De Molen Rasputin

Vivió cierto hombre en Rusia hace mucho tiempo (finales del Siglo XIX y principios del pasado) que quedó en el imaginario histórico y popular para siempre hasta el punto de dar nombre a esta cerveza de los holandeses De Molen. Su nombre era Grigori Yefímovich Rasputín.

Quizá eso, junto con sus 10,4% ABV y 23º Plato os de pavor y la miréis con terror y miedo. Y no es para menos. Es una cerveza potente y fuerte, que ya avisa en su negrura con brillos rojos de resplandor llameante. El alcohol ya se huele en el aroma, prometiendo fuego y éxtasis licoroso.

En boca es dulce y caliente, como una máquina de amor rusa, llena de encantos ocultos. Cremosa y suave, con mucho café y chocolate, pero peligrosa. No es fácil bebérsela entera y decir: "Me siento bien", no.

Pero bueno, es algo que ya te avisa con el nombre. No le puedes entregar toda tu confianza, porque sus poderes no son curativos, precisamente. Si quieres sobrevivir al frío es mejor calentarse con abrigos que con cervezas fuertes por muy “rusas” que sean.

“Mi opinión en un Tweet:” Ra, ra, Rasputin… Lover of the Russian Queen… Nota: Notable.

Ampliación de Glosario (17)

Volvemos a traeros esta sección en las que vamos añadiendo, de tres en tres, definiciones a nuestro glosario cervecero (que es una de las páginas más visitadas a través de buscador de la web). Hoy, con tres estilos que podrían parecer que son similares y hablamos de lo mismo, pero no. Aunque los tres sean Porter.

Tres cervezas de estilos Porter
Brown Porter:
Las porter inglesas se consideran cervezas negras pero no suelen ser negras del todo ni opacas. Por eso a las English Porter muchas veces se les denomina también así, Porters marrones. Bajas en alcohol, no tienen el carácter torrefacto de las stout, sino que son más dulces y caramelosas.

Baltic Porter: Adaptando más las Imperial Stout casi que las Porter a la elaboración de cerveza con levaduras de baja fermentación del continente europeo, surgen las Baltic Porter en los países del mar Báltico. Con más alcohol que las demás y un carácter más limpio.

Robust Porter: Este es el sub-estilo de Porter más potente, no tanto en alcohol sino en intensidad. Más fuertes, más secas, con más maltas y más lupuladas. Es, por tanto, la versión que actualmente más se encuentra en el mundo cervecero moderno entre las denominadas como “Porter” sin entrar en las otras subcategorías.

Vuestros Retos de Enero 2021 #12meses12maridajes

Una novedad que nos hemos propuesto llevar a cabo en el Reto Cervecero de 2021 es hacer aquí en el blog una selección de vuestras participaciones para compartir con los demás lectores (obviamente con la “oscura” finalidad de animarles a participar si aún no lo han hecho).

Vuestros Retos de Enero 2021 #12meses12maridajes



Y empezamos con los primeros que han ido participando en el Reto de Enero, que consistía en buscar maridaje a una cerveza de estilo Quadrupel. Y nos encontramos con propuestas como una Pannepeut maridada con un confit de pato con salsa de frutos rojos acompañados de unos rovellons (setas) salteadas con ajo. O una Delirium Christmas con tarta de turrón.

También hay quien ha maridado su Belgian Dark Strong Ale de elaboración propia (de hace dos años) con unas costillas a la barbacoa o una Corne Quadrupel con costillas “BBQ” hechas en el horno de leña durante 3 horas. ¡Somos tres ya los que hemos elegido las costillas!

Otro ha maridado su Quadruple casera y un boniato rojo asado. O la clásica La Trappe Quadrupel con una tabla variada de quesos, como el Adler del Tirol austriaco, Gruyère suizo, Esrom danés, o el Gorgonzola italiano. ¿Con cuál quedará mejor? También puedes juntarlos en una pizza 4 quesos y bajarlos con una St. Bernardus Abt 12, claro. O con la Antares, de la línea de barricas, la Monasterio, con salmón rosado a la mostaza y miel, a la parrilla.

En cualquier caso parece que la mayoría habéis optado por cosas dulces y grasas, sobre todo tirando de parrilla o asados. Son elecciones acertadas, ya que esas características combinan bien con el perfil maltoso y alcohólico del estilo propuesto.

Y si aún no lo habéis hecho, recordad que podéis participar hasta el 31 de enero subiendo la foto a las redes sociales con el hashtag #12meses12maridajes (podéis ver usándolo en Instagram, por ejemplo, otras de estas participaciones) y rellenando el formulario para hacérnosla llegar. ¿Qué maridaje vais a probar este mes?

Cine y Cerveza: Sesión doble para homebrewers.

Hoy en El Jardín del Lúpulo os proponemos un programa doble de cine de ciencia-ficción/fantástico con un toque cervecero/homebrewer. El primer pase es “Love and Monsters” una historia sobre el paso a la edad adulta en tono de comedia post-apocalíptica. La película nos cuenta las aventuras de Joel, un joven al que el colapso de la civilización le pilla lejos de su chica.

Los poco más de cien kilómetros que los separan están plagados de peligros en un mundo hostil para los humanos, pero las ganas de verla son más fuertes que el miedo a lo desconocido y se embarca en una aventura que cambiará su vida y la de su entorno. En este escenario típico de desolación surge un rayo de esperanza cuando uno de los protagonistas HACE CERVEZA CASERA. Sabemos que la sociedad está volviendo a levantarse porque por fin somos capaces de elaborar cerveza.

La cerveza que muestran está muy clarificada para las condiciones en las que se supone que elaboran, no sabemos de dónde sacan el lúpulo, pero por la fiesta que montan, parece que está buena.

La segunda entrega es “El infinito” (The endless) dirigida por Justin Benson y Aaron Moorehead, responsables de la innovadora e influyente “Spring” de 2014. La historia trata sobre dos hermanos que han escapado de una secta vinculada a los OVNIS en la que estuvieron hace una década y que deciden volver a ella al recibir unas cintas de video.

La organización de la secta es bastante relajada, parece que los miembros son libres de entrar y salir cuando lo deseen, pero es normal que se queden (nosotros probablemente lo haríamos) ya que la mayor parte de la actividad de la secta gira en torno a la cerveza. Cultivan cebada, elaboran ellos mismos y aunque venden parte de la producción para financiarse parece que otra importante cantidad la consumen ellos mismos.

El film tiene un aire a las películas de David Lynch en el que no todo está claro, las imágenes no son siempre realistas y lo que te queda es un poso de inquietud (algo como cuando te has bebido un par de Delirium Tremens).



En cualquier caso, ahí tenéis dos ejemplos de cómo la cerveza artesana se va haciendo paso a muy distintos niveles de comunicación y cultura popular y que podéis ver. Y si conocéis algún otro que merezca salir en esta sección, mandádnoslo y lo reseñaremos.

Brewdog Punk AF

Como hacía mucho que no reseñábamos una cerveza sin alcohol, hoy vamos a hablar de la versión Alcohol Free (AF puede interpretarse como esas siglas, igual que como “As F*ck”, que vendría a significas “de cojones”, mucho) de la Punk IPA. ¿Es más punk entonces la Punk AF?

Brewdog Punk AF
Bueno, es más rubia oxigenada. ¿Se sigue llevando eso en el punk o era más de los ochenta? Dorada pálida, clarita y limpia, con espuma blanca de tamaño y persistencia media. Huele bien (eso es poco punk), a lúpulo y fruta.

En boca no está mal, tiene cuerpo (porque lleva ¡lactosa!... Insistimos en que en los estilos que no te lo esperas como una IPA sin alcohol debería ir marcado especialmente en grande) y amargor, al menos el suficiente para casi ocultar que no tienen alcohol. Los cítricos, herbales y algo resinosos podrían dar el pego.

Podría ser casi punk, pero un punk descafeinado, desalcoholizado. Con menos de 0,5% ABV. Un punk que oye a Blink-182 y Avril Lavigne. Vamos, “AF”. Y con lactosa para que sea más edulcorado.

“Mi opinión en un Tweet:” Más vale ser punkie, ah, ah… Nota: Bien bajo.

The Beer Times (366)

Dominical suplemento de noticias sobre cerveza. Aquí puedes leer el periódico The Beer Times.

Más dominicales que un año bisiesto… pero no faltamos cada semana a traeros este suplemento con enlaces sobre cervezas.

Música de anuncio: Push The Feeling On

Si los anuncios de cerveza de la televisión ya eran un campo extraño donde se juntaba todo tipo de músicas, escenarios y personajes… el que haya llegado una pandemia como la del Coronavirus ha hecho cosas aún más raras… Como anuncios en los que personajes de youtube con muchas visualizaciones (pero no tantas como para ser realmente conocidos, como Mufasa) animan a la gente a beber entre semana y van a los bares aún de día, con mascarillas a pedir.

Pero hay que adaptarse a los nuevos tiempos. Y esto ha alterado nuestros hábitos de consumo. Al menos, anima algo. ¿Qué hoy es lunes? Pues “It’s Monday then, it’s Tuesday, Wednesday, what?!” Y todo ello con una versión de Push The Feeling On de los Nightcrawlers (coño, uno de nuestros superhéroes favoritos) con cuya original os dejamos hoy.

Tatuajes Cerveceros (36)

Hace un tiempo que no nos mandáis tatuajes cerveceros nuevos, así que podemos aprovechar para ponernos al día con aquellos que tenían varios tatuajes y nos los hicieron llegar. Obviamente, algunos les publicamos, pero por ir dando hueco a todos, otros los dejamos para después.

Tatuajes Cerveceros (36)
De Xavi Escrichs, de Barcelona, publicamos su tatuaje anterior en la primavera de 2019. ¡Así que han pasado dos años casi desde entonces! ¡Imaginad el trabajo que hemos tenido en esta sección! E igual que en aquella ocasión, lo que se tatuó es una de sus cervezas favoritas.

En este caso, el logo de la cervecera artesana madrileña La Quince. Un búho (sí, hijo, he dicho búho) de línea fina y ojos como platos, que ilustra todo lo relacionado con esta marca, y que lleva en su hombro izquierdo, como buen fan.

Insistimos en que si alguno sois tan buenos fans de El Jardín prometemos pagaros unas birras en todas y cada una de las ferias que nos encontremos y mostréis llevar tatuado el logo de la web. ¡Es lo menos que podrían hacer por aquellos que se tatúan una marca y le hacen publicidad!

Steam Brew German Red

A todo el mundo le gusta el SteamPunk (aunque ahora, con el juego de CD Projekt se lleva más el CiberPunk) y quizá por eso (bueno, y por su bajo precio, que hacía que probarlas costase barato) hemos visto que tantos bebisteis estas latas de medio litro alemanas.

Steam Brew German Red
Nosotros ya hemos comentado un par de las que más distribución tuvieron en cierta cadena de supermercados (la IPA y la Stout). Pero nos quedaba esta, la “German Red”, algo que como estilo no conocemos como tal y que por tanto no sabíamos qué esperar.

El color es rojizo, pero más marrón que rojo, limpio. Y la espuma es esponjosa, fina y compacta, de color blanco roto. Su olor maltoso promete ya el alcohol (no va ligera, tiene 7,9% ABV) y el sabor es así también, malta, metal y alcohol.

No está mal. Aunque no mola demasiado, para beber una cerveza “fuerte” es mejor que una VollDamm. Y aunque no es TAN fuerte, pues también es mejor que una yonkilata de Gordon’s (que también hemos reseñado).

“Mi opinión en un Tweet:” Después de un par de estas, el que das la lata eres tú. Nota: Suficiente alto.