Tournay Noire

Cuando te encuentras una cerveza belga “negra”, por lo general piensas en una Dark Strong Ale o similar. Esta es belga, pero por poco (la cervecera que la fabrica, Brasserie de Cazeau, está en Tournai, muy cerca de la frontera con Francia) y el estilo es, claramente, Stout.

Tournay Noire
Es una cervecera que lleva más de un siglo en manos de la familia Agache, pero que paró su producción en 1969 y desapareció hasta que fue rescatada en 2004 y revivida de manos de los herederos de la marca. Desde entonces han sacado 5 referencias estables en el mercado.

Esta que nos ocupa, la “Noire”, es como su nombre indica negra, muy oscura y opaca, como una IRS. La espuma de color beis claro que hace su copete es densa, compacta, pegajosa y persistente. Una buena crema sobre tal café.

Y es que el aroma nos recuerda mucho al café, por supuesto, con mucha presencia de maltas tostadas y caramelizadas. El sabor es igualmente cafetoso, muy intenso. Aunque también aparece algo de chocolate negro y galletas.

Tiene 7,6% ABV y es recomendable beberla en vaso de tulipa cerrado o tipo snifter, para apreciar bien sus aromas. Por ese mismo motivo no debéis servirla muy fría: lo recomendable es entre 8 y 10 ºC, que no congele nuestras papilas ya que no es una cerveza diseñada como “refrescante”.

“Mi opinión en un Tweet:” Las tornas se vuelven negras, pero me gusta. Nota: Notable alto.

Juzgado de Etiquetas: Rabiosa Session IPA

Hacía más de un mes que no poníamos a trabajar a nuestros jueces y fiscales de las etiquetas de cerveza. Un descanso más que merecido tras la repercusión de su última sentencia (la opinión pública no siempre está de acuerdo con lo que la legislación manda, pero hay que acogerse a ella en términos legales y más con productos destinados al consumo humano). Nosotros ya dimos nuestra opinión, por supuesto.

Hoy traemos una que esperamos que traiga menos discusión y se acepte el fallo, ya que la nota final al menos es mejor (aunque no por ello esté libre de errores). Es la de la Rabiosa Session IPA con la que nos ponemos sin más dilación.
Juzgado de Etiquetas: Rabiosa Session IPA

Empezamos como siempre por el aspecto general, donde destaca una fotografía algo inquietante y “sucia”, llena de texturas y letras. Vale que va con la estética de la gama y expresa rabia, pero a una cerveza afrutada de bajo alcohol quizá le vendría mejor algo más “tranquilo”. Bueno, o no, si quieren evitar un público más “ligth” y apostar por los incorformistas, como pone. Bueno, al menos resulta llamativo. No está mal.

Veamos los datos que aporta en su contenido: empieza bien, con las cuatro cosas que tiene que tener en el mismo campo visual obligatoriamente todas correctas. ¡Genial! Denominación de producto (cerveza), alcohol (3,7% vol., bien indicado) y volumen (33 cl), y la fecha de duración mínima, bien legible, y que al llevar el mes va precedida de lo de “antes del fin de”.

Abridor Disco de Vinilo

Estamos en una época como el renacimiento. No por la recuperación de los valores clásicos y del humanismo, sino por el querer volver a lo que añoramos del pasado, como pueden ser los objetos habituales de nuestra infancia y hoy en día ya “obsoletos”.

Abridor Disco de Vinilo
Nosotros tenemos una serie de posavasos con forma de discos de vinilo regalo de una buena amiga (que por cierto también fue regalo suyo el abridor con contador digital). Pero como no tenemos sección de posavasos, pues hemos buscado un abridor que les hiciese juego.

Ya tenemos por tanto encargado este disco cuya galleta (así es como se llama la parte central) tiene un abridor de botellines con el que pensamos destapar cervezas que sirvan de maridaje a la música que oigamos ese día. ¿Qué os parece la idea?

Por ejemplo, para oír “Summertime blues” de Eddie Cochran, nos abriríamos una American Amber Ale con su punto de amargor pero mucho cuerpo, sintiendo en cada trago lo mismo que la aguja recorriendo los surcos que giran en el plato…

Recetas Homebrewer (7): 19/20

Hacía mucho que no os traíamos una receta de cerveza casera, elegida entre las ganadoras de anteriores ediciones del Concurso Homebrewer (y por supuesto siempre contando con la colaboración y el permiso de su autor, por supuesto, que suele estar encantado de ayudar con la divulgación).

Recetas Homebrewer (7): 19/20
Hoy traemos una cerveza pensada para las navidades. De ahí su nombre: 19/20, ya que fue para las de ese cambio de año que la elaboró Santiago Santos Valle. Y con ella se llevó la Botella de Bronce y el premio a Mejor Cerveza de Estilos Belgas de la edición 2019-2020 del concurso.

Esta cerveza belga navideña de 8,5% ABV con miel y jengibre mezcla algunas características de una Tripel con ingredientes no convencionales (como el centeno) o la miel de brezo. Y con esta receta podéis adaptarla a vuestros equipos o reinterpretarla a vuestra manera.

Recordad también que si bien esta ganó en la octava edición, este año ya es la 9ª convocatoria del Concurso Homebrewer y podéis (¡debéis, incluso!) ir ya preparando vuestras elaboraciones para presentarlas. ¡Tal vez vuestra receta acabe en este Hall of Fame algún día!

Stone Notorious P.O.G.

Esta cerveza se llama POG por las siglas en inglés de las frutas de una bebida hawaiana: “passion fruit, orange and guava”; o sea maracuyá (fruta de la pasión), naranja y guayaba en castellano. Y es una Berliner Weisse (ya sabéis, ese estilo de cerveza de trigo ácido alemán).

Stone Notorious POG
Así que de estos californianos de la gárgola con alas nos llega ahora esta receta creada en 2016 para un festival (cuando la marca cumplía 20 añitos ya, que nos parece que estas craft son de hace nada, pero ya tienen cuarto de siglo de experiencia).

Antes de empezar a hablar de fruta, el aspecto es de color amarillo oscuro, profundo y turbio… tan turbio que hay verdaderos posos. La corona de espuma es de color blanco roto, de cantidad y persistencia medias.

Y a la hora de acercar el vaso a la nariz, pues huele a frutas cítricas, siendo la más característica (o la que mejor reconocemos, al menos) la naranja. Pero vamos, que es indudablemente cítrica además de tropical. En la boca pasa algo parecido, es muy ácida pero a la vez dulce. También como un zumo de naranja.

Vamos, que si no es por el alcohol (4,7% ABV) y la carbonatación con su espumita y todo, cualquiera podría decir que estamos ante un zumo de naranja y frutas. ¿Es lo que os pedía hoy el cuerpo? ¿Un mimosa? Pues entonces esta cerveza os sirve, por supuesto.

“Mi opinión en un Tweet:” Otra de las 5 raciones que tengo que tomar cada día. Nota: Bien bajo.

The Beer Times (401)

Dominical suplemento de noticias sobre cerveza. Aquí puedes leer el periódico The Beer Times.

Aunque lleguen las olas de frío, no dejéis de beber cerveza ni de buscar un rato el domingo para leer estos enlaces sobre cervezas.

Fourchette

Con la cerveza Fourchette la casa Van Steenberge ha pretendido hacer una de esas cervezas que se denominan “gastronómicas” (como si las otras cervezas “normales” fuesen dicotómicas), o sea que se puedan usar para comer con ellas.

Van Steenberge Fourchette
En este caso han elegido una cerveza de base Belgian Triple multicereal (con trigo y arroz, aunque sea muy poco). Y es amarilla anaranjada, turbia y con una cabeza de espuma blanca MUY abundante (pero que mucho), esponjoso y persistente por su alta regeneración.

En aroma destaca la levadura y la fermentación, pero también las notas a lúpulo continental (Saaz y Spalt, dos lúpulos de los denominados lúpulos nobles) y a maltas (que nos recuerdan a postres y pastelería). La verdad es que está logrado el equilibrio entre los ingredientes.

En el sabor ese equilibrio se inclina más hacia el amargor, pero sin avasallar, dejando en general una sensación buena gracias a su cuerpo pleno y rico, contando como mayor obstáculo para redondear su disfrute la elevada carbonatación que tiene.

Y con 7,5% ABV va dentro de las Triples, pero incluso ligera. Así que si realmente la usas como maridaje de una comida, desde luego no acabarás demasiado perjudicado. Recomiendan servirla en copa de vino fina y ancha, para apreciarla más.

“Mi opinión en un Tweet:” ¿Tenedor? ¡La espuma es más de cuchara! Nota: Bien.

Macro Multinacionales Cerveceras (9): Swinkels Family Brewers

No todas las multinacionales cerveceras son igual de grandes, por supuesto. Esta, por ejemplo, es una empresa familiar que se llega por la séptima generación al cargo de la misma. Pero la concentración de marcas que tiene la hace digna de esta sección.

Macro Multinacionales Cerveceras (9): Swinkels Family Brewers
La más conocida, como enseña y cabeza del grupo (y que en conversaciones informales le da nombre) es Bavaria, una cervecera del Brabante Septentrional en el sur de los Países Bajos. Y también su gama 8.6.

Pero parte de eso poseen otras marcas celebérrimas belgas y neerlandesas como Rodenbach, Palm, De Molen, Brugge Tripel, Urthel, Steenbrugge o Cornet. Por no hablar de su “colaboración” con la cervecera trapense del monasterio De Koningshoeven, La Trappe.

Y por si tener tal cantidad de cerveceras en esos dos países os parece poco, también tienen en Etiopía la cervecera Habesha, y unas cuantas marcas “menores”, tipo marca blanca, como Hollandia, Landerbräu, u Holland Import.

¿Qué nos queda mencionar? Pues que son grandes productores y distribuidores de maltas, extractos y bebidas sin alcohol (algunas de las cuales son cervezas, jejeje). No se quedan sin tocar ningún palo.

Pero hay una cosa que reconocerles: han sabido elegir bien en qué cerveceras artesanas invertir, porque destacan todas por su buena calidad, tanto antes como después. Así que aunque sea grande, nos parece que esta familia realmente ama la cerveza.