El Sector de la Cerveza en España en 2021

Publicado poco antes de irnos de vacaciones, no hemos tenido hasta hace poco tiempo para leer con calma el Informe Socioeconómico del Sector de la Cerveza en España en 2021 (un texto que cada año publica Cerveceros de España con el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación). Y que conviene echar un ojo más detallado que otras veces para ver cómo ha ido la recuperación de la pandemia en el mundo cervecero.

El Sector de la Cerveza en España en 2021
Y bueno, si los datos se comparan con 2020, son mejores, por supuesto. Pero aún no están al nivel de los de 2019. Las ventas globales en el país quedaron, por ejemplo, millón y pico de hectolitros más cortas (36,3 frente a los 37,9 millones de hectolitros de hace dos años).

La exportación, en constante aumento en los últimos años, ayudó, creciendo casi un 5%. Pero en el canal de venta en distribución (que durante el confinamiento creció, claro) este año pasado ha bajado un poco. Y la subida de ventas en los canales horeca estaban todavía muy lejos de los niveles de 2019 (un 20% más bajos).

Claro que esto no ha afectado a todas las cerveceras por igual. Las más pequeñas y modestas, asociadas principalmente a su consumo dependiente de la hostelería, han visto que todavía están lejos de estar en la adecuada senda de la recuperación.

Y eso que la cerveza es, en España, es una bebida muy popular consumida de manera ocasional o habitual por el 83% de la población entre 18 y 65 años. ¡Y por el 100% de lectores de esta web! Seguramente, además, superamos la media española de consumo per cápita al año que está en 50 litros en los dos últimos ejercicios.

La reflexión que nos inspiran estas cifras es que esperamos que, cuando leamos el de 2022, la mejora de las medidas de prevención de la pandemia hayan aumentado las cifras de consumo en todos los canales hasta superar las previas. Y que la previsible recesión (asociada al actual proceso inflacionista), esperemos no haga demasiada mella. ¡Lo veremos el próximo año, cuando lo publiquen!

Pregúntale al Lúpulo: ¿Qué son los lúpulos Cryo?

Nos preguntaba un lector hace poco, a través de las redes sociales, que ¿qué es eso de los lúpulos Cryo que cada vez se ven más?, y es normal su duda porque en las IPA modernas es algo que está ganando popularidad, y hay que entender qué son para comprenderlo.

Hace no demasiado contestábamos a otro una duda similar, sobre el lúpulo BBC. Y si llegamos a saber que nos iban a ir preguntando por cada uno de los nombres comerciales que las diferentes empresas o marcas dan al proceso, podíamos haber hecho una entrada más genérica… porque básicamente es más o menos lo mismo.

Solo que en este caso es Yakima Chief la que usa las técnicas de marca comercial registrada CryoHops®, para extraer un porcentaje mayor de lupulina en un ambiente muy frío (de ahí lo de “cryo”) y rico en nitrógeno para evitar la oxidación.

Esto permite que en la misma cantidad de pellets haya más alfa-ácidos, más aceites y resinas… y menos materia verde "inútil", que causa mermas y aporta notas vegetales o astringentes. Claro que el ahorro en cantidad tiene la contrapartida de que son más caros… por supuesto.

Samuel Smiths Sam's Brown Ale Alcohol Free

A ver, se nos ha ido el nombre un poco largo, pero no sabíamos cómo acortarlo sin que pierda sentido, características, o la marca que tanto nos gusta. Pero podemos llamarla SSSBAAF, o “la Sin de Samuel Smith”, para los amigos.

Samuel Smiths Sam's Brown Ale Alcohol Free
Y es que desde Tadcaster nos llega esta cerveza con un contenido alcohólico inferior al 0,5% vol. y cuya curiosa etiqueta se basa en un póster publicitario de la marca en los años 50, diferenciándose así bastante de la gama habitual de nuestra cervecera fetiche.

La cerveza es más oscura de lo que esperábamos para una Brown Ale, siendo de un marrón profundo y rojizo que roza lo negro, pero limpia de turbidez. La espuma es de cantidad media, adecuada para una cerveza inglesa, de color beis claro. Y su duración es baja, eso sí.

Los aromas recuerdan tanto a malta, mosto crudo y regaliz, como un poco a lúpulo especiado y floral. Y en boca es dulce y tostada, pero de cuerpo más leve que la Brown Ale tradicional de la casa. Esta es un poco aguada al trago.

Y es que en el fondo, aunque se le nota poco que es una sin alcohol, se le nota. Claro que para lo que se suele encontrar en la categoría, esta está muy rica. Eso sí, aunque la web de la marca recomienda servirla a 13° C, creemos que salvo en el crudo invierno, en España mejor beberla un poco más fresca.

“Mi opinión en un Tweet:” Brindemos por un mundo en el que haya más sin alcohol como esta. Nota: Notable.

The Beer Times (436)

Dominical suplemento de noticias sobre cerveza. Aquí puedes leer el periódico The Beer Times.

Aunque bajen las temperaturas, siempre se encuentra un cobijo para leer el dominical de los enlaces sobre cervezas.

Premios de Verano 2022

Ya hemos pasado el equinoccio y a partir de ahora los días durarán menos que las noches. Pero como eso nos da igual para beber (somos tanto diurnos como nocturnos) seguiréis recibiendo reseñas de manera regular. Pero hoy toca revisar lo mejor de esta última estación y por tanto otorgar… ¡Los Premios de Verano 2022 de El Jardín del Lúpulo!

Cervezas más recomendables:


Botella de Bronce:
Scone Imperial Stout

Botella de Plata:
Westmalle Extra

Botella de Oro:
DouGall’s Doble IPA


Medalla a la Mejor Entrada de Entretenimiento:
Moda Cervecera: Shorts estampados con Cervezas

Medalla a la Mejor Entrada Divulgativa:
¿Sabías que…? El ácido úrico y la cerveza

Y con esto hemos cumplido nuestra labor de selección. Son cervezas y entradas que, si os perdisteis en su momento, debéis probar o leer. Nosotros vamos a ir bebiendo otras para crear nuevo material que poder analizar dentro de tres meses en esta sección, pero revisando el otoño, claro.

Carta de Aromas: Sudor de Caballo

Dentro de los aromas que podemos encontrar (y que se consideran defectos habitualmente en la cerveza) están los producidos por el microorganismo Brettanomyces, una familia de levaduras que puede colonizar la producción de cerveza. Ahora bien, algunas cervezas las llevan a propósito.

Carta de Aromas: Sudor de Caballo
Y uno de los descriptores que más a menudo producen es el de “a sudor” o “a manta” de caballo. Esto es porque con el tiempo, las cervezas que tienen Brett acaban teniendo 4-etilfenol, un fenol oloroso que nos puede recordar a eso, o a establo, cuero… ¡e incluso a rata o ratón!

Obviamente no os vamos a pedir que aprendáis a sacarlo juntándoos con roedores de granja, pero si habéis ido alguna vez a un picadero a montar a caballo, quizá os sea familiar. Si no, es una actividad divertida que podéis hacer con la excusa.

Pero hay otra opción. La cerveza Orval, una de las trapenses clásicas, tiene el uso de Brettanomyces como sello característico, y su efecto se nota más en las cervezas menos jóvenes. Así que si compras una y la dejas en la despensa un año, serán notorios estos aromas.

Cine y Cerveza: X-Men: Primera Generación



Sabéis que una de las cosas que nos gusta mezclar es nuestra afición por la cerveza con los cómics de superhéroes. Y hoy tenemos la oportunidad de traeros ambas cosas juntas, de la mano de esta película dirigida por Matthew Vaughn: X-Men: primera generación.

En ella se narran, a modo de precuela, los orígenes de la Escuela Xavier para Jóvenes Dotados y de la amistad (y enemistad) del Profesor X y Magneto. ¿Qué es lo que hacían cuando aún eran solamente Charles y Erik? Pues ved el vídeo y lo desvelamos.

Abbaye D’Aulne Brune

Las cervezas de abadía son uno de esos valores estables en los que refugiarse cuando todo lo demás cambia, tanto por la consistencia que tienen entre elaboraciones, como por la tradición de los estilos que elaboran.

Abbaye D’Aulne Brune
Esta marca belga (que también elabora la Chérie y la Blanche de Charleroi) hace una serie de cervezas de estilos monásticos con el nombre de una abadía cisterciense sita entre Thuin y Gozée, en la región de Valonia, provincia de Henao, Bélgica.

La Brune es su cerveza tostada (morena, en oposición a rubia) de 6% vol. Y de ese color es, como una melena castaña levemente cobriza. La espuma es de color beis, y muy abundante, aunque la persistencia se queda en media.

Los aromas son los típicos frutales, maltosos y caramelosos de las cervezas Brune, y en sabor es también maltosa, con mucho caramelo y algo de regaliz según coge temperatura, que le dan cierto contrapunto amargo.

Aunque la verdad es que, la última vez que la hemos bebido, nos ha gustado menos que el recuerdo que teníamos de ella. Han pasado muchos años, es cierto, y quizá haya cambiado. Pero sigue mereciendo una oportunidad para opinar.

“Mi opinión en un Tweet:” No confundir la Abadía de Aulne con el Bosque de Haule. Nota: Bien alto.

The Beer Times (435)

Dominical suplemento de noticias sobre cerveza. Aquí puedes leer el periódico The Beer Times.

Cada domingo, para leer en la hora del Beermut, os traemos el semanal que nos recopila varios enlaces sobre cervezas.

Sábado Cervecero Animado (89)

Hoy ya estamos más animados que la última vez que trajimos esta sección. Así que hoy los GIF serán menos apáticos. Y protagonizados por un personaje tan entrañable como, a veces, triste: Duff-Man, el superhéroe publicitario de la empresa de cervezas Duff.

Cualquier fan de Los Simpson lo conoce. Y esta selección pertenece a uno de sus capítulos estrella, que si no habéis visto (o recordáis) os animamos a ver cuanto antes. ¡Oh yeah!

Stone Buenaveza

En algunas zonas de España todavía hace calor y se mantiene el verano. Así que antes de que eso también se pierda y entre el otoño completamente está bien que comentemos esta cerveza californiana de toque aún más sureños.

Stone Buenaveza
Porque los chicos de Escondido han dado un toque de sal marina y zumo de lima a esta Lager suavecita para crear una bebida ligera y refrescante, dentro de su gama fija todo el año de cervezas. Veamos qué tal está.

El aspecto es bueno, de color rubia clara, un amarillo muy ligero, limpia y sin nada de opacidad. Lo completa una cabeza de espuma blanca bien abundante y de buena persistencia. ¿Estará el resto a la altura?

Si sois de los que saltáis a la nota y a la conclusión antes de leer el texto ya sabréis que no. Aunque el aroma no es malo y se nota tanto la base de la cerveza como el toque cítrico, en boca se queda al beberla fría en simplemente amarga y cítrica, pero con un componente de carbonatación muy alto que hace que parezca sin más un refresco.

Cuando coge algo de temperatura el toque salino va cogiendo fuerza, pero tampoco es algo que nos agrade en una lager de 4,7% vol. Por lo que casi preferimos una que no tenga todas estas cosas pero esté realmente buena.

“Mi opinión en un Tweet:” No es mal refresco, pero no es buena-cerveza. Nota: Suficiente raspado.

Juzgado de Etiquetas: Domus Iberus

Escaneamos una de las etiquetas que teníamos en mente comentar desde hace algún tiempo para traer a esta sección en la que se juzga no si una etiqueta es bonita o una cerveza buena, sino si la información presentada al consumidor cumple las leyes que lo regulan. Y entra al juzgado la Iberian Doble IPA llamada Domus Iberus.
Juzgado de Etiquetas: Domus Iberus
Está ilustrada con un ave bicéfala que no es el águila toledana, sino que tiene también al gallo portugués, dando explicación a su nombre. Eso y el estilo (y los IBUs por duplicado) ocupan gran parte del texto y del espacio. No hay mucho más escrito. ¿Cumplirá lo que se le pide?

Pues por lo pronto, de las cosas que son obligatorias siempre, aparecen bien grande el alcohol (y con las abreviaturas pertinentes, algo no tan habitual) y el volumen de venta. Pero la fecha de duración mínima solo va anunciada por algo que pone “Consumo preferente” y no por la frase que la ley estipula (en este caso, al no llevar el día sino solamente el mes, la de “antes del fin de:”). Además que todo esto debería estar en el mismo campo visual, y está en esquinas opuestas.

Y aunque la palabra “Cerveza” aparece hasta 3 veces en castellano y otras tantas en otros idiomas… con este alcohol es muy probable que la denominación de producto (según la norma de elaboración) debería ser “Cerveza Extra”. Lo que sí que viene es el domicilio social, aparte de la denominación de la empresa y el registro sanitario. Y la lista de ingredientes bien legible y con los alérgenos claramente destacados.

Otra pega menor (de la que podría haberse librado si la fecha incluyese el día) es que el lote al aparecer debe empezar por L. Pero se lo vamos a perdonar (entre comillas, porque no, va a bajar nota igual) porque tiene una cosa que siempre echamos en falta: las condiciones de almacenamiento.

La ley deja bien claro que si un alimento necesita unas condiciones de conservación dadas para alcanzar adecuadamente la fecha de duración mínima debe indicarlo su etiquetado. En este caso, esta cerveza necesita estar conservada alejada del sol y del calor, y en vertical. ¿Cómo todas, no? ¡Pues entonces todas deberían indicarlo!

Y además te da información extra sobre temperatura y copa de servicio, y datos sobre amargor (por duplicado, debe ser importante, jejeje) y color. Todo esto es bien agradecido, aunque en las IPA siempre nos gusta que informen también sobre variedades de lúpulo. Pero eso ya es cosa nuestra, no de la ley, claro.

Conclusión: Sin ninguna carencia importante pero con unos cuantos defectos de forma, nos compensa en cierta medida que haga cosas que pocas otras etiquetas hacen y que dé algo de información voluntaria. Nota sobre 10: 6.

¿Cuál es el maridaje para una cerveza estilo Märzen?

Se acerca la Oktoberfest y dentro de poco recibiremos una inundación de cervezas alemanas en bares, tiendas y supermercados. ¡Y hay que estar preparado para beberlas en cantidades que hagan enorgullecerse a los germanos! Así que mejor ir preparados con algo de comer.

Las cervezas tradicionales de estas festividades son las Märzen y las Festbier, estilos un poco más maltosos y alcohólicos que las típicas “rubias” alemanas. Así que quizá les queden mejor otros maridajes. Al ser más dulces y con matices más tostados, se pueden adaptar los maridajes más tradicionales.

Así, claro que quedan bien las salchichas, pero quizá en lugar de unas München Weißwurst, mejor unas Thüringer Rostbratwurst. Y en lugar de unos Knödel (bolas) de patata (o de pan), acompañar la comida de unos Kartoffelpuffer.

Lo que es y será siempre un acierto es el codillo, claro. Pero si vamos a otras tradiciones, es el contrapunto ideal de la comida especiada mejicana o asiática. Y por supuesto combina con quesos picantes y con postres en los que el dulzor sea comedido.

Rambler’s Classic Lager

La cadena de supermercados Dia ha ampliado hace poco su gama de cervezas bajo su marca (lo que conocemos como marca blanca) y que comercializa con el nombre de “Rambler’s” con varias referencias artesanas elaboradas por pequeñas fábricas españolas. Pero hoy no vamos a hablar de esas sino de su “básica”, la rubia lager.

Rambler’s Classic Lager
Porque eso es lo que es esta en concreto. Su rubia barata, para pelear en la categoría de las Steinburg, Aurum, Molenbier y demás. Y a precio contra las cerveceras establecidas y que invierten en campañas publicitarias grandes y patrocinios.

Por lo que hemos leído, según el supermercado, la zona de España o la disponibilidad, se encuentran o bien elaboradas en Font Salem (Valencia) o en la Brasserie de Saint-Omer (Francia), de la que ya os hablamos en otras cervezas de Mercadona.

Pero a ver, ¿qué nos da esta cerveza por los 26 céntimos que cuesta la lata? Pues poco, sinceramente. En aspecto es una rubia clara, limpia y con burbujita. Y de espuma no anda muy sobrada, de manera que la cabeza blanca no dura mucho y al final se queda en nada.

¿Pero mejora algo en sabor? Pues tampoco. Con solo 4,8% vol. va más a la categoría de suaves, así que se queda corta incluso si esperas sin más una Lager. El uso de maíz le resta cuerpo, dejando poco más que una bebida amarilla algo carbonatada y levemente alcohólica.

“Mi opinión en un Tweet:” Pero el diseño de la lata nos gusta, por eso la hemos comprado. Nota: Insuficiente.

The Beer Times (434)

Dominical suplemento de noticias sobre cerveza. Aquí puedes leer el periódico The Beer Times.

No os desaniméis por la vuelta al cole y todo eso. Hoy es domingo y tocan enlaces sobre cervezas.

Noticias de Cerveza en Prensa Generalista (66)

Aquí estamos otra vez con nuestra selección de noticias que pescamos en las redes… de la prensa generalista digital. Y, como siempre, os traemos las que tratan sobre cerveza. Unas son buenas y otras son malas. ¿Cuáles queréis primero?

Pues era broma. Hoy todas son malas. Para empezar, porque además de la inflación, los problemas con el cereal y las demás cosas de estos últimos tiempos debidas (principalmente) a la guerra… ahora nos preocupa que el cierre de fábricas de fertilizantes en el norte de Europa nos deje sin CO2. ¡Lo que faltaba!

Encima, hay que estar al loro para que no te timen por internet con una estafa de “phishing” (suplantar una web o empresa para hacerse con tus datos o dinero), en la que te ofrecen regalar mini-neveras llenas de cerveza. ¡Nosotros habríamos picado seguro!

Y, por si fuera poco, aunque la cerveza es de las bebidas alcohólicas más saludables (o menos mala, dependiendo como se mire), lo cierto es que según importantes organizaciones internacionales, como la OMS, lo ideal sería no consumir alcohol en absoluto. ¡Qué futuro, amigos!

¿Sabías que…? El ácido úrico y la cerveza

Los que padecen la enfermedad llamada Gota lo saben muy bien: el consumo de cerveza se lleva mal con su afección. Bastante peor que otras bebidas alcohólicas de graduación similar e incluso mayor (como el vino). ¿Y eso por qué es?

El ácido úrico y el lúpulo
Porque la Gota es una artritis (hinchazón y dolor en las articulaciones) que se produce por la acumulación de cristales de urato, fruto de la presencia de ácido úrico en sangre… y que a su vez se produce por la descomposición de las purinas (que tenemos o ingerimos).

Y precisamente, la cerveza es muy rica en purinas debido a la presencia de estas en el lúpulo. Así que ni siquiera las cervezas sin alcohol se salvan de la exclusión, junto con el marisco, las carnes rojas y las bebidas azucaradas. ¡Y las IPA se van directas a la zona de prohibido!

Como mucho, imaginamos (no tenemos base científica, ojo, solo lógica) que las cervezas sin lúpulo, como las tradicionales Gruit, no sean tan lesivas. La única pena es que se vean tan poco a menudo cervezas de ese estilo en el mercado. Ahora el rey es el Humulus Lupulus.

¿Qué cerveza me recomiendas si me gusta… la Inedit?

Con el nuevo curso os traemos, como solemos hacer en septiembre, una nueva sección para dar contenido diferente y perspectivas distintas a las ya aportadas en esta década de entradas. Y en esta ocasión la idea es ayudar a probar cosas nuevas a ese amigo que apenas ha salido todavía de sus cervezas de confianza, dándole propuestas basadas en sus gustos.

Así, por ejemplo, si Fulanito o Menganita os dice que lo que realmente le gusta (de lo que ha probado hasta el momento) es la cerveza Inedit, de Damm, lo lógico es recomendarle otras cervezas con base de trigo belga, Witbier, con las que compartan ese punto dulce y especiado.

Podemos ir a lo sencillo y recomendarle una Hoegaarden (el ejemplo más básico del estilo, la marca que lo salvó del olvido) o incluso la versión de Estrella Galicia de “Estrella del Camino”, porque serán las más fáciles de encontrar, probablemente.

Pero a poco que se esfuerce seguramente tenga a su alcance grandes versiones como la Chouffe Blanche o, la que encabeza nuestra recomendación de hoy, la St. Bernardus Wit, que es por la que nosotros apostaríamos. ¿Vosotros cuál le recomendaríais?

Einsiedler Hell

El reino de las Lager centroeuropeas tiene en la República Checa y en Alemania su epicentro. Y mientras que en una domina entre las rubias (sobre todo) las Pils, en la otra hay otro estilo que las hace frente: las Helles, que también son (como su nombre indica) claritas.

Einsiedler Hell
Esta es de la Privatbrauerei Einsiedler Brauhaus (sita en Chemnitz, en Sajonia), que fue fundada en 1885, cuando el pueblo en el que se sitúa aún se llamaba Einsiedel. Luego, durante unas décadas, fue propiedad del estado (la RDA) en la agrupación de bebidas Karl-Marx-Stadt, antes de volver a la familia de sus últimos propietarios, los Winterling.

La cerveza es de color dorada limpia, brillante. Con buena carbonatación, que la corona de una espuma blanca radiante, de cantidad y persistencias medias. Los aromas destacan sobre todo a malta (pan, cereal, galleta…) y a paja, con un leve toque sulfuroso.

El sabor es inmaculado: dulce y maltosa, con un leve amargor final que da notas florales y herbales. De cuerpo pleno, tiene una agradable sensación “masticable” que no impide, sin embargo, disfrutarla de tragos largos. Una cerveza bien diseñada para beber.

Por eso no tiene mucho alcohol, quedándose en un moderado 5,2% vol. Y conviene beberla en vaso alargado y fino, para disfrutar de su aspecto, si la cantidad es moderada. Y si no lo es tanto, pues en jarra de litro, como la tradición germana manda.

“Mi opinión en un Tweet:” No nos extraña que la nacionalizasen. Nota: Bien alto.

Debate: 1900 Problemas

Las grandes cerveceras españolas (en concreto Mahou-San Miguel con Alhambra, Estrella Galicia, Ámbar y Heineken con El Águila) tienen un problema de márquetin que ignoramos si se han planteado o al revés, se ha hecho a propósito. Pero desde luego no lo hemos oído mencionar en webs, y por eso aquí os lo traemos.

Y es que, cuando un cliente (obviamente, no en un bar especializado) o un camarero (también de un sitio generalista) dice “Una 1900”, hemos oído lo mismo tanto para referirse a la Alhambra 1925 Reserva (la verde), a la 1906 Reserva Especial de Hijos de Rivera, la Ámbar 1900 (la pale ale), o a El Águila 1900 (la filtrada).

Todo depende de cuál sea la favorita del cliente o la que trabaja el bar en con sus distribuidoras. Pero todas tiran por el mínimo común divisor y se abrevian igual por la gente: “Una 1900”, y punto. Y claro, si te ponen la que no era la que tenías en mente… empiezan los problemas.

Heineken parece haber optado ya por diferenciarse y recientemente está renombrando a su 1900 como “Dorada” (para recuperar una anterior denominación y diferenciarse de la turbia). Pero entre las otras tres la batalla continúa. ¿Cuál creéis que conseguirá alzarse con el título de ser la “mil novecientos” original?

The Beer Times (433)

Dominical suplemento de noticias sobre cerveza. Aquí puedes leer el periódico The Beer Times.

Retomamos la cabecera habitual con la vuelta a la normalidad, pero sigue llena de enlaces sobre cervezas.

La Caníbal Centea

Hay un bar en Madrid que se llama La Caníbal, abierto justo al lado de O Pazo de Lugo. Este bar apuesta por los vinos naturales y las cervezas artesanas, llegando a tener su propia gama de cervezas “Cosecha Canibal” elaboradas en fábricas de calidad de toda la península, y que pueden encontrarse allí de barril pero también comprar en tiendas en botella.

La Caníbal Centea
Esta llamada Centea es una Pale Ale con centeno que usa maltas de origen británico pero también con lúpulos americanos para darle un toque más moderno y actual, y se elabora en DouGall’s, Cantabria. Su color es ámbar con brillos rojizos, pero claro, aunque levemente turbia.

El vaso se completa con una espuma de color hueso, media y pegajosa, con buena persistencia. De ella emanan suaves aromas a cereal y lúpulo. Pero ligeros. No es una cerveza intensa ni saturante. Y lo mismo te puedes encontrar en el trago.

De sabor amargo pero muy cercano al equilibrio, el centeno da su leve toque como picante y el lúpulo notas herbales y frutales. Pero todo ello permitiendo que sea de buche largo y fácil. Cosa a la que ayuda que solamente tenga 5,2% vol.

Si la bebéis allí os recomendamos maridarla con su tortilla con lacón, chorizo y grelos o con una buena empanada gallega (o los innumerables quesos que tienen). Y si la bebéis en casa podéis tirar de lo mismo, pero DIY o cogido en alguna tienda o supermercado… ¡qué remedio!

“Mi opinión en un Tweet:” Me tomaría una decea o una centea de estas. Nota: Notable alto.

Ampliación de Glosario (21)

Seguimos incluyendo de tres en tres (como ha sido, es y será nuestra tradición) términos que vemos que nos faltan para completar el Glosario Cervecero que acompaña esta web y que siempre podéis encontrar en el menú superior. Hoy, con cervezas fuertes alemanas.

Bock:
Sin ser propiamente un estilo de cerveza, el término Bock (que significa “cabra” en alemán) se refiere a la fuerza de la cerveza, dándose a un subgrupo de las Starkbier (cervezas fuertes) que tienen más de 16 grados Plato de densidad inicial y acaban con más de 6,5% de alcohol.

DoppelBock: Si el “apellido” Bock significaba que una cerveza alemana es fuerte, las DoppelBock son eso: doblemente fuertes. Tampoco son exactamente un estilo de cerveza ya que las hay oscuras y más claras, de trigo, de baja fermentación… Pero todas comparten ese alcohol bastante elevado y su carácter maltoso.

Eisbock: El estilo de cerveza (o de elaboración, para ser exactos) más potente de la tradición germánica consiste en congelar la cerveza una vez fermentada para retirar parte del agua que contiene y concentrarla. No es una destilación, así que se sigue considerando cerveza, pero queda mucho más fuerte y alcohólica, por supuesto.