Achelse Kluis

Es este Jardín que tan gustosamente os recibe cada vez que lo visitáis no nos gusta restregaros por los morros las cosas que nosotros bebemos y vosotros, pobres mortales, jamás probaréis. Nuestra política va más por comentar cosas a las que la mayoría podáis tener acceso y así podamos interactuar con vosotros. Pero hoy nos vamos a pasar esta regla por el forro.

Y vamos a hablaros de una cerveza Trapense que sólo puedes comprar en la abadía o su tienda del refectorio (o como se llame eso). Y no, no es la Westvleteren. Es la Achelse Kluis, la Extra Blonde de Achel, en la abadía de San Benedicto, que sólo se hace en botellas de 75 cl.

Una cerveza rubia turbia, con abundante espuma blanca esponjosa, de buena persistencia. El aroma es maltoso, levaduroso y con toques frutales y cítricos. En boca es similar, algo de pan, de azúcar y de amargor para compensar el dulzor. Compleja, pero no definida.

Por ello, aunque está bastante bien valorada, preferimos beber otras cervezas trapenses a esta supuesta Tripel de 9,5% ABV. ¡Y menos si tenemos que peregrinar hasta el monasterio para conseguirla! ¡No somos tan devotos!

“Mi opinión en un Tweet:” No nos vamos a meter a monjes por ella, pero sí nos la beberíamos. Nota: Bien alto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario