Birroturismo en Lovaina (Leuven), Bélgica

Como comentamos en la entrada del Toer de Geuze, el fin de semana del 5 al 7 de mayo nos pasamos por los aledaños de Bruselas, invitados por Visit Flanders y la oficina de turismo de Bélgica. Una de las paradas que realizamos fue en la autodenominada "Capital de la Cerveza". Nos referimos a la ciudad de Lovaina (Leuven).

Con 90.000 habitantes y situada a unos 20 km al este de la capital belga, es especialmente conocida por su "Beer Month", o mes cervecero. Este periodo lleno de actividades focalizadas en la cerveza tiene un claro inicio y un claro final. Empieza con el Zythos Beer Festival, un gran evento de cariz regional en el que se pueden probar unas 500 cervezas belgas, y termina con el Innovation Beer Festival, una fiesta con un enfoque más internacional, dirigido hacia las nuevas tendencias cerveceras y la innovación, tal como indica el nombre.

Dicho sea de paso, el Innovation ha tenido lugar este pasado fin de semana, con gran éxito de asistentes como es costumbre. Y se ha celebrado en las antiguas instalaciones de Stella Artois. ¿Os imagináis un festival de cerveza artesana en la antigua fábrica de Estrella Damm en Barcelona? Nosotros tampoco, y esta es una clara muestra de que en madurez nos llevan mucha ventaja todavía.

Además de estos dos festivales de reconocido prestigio mundial, Lovaina tiene abundante ocio nocturno. Su Oude Markt (Viejo mercado/plaza) es considerado por muchos "el mayor bar del mundo", debido a la gran cantidad de terrazas que hay, que unidas parecen un macro local hostelero. Pudimos tomar algo por allí y el ambiente nos pareció fiestero hasta el exceso, y es que Lovaina también tiene muchísima vida universitaria y se nota. Igual que también se nota que nosotros cada vez nos alejamos más de esta maravillosa y etílica etapa vital.

En bares cerveceros, nos recomendó nuestro buen amigo Pablo, visitante asiduo de la ciudad, acercarnos al Metafoor (Parijsstraat, 34), una cervecería también céntrica y de corte local, pero más tranquila que las de la plaza. También está muy cerca The Capital (Grote Markt, 14) pero ese cae en lo turístico del Oude Markt, siendo por tanto más caro y menos recomendable (pese a su inmensa variedad de cervezas).

Para sentirnos bien con nosotros mismos y no vernos como meros borrachos, nos dedicamos a hacer también turismo por la ciudad. Tiene un centro histórico muy bonito, que recuerda mucho a una versión reducida de Bruselas. Su ayuntamiento es de estilo gótico brabantino, igual que muchos otros centroeuropeos (recordemos por ejemplo el Ayuntamiento de Viena, de Múnich o de la ya comentada Bruselas). También dispone de un gran parque, una preciosa biblioteca, muchos restaurantes y varias universidades, así como algunas iglesias (una de las cuales, San Pedro, proyectada para ser la más alta del mundo, no tiene desperdicio conocer un poco su historia).

En definitiva, recomendamos Lovaina como destino cervecero para todo amante de lo belga, y también para el que quiera visitar una bonita ciudad cerca de la "capital de Europa". Si habláis con asistentes al Zythos o al Innovation bien seguramente os terminarán de convencer con sus aspavientos y vehementes halagos.

4 comentarios:

  1. ¡Qué envidia! Ya veo que os lo habéis pasado de lujo. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y con ganas de volver, ya que no nos dio tiempo a nada!

      Eliminar
  2. Y no fuiste al Nostradomus?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue un viaje muy exprés. Ni siquiera llevábamos una ruta pensada. ¿Nos le recomiendas para la próxima?

      Eliminar