San Miguel Selecta

Casi todas las marcas de cerveza españolas de toda la vida tienen una cerveza “Premium” en la categoría extra, y por tanto generalmente más tostada y alcohólica, con más cuerpo. En el caso de San Miguel, actualmente en su porfolio tienen la referencia Selecta. Una cerveza que se elaboraba en los años setenta y que fue relanzada en 2008.

Como cabe esperar por lo dicho anteriormente (usar más malta -tres tipos- y mayor densidad de mosto), el color es más profundo que el de la típica caña. Oro ambarino, oscuro. Con espuma blanca densa, pero no excesiva.

El aroma es maltoso, a bollería y grano. Y en boca es amarga pero equilibrada (usa tres variedades de lúpulos centroeuropeos, de perfil moderado y clásico), con un perfil más afrutado y de cereal. Lo que sí es, es más densa y cálida que la “normal” -tiene 6,2% ABV-.

Dentro del estilo que pretende seguir, Festbier, no está nada mal, y ha sido una de las menos de 10 cervezas españolas reconocida en el Brussels Beer Challenge 2015 con una medalla. Por lo que, tanto si ya la habéis probado como si no, se le puede dar una buena oportunidad acompañando algo de gastronomía tradicional alemana, como codillo o bratwurst con chucrut. Pero, la duda que nos asalta desde la primera vez es… ¿qué significaba el XV que tenía antes? Y ya, 15 en números romanos, pero quitando eso… ¿Tú lo sabes?

Debate: Mejores cervezas por la OCU

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha publicado hace poco un estudio sobre cervezas del mercado español, analizando las 31 de las marcas más consumidas en lata de cerveza tipo Lager (o Pilsner o Premium o como quieran llamarla).

Si bien es cierto que el factor principal no era exclusivamente el organoléptico de la degustación, sino que incluía también el análisis de la composición (extracto seco primitivo) y el grado de fermentación (atenuación) conseguido, junto con el etiquetado. Pero también el precio, claro.

Otra de las pegas que vemos es que se han dejado muchas marcas interesantes de ver evaluadas fuera, y que las notas tengan muy poco margen (entre 52 y 63 puntos sobre 100 están todas). Pero eso no quita que las que ellos consideran como destacadas, puedan merecer una oportunidad.

Porque la Ámbar Especial (o sea, la normal) o la Estrella Galicia Especial (o sea, de nuevo la normal, que estamos hablando por la categoría de cerveza por tener más de un 13% de ESP) ya las conocemos. Pero habrá que echar un ojo a las marcas blancas que destacan, como la Stark de Mercadona o la Premium Pilsener de Condis, así como a la Lager de Hipercor o a la Falsbourg del E.Leclerc. ¿Vosotros habéis probado alguna? ¿Qué opináis?

The Beer Times (172)

Dominical de noticas sobre cerveza. Pulsa aquí si no te carga para leer el periódico

Entre lluvia y sol, sale el arcoíris y el dominical birrero lleno de enlaces sobre cervezas.

Sábado Cervecero Animado (22)

Nos encantan las animaciones. Desde los dibujos animados a los Gif, pasando por las animadoras. Y no nos complicamos mucho, así que de vez en cuando nos gusta lo simple.

Hoy toca una ración de eso: simples animaciones. Rellenando cervezas para recargar energías. Lo mismo que vamos a hacer esta noche, para luego aguantar toda la larga semana de trabajo (en la cual nosotros nos dedicamos a beber cerveza “por trabajo” también; ¿vosotros no?).

Buxton Tsar

Esta marca de la zona centro de Inglaterra suele hacer siempre cervezas que merecen la pena. Así que cuando vimos una botella suya de una Russian Imperial Stout, además toda roja y negra, no lo dudamos ni un segundo.

E hicimos bien, ya que es resultado no decepciona: es una cerveza negra, densa y bien opaca, con una cabeza de espuma marrón claro compacta. Buena presencia que se ve reforzada por el intenso aroma a maltas oscuras, chocolate y café.

Es amarga y con notas de pan tostado, frutos secos y mucho café y chocolate. Pero eso se nota sobre todo tras un primer sorbo afrutado (frutas pasas sobre todo) y cremoso. Tiene muchísimo cuerpo y sedosidad en boca.

Eso sí, ojo que emborracha lo suyo. Y es que esta birra tiene 9,5% ABV, nada despreciable y que se sube rápidamente a la cabeza. Por ello recomendamos beberla con moderación y acompañando algo de comer: lo fácil, los postres, claro.

“Mi opinión en un Tweet:” Los zares sabían lo que se bebían, sin duda. Nota: Sobresaliente bajo.

Urthel Hop-it

Comentamos por fin la tercera cerveza que nos faltaba de esta marca belga elaborada en los Países Bajos. Tercera cerveza y tercera remodelación de la etiqueta desde que la conocemos. Aunque sigue saliendo el enanito feo, cada vez son más formales.

La cerveza en sí es una Golden Strong Ale o una Belgian IPA, según como lo mires. El color es indiscutiblemente pálido: oro brillante, ligeramente turbia, con mucha espuma persistente y esponjosa.

El aroma es fresco y floral, con mucho lúpulo y algo de levaduras. Y en boca es amarga -aunque equilibrada- y refrescante. Nada de excesos ya que usa lúpulos europeos, que le dan notas frutales y algo ásperas o terrosas, como a melocotón.

Lo que esconde muy bien es el alcohol -tiene 9,5% ABV-, excepto en el esófago, donde ya se hace notar y calienta la tripa. Vamos, que tiene más de Belga que de IPA, pero resulta un conjunto interesante sin ser para tirar cohetes tampoco.

“Mi opinión en un Tweet:” Amargor y alcohol al estilo continental. Nota: Bien.

Abridor Halcón Milenario

Bien sabréis a estas alturas que los que escribimos El Jardín somos unos frikis de copón. Pues deberíais saber también que hoy (25 de mayo) se celebran dos efemérides muy importantes: El día de la toalla y el día del orgullo friki.

Como todavía no han inventado una toalla con abrebotellas incorporado (id corriendo a patentarlo para la playa) y orgullosos de ser frikis lo estamos siempre, hemos decidido hacer un poco de ostentación de ello y comentar otro (y van ya varios) abridor basado en las películas de La Guerra de las Galaxias (ya que la fecha coincide con la del estreno del Episodio IV).

Bueno, y como todos los que nos leéis sabéis cómo funciona un abridor, y esperamos que no haya nadie que no conozca el Halcón Milenario (y si es así ya os estáis poniendo la trilogía original ahora mismo), ya está hecha la entrada de hoy.

Sólo nos queda deciros que podéis conseguirlo aquí, que estéis orgullosos de vuestro frikismo, que no os olvidéis una toalla, y que la fuerza (y la cerveza) os acompañe, claro.

Kirin Ichiban

Si, como a nosotros, os encanta el sushi, es posible que hayáis caído en la tentación de comprar alguna cerveza “japonesa” para acompañarlo. Y esta, al ser una de las tres más conocidas (y consumidas -otra es esta-) ha tenido muchas probabilidades de ser la elegida.

Vamos a hablar de la cerveza rápidamente (ya que es una rubia más, hecha para dar lo que se espera de ella): color oro claro, burbuja grande, espuma media, olor leve y sabor ligero y amargo. Algo por lo que no deberías pagar lo que en muchos casos te van a pedir.

Pero, como curiosidad, fijaos en la botella. Ya que uno de los principales productores de esta cerveza para el mercado europeo es nada menos que la Staatsbrauerei Weihenstephan. Y al hacerla en Alemania, no usan arroz ni maíz, así que esa versión es 100% malta. Y algo más sabrosa que las otras.

Por lo demás, esta cerveza de 5% ABV (propiedad de Mitsubishi) supuestamente elaborada con el primer mosto no destaca sobre los cientos de rubias que se fabrican en cualquier parte del mundo, coman sushi o no (y, además, sabéis que con sushi notros recomendamos las stouts).

“Mi opinión en un Tweet:” La puedes encontrar como “exótica”, pero no lo es tanto. Nota: Suficiente.

Debate: Participación de las Grandes en las Micros

Un tema que está muy en boca del sector últimamente es la participación y compra por parte de las grandes cerveceras (nacionales o internacionales) de las micros artesanas. Bien entrando en el accionariado o bien absorbiéndolas enteras.

Seguro que lo habréis visto (y opinado) en las redes sociales últimamente. De Molen, Founders, Birra del Borgo, Nómada, etc. Cerveceras craft con prestigio recibiendo inyecciones fuertes de capital. Difícil negarse, ¿no? Pero queremos saber qué opináis vosotros. ¿Os parecen bien estas compras o no?

Nosotros ya hemos opinado en otras ocasiones, pero igual que os animamos a usar este espacio para dejar vuestra opinión, lo repetiremos: Cualquier cosa que, al aumentar la inversión, repercuta en una mejora del producto y su estabilidad y consistencia, así como en una mejor distribución y por ende un abaratamiento de su precio de venta nos parece una buena noticia.

Claro que preferimos saber dónde y en manos de quién acaba el dinero que invertimos en cerveza (no a nivel de bolsa, sino de bolsillo y pagar la ronda), y que por motivos económicos, sociales y políticos podemos sentir más simpatía por las pequeñas cerveceras independientes y cercanas. Pero a nivel de producto y su relación calidad/precio, no nos importa si una macro compra a una micro. Es más, lo más probable es que cierta profesionalización sea buena para todos. Y ahora, tú, ¿qué opinas?

The Beer Times (171)

Dominical de noticas sobre cerveza. Pulsa aquí si no te carga para leer el periódico

Volvemos desde Villanueva de la Serena y, los que no conducen, leen mientras la revista dominical de los enlaces sobre cervezas.

Hoy, Cervegarte en Villanueva de la Serena

Retrasmitiendo en directo desde la I Feria de la Cerveza Artesana de Villanueva de la Serena (Badajoz), donde hoy nos encontramos. Bueno, no: ni retrasmitiendo (porque esto está escrito) ni en directo (porque lo dejamos programado ayer).

Pero sí es verdad que estamos aquí, bebiendo de estas cerveceras presentes, y que te animamos a venir a tomar algo y saludar e invitarte a unas rondas. Si no vienes (y nosotros no vamos muy perjudicados) te lo contaremos en nuestras redes sociales.

De Struise St. Amatus 12

La cervecera belga del avestruz (de la que últimamente parece que vemos menos cosas por España) nos gusta desde antes de visitar su fábrica en Oostvleteren. Por eso, aunque haga tiempo que no la veamos (pero tenemos una guardada en la despensa) queremos recomendaros esta cerveza de estilo cuádruple de abadía, bautizada en honor del santo de dicha localidad.

Como buena Abt 12, es de color marrón oscuro casi negro, densa y opaca, con una cabeza media de espuma color beis, buena persistencia y burbuja grande. El aroma es fuerte, con un toque vinoso y duro en nariz.

En boca es intensa, con inicio dulce, mucho sabor a frutos secos (nueces) y final amargo. También se distinguen notas de regaliz, vainilla, jerez (porque por lo que se ve está madurada en barrica –de whisky-) y frutas pasas.

Buen cuerpo y textura. Compleja en nariz y en boca, y con un toque moderno frente a las Quadrupels clásicas. Vamos, que esta cerveza de 10,5% ABV bien merece la pena y es ideal para acompañar un buen plato de carnes rojas.

“Mi opinión en un Tweet:” Un santo del este, más moderno que su hermano trapense. Nota: Sobresaliente.

Macro Multinacionales Cerveceras (3): Heineken

Seguimos el repaso a las grandes macro multinacionales cerveceras que se reparten el grueso del pastel del consumo de cerveza en todo el planeta. Si ya habíamos repasado la fusión entre Anheuser-Busch e InBev, ahora vamos a acercarnos a Europa y conocer un poco sobre Heineken y todo lo que hay detrás.

Heineken, como cervecera, empezó en Ámsterdam, fundada por Gerard Adriaan Heineken en 1864. Y fue creciendo de manera normal, hasta que en la segunda mitad del siglo XX empezó a comprar a sus rivales. Amstel, por ejemplo, cayó en 1968.Más adelante, junto con Carlsberg (de la que ya hablaremos también), compró parte de Scottish & Newcastle en 2007 (a la que, por cierto, pertenecía el grupo Alken-Maes).

También forma parte de Heineken la cervecera mexicana FEMSA (con un 20% de las acciones) con las cervezas de Cuauhtémoc Moctezuma. Y siguen moviéndose, ya que actualmente han adquirido la mitad de Lagunitas Brewing Company, una craft norteamericana.

En España ha tenido mucha actividad, ya que ya en 1984 compró la cervecera El Águila (renombrándola paulatinamente y transformándola finalmente en su Amstel), y en el año 2000 compró el grupo Cruzcampo, que pertenecía previamente a Diageo (o sea, Guinness, de los que también hablaremos, claro).

Así, y por resumir las principales marcas que posee Heineken como macro-empresa: Heineken (obviamente), Amstel, Affligem, Desperados, Cruzcampo, Birra Moretti, Sagres, Sol, Tecate, Żywiec, Krušovice, Pelforth, Tiger, Murphy's, Newcastle, Mort Subite o Judas. También posee la marca Foster’s (pero sólo en Europa, en el resto del mundo es de SABMiller).

Y, desde 2002, posee la mitad (bueno, un 49,9%) del Brau Holding International, que es dueño de Paulaner, Hacker-Pschorr, Kulmbacher y otras. Y, obviamente, aparte de todo esto, tiene los derechos de distribución de otras marcas, aunque no sean plenamente de su propiedad. Son las que podemos ver habitualmente en los típicos bares “irlandeses”.

Una empresa compleja y con intereses en todo el mundo, con multitud de cervezas de todo tipo (y mucha preferencia por las lagers “locales”) y que entra en el top 3 de Macro Multinacionales Cerveceras por derecho propio.

Decálogo para ir a beber a Praga

Entre todas las ciudades del mundo, Praga es posiblemente la mejor para beber cerveza. Además de gozar de gran tradición y calidad, el precio roza lo ridículo y existen grandes bares a decenas. Para no perderse, ofrecemos este escueto pero conciso decálogo. No tocamos solamente cerveza sino otras cosas accesorias como la comida. Como hemos dicho no es un decálogo extenso, y se pueden aportar muchas cosas. Pero creemos que puede ser útil. Antes de empezar con el decálogo propiamente, una recomendación preliminar:

0. ¡Id a lo checo! Porque IPAs, APAs, cervezas belgas, cervezas extremas, sours y demás ya las podréis probar por aquí. Pero las lagers frescas, algunas de ellas sin filtrar, que podemos encontrar ahí no hay manera de probarlas fuera del país. ¡Aprovechad! Seguramente no echaréis de menos a las otras, creednos.

Bien, tras esto, vamos al tajo con el decálogo:

1. La bebiblidad como bandera. Todos -o casi todos- hemos oído el concepto "bebible". Hay cervezas que entran mejor que otras, y en general ningunas mejor que las checas. Preparaos a tener ganas de beber mucho.

2. Uno de los "factores cogorza" más bajos. En EJDL llamamos "factor cogorza" a la relación entre la borrachera y la cantidad bebida. Las lager checas suelen oscilar entre el 3 y el 5 por ciento de alcohol en volumen. Podréis beber mucha cerveza sin acabar arrojando efluvios gástricos en una esquina mientras vuestro amigo de confianza os aguanta la frente.

3. Decid no a la sopa de ajo. La sopa de ajo es un plato tradicional. Así pues, está en muchas cartas. En la mayoría de sitios echan ajo crudo a espuertas, que os va a destrozar las papilas gustativas. Al pegar un trago no solamente no notaréis el sabor de la cerveza sino que os va a picar la boca y la garganta cosa mala.

4. Grados Plato. En muchas de las cervezas que venden ahí no se indica el contenido alcohólico sino que se indica la densidad inicial. Podéis aproximar (esto es muy poco científico) el contenido alcohólico multiplicando los grados plato por 4 y luego dividiendo por 10. Redondead hacia abajo y el alcohol seguramente se acercará. Así pues, una cerveza de 10º tendrá seguramente entre 3,5 y 4 por ciento de alcohol en volumen.

Thwaites 13 Guns

Desde el Reino Unido y bajo el sello “Crafty Dan” nos llega una cerveza estilo American IPA que, ya desde su nombre, quiere homenajear a las 13 colonias originales que declararon su independencia en 1776 y formaron los Estados Unidos.

Y, para ello, usan lúpulos americanos (Centennial, Citra, Amarillo, Apollo, Chinook y Kotatu) y un poco de centeno. El color rojizo anaranjado, con tonos de caramelo, viene dado por las maltas. La espuma es esponjosa y pegajosa, media y de persistencia buena.

El aroma es intenso a lúpulo (como no podía ser menos), pero con un carácter leve y tropical, junto con notas de pino y uva y algo de malta. En boca es amarga, pero con mucho cuerpo maltoso y un final seco, especiado y picante.

Tal vez no tenga la intensidad que tienen las American IPAs hechas en los EEUU, pero tiene perfectamente cogido el sabor americano en una cerveza de sólo 5,5% ABV, cosa que es muy de agradecer. Y mucho más equilibrada.

“Mi opinión en un Tweet:” Cañonazos americanos, aunque no ametralladoras M-60. Nota: Notable.

Estadísticas: Consumo medio mensual de Cerveza

Tras el éxito (y lo interesante) de la consulta sobre vuestro gasto medio mensual en cervezas y sus conclusiones, la semana pasada propusimos la encuesta sobre consumo medio de cerveza (en volumen, por persona y mes) y hoy toca sacar las conclusiones y estadísticas de los resultados.

Con más de 100 participantes, volvemos a creer que los datos son extrapolables. Y así, podemos ver que la mayoría de nuestros lectores, un 42%, consumen entre 10 y 20 litros al mes. Un 37% beben menos de 10 litros mensuales. Y en el otro extremo, el 12% de nuestros lectores consumen más de 25 litros (hay muchos que beben uno al día).

Según nuestros cálculos (aproximados) la media de consumo entre los que leéis esta web sería de unos 14 litros al mes. O sea, 168 litros al año. Más del triple de la media de consumo de cerveza por habitante en España (unos 45 litros) y superando incluso a los checos (en torno a 150 litros). Pero es que, de nuevo para asombrarnos, si extrapolamos y sumamos todo lo que beben los lectores habituales del blog, ¡supera el millón de litros anual! (Que suena a mucho, y es mucho, pero no llena ni media piscina olímpica, oye).

Y, como extra, uniendo los datos de las dos encuestas que hemos hecho este mes (la de gasto y la de consumo), podemos calcular que el precio medio que pagamos por la cerveza que bebemos es de 5,75 euros el litro. ¡Está claro que no bebemos latas de marca blanca, precisamente!

The Beer Times (170)

Dominical de noticas sobre cerveza. Pulsa aquí si no te carga para leer el periódico

Llega un anticiclón con mejores temperaturas y un suplemento con los mejores enlaces sobre cervezas.

Música de Anuncio: Morgenstemning (Morning Mood)

Música de anuncio de cerveza, o trozo de música clásica super-conocido y repetido (en Los Simpson, por ejemplo) para escenificar el buen tiempo y la placidez. La verdad es que suena a levantarse por la mañana con el humor adecuado para beberse una cerveza.

Por eso, hay un anuncio de la televisión que usa una Suite que Edvard Grieg compuso para la obra Peer Gynt, del dramaturgo noruego Henrik Ibsen. Para ser concretos, la Suite No. 1, Op. 46, llamada Morgenstemning (Morning Mood).

En una semana: Cervegarte

La semana que viene se celebra en Villanueva de la Serena la I Feria de la Cerveza Artesana Cervegarte. Villanueva de la Serena es un pueblo de Badajoz conocido en el mundo cervecero gracias a José “Seve” Fernández. El que fue homebrewer y socio fundador de la ACCE y ahora cervecero de Sevebrau.

Y es por eso por lo que la semana que viene nos vamos a ir hasta allí. Seve nos cae muy bien y nos gustan sus cervezas y su manera de entender el mundo cervecero, así que no queremos perdernos esta feria y poder charlar con él.

Además, van cervecerías como Ballut, Cervecera Libre, Domus, Hecatombe, La Bicha, Cibeles, Arriaca, Piporra, San Frutos y Menduiña. Y, por supuesto, Sevebrau, claro. Y hay conciertos y actividades. Y jamón. Vamos, que no es un único motivo.

Empieza el viernes 20 de mayo a las 19:00 y acaba a última hora del sábado 21. Pero nosotros intentaremos que no nos manden a dormir mientras aún haya cerveza en los grifos. ¿Te animas a venir a tomar algo?

Birroturismo en Vilna, Lituania

Tras un tiempo sin viajar fuera de España, hemos pisado por fin tierras interesantes desde el punto de vista cervecero. En este caso, uno de los países bálticos: Lituania. Allí, en su capital Vilna (o Vilnius) dejamos a nuestros compañeros de viaje viendo monumentos y nosotros nos dedicamos a hacer birroturismo.

Y es que Lituania es un país de la zona cervecera del mundo, con algunos estilos bastante interesantes propios, como las Kvietinis (o Baltas –cerveza blanca, de trigo-), las Šviesusis (su cerveza rubia -o ligth-) o la Tamsus (oscura -dark-, a veces llamada Porter, que eso nos suena más).

Y, dentro de la capital, para poder degustar estas cervezas (y otras muchas) os podemos recomendar algunos de los bares a los que fuimos. Por ejemplo, el Alaus (cervecería) Biblioteka (Trakų, 4). Un bar moderno y limpio, escaleras arriba, con aspecto de biblioteca, obvio. A destacar el gran número de cervezas de importación (incluyendo españolas) ya que es el único bar en el que vimos tantas cosas no lituanas. Y sobre todo, lo ordenado y educativo de su división por estilos y su guía de cervezas. Las pegas: está escrita en lituano (claro), y el precio (en comparación con los demás, ya que aún así no era caro para nuestros estándares -3,5€ una pinta de Dundulis Roggenbier-).

Pero si quieres visitar cosas menos modernas y más clásicas, te recomendamos Alinė Leičiai (Stiklių, 4). Es como un mesón de toda la vida, con cervezas variadas (al menos 10 grifos) y comida tradicional. Y no muy caro (tasting de 6x20 cl más un plato de comida típica por 9€).

Ampliación de Glosario (8)

Nueva entrega de glosario para que podáis ser los listillos de la reunión. Hoy tres estilos de cervezas alemanas clásicas cuyo nombre se ve definido sobre todo por su color.

Dunkel Munich: Cerveza alemana con sabor y olor a malta y a corteza de pan debido a su proceso de elaboración y al resultado de la reacción de Maillard en la malta típica de la zona. El color varía desde cobre a marrón oscuro, a veces con reflejos rojos. Entre sus características destacan el bajo amargor (18-28 IBUs) y alcohol entre 4,5 y 5,6%.

Helles: Es una variedad de cerveza alemana con sabor a malta pero en la que, a diferencia de la Dunkel Munich, sí puede apreciarse el lúpulo y no es tan dulce, con un final suave y seco. El color es característico amarillo muy suave, incluso pálido. Es una cerveza que se puede beber todos los días con amargor muy bajo (16-22 IBUs) y alcohol entre 4,7 y 5,4%.

Schwarzbier: Lager alemana de color desde marrón a casi negro, a veces con toques granates. Como en las cervezas Dunkel y Helles, se puede apreciar el sabor a malta, de entrada dulce, con posibles toques a pan y chocolate, y con un final seco. Amargor bajo-moderado (20-30 IBUs) y bajo contenido de alcohol (4,4-5,4%).

Amager Pride

De la serie de los pecados capitales este es uno de nuestros favoritos (como en la vida real, coincidimos también con la pereza y la lujuria). Pero hoy estamos hablando sobre cerveza. Y sobre la Imperial Stout denominada “Orgullo” que pertenece a The Sinner Series de Amager.

Es una cerveza negra y densa. Muy negra y densa. En una escala de cero a la sombra de un gato negro en una noche sin luna con los ojos vendados… un 11. Y es que la hacen hervir durante ¡6 horas! para que esté bien concentrada.

La espuma es beis rojiza, y compacta y duradera. Pese a llevar lúpulo Zeus, el aroma es principalmente alcohólico y maltoso (chocolate, café, etc.). Pero en boca sí que es bien amarga y persistente, con mogollón de caramelo y tostado. Densa y viscosa, tiene mucho cuerpo y un largo retrogusto nasal. Todo un pelotazo de soberbia.

Pero, a lo mejor, es incluso demasiado pelotazo. El orgullo se sube a la cabeza y atonta. Y es que tiene 10% ABV pero no está tan equilibrada ni es tan bebible como otras similares. Como postre y para acompañar de algo con chocolate fuerte puede estar bien. Pero a media fiesta, te parte el rollo.

“Mi opinión en un Tweet:” Orgulloso de haberla bebido, por supuesto. Nota: Notable.

Debate: Litros mensuales de Cerveza

Las semanas pasadas pudimos comprobar, gracias a la encuesta que hicimos sobre gasto en cerveza y a sus resultados, que nuestros lectores (vosotros, Jardineros) se gastan de media 80,50€ al mes en cerveza (entre beber en casa, salir, cañas y botellas).

Ahora queremos pediros que volváis a contestar a una encuesta para saber cuánto bebéis (en cantidad, en volumen, en litros, vamos). Y es que ha salido esta semana una noticia (basada en los datos de impuestos especiales de hacienda) en la que se confirma que el sector cervecero está en pleno crecimiento, con una fuerte subida en los dos últimos años y que llega a alcanzar en España los 3.538 millones de litros de cerveza en 2015.

Y, obviamente, queremos saber en cuanto ayudamos los que escribimos y los que leéis esta web, y si superamos la media por el doble o por el cuádruple (que la superamos no lo dudamos). Nosotros por ejemplo oscilamos entre los 15 litros mensuales de algún Becario, hasta los casi 30 litros al mes que se bebe alguno (no mencionaremos su nombre porque no queremos que se nos enfade el Barón). ¿Y tú, cuántos litros bebes al mes?

Empieza a sumar cañas y botellines (entre 20 y 33 cl, habitualmente), botellas (de 33 o 50 cl), pintas (de 47 o 56 cl, puedes redondear a 0,5 litros) y otras cosas que vayas bebiendo. Si eres un friki del Untappd, añade 4 cl por cada sorbo que hayas dado a una birra para hacer check-in. ¿Tienes ya el total? Pues contesta en la encuesta insertada justo debajo y no te olvides apretar VOTAR tras marcar tu cantidad.

The Beer Times (169)

Dominical de noticas sobre cerveza. Pulsa aquí si no te carga para leer el periódico

Recuerda que, te gastes lo que te gastes en birra, este magazine es gratis y viene lleno de enlaces sobre cervezas.

La Trappe Witte

Con las nuevas cervezas trapenses ha venido cierta polémica sobre el mantenerse o no dentro de los “estilos clásicos de abadía”. Pero la verdad es que desde el monasterio De Koningshoeven, con las cervezas La Trappe, llevan haciendo cervezas trapenses “diferentes” años.

Y esta cerveza de trigo estilo Witbier es una buena prueba de ello. Y un curioso ejemplo de estilo además –pero no muy ortodoxo-. De color arena claro, turbia y bonita; presenta una cabeza de espuma blanca compacta y de buena persistencia.

El aroma es fresco, especiado -aunque no lleva especias, como acostumbran las Wit belgas- y algo cítrico. En boca es muy dulce y suave –lleva trigo malteado, no crudo-, con un leve contrapunto ácido y, de nuevo, especiado y seco al final. Bastante carbonatada y refrescante.

Vamos, que con sólo 5,5% ABV es una de las cervezas trapenses más fáciles de beber e ideales para cuando empieza a hacer calor. Si tuviese una en la nevera, me la abriría ahora mismo sin dudarlo.

“Mi opinión en un Tweet:” Porque en las abadías no sólo se van a beber estilos “de abadía”, ¿no? Nota: Bien Alto.

#LaRonda 41 (2.15): Fragmentación del mercado

Desde Cerveriana (jo lo que hablamos últimamente de este chico) se nos invita a reflexionar en la ronda de este mes de una de las peculiaridades del mercado cervecero moderno: no paran de salir novedades, decenas de cervezas a la semana, y además de productos que llenan las estanterías y los bares hoy, pero que en dos meses están desaparecidos hasta vete-tú-a-saber-cuándo (y eso, si vuelven).

Y no podemos menos que darle la razón. Todo esto se ve a menudo. Vas a un bar de 23 grifos, y todas (o casi todas) las referencias son especiales y puntuales. Vas a las tiendas y abundan las ediciones limitadas,  las cervezas extremas y especiales, las colaboraciones y las cosas raras. Y todo ello, en detrimento de las tiradas regulares y las cervezas de gama base.

¿A qué se debe esto? Pues a que es un mercado más fácil enfocado así cuando te diriges a un público especializado, minoritario, y con pluralidad de gustos. No se aplican las leyes del común denominador que aplican las grandes, porque la cerveza craft o artesana, aquí, todavía es un mercado secundario y para frikis.

Por eso es más fácil triunfar en ese mercado con este tipo de productos. Ideales para snobs, coleccionistas y beerhunters. Nosotros, sin ir más lejos, somos unos snobs, coleccionistas y beerhunters del copón. Hace años (cuando empezamos el blog y antes) buscábamos siempre lo nuevo, guardábamos las botellas y nos encantaba estar a la última de lo que salía. Ahora es sencillamente imposible, y hemos abandonado ese camino en nuestro consumo (nuestro bolsillo ha tenido también bastante que ver).

Macro Multinacionales Cerveceras (2): InBev

InBev fue una empresa de origen belga y brasileño. ¿Cómo puede una empresa ser belgobrasileña? En este caso porque fue el resultado de la unión de Interbrew (que a su vez era fruto de la unión de la cervecera Artois -¿os suena?- y otras más pequeñas) con AmBev, compañía brasileña que había nacido como unión de Brahma (quizá os suena también) y Antarctica (sí, los del Guaraná). Un párrafo con muchas acotaciones y un poco lioso, pero que ayuda a entender el desarrollo y marcas que poseía este gigante, que en 2008 compró Anheuser-Busch creando AB InBev.

InBev era una empresa relativamente joven. Con este nombre, solamente estuvo en activo cuatro años. Los que pasaron entre la fusión de Interbrew con AmBev (American Beverages) y la adquisición de AB en 2008. Es por esto que la historia es básicamente la de sus partes. Y sus partes son tantas (podríamos hablar prácticamente de un Frankenstein empresarial) que lo mejor será saltarnos su historia e ir directamente a sus cervezas.

Interbrew tuvo, entre sus más famosas marcas y cervezas: Stella Artois, Beck's, Staropramen, Leffe, Jupiler, Belle-Vue y Hoegaarden entre otras. También compró el Spaten-Löwenbräu Gruppe, al que pertenece por ejemplo la Franziskaner.

AmBev, por su parte contaba entre empresas propias y licencias para Brasil con: Brahma, Antarctica, las cervezas del Grupo Modelo (Coronita, Negra Modelo o Pacífico), Quilmes, Skol y además gran variedad de refrescos sin alcohol.

Podéis imaginar el grandísimo volumen de cervezas que comercializó este grupo. Ahora le tenemos que añadir, además, Budweiser y Bud Light, tercera y cuarta cerveza más vendida en el mundo respectivamente (primera y segunda si no contamos cervezas orientales). Esto ha hecho AB InBev el grupo cervecero con mayor volumen del mundo, por encima de los grandes monstruos asiáticos.

Pero la cosa no se queda quieta nunca, ya que hace unos días compraban Birra del Borgo entera, y a finales del año pasado entraron en la Compañía Cervecera de Canarias (que elabora en España Tropical y Dorada) antes controlada por SABMiller, que es otra macro-empresa de la que hablaremos… y que todo apunta que también acabará fusionándose con el gran grupo AB-InBev (la oferta está hecha, y están a la espera de que se regule la compra).

Kuchlbauer Aloysius

Esta marca, que una vez al año llega con puntualidad germánica a la feria de la alimentación europea que hacen en esos grandes almacenes “británicos” (que no nos pagan por publicitar), es de las que corremos a comprar cuando las vemos.

Y esta Aloysius es una de las que más nos gustan de la casa Kuchlbauer  (aunque no tenga ni el vaso ni la torre bonita). Pero una Dunkel Weissbock no es algo que se cate todos los días. Y es que es una cerveza de trigo de color marrón oscuro (y fuerte, como ya veremos), con una espuma abundante de color hueso (aunque no muy duradera).

El aroma es intenso a plátano, malta, clavo y algo de chocolate. En boca es dulce y recuerda más a todo el rollo de panadería y pastelería: bollos, tostadas, biszcochos, etc. Tiene buen cuerpo y agradable carbonatación.

La cosa es que te la bebes, la disfrutas, y no te das cuenta en ningún momento que tiene 7,2% ABV, así que hay que tener cuidado y reservarla para acompañar la merienda. Y coger una buena reserva, que a lo peor no la ves hasta dentro de un año.

“Mi opinión en un Tweet:” Una digna rival de la Aventinus, aunque no tan potente. Nota: Notable.

Estadísticas: Gasto medio mensual en Cerveza

En el debate de la semana pasada os preguntábamos cuál era vuestro gasto medio mensual en cervezas, pidiendo que sacaseis la calculadora y empezaseis a contar euros. Cañas, botellines en tienda, latas en el super, cañas y pintas en los bares, etc. A la encuesta de twitter (por cierto, ¿qué os parece el formato de encuesta? ¿Lo podemos usar más a menudo?) respondieron más de 100 personas, así que creemos que los datos son relativamente extrapolables.

Los resultados quedaron de esta manera: Un 33% de los que respondieron, gastan menos de 50€ al mes en cerveza. Un 47%, consume entre 50 y 100€ mensuales. El 15%, entre 100 y 200€. Y tan sólo el 5% se gasta más de 200€ cada mes en birra, que no está nada mal.

Haciendo un cálculo rápido y aproximado (con la participación y las medias que consideramos más cercanas), el consumo promedio de los encuestados se podría considerar cercano a los 80,5€ en cerveza al mes. Más de 9.000€ se gastan al mes las más de 100 personas que contestaron. Pero es que si extrapolamos eso a los más de seis mil lectores que nos siguen con regularidad, podemos concluir que entre toda la peña de jardineros gastamos… ¡Casi medio millón de euros al mes en cerveza!

¡Joder! Casi nos da un patatús al dar el resultado la calculadora. Vale que a lo mejor el cálculo peca de optimista. Y tal vez no todos los que nos leen gastan tanto como los que además de leernos han contestado a la encuesta. Pero aunque no suba a tanto, sigue siendo un pastón. ¡Más o menos cinco millones de euros anuales os gastáis en cerveza entre todos los que leéis este blog! ¡Está claro que hacéis que sea un sector en crecimiento, jejeje! ¿Os sentís más contentos ahora que sabéis que ayudáis a crecer la industria cervecera del país?

The Beer Times (168)

Dominical de noticas sobre cerveza. Pulsa aquí si no te carga para leer el periódico

Como cada fin de semana, os traemos el suplemento dominical que contiene más enlaces sobre cervezas.