Ichtegem's Grand Cru

Desde la Brouwerij Strubbe (que no se prodiga mucho por España, nos tememos) nos llega esta cerveza “Gran reserva” bautizada con el nombre de la localidad de la fábrica, que es una Cerveza Roja de Flandes. Y que no debéis confundir con su Oud Bruin, también con tres barriles en su etiqueta.

Ichtegem's Grand Cru
De color rubí oscuro, sube burbuja fina que crea una espuma abundante y pegajosa, dejando la copa llena de encaje de Bruselas. Huele avinada y salvaje, “funky” (cuadra, cuero, paja, …). Y en boca es astringente como un vino con muchos taninos, pero no amarga.

Su carácter es más bien aci-dulce, pero no amable. Estos estilos son muy curiosos, hay ejemplos del estilo que pueden enamorarte, y otros hacerte odiarlas. Esta está un poco a medio camino entre ambas, así que ni nos va a encantar ni la vamos a odiar.

Ojo que tiene, eso sí, 6,5% ABV. Y que no los aparenta. Por lo que aconsejamos maridar esta cerveza de fermentación mixta y madurada durante 24 meses en madera de roble, con unos canapés de paté o queso con mermelada de frutas, que quedará muy rico.

“Mi opinión en un Tweet:” Flanders es zurdo (¿y de ahí lo de rojo?). Nota: Bien bajo.

Nuestros Retos de Noviembre y Diciembre 2019 #12meses12barras

Parece mentira que el reto sea nuestro y a veces nos toque “incumplirlo”. Las comillas son porque ya avisamos en la convocatoria en Enero que daríamos cuanta flexibilidad hiciese falta… ¡y dada está! Así que nosotros la tomamos y se la damos a Rodrigo…

Nuestro Reto de Noviembre 2019 #12meses12barras
Que dejó para el último momento su visita a una brewery o taproom… ¡Tan para el último momento que acabó haciéndolo un día tarde y se nos juntó con diciembre! Pero la espera hizo que mereciese la pena porque fue a la fábrica de Samuel Smith en Yorkshire.

Allí pudo probar (entre otras cosas) la novedad más gorda de este año: su barley wine, la Yorkshire Stingo, servida en cask de madera. La botella es a modo informativo en la foto. Pero la cerveza, son palabras mayores… ¡su reina de la casa en un formato único!

Y, como le daba palo el haber dejado para el último momento el reto del mes pasado, el de este mes lo ha cumplido prontito. Ha aprovechado las compras navideñas en una tienda de cervezas para tomarse allí una.

Nuestro Reto de Diciembre 2019 #12meses12barras
Y ha sido en Queen’s Beer, una tienda especializada de Valladolid abierta allá por 2008 (11 años que se dice pronto), junto con su dueña, Carlota. Beben Triple Karmeliet ella (como es habitual) y Dougalls IPA 6 él. ¡Por la mañana!

Y con esto damos por finalizada la participación jardinera en el reto 2019 #12meses12barras. Esperamos que tanto las birras (cervezas) como las barras (lugares) que hemos seleccionado os hayan gustado. ¡No olvidéis hacernos llegar vuestra participación en el formulario!

Cine y Cerveza: Ted

Hace unos meses que no traemos un “blockbuster” a esta sección que últimamente da cabida a películas menos conocidas para el público mayoritario, así que nos vamos a redimir en esta edición hablando de Ted, una ácida comedia dirigida por Seth MacFarlane (Padre de familia, Padre Made in USA) y protagonizada por Mark Wahlberg (Boogie Nights, Infiltrados, The Italian Job…) y Mila Kunis (Malas madres, Cisne Negro, El libro de Eli).

Cine y Cerveza: Ted
Esta versión actualizada de Peter Pan nos presenta a John (Mark Wahlberg) que se debate entre seguir a Ted (un oso de peluche que cobró vida gracias a un deseo infantil) o aceptar su madurez y comprometerse con Lori, su novia desde hace cuatro años. Atrapado en un trabajo sin futuro y venerando figuras del cine de ciencia ficción de los ochenta (Sam Jones retomando su mítico papel de Flash Gordon es hilarante), el día a día del protagonista permite a MacFarlane repartir a todas las instituciones con un humor sutil pero corrosivo.

A lo largo de toda la película John y Ted beben cerveza en numerosas ocasiones, sin que se vea nunca la etiqueta, aunque queda bastante insinuado que es la ubicua Budweiser, la lager de referencia para el mercado industrial americano (de hecho hay una escena en que se dedican a hacer rimas a partir del nombre de la marca sin citarlo). Pero un momento que queremos destacar también es cuando el oso, que no tiene ningún filtro al expresar sus opiniones, encuentra una Michelob Ultra Tuscan Orange Grapefruit al abrir el frigorífico de Lori. Su expresión es: “Dios mío, América está implosionando”, afirmación con la que estamos de acuerdo al ver esas referencias de las grandes marcas.

Con esta simple frase MacFarlane deja clara su opinión sobre las cervezas supuestamente destinadas a un público “femenino”, suaves y llenas de adjuntos exóticos frente a las lagers tradicionales que beben los hombres, aprovechando para mostrar su desprecio hacia los productos llenos de sabores sintéticos y con poco sentido más allá de ampliar la cartera de productos de la empresa.



Por esta y otras cosas la película es una candidata ideal para revisar o descubrir - si aún no la has visto - y muy recomendable para acompañar con una lager de trago fácil. ¡Pero elegid las buenas, que las hay!

De la Senne Zinnebir

Desde la Brasserie de la Senne o De Zennebrouwerij (una cervecería en Bruselas, que recibe su nombre por el río Zenne que cruza la ciudad) nos llega esta “popular”. Y lo decimos así porque se anuncia como la Ale del pueblo de Bruselas. Y es eso, una Golden o Pale Ale belga, pero con un toque moderno.

De la Senne Zinnebir
Una cerveza rubia pero algo turbia, coronada por una espuma blanca, no muy abundante, de persistencia media baja. El aroma es frutal y cítrico, pero con la presencia de la levadura belga, no siendo tan limpio como el de las Pales inglesas.

En boca es sabrosa, y aunque tiene dulzor, predomina el amargor y la aspereza. Lúpulo y caramelo leve se juntan para llenar el trago que, con su 5,8% ABV, no resulta para nada difícil aun así. Una cerveza que da un toque diferente a la tradición belga, sin duda.

Para apreciar bien los aromas recomendamos beberla en copa alta y un poco cerrada, y como maridajes proponemos los típicos mejillones al vapor, o bien algo más local (de aquí, no de allí) como unas migas con uvas. ¡Veréis que rico!

“Mi opinión en un Tweet:” A la orilla del río, birra y papeo suena popular. Nota: Bien alto.

Hoy, Samuel Smith en Yorkshire

Hoy es uno de esos días que no vamos a hablar mucho por aquí, porque andamos muy liados y creemos que lo importante está en otro lado. En este caso, en el pueblecito de Tadcaster, en el condado de Yorkshire.

Hoy, Samuel Smith en Yorkshire
Y es que allí tenemos a Rodrigo, que fue tocado por la diosa Fortuna con una visita a la exclusiva fábrica de Samuel Smith. Y que va a estar todo el día subiendo cosas a las redes sociales (si no se emborracha demasiado). Así que os emplazamos a ir visitando nuestro Facebook, nuestro Twitter (posiblemente el que más use en el día de hoy), y nuestro Instagram para ir viendo lo que vaya publicando bajo el hashtag #SamuelSmithEJDL.

Y con esto nos despedimos de momento, porque lo interesante está pasando fuera de esta página ahora mismo. Pero no os preocupéis que por aquí os lo contaremos todo con detalle más adelante. ¡Cheers!

The Beer Times (317)

Dominical suplemento de noticias sobre cerveza. Aquí puedes leer el periódico The Beer Times.

Noticias: nosotros estamos viajando a visitar Samuel Smith mientras vosotros leéis estos enlaces sobre cervezas.

Pagoa Stout Beltza

Hoy es Black Friday. Y en nuestro idioma cervecero, Black es igual a Stout. En euskera black, negro, se dice “Beltza”. Y por eso esta cerveza de Pagoa Euskal Garagardoa (en Guipúzcoa) se llama así. Así que es el día ideal para reseñarla, ¿no os parece?

Pagoa Stout Beltza
El color es casi negro, pero sólo casi negro (no opaca, con brillo rojizo abundante). La espuma es beis claro, esponjosa y de volumen medio. Su persistencia no está mal y es bastante pegajosa. El aroma es agradable e intenso, con mucha malta y notas de chocolate y caramelo.

En boca es dulce, pero con poco cuerpo. Un poco de café aguado, algo de chocolate, algo de amargor… Tirando a flojilla, pero eso la hace en el fondo más bebible. Es caramelosa y melosa al paladar. En el fondo, hace que te guste.

Por ello no hay que quedarse con la primera impresión, ya que es una cerveza negra de las de beber en cantidad (tiene además sólo 4,3% ABV), y acabarse el botellín o la pinta. Verás entonces como no es muy intensa pero sí sabrosa y que merece la pena tomarse una (o un par).

“Mi opinión en un Tweet:” Las rebajas del Black Friday en el alcohol de una negra. Nota: Bien alto.

Carta de aromas: Cartón

Tras más de treinta aromas que podemos encontrar en la cerveza y aprendiendo a qué se deben y cómo reconocerlo, esta sección va a dar un pequeño giro y hablar de defectos. Hasta ahora los habíamos dejado de lado un poco entendiendo que las cervezas que os recomendamos y que bebéis están bien, libres de fallos. Pero también sabemos que cada vez la media de nuestros lectores es más experta en cerveza, y conviene reconocerlos.

Y vamos a empezar con uno que se suele encontrar en las cervezas envejecidas, debido a la oxidación entre otros motivos. Es el olor a cartón, papel viejo. Se debe a la aparición del aldehído trans-2-nonenal, un compuesto resultado del paso del tiempo en la cerveza.

Si habéis entrado en una librería de segunda mano, o se os ha olvidado bajar el cartón a reciclar en un tiempo, quizá ya tengáis aprendido este aroma. Si no, hacedlo, con periódicos viejos o cajas sin abrir, que lo conservan al permanecer cerradas.

Y, si lo queréis buscar en la cerveza, las Bitter inglesas o las strong Ale (que no sean tan strongs) suelen desarrollarlo con pocos años de almacenamiento. ¡Pero os deseamos no encontrarlo a menudo, que no mola!