Nuestro Reto de Marzo 2019 #12meses12barras

Seguimos bebiendo “bajo demanda” para cumplir con los 12 retos mensuales que nos hemos auto-impuesto. 12 meses en los que hay que acudir a 12 barras y beber lo que toque cada mes. Y en marzo, no podíamos obviar que se celebra San Patricio (Patrón de Irlanda, pero por extensión, Santo de toda Cerveza Negra).

El texto del reto rezaba “pide en una taberna una pinta de Stout (o similar) y sube una foto festiva” y nosotros hemos enviado al Barón (que es el que se encarga del reto en nombre de EJDL) al Wittgenstein de Valladolid, que es más que taberna… es “tugurio”, pero molón y lleno de infames.

Un bar que le pilla bien cerca de casa y al que suele acercarse a beber cosas como la pinta de St. Peters Cream Stout que sujeta en la mano en la foto “festiva”. Se ve que no daban sombreros de Guinness y tuvo que optar por ponerse una boina de mafiosillo o un gorro soviético prestados por el tabernero.

¿Vosotros habéis participado? Si aún no lo habéis hecho, no dejéis que el que haya pasado ya San Patricio os detenga: la fiesta se lleva por dentro. Bebed una stout cuando queráis y subid la foto. Con eso y poniéndola en el formulario, ya habréis cumplido el reto.

Carta de Aromas: Césped recién cortado

Desde hace unos meses tenemos en la web una sección que va explicando de qué hablar y qué descriptores usar en la cata de cervezas. Justo la semana pasada hablábamos del vocabulario de la fase olfativa, y mencionábamos este aroma.

Es una aroma primario en la cerveza, ya que procede de uno de los ingredientes, el lúpulo. Como todas las plantas verdes, tiene compuestos saturados volátiles y alcoholes orgánicos, como el Alcohol Hexílico o el cis-3-Hexenol.

Estos compuestos que nos recuerdan al olor de la hierba recién cortada se emiten en mayor medida, precisamente, cuando la planta está recibiendo algún ataque (del cortacésped, en ese caso), y se usan como defensa química. ¿Sabíais eso?

Pues si queréis aprender a reconocerlo (aunque creemos que todo el mundo conoce bien este aroma) sólo tenéis que hacer un poco de jardinería y segar la hierba de vuestro jardín o la del vecino (que siempre es más verde).

Evil Twin / Lervig Big Ass Money Stout

Hay veces que a los cerveceros se les va un poco la pinza. Y más, cuando son famosos. Y más, cuando se juntan. En plan “¿Que no hay huevos a hacer una cerveza con pizza congelada? ¡Sujétame la pinta!”. Y sí, Lervig y Evil Twin se juntaron y la hicieron. Y no una vez, no, sino tres veces (porque la que se ve ahora en tiendas es la tercera versión de la Big Ass Money Stout).

Según lo que se puede leer por ahí, además de pizza, lleva ¡dinero! (pero luego no se encuentra una confirmación ni en la etiqueta ni en la web), así que a lo mejor sólo remojaron algo de calderilla… ¡Pero lo que no es calderilla es lo que cuesta! Esta Imperial Stout no es precisamente barata…

Lo que sí que es es negra y opaca, muy opaca. Con una espuma oscura, densa pero casi nula y poco persistente, sólo en los bordes. El aroma es intenso y avainillado, con algo de cacao y caramelo; agradable y complejo. El sabor es bastante amargo, con mucho regaliz, chocolate negro y café. El alcohol (tiene en torno a 17% ABV, según la versión) no se nota demasiado ni en nariz ni en boca, pero calienta y da fuego a la garganta.

Y tampoco se nota la pizza. Ni p*** idea de donde estará. ¿De qué sabor sería? ¿Cuatro estaciones? ¿Llevaría piña? Esperamos, por dios, que no. Eso sí, la birra es un hostiazo fino, de beber a sorbitos y compartir (tanto por lo fuerte como por el precio). Y una digna candidata a la sección “La Cerveza Chorra”.

“Mi opinión en un Tweet:” ¿La marido con pizza congelada o no? Nota: Bien bajo.

The Beer Times (288)

Dominical suplemento de noticias sobre cerveza. Aquí puedes leer el periódico The Beer Times.

Hoy es San Patricio (recuerda participar en el #12meses12barras) y puedes beber cerveza irlandesa y leer estos enlaces sobre cervezas.

Cervezas presentadas al 7º Concurso Homebrewer

Hoy es un día duro de trabajo para los Jardineros. Ayer acabó el plazo de presentación a la edición de 2018-2019 del Concurso Homebrewer y, como bien sabréis, ha habido algún cambio organizativo. Entre ellos, la sede de la cata, que será en L’Europe.

Cervezas presentadas al 7º Concurso Homebrewer
Y hoy iremos allá a comprobar que todas las cervezas inscritas han llegado a tiempo y están bien, y a dejarlas ordenadas para la cata, en un orden adecuado para el jurado, y preparaditas para que el próximo día 31 sean catadas y valoradas.

La lista completa de cervezas caseras inscritas se puede ver en la propia página del Concurso Homebrewer. Si te has presentado, por favor, revisa que tu cerveza aparezca y los datos estén bien. ¡Cuánto antes nos avises, mejor!

Y dicho esto… nos preparamos, que en serio, es un trabajo de la hostia desempaquetar, abrir, colocar, fichar y ordenar... ¡Y da mucha sed! Por suerte estamos en un bar y no hará falta abrir ninguna de esas cervezas, jejeje.

Caracole Nostradamus

Desde un pequeño y pintoresco pueblecito de la provincia valona de Namur, en Bélgica, cuya fábrica completamente artesanal ya visitamos haciendo birroturismo por la zona, nos llega esta cerveza de la Brasserie Caracole, la Nostradamus.

Caracole Nostradamus
De color marrón rojizo, muy oscuro y algo turbio, con espuma media color beis o crema, persistente. El aroma es maltoso y afrutado. Pasas, higos, bizcocho borracho y un toque de soja. Muy belga, pero con un toque diferente.

El sabor es dulce y bastante alcohólico. Complejo (regaliz, especias, frutas pasas, …) y muy rico, pero sin concesiones. Su 9% ABV van a tumbarte tal y como te avisamos (y como predijo ya Nostradamus en alguno de sus libros, seguro).

Como no quieres caer redondo al suelo, te recomendamos beberla en copa de tulipa o similar, despacio. Y si la acompañas de quesos cremosos o paté, la vas a disfrutar el doble. ¡Está escrito! (justo aquí, escrito, cuenta como profecía)

“Mi opinión en un Tweet:” Profetizo también que te va a gustar. Nota: Sobresaliente.

Vocabulario de Cata de Cerveza: Fase Olfativa (2)

Tras aprender en entregas anteriores de esta sección que podemos encontrar tres tipos de aromas en una cerveza (primarios, secundarios y terciarios), y que dentro de cada aroma que describamos hemos de hablar de su fuerza y su duración, hoy toca profundizar en los descriptores de estos aromas.

Y empezamos por los aromas primarios, claramente. Los procedentes de los ingredientes de la cerveza, principalmente de la malta o el cereal y del lúpulo. Dentro de cada uno de estos, podemos distinguir varias “familias”.

Por ejemplo, dentro de los provenientes del cereal, podemos encontrar aromas que nos recuerdan al grano crudo, la harina, el mosto o al pan, pasteles o galletas. Observad que decimos “nos recuerdan” porque como ya explicamos, el vocabulario de los olores no tiene muchas palabras, sino que se menciona la causa o un símil con recuerdos que hemos de adquirir previamente.

También del cereal, pero esta vez influido por las reacciones de Maillard que se producen durante el malteado, podemos encontrar aromas a tostada, caramelo, melaza, regaliz, chocolate o café. Incluso aromas ahumados, quemados o torrefactos.

Y si os parece que dentro de las dos familias de aromas de la malta hay muchos descriptores (y los que nos dejamos, que solo hemos mencionado los más básicos), dentro de las familias de los aromas de los lúpulos ¡hay todavía más!

La Cerveza en el Arte: Vincent van Gogh (2)


The Drinkers, de Vincent van Gogh

Buscando para esta sección un cuadro de Honoré Daumier titulado “Physiology of the Drinker; The Four Ages”, nos hemos encontrado que apenas hay referencias al original, pero que sin embargo, varios autores lo han versionado.

Y si el original de 1862 es un grabado sobre madera, igual que otras versiones como la de Charles Maurand, hemos preferido traeros una más colorida. La que hizo, con bastante esfuerzo, según sus propias palabras, Vincent van Gogh.

Un óleo sobre lienzo de 59,4 × 73,4 cm, que se titula, simplemente, The Drinkers y que Van Gogh pintó en el año de su muerte, 1890. Obviamente, como título nos gusta más el de “Fisiología del bebedor; Las cuatro edades”, ya que todos pasamos por varias épocas bebiendo… ¡Y alguna ha de ser la de la buena cerveza!

Si queréis ver el original de Daumier , tendríais que ir hasta Metropolitan Museum of Art de NY, pero no siempre está expuesto. El cuadro de Vincent van Gogh en cambio está en el Art Institute of Chicago. Y sí que está expuesto.

Weihenstephaner Pils

Si bien la cerveza rubia de estilo Pils no es la más famosa de su gama (como puede pasar también a Paulaner en España, por ejemplo), alguna vez nos llegan botellines de Weihenstephaner Pils y merecen la pena probarlos.

La cerveza rubia alemana Weihenstephaner Pils
De color dorado bastante claro, brillante, está coronada por una espuma blanca y compacta, abundante, persistente y pegajosa. ¡El aspecto es de 10! Y el resto de la cerveza no lo desmerece…

El aroma es leve, pero con notas de pan, grano, hierba y cierto toque especiado o terroso. En boca el equilibrio destaca sobre las maltas, ya que es un poco más amarga que las normales (tiene 30 ibus), con un cuerpo ligero y un final limpio que la hacen ideal para beber fácilmente (y que tiene 5,1% ABV, lo que no es mucho).

Un claro ejemplo de Pilsner alemana. Y es que… Al fin y al cabo, Weihenstephan, situada en Freising (a 50km de Munich), es la cervecería más antigua que existe en activo en el mundo… ¿Cómo no van a saber hacer una buena cerveza tipo Pils?

“Mi opinión en un Tweet:” Pronunciarlo bien debería dar descuento a la hora de pedirla. Nota: Sobresaliente bajo.