Tatuajes Cerveceros (33)

Hoy traemos a esta sección a Borja Serrano, de 40 años. Nacido en Madrid, pero ha vivido en Móstoles toda la vida hasta que se independizó y se fue a Méntrida (Toledo). Su amor por el homebrewing empezó leyendo en el foro de la ACCE, aprendiendo bastante la teoría y probando infinidad de cervezas y estilos.

Tatuajes Cerveceros (33)
Hace ya algo más de 3 años empezó a hacer lotes de manera casera, siempre todo grano y él solo, sin nunca haber visto una elaboración de nadie, más allá de Internet. Con una olla de 10 litros sacando 5 finales en la vitro, con colador de inox. Enfriando en la pila del fregadero llena de agua con hielo y sal. Fermentando en garrafas de 8 litros alimentarias. Con un tubo en una botella metido como airlock. ¡Tecnología punta!

El tatuaje viene porque le encanta el lúpulo... Y el que más el Nelson Sauvin. Dice que pondrá en algún momento ese nombre en alguna parte del tatto, aprovechando que se lo hace su cuñada. Carol Artmoon. El equipo cervecero, por cierto, ya lo ha mejorado, para hacer lotes más grandes de cervezas lupuladas y APAs, para él y sus amigos.

Y después de publicar esto, esperamos ser también sus amigos y probar esas cervezas. O las vuestras. O ver vuestros tatuajes cerveceros, que también queremos poder incluirlos en la sección. ¡Que no os de corte mandárnoslo! Lo compartiremos con otros amantes de la cerveza.

Premios de Verano 2020

Esta vez sin despistes ni retrasos os traemos esta sección trimestral. Puntuales como un reloj. Bueno, incluso adelantados, ya que el verano acaba hoy, 22 de septiembre de 2020, a las 15:31 hora peninsular, y nosotros os traemos desde por la mañana: ¡Los Premios de Verano 2020 de El Jardín del Lúpulo!

Cervezas más recomendables: 

Botella de Bronce:
Hoegaarden

Botella de Plata:
Althaia Barlovento

Botella de Oro:
Dougall’s Wish You Were Beer


Medalla a la Mejor Entrada de Entretenimiento:
Tatuajes Cerveceros (31)

Medalla a la Mejor Entrada Divulgativa:
¿Cuándo poner la Fecha de Consumo de una Cerveza?

Se nota que ha sido el verano y las vacaciones y hemos estado más “ligeros” tanto en beber como en nuestras notas. Pero ahora que ha comenzado el curso ya nos ponemos aplicados y a trabajar a saco… para en tres meses volver y contaros lo mejor de la estación que entra hoy.

Ringwood Razorback

En El Jardín somos muy de beber. Por eso hicimos un blog de cerveza, y no de moda o de horticultura. Pero emborracharnos nos sienta muy mal (como a todos), preferimos beber con moderación, y por eso tenemos especial aprecio a las cervezas con cantidades moderadas de alcohol.

Ringwood Razorback
Y por eso os vamos a reseñar y recomendar esta cerveza que tiene sólo 3,6% ABV. Y es que esta Best Bitter (definida eso sí en la etiqueta simplemente como “amber”, pero además con aspecto oscuro de Brown rojiza) no está pensada para acabar pedo, sino para disfrutar.

El aroma es maltoso y tostado, carameloso. El sabor es tanto dulce y afrutada como amargo. Y aunque es un poco áspera, se bebe bien. Con una carbonatación suave y buen cuerpo, hace que los tragos tengan consistencia.

Y es que, pese a tener baja graduación alcohólica, es intensa y sabrosa; para nada ligera. Uno de nuestros estilos favoritos (que además suelen llegar a buen precio) para beber en cualquier momento.

“Mi opinión en un Tweet:” Se me ponen los pelos de la nuca como los de un cochino jabalí. Nota: Notable.

The Beer Times (349)

Dominical suplemento de noticias sobre cerveza. Aquí puedes leer el periódico The Beer Times.

Os traemos, como cada domingo, el magazine que elige y selecciona para vosotros unos pocos enlaces sobre cervezas.

Música de Anuncio: It's Your Thing

Venga, vamos a poner ritmo a este sábado lluvioso. Mueve tus palmas y caderas. ¡Es lo tuyo! Canta con nosotros: “It's your thing, do what you wanna do…” ¿Mola, no? Ojalá usasen más canciones así en los anuncios de cerveza.

Pero esta de The Isley Brothers, titulada sin más It's Your Thing, es un poco una excepción en los últimos tiempos de publicidad cervecera, donde apenas se pinchan ya canciones bailables o animadas. ¡Una pena!

Vedett Extra Ordinary IPA

Una de las cosas que puede hacer fracasar una cerveza en los círculos especializados es prometer una cosa y luego no llegar a la altura. Y en el mundo de las IPAs, muy reñido y disputado, son muchos los intentos de marcas que jamás habían hecho una IPA de entrar que acaban en este limbo.

Vedett Extra Ordinary IPA
Y esta de Vedett es un poco una de ellas. El producto no es malo: color ámbar dorado, levemente turbia. Con una espuma de color blanco roto, que es esponjosa, pegajosa, abundante y de persistencia media-alta. La verdad es que el aspecto es bueno, y muy belga con tanta y tan buena espuma.

El aroma es a lúpulo, con notas herbales y afrutadas, pero también algo pasado (que el lúpulo ya no conserva su frescura, vamos). En boca es amarga, sí, por lo que con eso y que se nota el lúpulo no le queda tan mal el apelativo de “IPA”. Y aunque esperas cierto carácter belga, por la marca, no lo es tanto.

Pero tampoco es tan IPA, con sólo 5,5% ABV y su sirope de glucosa, además del dry-hopping que dice que lleva. Pero si no esperas de ella gran cosa, eso lo da. Y se deja beber bien. Así que tampoco hay que ser muy exigente con ella, sin más.

“Mi opinión en un Tweet:” No es lo mismo extraordinario que extra ordinario. Claro. Nota: Bien bajo.

Cine y Cerveza: Robin Hood, Príncipe de los ladrones

En 1991 Kevin Costner decidió que había que actualizar la historia de Robin Hood introduciendo el peinado “mullet” (o, en castellano, cholas), un acento californiano y un amigo “de color” (Morgan Freeman). 

Cine y Cerveza:  Robin Hood, Príncipe de los ladrones
La película funciona como una entretenida cinta de aventuras aunque sacrifica la fidelidad a la historia en favor de la puesta en escena (carteles de “Se busca”, telescopios 400 años antes de su aparición o uso de explosivos medio siglo antes de su introducción en Reino Unido). 

Pero la parte que nos interesa en EJDL es una escena en la que el Michael McShane, interpretando al Fraile Tuck, se dirige a un grupo de los “merry men” con las siguientes palabras: “Se trata del grano, que cualquier tonto puede comer, pero para los que el Señor ha previsto un medio más divino de consumo. Alabemos a nuestro creador y glorifiquemos su generosidad aprendiendo sobre... ¡la cerveza!”

¿Habría sido posible esta escena en esa época de finales del Siglo XII? Sabemos que desde la época de la conquista romana de las islas británicas el consumo de cerveza era habitual (aunque era una bebida totalmente distinta de la que conocemos ahora) y de hecho tenían un término específico “Alewives” para referirse a las mujeres que se dedicaban a la elaboración de cerveza para su venta. Por su parte los monjes elaboraban varios tipos de cerveza, en cualquier caso era la bebida del pueblo, los nobles bebían vino, un producto importado que daba más prestigio al que lo consumía.

 

En 1188 Enrique II, padre de Ricardo Corazón de León (quién aparece al final de la película), introdujo el “Diezmo Saladino” que es considerado el primer impuesto a la cerveza inglés: no nos extrañaría que Robin Hood se rebelara contra él. ¡Nosotros también lo haríamos!

Receta: Champiñones cerveceros al ajillo

Esta receta que os traemos hoy es de una tapa o entrante ideal para combinar con la cerveza. Y, como todo lo que os recomendamos, es bastante sencillo de hacer. Solo necesitamos medio kilogramo de champiñones laminados y un botellín de 25 cl de cerveza como ingredientes principales.

Receta: Champiñones cerveceros al ajillo
Pero bueno, también tendremos que poner en una cazuela grande una cucharada de aceite y un cuarto de cebolla y dorarla. Luego añadir dos dientes de ajo picados fino o laminados y los champiñones (también laminados, pero si son pequeños pueden ir a la mitad).

Remover a fuego lento de vez en cuando en lo que los champiñones van perdiendo su agua, y cuando esto haya pasado añadir la cerveza, remover y seguir, subiendo el fuego en los últimos 5-10 minutos.

Justo después de terminar, añadirles un poco de zumo de limón y un par de cucharadas de perejil troceado fino. Y ya nos diréis si queda rico o no acompañando una buena pinta de helles alemana (por ejemplo).

Moda Cervecera: Beergetarian

Cuando te pregunten por tu opción alimenticia, tú responde siempre que eres Beergetariano. Al fin y al cabo, la cerveza son, en esencia, cereales y lúpulo. Y ambos son plantas. Así que cuenta como ensalada.

Bueno, tiene mucha agua. Una sopa o infusión, pero también vegetariano. Y la levadura, aunque sea un ser vivo, no es un animal, sino un hongo. Así que tampoco cuenta. Se puede ser Beergetariano sin problema.

Es más, la cerveza puede ser vegana (en principio parece obvio, pero aquí os explicamos cuándo lo es y por qué motivos puede no serlo) pero no siempre. Así que si es algo importante para ti, te recomendamos informarte antes.

Pero sobre todo informa con esta camiseta de que, como buen “Beergetarian”, la alimentación cervecera te importa y vas a seleccionar muy bien qué cervezas beberás. ¡Y sólo quieres de las ricas, como buen Jardinero!