Noticias de Cerveza en Prensa Generalista (60)

Esta semana la cerveza (y el vino) han sido protagonistas de muchas noticias por las propuestas que se hacen en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, dentro de su ‘Estrategia de Salud Cardiovascular’, que pretenden «mejorar el nivel de salud cardiovascular de la población mediante un abordaje integral que facilite la adopción de estilos de vida y entornos saludables y sostenibles».

Noticias de Cerveza en Prensa Generalista (60)
En una de ellas sugiere a los establecimientos de restauración promover la dieta mediterránea como modelo de alimentación cardiosaludable, pero sin incluir en ella el consumo de alcohol. Y, claro, algún periodista lee eso y pone como titular: “Sin cerveza ni vino en los menús de los bares”.

Luego algún político lo tergiversa aún más y dice que se quiere prohibir (cuando lo que se recomienda es reducir la exposición, en pos de hábitos más saludables, como el de evitar el elevado consumo de carne o la comida basura para la infancia) y ya está liada y hay tema para muchas noticias en los medios...

Y como nosotros no queremos echar más leña vamos a destacar dos que vienen producidas por esta polémica, pero apuntan en otras líneas. Por ejemplo, esta analiza si engorda o emborracha más el vino o la cerveza. Y esta intenta ponerle número a lo que sería un consumo moderado. ¿Vosotros lo practicáis?

Chouffe Blanche

De la casa belga de los enanitos (o el enanito, no tenemos claro si es el mismo o son varios, suena un poco especista pero es que nos parecen todos iguales) nos llega ahora una cerveza blanca. O sea, una cerveza de trigo, al estilo belga. Por eso lo de Blanche.

Chouffe Blanche
De esta marca, que pertenece a Duvel Moortgat, creo que hay poco más que podamos añadir que no hayamos dicho ya. Creemos que con esta tenemos comentadas la mayoría de sus recetas fijas. Y tal vez algún día os contemos cómo son sus instalaciones (que visitamos hace casi una década).

Pero de esta cerveza sí que podemos contaros que es una Witbier con semillas de cilantro y limón. Y que el color no es tan amarillo como te esperas, sino que tiende un poco a lo naranja. Pero con el tono turbio típico de las cervezas de trigo.

La espuma es blanca, abundante y persistente. El aroma es muy afrutado y especiado, y el sabor bastante más amargo y fuerte de lo que te esperas (o al menos de lo que nosotros esperábamos), con mucha presencia de las especias y los cítricos.

Pero está rica. Eso sí, dicha intensidad viene sustentada por una carga alcohólica mayor de lo habitual en el estilo, así que ojito que tiene 6,5% vol. y se hace notar porque su trago es bastante fácil y disimulado. ¡Puedes acabar hablando como el yeti!

“Mi opinión en un Tweet:” O acabar con un blancazo. Ojo de nuevo. Nota: Notable.

Juzgado de Etiquetas: Cierzo / La Pirata Piratas del Ebro

Hoy traemos a la revisión que nuestros abogados de oficio realizan de las etiquetas que las cerveceras ponen en el mercado, para ver si cumplen con los parámetros que marca la legislación española sobre el tema. Y en este caso tenemos escaneada la etiqueta de la Hazy IPA Piratas del Ebro, una colaboración entre Cierzo Brewing y La Pirata.

El diseño está dentro del estilo de la cervecera zaragozana. Su flecha indica una intensidad de 20 nudos de viento del noroeste. Y el mapa, el tesoro. ¡Pero lo que vamos a evaluar es la información!

Juzgado de Etiquetas: Cierzo / La Pirata Piratas del Ebro



En la que empezamos mal... porque le faltan varias de las cosas obligatorias e importantes. La más grave: es una de esas bebidas enlatadas en las que no aparece la palabra cerveza en todo el etiquetado. ¿Qué vaya dirigida en exclusiva a un público especializado es excusa suficiente para no cumplir la ley en algo tan básico? Obviamente no creemos que sea un argumento válido para saltarse a la torera leyes españolas y europeas… Y nos hace preguntarnos cómo puede llegar algo así a las tiendas.

Además, tampoco tiene la fecha de consumo preferente. Han decidido poner la de enlatado. Y luego pone que el consumo preferente son seis meses. Dejando las matemáticas en manos del consumidor. Podría servir… salvo que no sirve, porque la ley indica otra cosa. Dice bien claro que hay que ponerla a no ser que tu cerveza tenga más de 10 grados.

Quizá esto no parezca tan grave, si se soluciona con una operación aritmética. Pero es un poco absurda la estrategia para no incluir un dato obligatorio y poner uno que tú consideras más importante. Es como si en lugar del peso neto de un envase de comida te hiciera el productor calcular la suma de los pesos de los ingredientes individuales para saber cuánto hay en total...

Cóctel con cerveza: Dog’s Nose

Hay que reconocer que la familia británica de las cervezas también es una de las más prolíficas en cócteles con cerveza. Pese a que las Lager sean en el mundo el estilo más venido, las Ale tienen esa complejidad que las hace tan buenos ingredientes en cocina y coctelería.

Cóctel con cerveza: Dog’s Nose
Eso y que permite hacer cócteles sin complicaciones, como este Dog’s Nose. Porque la receta es tan simple que apabulla: una medida de ginebra (5 centilitros) y después echar una botella de cerveza Ale. Dependiendo de la receta, recomiendan una u otra.

Nuestra apuesta es por una Bitter, maltosa y amarga. Pero con una Stout cremosa también puede quedar bien. O con una Porter ligera. Incluso con una Pale Ale no muy lupulada. Vamos, que da mucho juego e incluso se pueden comparar diversas versiones.

Tras haberlas mezclado, meted vuestro hocico y olfatead como sabuesos. Pero ojo no os paséis con el consumo, que si no, para la resaca, tendrás que tomar no la nariz del perro, sino “pelo del perro que te mordió”. O eso dicen los angloparlantes.

La Cerveza en el Arte: Juan Gris

La Cerveza en el Arte: Juan Gris

Hoy a nuestra pinacoteca birrera os traemos un cuadro en el que la cerveza está en el centro aunque no lo protagonice. Pero se la distingue mejor que al personaje que le da título a la obra de Juan Gris (pintor español referente del cubismo).

Este collage de técnica mixta con óleo se titula “The Man at the Café” y en él se puede ver una jarra espumosa y un periódico. Y, con un poco de imaginación se intuye la persona que, sentada a la mesa y con sombrero, lee dicho diario y disfruta de la cerveza.

Pero hay que reconocer que de primeras, cuesta. Peor nuestra pareidolia nos permite reconocer sin duda la cerveza en cualquier forma mínimamente similar. Algo bueno tenía que tener tantas horas en los bares, ¿no?

El cuadro fue creado en 1914 en París, donde el autor desarrolló casi íntegramente su carrera, y mide 99,1 × 71,8 cm. Actualmente se puede observar en “The Metropolitan Museum of Art” (The Met, para los amigos) en Nueva York. Por si os pilla cerca, jejeje.

Mühlen Kölsch

Las cervezas de estilo Kölsch son, de por sí, una cosa peculiar en el panorama cervecero: cervezas de alta fermentación pero con una maduración en frío como las cervezas Lager. Además, se consideran cervezas con denominación geográfica protegida (solo pueden llamarse así las hechas en Colonia, Alemania).

Mühlen Kölsch
Es por eso que siempre son bienvenidas las marcas que aún no hemos tenido la oportunidad de probar, y entendemos por qué votasteis esta en la última encuesta que hicimos. ¡Y os lo agradecemos! Porque es la primera que bebemos de la Brauerei zur Malzmühle.

El aspecto es muy de Lager, como las pils. Rubia clarita, bien filtrada, con una carbonatación vivaz que genera una espuma blanca media-alta de buena persistencia. En el aroma destaca el olor a grano, limpio y atractivo.

El sabor tiende a lo amargo, chispeante. El final seco es una de las características del estilo. Junto con la burbuja que tiene da un perfil muy refrescante, que entra muy fácil (y que hace pequeño el vaso tipo stange en el que se suele beber (como un vaso de tubo de 20cl y cristal muy fino).

Además tiene poco alcohol (4,8% vol.) por lo que tampoco hay que preocuparse mucho por la cantidad. ¡Ya te harán la cuenta luego! Lo único, ten en cuenta que puede ser uno de los estilos alemanes más gasificados. ¡Y eso hincha!

“Mi opinión en un Tweet:” A dar vueltas como los molinos. Nota: Notable alto.

The Beer Times (423)

Dominical suplemento de noticias sobre cerveza. Aquí puedes leer el periódico The Beer Times.

Un buen día para leer con calma el dominical que traemos con sus enlaces sobre cervezas.

Sábado Cervecero Animado (86)

Hoy es el día del libro (y el de Sant Jordi, de Villalar, de Castilla y León y de Aragón…), además del día que se promulgó la Reinheitsgebot, la Ley de la pureza de la cerveza alemana, en 1516, estableciendo que el precio de la cerveza en tamaño Mass no se vendería a más de dos Pfennig.

Pero nosotros hemos querido darle nuestro homenaje a los libros con una sección mixta de GIF en los que alternamos los Simpson y la publicidad (encubierta o no) para celebrar este día. ¡Salud, buena birra y buena lectura a todos y todas!

Ayinger Maibock

Es por estas fechas, al llegar la primavera, que muchas cerveceras alemanas sacan su cerveza estilo “Maibock”, la cerveza fuerte de “mayo”. Y como nosotros en eso (que en otras cosas no) somos muy tradicionalistas, aquí os traemos una.

La de Ayinger Privatbrauerei, una cervecera bávara con más de un siglo de historia. Y, como suelen ser las Maibock (también conocidas como Helles Bock), es rubia.

De un color amarillo claro, limpia y coronada con una cantidad decente de espuma blanca, pero que tiene persistencia media-baja, quedando al final apenas en unos restos de giste en la jarra.

Ojo, que esto no óbice para disfrutar tanto de su aroma (de intensidad media a malta y grano, sobre todo), como de su intenso sabor donde el dulzor de la cebada y el amargor herbal del lúpulo Hallertauer se combinan perfectamente.

Tiene 6,9% vol. y se hacen notar levemente en boca… pero sobre todo en la sensación térmica interior del bebedor, porque calientan. Así que es una cerveza peligrosa como el sol de la primavera, pero igualmente agradable.

“Mi opinión en un Tweet:” Esta es mi bock, sin duda. Nota: Notable alto.

Levaduras: Cepas de Levadura Ale

Después de que en la entrada anterior de la sección hablásemos de las levaduras de alta fermentación, hoy vamos a daros consejos para no perderos entre la gran cantidad de cepas que se comercializan de estas levaduras.

Para saber cuál puede ser la apropiada para cada elaboración, debe tenerse claro qué cerveza se va a hacer y las características finales que debe tener. Y en base a eso, debemos fijarnos especialmente en dos características de las diferentes cepas: el poder de fermentación y la formación y degradación de subproductos de la fermentación.

El poder de fermentación es básicamente la capacidad que tiene la levadura para producir alcohol y su resistencia al mismo. A mayor poder de fermentación, mayor volumen de alcohol será capaz de conseguir. Por lo tanto, si queremos una cerveza con una graduación elevada, deberemos elegir una cepa con alto poder de fermentación.

Un claro ejemplo es la levadura Belle Saison de Lallemand, una levadura Ale de origen Belga que nos puede ayudar a obtener cervezas con una graduación alcohólica de hasta 14º, realizando una fermentación rápida a temperaturas incluso más altas que las del rango habitual de las levaduras Ale. Pero ojo, porque además de alcohol esta levadura nos aporta unos aromas característicos a frutas y especias, especialmente a pimienta. Y esta es justo la siguiente característica que tenemos que tener en cuenta a la hora de elegir levadura.

Elige la Cerveza a Catar (29)

Si en la anterior entrada de esta sección os prometíamos intentarla traer más a menudo, podemos afirmar con rotundidad que hemos fracasado. Pero nada es eterno y su ausencia, tampoco. Aunque indica que, a veces, nos vemos un poco saturados para tener esto al día.

Pero aquí os traemos, para compensarlo, una selección de estilos minoritarios alemanes, de lo que no abundan. Y de estas tres cervezas, vosotros elegiréis cuál será prontamente reseñada en el blog.

  • Boltens Ur-Alt, una Altbier Naturtrüb de 4,9% vol.
  • Welde Badisch Gose, con 4,6% vol.
  • Mühlen Kölsch, de 4,8% vol.

Entre estas opciones podéis votar en la encuesta incrustada aquí (o en su red social), pero si os causa problemas también podéis dejar un comentario que luego añadiremos el voto manualmente al recuento. Porque… ¡Somos Demócatas! ¡Vuestro voto cuenta!

Adnams Ghost Ship Alcohol Free

La cerveza del barco fantasma (ya habíamos comentado su Pale Ale regular, llamada Ghost Ship) de Suffolk, Inglaterra, tiene ahora una versión sin alcohol de la misma. Por si realmente no quieres (o puedes) beber el por sí escaso alcohol que suelen tener las cervezas británicas.

Adnams Ghost Ship Alcohol Free
Esta marca lleva 150 años elaborando cerveza, desde que George y Ernest Adnams compraran la fábrica en 1872. Pero sólo desde 2018 empezaron a hacer cerveza sin alcohol. Así que esta es bastante novedad.

Eso sí, en aspecto no difiere mucho de su versión original con alcohol. Rubia profunda, con espuma de color hueso en cantidad y persistencia bajas. Su baja carbonatación (algo muy típico inglés) le da ese aspecto que tanto nos gusta.

En aroma quizá tenga un perfil más flojo que su versión con alcohol… o al menos nos ha parecido un poco menos claro el lúpulo. Pero en sabor, el amargor cítrico compensa sobradamente la típica dulzura de mosto de las sin.

Como posible pega, eso sí, queda más leve de cuerpo, incluso un poco aguada. Pero con un resultado muy digno para una cerveza con una décima parte del alcohol de su hermana original (menos de 0,5% ABV).

“Mi opinión en un Tweet:” Ser un fantasma no significa no preocuparse por la salud. Nota: Bien.

The Beer Times (422)

Dominical suplemento de noticias sobre cerveza. Aquí puedes leer el periódico The Beer Times.

Por si acabas de resucitar, aquí te dejamos el dominical de los enlaces sobre cervezas.

Noticias de Cerveza en Prensa Generalista (59)

Los medios de comunicación, cuando tienen algo de tiempo entre catástrofes, guerras y subidas de precios, dan a veces noticias sobre cerveza, que son las que nos gusta traeros recientes a esta sección de fin de semana. Y, como siempre, aquí vienen tres.

Noticias de Cerveza en Prensa Generalista (59)
La primera, un poco positiva, analiza los posibles beneficios de la cerveza tras practicar deporte. Y decimos un poco positiva porque aunque reconoce que aporta nutrientes necesarios, a no ser que sea “sin alcohol” el llevar ese agente tóxico para nuestro cuerpo estropea siempre sus pretendidas bondades.

La segunda, es un listado de gasto en cerveza por comunidades, siendo (en promedio) los que más gastan los navarros y baleares, y los que menos los cántabros y asturianos. Aunque nos cuesta creer los datos de un gasto medio anual de 30€ per cápita, cuando entre nuestros lectores es casi el triple… ¡y de manera mensual!

Pero las malas noticias son que es probable que todos paguemos más el próximo año. Tanto por la inflación generalizado como porque desde Bruselas suban los impuestos especiales de las bebidas alcohólicas (no revisados desde 1992).

Brasserie des Rocs Grand Cru

Atentos, porque seguramente alguna vez habéis pasado por delante de esta cerveza y no habéis sido conscientes del cervezón que se ha quedado en la estantería sin echarlo a la cesta de la compra. Y más desde que han cambiado la etiqueta (o no, porque no es que la antigua fuese tampoco una obra de arte) y el nombre de Abbaye a Brasserie.

Quizá haya pasado un poco desapercibida por ser una fábrica relativamente moderna (comenzó a elaborar en 1979) y que no creció un poco hasta mediados de los noventa. O por hacer solo estilos belgas de los que no están de moda. Pero es que los hacen bien (y por eso aquí en El Jardín sí que han aparecido varias de sus cervezas).

Esta es una Dark Strong Ale, o sea una cerveza oscura, turbia. Quizá demasiado, porque en alguna ocasión nos hemos encontrado la turbidez floculada, como en grumos. Pero quitando esas ocasiones, su aspecto es excelente, con espuma beis compacta, aunque no muy abundante ni persistente.

Su aroma, maltoso, especiado y licoroso, puede recordar a las mejores Quadruples sin tener mucho que envidiar a una R10 o W12 (si sois “connoisseurs” sabréis de lo que hablamos y si no, picad en el enlace). Y su sabor dulce e intenso es complejo y afrutado, que también podría jugar en una liga de grandes cervezas.

El alcohol, además, es levemente más moderado que en otras de la gama, con 9,5% ABV. Suena a ironía, pero es verdad que las Dark Strong Ale o las Quad suelen superar los 10 u 11 grados. Así que todo suma para que la próxima vez que la veáis le deis una oportunidad.

“Mi opinión en un Tweet:” Demasiado viejo para el Rock, pero no para el Rocs Grand Cru. Nota: Sobresaliente.

Moda Cervecera: Bender en busca de la Cerveza Perdida

Somos unos frikis. Seguro que a estas alturas no sorprende a ninguno de nuestros lectores, ya que llenamos las diferentes secciones de referencias a cine, cómics y otras cosas de la cultura popular. Así que tampoco será una sorpresa el que hoy os traigamos esta camiseta.

Camiseta Bender en busca de la Cerveza Perdida
Ha sido verla y pensar en lo bien que quedaría en esta sección de moda cervecera. Y lo que nos gusta que, además de la cerveza, homenajee a dos referencias tan importantes en nuestra vida como Futurama e Indiana Jones.

La cerveza, igual que a Bender, nos permite a nosotros funcionar sin oxidarnos. Así que está claro que enfrentaríamos un laberinto de trampas, tribus agresivas y piedras gigantes rodantes para conseguir nuestro preciado tesoro.

¿A vosotros os gusta también? ¡La cerveza ya sabemos que sí! Decimos la camiseta de hoy. Porque esperamos que Futurama también, y por supuesto Indiana Jones (al menos la primera y la tercera peli, que son las que más cariño tenemos).

Alpirsbacher Pils

Desde Baden-Württemberg nos llega esta Pils (ya sabéis, el estilo de cerveza rubia por todas las grandes marcas imitado) germana, con 4,9% de ABV y que nos pilla con mucha sed después de un día de trabajo. ¡Para cervezas ligeras debería ser obligatorio el formato de medio litro!

Alpirsbacher Pils
Además, nos llaman la atención las descripciones de sus ingredientes: agua de elaboración de la Selva Negra, malta del Sud-Deutsche y lúpulo natural. ¿No dan ganas de probarla para comprobar la aportación de tan característicos componentes?

Pues más bien poca. Casi ni aportan color, siendo una rubia muy clarita. Y tampoco aportaron proteínas ni polipéptidos para la retención de la espuma, ya que su cantidad es escasa y de persistencia baja, lamentablemente.

Algo de aroma sí que trae, sobre todo a grano y a malta. Y los lúpulos esos, que no son “artificiales”, dan una cantidad de amargor decente en boca. Además, aunque de las virtudes de la levadura de baja fermentación no nos hablaban en el etiquetado, esa sí da una buena dosis de carbonatación.

Pero el conjunto no es muy espectacular; una rubia chispeante de final seco, pero sin nada que la haga destacar frente a otras German Pils. Eso sí, como el estilo es muy grato, pues se bebe muy bien. Y puedes acabar como el monje de la etiqueta.

“Mi opinión en un Tweet:” A nadie le amarga una Pils amarguita. Nota: Bien bajo.

¿Sabías qué…? La Fermentación (2)

Como indicábamos en la entrada anterior, la fermentación genera CO2 y este gas se acumula en el interior del fermentador. Según si lo dejamos salir libremente o si controlamos la presión que se genera en el interior nos encontraremos ante una elaboración con equipos atmosféricos o isobáricos.

¿Sabías qué…? La Fermentación (2)
En los equipos atmosféricos se fermenta a presión ambiental y el gas se libera habitualmente por medio de un dispositivo denominado airlock: un conducto que alberga algún tipo de líquido desinfectante de modo que permite salir el CO2 sin que entren organismos no deseados.

En los equipos isobáricos el CO2 se retiene en el interior del fermentador y se libera por una válvula con control de presión, de modo que podemos ajustar los “bares” de presión a que se realiza la fermentación.

Los equipos atmosféricos tienden a ser más asequibles ya que no requieren soportar presión, pero los isobáricos aceleran el trabajo de la levadura, le dotan de un carácter más limpio (la mayor presión en el interior asegura que no entren microorganismos ni oxígeno en el fermentador) y consiguen un ahorro en CO2 ya que el mismo puede quedar integrado en la cerveza final.

Los fermentadores profesionales, ya sean isobáricos o atmosféricos, suelen ser troncocónicos (para poder retirar la levadura de manera sencilla) y tienen camisas internas para regular la temperatura de fermentación. En casa uno puede apañarse con un cubo de plástico adecuado, y hay fábricas tradicionales que fermentan en “piscinas” abiertas… pero lo más habitual son los de acero inoxidable. Que para algo estamos ya en el siglo XXI.

The Beer Times (421)

Dominical suplemento de noticias sobre cerveza. Aquí puedes leer el periódico The Beer Times.

Que no falte un rato para leer el magazine de los domingos con sus enlaces sobre cervezas.

Sábado Cervecero Animado (85)

Hoy os traemos una entrega especial de la sección de GIF animados con una serie que, si no habéis visto, debéis poneros a ello en cuanto podáis. ¡Os la recomendamos en serio!

Hablamos de “Parks and Recreation”, serie protagonizada por Leslie Knope. Una funcionaria del Departamento de Parques y Recreación de una ciudad mediana de Indiana. ¿Y quién puede sobrevivir a eso sin beber un poco?

Chapeau Exotic

Una de las primeras marcas que recordamos que hiciesen cervezas de fermentación espontánea y que llegasen a España es esta, las del sombrero: Chapeau. Cervezas Lambic elaboradas por la Brouwerij De Troch que llegaban por lo general en sus versiones endulzadas con zumos de frutas.

Chapeau Exotic
En este caso, os vamos a traer una que seguramente haga las delicias de los amantes de la pizza hawaiana. Porque la que se denomina Chapeau Exotic lleva zumo de piña en su elaboración. ¿Puede ser que mejore con piña?

El aspecto es un poco de zumo, con un color dorado profundo que se vela al servirla entera, de matices anaranjados. La espuma no es para tirar cohetes. Blanca pero de cantidad y persistencia bajas, que se acaba quedando en nada enseguida.

El aroma es afrutado, innegablemente a piña. Pero también a edulcorantes y algo (debajo) a madera y cerveza salvaje. Podría no estar mal, hasta que la bebes. Entonces el dulzor de la fruta se apodera ya de lo que quedaba y no te permite disfrutar de la cerveza (si seguía habiendo cerveza ahí abajo).

Quizá, en serio, maridarla con una pizza con piña ayudaría a disfrutarla. Pero lo dudamos. La única ventaja que se nos ocurre es su baja graduación, con solo 3,5% ABV. Pero para eso preferimos beber una Bitter inglesa, sin ninguna duda.

“Mi opinión en un Tweet:” Lambic hawaiana en tamaño pequeño. Nota: Insuficiente.

Abridor Bajo la Mesa

Si eres de los que tienen su sitio en el sofá, seguro que también tienes tu sitio en la mesa. Uno que no requiera girar demasiado la cabeza para ver la televisión, que permita hablar con los demás comensales… y, por supuesto, que tenga fácil salida para ir al frigorífico a por una cerveza.

Si ese es tu caso, te recomendamos instalar bajo la mesa este abridor de chapas de botellas que puedes tener siempre a mano y disimulado, para que nunca tengas que dar un segundo paseo por habértelo olvidado.

O para que hagas el “truco de magia” de bajar la botella cerrada y sacarla abierta, sin más alteraciones que un leve movimiento de la mesa que puedes achacar a la presencia de los espíritus.

Que se llame como el mayordomo o el sirviente digital de Tony Stark en los cómics Marvel es un punto a favor de que queramos poner en nuestra mesa este abridor Jarvis. ¿No os pasa a vosotros?

Althaia Sidama

Si Dougall’s es una de nuestras cerveceras favoritas del norte, por su apuesta por una gama fija “sencilla” y asequible para todos los paladares y bolsillos, Althaia es su equivalente en el sur (bueno, siendo específicos, en el este; así que mejor hablemos de Cantábrico y Mediterráneo, jejeje).

Althaia Sidama
Y dentro de esas cervezas que no están en la vertiente tan comercial del lúpulo y la novedad encontramos esta, una Coffee Porter con café de Etiopía (de una región que da nombre a la cerveza) y que tiene 5,8% ABV.

El color de la Porter es casi negro, pero solo casi: marrón oscuro intenso y limpio, como el de una cocacola, que no acaba de ser negra, aunque de lejos pueda parecerlo. La espuma es de color hueso, persistente pero no demasiado abundante.

El aroma es peculiar. Café fresco, notas terrosas y afrutadas. Y en boca predomina de nuevo el café y las maltas oscuras, con cierta astringencia leve y un amargor que compensa el carácter maltoso y afrutado.

Se deja beber muy bien y tiene carácter sin tener más adjuntos que el café etíope ni mucho alcohol. Por lo que es una buena cerveza de sobremesa no empalagosa o de media tarde en días fríos.

“Mi opinión en un Tweet:”Si-da-má, es que no da “meno” (y por esto me echaron de Twitter). Nota: Notable.

Los premios cerveceros del BBF a la continuidad

Ya hicimos una entrada con un título casi igual a este el año pasado. Pero se ve que a los organizadores del concurso Barcelona Beer Challenge (ahora más asociado al encuentro InnBrew pero que en nuestro imaginario siempre será “el concurso del BBF”) les gustó e inspiró, y este año la recuperamos pero hecha una realidad.

Los premios cerveceros del BBF a la continuidad
Junta dos cosas
que en nuestro concurso (el homebrewer) venimos haciendo ya un lustro: premiar la continuidad… y los buenos resultados al año quinto. Porque han creado un nuevo distintivo o medalla: el “Platinum Level”, un disco de platino (bueno, impreso) que honra a las cervezas que han conseguido 5 medallas en estas 7 ediciones.

Y nos parece genial que hayan cogido el guante lanzado, porque eso es bastante más valioso que alcanzar la fama con cervezas cuyo premio se olvidará en un año porque son recetas que nunca más se van a volver a elaborar. Estas cervezas “Platino” en cambio llevan mínimo media década elaborándose y su calidad ha sido reconocida a lo largo de este tiempo, mostrando la consistencia de la receta.

Hasta ahora, este galardón lo tienen solo tres cervezas: Arriaca Imperial Red IPA, una cerveza que conocemos muy bien; Sullerica Fosca, una Porter que tenemos muchas ganas de probar; y Sant Jordi Carbonera, una Stout también con muy buenas referencias.

Los próximos años irán sumándose más recetas a este exclusivo grupo, y quizá esta manera de afrontar los premios ayude a cambiar un poco la percepción reinante de la búsqueda de la novedad hacia el valor de las recetas establecidas y repetidas en busca de la excelencia.

Concurso: Coeficiente Cervecero – Ronda 5

Hasta que llegue mayo tenemos abierta, desde ya mismo, la quinta ronda de nuestro certamen de culturilla sobre birra, que hemos venido a llamar “Concurso: Coeficiente Cervecero” y que, como cada mes, sortea un lote de cervezas Astromona entre los que acierten más respuestas correctas.

Para participar solo tienes que entrar en el test y contestar a las preguntas cerveceras, que versan sobre estilos, ingredientes, procesos e historia, principalmente. ¡Un buen friki cervecero seguro que se sabe todas! Y si no, al menos aprenderemos algo.

Recuerda que tienes hasta el 30 de abril para responder y participar. ¡El lote de cervezas puede ser tuyo independientemente de lo que hicieses en las rondas anteriores! Pero pasar a la final es algo al alcance de pocos elegidos… ¡Demuestra que sabes mucho con este cuestionario!


The Beer Times (420)

Dominical suplemento de noticias sobre cerveza. Aquí puedes leer el periódico The Beer Times.

Ya no sabemos ni a qué hora os traemos el especial semanal con sus enlaces sobre cervezas.

Concurso: Coeficiente Cervecero - Resultados de la Ronda 4

Acabado el mes, y con él acabado el plazo para participar en la cuarta ronda del Concurso: Coeficiente Cervecero. Como cada mes, entre todos los que aciertan todas las respuestas sorteamos un lote de cervezas Astromona (y es por eso por lo que debéis participar independientemente de los resultados anteriores).

Concurso: Coeficiente Cervecero - Resultados de la Ronda 4
En la cuarta ronda el afortunado (gracias al generador de números) ha sido el 40, que corresponde con… (redoble de tambores…) Álvaro de Pedraza, de Valdemorillo (Madrid). ¡Enhorabuena! Ponte en contacto con nosotros para que no tengamos que tirar del reserva, vamos.

Sobre el repaso a las respuestas, decir que esta ronda aparentemente ha sido la más fácil, con un porcentaje de éxito total sensiblemente mayor de la mitad, y un 80% con como mucho un fallo. Pero aun así hay preguntas que nos gustaría comentar.

Como que parece que hay un alto porcentaje de los que han fallado que desconocen el papel de la CAMRA (Campaign for Real Ale) en la variedad cervecera que el Reino Unido ha sido capaz de mantener.

O que no hay que confundir el apelativo o adjetivo “Session” aplicado a una cerveza (y que viene a significar que es una cerveza de bajo grado alcohólico y puedes beber muchas en una sesión) con otras que fonéticamente o escrito puede confundirse como “Saison” (el estilo también llamado Farmhouse) o “Seasonal” (de temporada).

También nos duele mucho ver que más de un 10% de los que han contestado sigan creyendo que la fecha de embotellado o enlatado puede sustituir la obligación de poner la fecha de duración mínima o consumo preferente. ¡Con la de veces que hemos tratado ese tema!