Bevog Kramah

Es la primera vez que hablamos de esta cervecera de origen austriaco y etiquetas muy llamativas. Posiblemente, es lo primero en lo que te fijaste, en sus dibujos y los bichos que en ellos salen. ¡Parecen sacados del mundo de Fantasía!

Pero si eso te ha animado a beber alguna, habrás visto que es una marca que no está mal, con un producto confiable. Como esta IPA de raro nombre. Su color es ámbar, con cierta turbiedad opalina, y tono oscuro y rojizo. La espuma es abundante, blanca y pegajosa, con persistencia media.

Olor intenso a lúpulo (afrutado, cítrico y tropical), pero con un toque ahí perdido no del todo agradable. Aun así, el sabor es rico y sabroso. Amargo (tiene 70 IBUs) pero fresco y bebible, con un buen fondo de malta para soportarlo.

Así que esta cerveza de 7,0% ABV (a la que parecen haberle bajado el octanaje hasta el 6,5% ABV últimamente) entra muy bien, tanto en botella como en lata como en como te la quieran poner. Si es en litro, mejor.

“Mi opinión en un Tweet:” Bébetela antes de que el bicho se la beba. Nota: Sobresaliente bajo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada