Sábado Cervecero Animado (51)

Hoy hace un día excepcional para ir a esquiar o hacer snowboard. Los partes de nieve son buenos, la temperatura agradable, hay cervezas ricas en lata que llevar en la mochila para el descanso…

¿Por qué entonces no estamos haciendo como esta gente que os traemos hoy en esta sección? Unir nuestras pasiones e ir sobre las tablas directos a beber una cerveza. Que, como todo el mundo sabe, entra mejor en altura.

De Molen Bloed, Zweet & Tranen

Esta cerveza es de De Molen, una cervecera de los Países Bajos que ha salido hace poco en las noticias cerveceras ya que la “Swinkels Family Brewers” (conocidos sobre todo por Bavaria) ha adquirido el 100% de la empresa, tras entrar con el 35% hace un par de años.

Especializados en cervezas negras, es algo (en sus propias palabras) a camino entre una Porter y una Stout, pero de 8,2% ABV y con una buena carga de maltas ahumadas. De color es negra densa. Y su espuma, escasa y beis. Poco persistente.

Olor a panceta ahumada, a chimenea y cenizas. El sabor es más raro y complejo. Turba, tabaco en hebras, y suela de zapato (goma o caucho), con amargor y dulzor mezclados, muy de chocolate. Con muchas cosas dentro, pero sobre todo, ahumados, claro.

No sería exagerado decir que lleva “Sangre, Sudor y Lágrimas”, como indica su nombre en la etiqueta. O que cuesta eso acabártela como no te pille del humor adecuado. Pero lo cierto es que es una cerveza con personalidad.

“Mi opinión en un Tweet:” Si eres un friki de la historia sabrás sin esfuerzo que la frase no fue exactamente así. Nota: Bien bajo.

Cine y Cerveza: Colegas de copas

¿Qué se puede esperar de una película cuyo primer plano muestra a una persona vertiendo malta en un molino? ¿y si el segundo plano es de un saco de malta Munich de Weyermann? Las expectativas van subiendo mientras muestran distintas imágenes del proceso de producción de una micro hasta que sale la cerveza por un grifo en un tap-room.

Ahora que tienen toda nuestra atención, ya nos pueden poner el resto de la película de Joe Swanberg (de 2013). Y es que, con una microbrewery de fondo, “Colegas de copas” nos cuenta la historia que surge entre Kate (Olivia Wilde, Tron: Legacy, House MD) y Luke (Jake Johnson, Jurassic World, La Momia), dos compañeros de trabajo de una pequeña fábrica de cerveza que se sienten atraídos a pesar de tener otras parejas.

Podríamos considerar esta película como “romántica” pero con autenticidad. Huyendo de los clichés del género, los personajes son complejos, las situaciones por las que pasan son realistas y el final… bueno, digamos que no es convencional.

Colegas de copas es al cine romántico lo que una cervecera artesana comparada con una industrial; aunque comparten los ingredientes básicos, el cuidado con el que se escogen las materias primas y se vigilan los procesos resulta en un producto mucho más auténtico y atractivo. La contraprestación es que, este tipo de producciones son minoritarias y su difusión queda fuera de los cauces habituales.



Como podéis ver en el tráiler, es una cinta diferente si reniegas de las pelis de amor porque tienes barba, llevas camisas de cuadros y bebes sólo artesanas. Si la trama principal no te atrapa sí lo hará lo verosímil del entorno cervecero en que se desarrolla. ¡Y puede que demuestres tu lado romántico! (Ojo, que aunque sea “indie”, sigue dejando un retrogusto empalagoso que no se olvida, cual Doppelbock o Schwarzbier)

Vocabulario de Cata de Cerveza: Fase Olfativa (1)

Tras haber acabado la fase de cata visual de la cerveza (hablando en estas dos entradas sobre el líquido y la espuma), ahora toca darle vocabulario al siguiente sentido. El olfato. Aunque, para ser precisos, antes queremos dar unos apuntes de cata sobre esta fase.

Catador de cerveza buscando aromas y olores para describirlos.
La cerveza, al tener gas carbónico, pierde los aromas mucho más rápido que otras bebidas. Por lo que en una cata, siempre recomendamos oler la cerveza nada más servirla, porque quizá distingamos cosas que luego se pierden, adelantando la Fase Olfativa a la visual. Y, por otro lado, nuestro olfato es uno de los sentidos más “débiles”. Enseguida se agota y satura. Por ello, el ambiente de la cata debe ser limpio y sin interferencias, y nuestra nariz ha de intentar estar fresca en cada cerveza, usando “trucos” como oler el envés de nuestra propia mano para “resetearla”.

A pesar de ser uno de los sentidos menos entrenados, el olfato es importantísimo para la cata, ya que en gran medida de él dependen también los sabores que encontremos. ¡Y sin embargo, lo peor que nos pasa es que en castellano apenas tenemos vocabulario para los olores! Nos enseñan en el cole los nombres de los colores y los sabores, pero… ¿los olores?

Pues para eso venimos a este “curso” de Vocabulario de Cata. A aprender para definir y explicar los aromas que podemos encontrar en una cerveza. Y para ello vamos a diferenciarlos en tres tipos:

  1. Aromas Primarios: procedentes de los ingredientes de la cerveza, siendo los más predominantes los de la malta o el cereal y los del lúpulo.
  2. Aromas Secundarios: procedentes de la fermentación y el alcohol, como puedan ser los ésteres o los fenoles, entre otros.
  3. Aromas Terciarios: procedentes de la maduración, que pueden ser muy variados según los procesos o la vida de la cerveza, y pueden incluir las oxidaciones o las barricas.

Debate: - IBUs, + Lúpulo

Estos días hemos visto en nuestras redes dos debates sobre este tema, primero propuesto por nuestro amigo Albert y seguido por Daniel, en el que se enfocaba que la batalla por las cervezas con muchos IBUs ha dado paso a las NEIPAs, al DDH y al uso del lúpulo sin dar amargor.

Debate sobre cerveza
Luego se enfocaba como que quizá, cuando se usaba (o abusaba) del lúpulo con resultados de muchos IBUs, se estaba buscando otra cosa, no tanto amargor, sino aromas y sabores.

La verdad es que nos parece un debate interesante. ¿Vosotros qué opináis? Porque, sin quitar parte de razón al tema, tal vez el meollo no esté en el lúpulo en sí, o en buscar agradar a más paladares, sino en las modas y la búsqueda de la diferenciación mediante los extremos.

Lo que está claro es que el lúpulo ha venido para quedarse, en una forma u otra. Y que cada vez hay más maneras de usarlo dando lugar a una variedad infinita de productos lupulados. Quizá el error sea no salir del término IPA para definirlos, cuando hay tanta variedad…

Founders Porter

No hay muchas cervezas negras que se encuentren tan fácilmente en España y estén tan bien valoradas. ¡Está la cuarta en la lista! ¿Cómo puede ser que no la hayamos comentado en el Jardín antes, si hasta entra dentro de los parámetros de craft o artesana para mucha gente?

Viene de Michigan, de una de las marcas estadounidenses (Founders) más prestigiosas, ahora adquirida en parte por el grupo Mahou-San Miguel. Como es una Porter (bueno, Robust Porter, para no confundir con sus primas porter-a-secas del Reino Unido) es negra, bastante densa, con una cabeza beis de espuma, persistente.

Huele mucho a chocolate, maltas tostadas y algo de café. En boca es equilibrada, porque parece que entra dulce y cremosa, pero el final es más seco y con un perfil levemente amargo tanto de notas de cacao como de lúpulo.

No es exactamente barata, pero sí al menos asequible. Y eso, junto con su alcohol no muy alto (6,5% ABV), hace que sea algo que quede al alcance de todo el mundo en su camino a conocer los diferentes estilos de cerveza. O de repetir cuando apetezca.

“Mi opinión en un Tweet:” No tan misteriosa como su etiqueta, mucho más accesible. Nota: Notable alto.

The Beer Times (283)

Dominical suplemento de noticias sobre cerveza. Aquí puedes leer el periódico The Beer Times.

No pasa un solo domingo sin que os hagamos llegar este suplemento semanal lleno de enlaces sobre cervezas.

Resumen: Concurso Homebrewer

Queremos aprovechar el día de hoy para hacer un pequeño resumen a modo de recordatorio de la convocatoria del séptimo Concurso Homebrewer ahora que se van aproximando las fechas finales de la convocatoria de este año. ¡Tomad nota!

El plazo para elaborar es hasta el 28 de este mes, febrero. Y el plazo para inscribir las cervezas y presentarlas es hasta el 15 de marzo. ¡Importante que no se os pase, que os quedáis fuera! Por otro lado, las fechas más previsibles para la cata y la entrega de premios son el 31 de marzo y el 13 de abril, respectivamente, aunque esto aún no os lo podemos confirmar, pero son las que mejor cuadran en un principio.

Tampoco tenemos cerradas las fechas exactas de las recogidas en mano, pero de momento tenemos planeado que haya en Valladolid, en Segovia y por supuesto, en Madrid. Y serán a principios de marzo, claramente. Si os cuadra para ahorraros los gastos de envío, no lo desaprovechéis.

Y bueno, toda la demás información está en la propia web del concurso. No dejéis de participar si hacéis cerveza en casa. Repartimos más de 2500 euros en premios. ¡Y tú puedes ser el afortunado!

Maredsous Blond 6

Hacía meses que no reseñábamos por aquí una cerveza de abadía. Y eso es imperdonable, porque son estilos que forman uno de los pilares básicos sobre los que se sustenta el mundo cervecero actual, y una gran puerta de entrada a los bebedores primerizos (que tienen la suerte de tener mucha más oferta que cuando empezamos nosotros).

Cerveza de abadía Maredsous Blond 6
Esta, la belga Maredsous Blond 6, pertenece al grupo Duvel Moortgat, lo cual es una buena señal ya que suelen cuidar sus productos. De color ámbar claro, algo turbia por el sedimento del fondo, presenta una cabeza no muy abundante de espuma esponjosa.

Huele bastante maltosa y acaramelada, con notas especiadas de la fermentación. El sabor es dulce, con ese toque afrutado belga que las hace tan interesantes y a la vez fáciles de beber. Muy dentro de lo que se espera en una Blonde de abadía.

Otro punto a favor del estilo es que, frente a sus hermanas mayores como puedan ser las Tripel o las Strong Golden Ale, esta sólo tiene 6% ABV (en la gama baja de lo belga), con lo cual las resacas no son tan peligrosas. Aún así, bebed con moderación.

“Mi opinión en un Tweet:” Las abadías siempre dan la campanada. Nota: Notable bajo