Abridor Cangrejo Multiusos

Bajo el mar, (bajo el mar)… Las bailarinas son las sardinas, ven a bailar. ¿Qué mundos quieres explorar si nuestra banda empieza a tocar? ..Y las almejas son castañuelas, ¡bajo el mar!

Vale, estamos casi seguros de que has leído el párrafo anterior cantando. Si no es así, es que no has tenido infancia. Y si no has tenido infancia es que aún estás en la infancia. Así que deja de leer, que este objeto no es para ti, que todavía eres menor.

Porque es un cangrejo diseñado por Kikkerland que contiene multitud de herramientas (tijeras, destornillador, abrelatas, …) pero que nosotros detacamos porque incluye un abridor de botellines, desde luego.

Te puede sacar de un apuro en la playa, cuando vayas para huir de esta apestosa ola de calor. O es el ideal para combatir "el cangrejo" tomándote una Attack The Krab! edición Martuxa Krab-Sares. ¡Doble motivo para hacerte con uno!

Vocabulario de Cata de Cerveza: Fase Gustativa (1)

Tras hablar de cómo describir lo que encontramos en la cata de la cerveza, y de ir dando para las fases visuales y olfativas un vocabulario de cata con los descriptores más precisos, ahora nos toca pasar la última de las fases: la Fase Gustativa, donde entra en juego la boca.

Y a través de la boca vamos a poner en juego dos sentidos principalmente: el gusto y el tacto. Este último lo trataremos en próximas entregas, por lo que hoy vamos a centrarnos en el gusto y en los sabores primarios que podemos encontrar en nuestra bebida favorita.

Y estos sabores básicos son los cuatro que nos aprendimos en el colegio (más uno “recientemente” inventado, cinco). Sus sensaciones están definidas es nuestro pequeño glosario cervecero, pero os vamos a dar unas breves explicaciones de cada uno.

El dulce es el sabor que está asociado al de la glucosa, la miel o la fruta madura. En la cerveza viene dado principalmente por la malta y los azúcares que no se han fermentado en el proceso de elaboración. Es uno de los sabores que primero se detectan en la lengua.

El amargo, quizá uno de los sabores que más asociamos con la cerveza. En esta proviene del lúpulo, principalmente, de los ácidos alfa fenólicos que este contiene. Es un sabor que se nota casi al final del trago, tarda más en aparecer, y puede resultar desagradable si no se está acostumbrado. Es el motivo por el que de primeras, no nos suele gustar la cerveza.

Nuestro Reto de Junio 2019 #12meses12barras

Parece mentira, en serio, que nosotros hayamos preparado este reto, y luego seamos unos irresponsables que lo dejan para el final. ¡Pero es que procrastinar nos gusta casi tanto como la cerveza!

Y aunque sea en la última semana del mes (en la que las temperaturas parece que van a acompañar más para el terraceo cervecero) os traemos nuestra participación de junio. Y el reto consistía en tomarse una cerveza de más de 50 IBUs en la terraza de un bar.

Nuestra participación ha sido en el Colón, uno de los bares que más años llevamos frecuentando en Valladolid, y que tiene una pequeña terracita en la puerta, ideal para pasar la tarde. Y la cerveza elegida, una de unos chicos de Valladolid, también. La 3Elementos #SoSick!, con 60 IBUs según reza su etiqueta.

Y con eso, junio. Los meses que viene habrá que improvisar un poco según nos cuadren las vacaciones, pero nos aseguraremos de haceros ver lo que bebamos usando el hashtag #12meses12barras y participando con el formulario. ¡No os olvidéis!

The Beer Times (302)

Dominical suplemento de noticias sobre cerveza. Aquí puedes leer el periódico The Beer Times.

¿Habéis empezado ya las vacaciones? Los niños sí, pero ellos no deberían leer publicaciones o enlaces sobre cervezas.

Sábado Cervecero Animado (54)

Duffman dice “oh, yeah” a ser el protagonista esta semana de nuestro Sábado Cervecero Animado. Esa sección en la que os traemos GIFs relacionados con la cerveza. Y en la que Los Simpson han sido varias veces protagonistas.

¡Pero Los Simpson + Cerveza = Duff! Y Duffman representa el espíritu de la cerveza Duff. Sin lugar a dudas. Bueno, junto con el Dirigible Duff, y el enanito Duff Surly. ¿Cuál es vuestro favorito? ¿Hemos oído Suds McDuff?

Premios de Primavera 2019

Ha pasado ya el 40 de mayo, aunque muchos llevamos todavía el sayo puesto. Y hoy cambia la estación y entra el verano. Todo parece indicar que esta semana será de subida continua de las temperaturas, pero antes de que pase todo eso os traemos… ¡Los Premios de Primavera 2019 de El Jardín del Lúpulo!

Cervezas más recomendables:

Botella de Bronce:
7 Fjell Morgenstemning

Botella de Plata:
Schneider Weisse Tap 3 Mein Alkoholfrei

Botella de Oro:
St. Peter’s Old Style Porter


Medalla a la Mejor Entrada de Entretenimiento:
Cine y Cerveza: Avengers Endgame

Medalla a la Mejor Entrada Divulgativa:
Entrevista: Dougall's y su Equity Crowdfunding

Y con estas entradas seleccionadas (que si no habías leído, no te puedes perder) ya reconocidas, no os traemos esta sección hasta ... ¡Dentro de tres meses en El Jardín del Lúpulo!

¿Cómo reconocer los campos de cereales? (Desde cerca)

Si en entradas anteriores de esta sección en la que enseñamos a reconocer los campos de cereales nos centrábamos en el aspecto general de su superficie y de sus plantas, antes de pasar a los cereales de regadío queríamos enseñaros una clasificación botánica que os permitirá reconocer con mayor precisión los cuatro cereales de secano más habituales.

¿Cómo reconocer los campos de cereales? (Desde cerca)
Para ello debemos conocer primero, eso sí, qué son las aurículas y las lígulas (partes de las gramíneas, en el inicio de la hoja). La lígula es un apéndice o saliente membranoso que aparece en el limbo, donde se une la lámina (la hoja) con la vaina (lo enrollado en el tallo).

Y la aurícula es un lóbulo foliáceo (o sea, como un trozo de hoja que asoma) alrededor de ese mismo limbo, cubriendo alrededor del resto del tallo. Y con ambas cosas podemos establecer la siguiente clasificación:

  • La cebada tiene una aurícula que da la vuelta competa al tallo, y lígula con dientes en su extremo.
  • El trigo tiene también una aurícula que da la vuelta competa al tallo, pero su lígula no tiene dientes en su borde.
  • La avena tiene aurículas que no abarcan completamente el tallo, y su lígula es ovaladas y sin dientes.
  • El centeno tiene también aurículas que no abarcan completamente el tallo, pero su lígula tiene dientes cortos, triangulares.

Entonces si tenéis dudas (sobre todo cuando el cereal aún no ha florecido y espigado, y es cuando más cuesta diferenciarlo) sólo tenéis que mirar estas dos cosas y buscar en la planta que queráis identificar cómo es su aurícula y su lígula. ¡Y con eso ya seréis verdaderos expertos etnobotánicos especializados en cereales!

La Cerveza en el Arte: Jean Beraud

La Cerveza en el Arte: Jean Beraud

La cerveza siempre ha formado parte de la vida de la humanidad. Bueno, no siempre, pero sí desde que merece la pena contarla, al menos. Igual que la música. Y el rodearse de humanidad. Y todo eso es un poco lo que refleja este cuadro que os traemos hoy a la sección “La Cerveza en el Arte”

En él, Jean Beraud, el autor francés, representa un baile en abierto, suponemos que en la metrópoli parisina, donde hombres y mujeres se reunían para danzar… y beber cerveza.

Por eso, aunque el título del cuadro es “Le Bal Public” (o sea, El Baile Público), en primer plano lo que atrae la atención de los cerveceros es una mesa en la que se apoya una chica y a la que está sentado un caballero con chistera bebiendo, claramente, cerveza. ¡Es un tío con clase!

La pena de esta obra es que pertenece a una colección privada. Así que no podrás ir a ningún museo a admirar este óleo sobre lienzo que nos parece precioso y reseñable, aunque no hayamos encontrado ni siquiera sus medidas reales.

Tatuajes cerveceros (18)

Teníamos pendiente este tatuaje casi desde el principio. Es curioso como muchas veces, lo que pilla más cerca a veces es lo que menos haces, o lo que más tardas. Y en este caso, el tatuaje pertenece a una persona a la que conocemos desde bastante antes de entrar en este mundillo cervecero.

Tatuajes cerveceros (18)
Es de Eduardo Pastor (Castellón, Valladolid, Madrid, …) que tiene 33 años ahora, que pasó de hacer botellón peleón a seguir los consejos de un amigo común (Andrés Chapa) y a comprar cervezas de importación. Y el cambio radical llegó hace poco, cuando además empezó a trabajar para fábricas de cerveza artesana o distribuidoras de cervezas.

Este #Beertattoo, que bajo su codo reza “Sexy lips”, fue un tatuaje que le regalaron los propios de Flying Dog, en honor a la cerveza que allí elaboraron en una visita que hicieron (de color rojo por las grosellas, como unos labios sexys).

La verdad es que es una buena experiencia y un digno recuerdo de ella. ¿Tus tatuajes cerveceros también te recuerdan a alguna cosa? ¡Mándanoslos al email o por redes sociales, y los compartiremos en esta sección del Jardín encantados.