cuando ampliaron equipo a ver cómo de fuerte podían hacer una cerveza. Y sacaron esta cerveza negra de 9,5% ABV y 100 IBUs, con lúpulos Sorachi Ace and Calypso.

Si están tan ricas como la Fyne Ales Zombier que probamos en el BBF hace dos años, o las que bebimos en el Meet the Brewer del año pasado, nos agradeceréis la recomendación. Podéis agradecérnoslo allí mismo, invitándonos a una cerveza, claro está. O aquí, en los comentarios, si no coincidimos.

Lúpulo: Apollo

“Houston, tenemos un problema”, es la frase que todo no jardinero relaciona con la palabra Apollo, aunque sea sólo por la película. O la más manida: “Esto sabe a-pollo”, con las carnes exóticas que pruebas. Pero para que la próxima vez que alguien nombre el Apollo tengáis algo más de que hablar, os diremos que es una variedad de lúpulo creada en el programa Hopsteiner Breeding y liberada en 2006.

El propósito con el que se usa este lúpulo en la cerveza es principalmente para darle amargor, dado su 15-19% de alfa ácidos, los cuales tienen una estabilidad excelente durante los seis primeros meses de conservación (de un 80-90%). Añadido a la cerveza, además de amargor le aporta notas cítricas (a naranja, sobre todo) y resinosas en aroma y sabor.

Se usa para cervezas de estilo americano y de de alta fermentación, no sabemos si enviarlas al espacio es necesario, pero puede ser sustituido por CTZ, Magnum, Millenium, Nugget o Warrior.

No hay demasiadas cervezas que lleven este lúpulo o que lo anuncien, quizás por su excesivo amargor, pero podemos encontrarlo en la Anchor IPA de California y en la cerveza 13 Guns, de Twhaites, una American IPA procedente de Inglaterra.

Bombardier Glorious English

Los ingleses, pese a ser padres de algunas cervezas e incluso estilos considerablemente contundentes, destacan por su magistral uso de las maltas en cervezas de baja densidad. Como en casi todos los países de tradición cervecera antigua y arcana, los buenos brewers ingleses son capaces de obrar auténticos milagros con alcoholes inferiores al 4.5% en volumen.

Esta cervecera, Wells, que nació a finales del s. XIX, usa su saber y tradición para elaborar brebajes clásicos. Aunque su eclecticismo se deja notar cuando vemos que también fabrican rarezas, estilos de otros países, o que, ojo al dato, son los encargados de elaborar Estrella Damm Barcelona para el mercado inglés. Pero vamos a centrarnos en la delicia de hoy.

La Bombardier Glorious English es una ESB de manual. El color es sorprendentemente oscuro, en concreto tiene un color marrón oscuro con reflejos caoba y es transparente, limpia. La espuma es de color blanco hueso y es persistente. El olor es a caramelo, frutos secos y galleta, y tiene un fondo ligeramente herbal y especiado. Al beberla, la cerveza es suficientemente dulce como para entrar sola, sin llegar a poder decir que es un dulce remarcable, y el lúpulo compensa suavemente en el paladar, equilibrando la cerveza sin hacerla especialmente amarga.

El medio litro se nos hace corto, un gran indicador de calidad, sin duda. Con 4.3% ABV en su versión de botella, esta bitter puede hablar casi de tú a tú (o mejor dicho de usted a usted) con la vanagloriada Fuller's ESB. Y esto no es tontería, estamos hablando del paradigma de las bitter inglesas.

“Mi opinión en un Tweet:” Carácter inglés: elegancia, maltas caramelizadas y ganas de beber más de una pinta. Nota: Sobresaliente.

Debate: Añejamiento extremo

Hablábamos el otro día sobre guardar cerveza en la despensa. Es algo que a casi todos nos gusta, ver cómo evolucionan las cervezas. Pero en esta ocasión había en la conversación una persona que defendía que, si el productor vendía la cerveza con esos sabores, era porque la quería así. Que envejecerla era algo que cambiaba el producto con respecto a los deseos del productor.

Y razón no le falta. Pocas cervezas tienen de serie sabores a jerez, oxidativos, cartón o similares. Y muchas de las envejecidas los tienen. Alguna fábrica, como Van Honsebrouck, ha intentado imitar el sabor de su cerveza envejecida diez años con la Kasteel Cuvee du Chateau.

Pero por lo demás, si quieres cerveza añejada, debes hacerlo tú mismo. Lo que nos lleva a la segunda cosa que discutíamos: ¿Durante cuánto tiempo? Sí que es verdad que cervezas como las Strong Dark Ale belgas se redondean mucho tras un par de años en botella, quedando más sutiles y complejas que “frescas”. Hasta cinco años (ayer mismo bebimos una a punto de “caducar”) les sientan bien, habitualmente.

¿Pero esto es algo eterno? No, obviamente. Ni el mejor vino aguanta décadas sin decaer. ¿Cuánto puede aguantar una cerveza? Últimamente vemos muchas cervezas (potentes, claro) con fechas de consumo preferente de 25 años. Y nos parece bastante exagerado, sin unas condiciones específicas que la etiqueta no informa. ¿Lo aguantarán realmente? ¿Vosotros qué opináis?