Elige la Cerveza a Catar (25)

Bueno, pues si la última votación la hacíamos antes de irnos de vacaciones, ahora que ya tenemos el curso más o menos enfilado es buen momento para proponeros elegir entre tres cervezas cuál queréis ver prontamente reseñada aquí.

La mecánica es la de siempre: encuesta incrustada para votar a través de la red social Twitter. Y en caso de no tenerla, comentar con la elegida aquí o en la red en la que nos sigáis. Luego nosotros haremos el recuento añadiéndolos.

Porque es eslogan de esta sección es “Tu voto cuenta. ¡Somos Demócatas!” y como tal haremos caso a la decisión de las urnas y beberemos y publicaremos en El Jardín la que vosotros elijáis. No lo dejéis pasar, que solamente hay dos días de plazo con la encuesta abierta.

Premios de Verano 2021

No pasa nunca un trimestre sin que esta sección os visite, como el fantasma de las cervezas pasadas, para traer destacadas las mejores cervezas y entradas entre las publicadas esta estación que ahora acaba, con… ¡Los Premios de Verano 2021 de El Jardín del Lúpulo!

Premios de Verano 2021
Cervezas más recomendables:


Botella de Bronce:
Tyris Märzen

Botella de Plata:
Chimay Rouge

Botella de Oro:
La Chouffe Blonde


Medalla a la Mejor Entrada de Entretenimiento:
Debate: Merchandising sin Derechos

Medalla a la Mejor Entrada Divulgativa:

La Cerveza: Número a Número

Hasta aquí el repaso a las publicaciones del verano que se ha terminado. Ahora encaramos esta lluviosa estación que empieza trayéndoos más cervezas y entradas para que dentro de otros tres meses podamos recordar las más destacadas.

Nuestro Reto de Septiembre 2021 #12meses12maridajes

Por estas fechas tendría que estar teniendo lugar la Oktoberfest de Múnich. Es por eso que al planear el Reto Cervecero 2021 (centrado en los maridajes) se nos ocurrió que este sería un buen mes para proponer como estilo a combinar una Märzen.

Nuestro Reto de Septiembre 2021 #12meses12maridajes
Y es que este es el estilo de Festbier más clásico. Así que sirve como homenaje ya que este año tampoco se celebra la festividad como tal en el Theresienwiese. Y nosotros cumplimos el reto de Septiembre como uno más, buscando maridaje a la Festbier del supermercado alemán Lidl, que es una rica lager tostadita a un precio irrisorio.

Además, combina muy bien con la gastronomía alemana que también ofertan por estas épocas, como un codillo de cerdo asado y que hemos acompañado de un parmentier (un acompañamiento o plato cuyo ingrediente principal es la patata) a la pimienta.

La cerveza es dulce y maltosa, con tonos tostados que combinan muy bien con la carne al horno. Y el contraste de texturas con el parmentier hace que todo vaya entrando muy bien, atenuando la posible saturación de la carne y el puré y haciendo que el medio litro se quede corto.

Recordad honrar la memoria de la boda del rey Luis I de Baviera con la princesa Teresa de Sajonia-Altenburgo dándoos un buen festín y enseñando vuestras propuestas de maridaje usando el hashtag del reto #12meses12maridajes y subiendo la participación al formulario para los diplomas.

La Trappe Tripel

Desde el monasterio trapense de Nuestra Señora de Koningshoeven llega una de las cervezas monásticas con mayor alcance y distribución, de entre todas las elaboradas por monjes de esta orden cisterciense: La Trappe.

La Trappe Tripel
Y hoy os vamos a hablar de la cerveza de estilo Tripel (una ale rubia alcohólica) de esta marca trapense de los Países Bajos (en el pueblo brabantino de Berkel-Enschot). Y, obviamente es de color dorado anaranjado, levemente velada.

La espuma es blanca y de cantidad media, esponjosa y ligera, aunque lamentablemente de persistencia baja. También es verdad que los cálices, al ser tan abiertos, tienen una menor retención (y generación) de la espuma.

Los aromas son muy maltosos, con notas de caramelo, y muy especiados por la levadura belga. Además, el alcohol muestra ya su presencia (tiene unos moderados 8,0% ABV, que son moderados para ser una Tripel, por supuesto).

En boca es dulce de entrada pero de final alcohólico y retrogusto amargo, con mucha nota frutal y especiada de nuevo. Hay que beberla con cuidado porque puede resultar peligrosa si se abusa de ella.

“Mi opinión en un Tweet:” Tres trappes tripels terminas trompa en un trigal. Nota: Notable alto.

The Beer Times (392)

Dominical suplemento de noticias sobre cerveza. Aquí puedes leer el periódico The Beer Times.

Incluso con las volubles tecnologías en contra, hacemos lo posible para que los domingos no estéis sin vuestros enlaces sobre cervezas.

Kees Hazy Sunrise

La moda en las cervezas lupuladas es lo Hazy, lo NE, los lúpulos sin amargor… Si llevas el último par de años sin salir de debajo de una piedra, ni para ir a comprar a una tienda especializada, beber pintas en un bar del rollo o ni siquiera para leer este blog, quizá no te hayas enterado.

Kees Hazy Sunrise
Pero mira, hoy viendo esta reseña te enterarás. Porque cuando una IPA de 7,1% ABV tiene solo 20 IBUs… pues es que es una “New England Style” IPA. 20 EBC y 20 IBU (equivalentes a 20 EBUs europeos) a base de Citra, Mosaic y Loreal.

El color es amarillo clarito, que con la elevada turbidez le da un aspecto blancuzco y opaco, color yema de huevo desvaído. Y la espuma de clara blanca batida es escasa y de persistencia baja. ¡Vaya tortilla vamos a hacer con estos mimbres!

El olor es bueno, muy afrutado (cítricos y piña) por el uso de los lúpulos, pero el sabor es predominantemente dulce. Hay veces que pareciese que llega a tener un punto de amargor… que al final queda en nada, no tiene ni eso. Y es que es muy moderna, pero a nuestro parecer aporta muy poco para tener más de 7 grados de alcohol.

Eso sí, está bien hecha. Y es que el señor Kees (fundador de la marca que lleva su nombre en 2014) llevaba antes años trabajando también en los Países Bajos en Emelisse, una de las marcas más referentes de la primera expansión del craft de importación en nuestro país.

“Mi opinión en un Tweet:” Una sonrisa turbia es mejor que una cara de tristeza. Nota: Bien.

¿Sabías qué...? La Cerveza: Número a Número

Hay valores intrínsecos a la cerveza que asociamos con números, como el porcentaje de alcohol, el precio (je je je) o, si estamos más metidos en el mundillo, cosas como el amargor medido en IBU o el color en SRM.

¿Sabías qué...? La Cerveza: Número a Número
Pero a su vez hay cervezas que asociamos con números, o que incluso clasificamos o nombramos con números… pero usando criterios históricos o técnicos muy diferentes, que pueden dar lugar a confusión.

Por ejemplo, tradicionalmente en las cervezas checas se indica con un número el porcentaje de azúcares en el mosto, o sea la densidad inicial siguiendo la escala balling (equivalente al extracto seco primitivo plato o brix) en grados.

Eso puede dar lugar a la confusión porque siempre nos hemos referido también al volumen de alcohol de la cerveza como grados. Pero no, una Světlý ležák 12º no tiene 12 “grados de alcohol”, sino menos de 5. Lo que tiene es una cantidad de azúcares (para fermentar y conseguir esos alcoholes) de 12º Balling.

Otras cervezas que tienen números con los que podemos confundirnos son las cervezas de abadía belgas. Algunas son muy famosas como las trapenses Rochefort o Westvleteren, clasificadas como 6, 8, 10 o incluso 12. ¿Y eso es el alcohol? Pues no, tampoco.

Lúpulo: Astra

Una de las cosas que el crecimiento del movimiento cervecero craft en el mundo nos trajo fue descubrir que en el hemisferio sur también se daba una franja apta para el cultivo del lúpulo, en la que pronto destacaron las islas sur de Oceanía y Australia.

Lúpulo: Astra
Y de Australia viene precisamente este lúpulo Astra, creado por Ellerslie Hop Australia en Victoria y comercializado desde 2016. Un lúpulo de los denominados “de doble propósito” ya que puede usarse para aportar tanto amargor como sabor y aromas a la cerveza.

Con un porcentaje de alfa ácidos de entre el 7% y el 10%, aporta además notas a frutas dulces, cítricos y maracuyá; e incluso a vino blanco. Su perfil peculiar puede dar un toque característico a Lagers o Pale Ale, pero quizá destaque mejor en una Saison.

No hemos encontrado entre nuestras cervezas ya reseñadas ninguna que lo mencione (o que nos acordemos), pero es normal, dado que lleva relativamente muy poco tiempo en uso. Si conocéis alguna que lo lleve y se pueda comprar con facilidad, agradecemos el chivatazo.

Abridor Toro

Si hay algo que se asocia con nuestro país, no suele ser la cerveza. Aunque la consumamos a piscinas, lo típico de aquí (y de la zona mediterránea en general) es el vino. Pero además se nos asocia con los toros.

Abridor Toro
Bueno, pues este abridor no podía ser más “typical spanish” ya que combina la forma de un toro bravo, negro, con un sacacorchos en la cola (que le da, todo hay que decirlo, cierto aspecto de cerdito).

Pero aquí hablamos de cerveza, ¿no? Pues sus cuernos son precisamente lo que le trae a esta sección: sirven para abrir las chapas de los botellines de birra. ¿No creeríais que nos habíamos pasado al vino?

Y ya que es un toro, pues le bautizaremos como Ferdinando, que desde pequeños ha sido nuestra res favorita por todo lo que él implica (y os invitamos a conocer su historia, si no habíais oído hablar de este cuento ilustrado de Munro Leaf).

As Dark Komodin

Si son pocas las cervezas artesanas que encontramos en la gama de las birras sin alcohol, menos son las que se salen del perfil rubio y lupulado (esto último además ayuda a disimular un poco el que sean “sins”). Pero As, una de las primeras microcerveceras que arriesgaron en este campo, además tiene diferentes variedades.

As Dark Komodin
Como esta Dark Komodin, que es una cerveza negra sin alcohol. Y su nombre debe ser porque los de Montornés del Vallès son aficionados a la cartomancia, digo, a la prestidigitación con cartas, así que cartomagia. En este caso, magia negra, claro.

Porque la cerveza es negra y opaca. Una pena que la espuma beis sea escasa y de baja persistencia. En el aroma se juntan los torrefactos de la malta con una sensación de fermentación incompleta, y una presencia del lúpulo cruda, poco integrada.

En boca sabe más a Stout, aunque el cuerpo queda a ratos (o por momentos) acuoso, perdiendo la sensación de complejidad que daba al principio. Tiene las cosas que tiene que tener, pero le falta encajarlas con continuidad.

Si ahora mismo ya no parece una “sin” (con menos de un 1% alc. Vol.), cuando logre ese equilibrio que necesita y redondee los tostados con el lúpulo, será una cerveza a tener en cuenta para reducir la ingesta alcohólica.

“Mi opinión en un Tweet:” Hasta entonces nos quedamos con el comodín de su hermana rubia. Nota: Suficiente alto.

The Beer Times (391)

Dominical suplemento de noticias sobre cerveza. Aquí puedes leer el periódico The Beer Times.

Si el sábado nos dedicamos a la prensa generalista, el domingo traemos webs más especializadas en el suplemento con sus enlaces sobre cervezas.

Noticias de Cerveza en Prensa Generalista (49)

Seguro que en estos dos meses de ausencia habíais echado de menos este recopilatorio de las noticias sobre cerveza más interesantes que hacen su aparición en la prensa generalista digital, y que os traemos los sábados en packs de tres.

Noticias de Cerveza en Prensa Generalista (49)
Pues ya están aquí, con descubrimientos históricos como que ya se bebía cerveza en China (entendiéndose cerveza como bebida fermentada de cereales, claro, no como una pilsner de ahora) hace unos 9.000 años.

Luego os traemos anécdotas de una noche de fiesta. Como el señor jubilado que salió a tomarse una cerveza… y como no hay una sin tres (o cinco) acabó cuatro días perdido en la selva tailandesa. ¿A quién no le ha pasado algo parecido?

Y para acabar, una noticia tecnológica. Porque los programas de modificación de imágenes y la inteligencia artificial harán que el “product placement” pueda adaptar lo que ves en pantalla al consumidor, y que donde unos ven una botella de refresco, otros puedan ver una marca concreta en una botella de cerveza. ¡El futuro, amigos!

Maisel & Friends Weizen IPA

Una de las fusiones de estilos que nos han traído los últimos años del movimiento cervecero es esta: unir una cerveza de trigo con una IPA lupulada. Y la verdad es que las cervezas fruto de esta unión “bastarda” son curiosas y sorprendentes.

Maisel & Friends Weizen IPA
Esta Weizen IPA elaborada por la cervecera de Bayreuth, Baviera, (que cuenta con un museo cervecero galardonado con un record Guinness) antes se llamaba Citrilla, por el uso de lúpulos Citra y Amarillo. Pero luego decidieron simplificar el nombre al estilo.

Y no solo lleva Amarillo, sino que es amarilla. Pajiza, dorada, brillante aunque turbia. Podría ser trigo, peor podría ser NEIPA. El aspecto es muy bueno, con su generosa cabeza de espuma blanca pegajosa y de buena persistencia, así que es trigo, jejeje.

En aroma hay una compleja mezcla de aportes: cítricos del lúpulo, hierbas, con los ésteres y toques especiados producidos por la levadura, sobre todo. Y en boca el amargor está bastante presente, siendo áspero y persistente, aunque sin ocultar del todo los matices del trigo porque no es de mucha intensidad. Esto la hace de trago fácil pese a su buen cuerpo.

Una cerveza que recomiendan beber en su vaso de pinta y a una temperatura moderadamente fresca (6 ºC) para ir apreciando los nuevos aromas según vaya calentándose. Y no nos parece mal ninguno de los dos consejos, por supuesto.

“Mi opinión en un Tweet:” Una cosechadora que junta trigo y lúpulo. Nota: Bien alto.

La Cerveza en el Arte: Henri Permeke

La Cerveza en el Arte: Henri Permeke


Aprovechando que ahora es el momento de la recolección del lúpulo queríamos hacerle desde esta sección de arte relacionado con la cerveza un homenaje y nos pusimos a consultar nuestro archivo y nuestras fuentes.

Allí encontramos a Henri Permeke, paisajista belga nacido en el siglo XIX en Poperinge. Y si por algo es famoso su pueblo es por los campos de lúpulo y las cervecerías que en él hay. Y vimos que en su ayuntamiento tienen un cuadro de la colección municipal llamado “Poperinge na de hoppepluk”, o sea “Poperinge tras la cosecha del lúpulo”.

Pero buscando como compartir con vosotros esta obra (un óleo sobre lienzo de 57 x 123 cm del año 1877) no fuimos capaces de dar con ella en internet. Así que tendréis que ir al Stadhuis de la cuidad para verlo.

Pero para que os hagáis una idea, os traemos un cuadro del mismo autor, pero del que tenemos menos datos, y que muestra el momento justo anterior, de la cosecha a medias, titulado “Vista de un pueblo de Flandes”. Esperemos que no os parezca mal el cambio.

Birroturismo en Bruselas (Saint Gilles), Bélgica

En esta sección de Birroturismo hemos dedicado varias entradas a Bélgica, revisando Lovaina, Toer de Geuze, Brujas, Gante…. pero este país da para muchas más opciones de viaje y en esta ocasión nos vamos a centrar en una parte de la capital.

L'amère á Boire
En el barrio de Saint Gilles, situado en la zona sur de la capital, cerca de la Estación sur de tren (Midi), puedes encontrar una diversidad cultural que se ve reflejado en algunos de los bares de cerveza de la zona.

Como el L'amère á Boire (Belvédère, 8). Heredera de la tendencia de Art Decó propia del barrio, esta cervecería ofrece un ambiente desenfadado y una oferta de 20 grifos. La selección es principalmente belga y aunque tienen de forma permanente referencias como Blanche de Namur la parte más atractiva de su oferta son las microcervecerías del país.

Como es habitual en las “brasseries” belgas además de los grifos la oferta en botella es inabarcable. Si estás saturado de los estilos belgas más tradicionales L’amere es el lugar para ver por donde se mueven las tendencias cerveceras independientes.

Juzgado de Etiquetas: Tyris Session IPA

Los órganos del gabinete de justicia de este Juzgado de Etiquetas vuelven también con la nueva temporada para revisar, en base a casos reales, la legislación sobre información al consumidor en los productos. En este caso, cervezas, claro. Y hoy traemos la etiqueta de la valenciana Tyris Session IPA.

Juzgado de Etiquetas: Tyris Session IPA



Un diseño sencillo y funcional, dejando bien claro la marca y el estilo, destacando su bajo alcohol y su origen artesano. Funcional y sencillo. Pero bonito, lo que se dice bonito, pues no lo es mucho. Eso sí, demuestra que se puede poner mucho texto en una sola etiqueta.

Sobre los apartados del contenido obligatorio que han de ir en el mismo campo visual, los cumple. Alcohol indicado con las abreviaturas recomendadas. Volumen del líquido. Denominación de producto. Y fecha de duración mínima con la frase adecuada si esta solamente indica el mes. Perfecto.

Además aparece, como es obligatorio también, su domicilio social y el nombre de la empresa, incluso invitando a conocerlos in situ. Y la lista de ingredientes con los alérgenos destacados. Por no hablar del lote, empezando por “L”. De momento está cumpliendo todo.

Jupiler Pils

Ya sabéis que el estilo de cerveza más consumido en el mundo es la cerveza estilo Pils. Por eso en cada país hay una (o un puñado) de marcas que son las más vendidas o representativas y que, por supuesto, hacen este estilo.

Jupiler Pils
En Bélgica es curioso porque, pese a ser un país con gran tradición cervecera -o precisamente por eso-, la cerveza rubia lager más vendida es esta, Jupiler, creada por la cervecera Piedboeuf (y ahora perteneciente a AB InBev) solamente en 1966.

Las claves de su éxito son su asociación con el futbol belga, desde el patrocinio de su liga a su identificación con los colores de su selección, los Diablos Rojos. Porque la cerveza en sí no es para tirar cohetes: una rubia ambarina de espuma pegajosa y aroma maltoso.

En boca es dulzona aunque al final tiene un ligero contrapunto amargo del lúpulo. Pero muy ligero. Más ligero que sus 5,2% ABV que tiene. Quizá no tanto como otras homólogas foráneas, pero nada destacable.

Para beber pintas agitando banderines (o tridentes), acompañar el picoteo matutino (o vespertino), o para probar cosas nuevas… pero sin esperar lo que le demandamos a la tradición cervecera belga.

“Mi opinión en un Tweet:” Una rubia que por fuera es roja. Nota: Suficiente.

The Beer Times (390)

Dominical suplemento de noticias sobre cerveza. Aquí puedes leer el periódico The Beer Times.

Con la vuelta al curso escolar llega también el volumen diez del suplemento dominical que os trae los enlaces sobre cervezas.

Sábado Cervecero Animado (79)

El fin de las vacaciones y la vuelta al cole o al trabajo puede ser duro. Por eso os aconsejamos tomároslo con calma, ir cambiando las costumbres poco a poco y compensarlo con un poco de “medicina”.

Apreciad el momento al serviros una cerveza; disfrutad de las burbujas, la espuma, la corriente del líquido. Apurad los últimos momentos de tranquilidad como si de un ritual se tratase… ¡Y si no funciona, abrid otra y repetid!

Moda Cervecera: Dirndl

A finales de este mes es el Oktoberfest. Y en esta sección ya hablamos hace años del traje tradicional bávaro masculino, el Lederhosen. Así que hoy toca hablar del vestido que usan las mujeres, conocido habitualmente como “Dirndl” (y difícil de pronunciar, por supuesto).

Moda Cervecera: Dirndl
Más que un vestido sin más es un conjunto de blusa, vestido y delantal. Y el complemento ideal a dicho Trachten (la palabra germana para las vestimentas tradicionales) es un par de trenzas recogiendo el pelo y las manos recogiendo un par de jarras de litro de cerveza.

Si los pantalones de cuero masculinos iban desde lo no-barato a lo absurdamente caro, en estos vestidos no iba a ser menos (aunque quizá los precios no se suelen disparar tanto). Pero si queréis ir bien preparadas a las fiestas cerveceras, toca desembolsar.

Porque la oportunidad de conseguirlos gratis ya pasó cuando sorteamos un Dirndl (y un Lederhosen) en un concurso del Jardín. Pero oye, quizá en el futuro los astros se vuelvan a alinear… (Quien sabe).

Cine y Cerveza: Patrulla Trueno

Cine y Cerveza:  Patrulla Trueno
Retomamos tras las vacaciones una de nuestras secciones y aprovechamos para recordaros que la hemos “actualizado” y que ha pasado a ser en formato vídeo. Esperamos vuestras opiniones sobre el cambio en los comentarios.

Hoy hablamos de “Patrulla Trueno”, una comedia de superhéroes con heroínas lejos de lo que las películas del Universo Cinematográfico Marvel nos tienen acostumbrados, como por ejemplo Viuda Negra.

Pero bueno, no hemos pasado la sección a formato audiovisual para luego escribiros lo mismo que os vamos a contar, así que aquí os dejamos con la reseña de cómo aparece la cerveza (al final, es de lo que va la sección) en esta película. Tres, dos, uno… ¡Claqueta!

Chimay Rouge

La Chimay Roja (también llamada Chimay Rouge, Brune, Bruin, Red, Rood o Première en su versión de 75 cl) es una de las cervezas de abadía trapense más clásicas que recordamos. Es más, si no lo hemos entendido mal, es su receta más antigua y longeva en ventas, aunque haya estado a la sombra de sus hermanas mayores.

Chimay Rouge
Los monjes de la abadía de Scourmont llevan haciendo cerveza desde 1862, siendo una de las principales cabezas dentro de la Asociación Trapense Internacional que da los sellos ATP (Authentic Trappist Product) y que, por supuesto, sus cervezas llevan.

Esta, la Roja, es una cerveza de color marrón rojizo, levemente turbia -pero poco-, que viene acompañada de abundante espuma color crema, esponjosa y persistente. El aroma es maltoso y afrutado, con el olor característico de levadura belga (en este caso, levadura “de la casa”).

El sabor predominante es dulce, con leve amargor presente. Lo que sí que se nota es las maltas tostadas, las notas de caramelo y los puntos afrutados y especiados. Además de su cuerpo medio y una leve presencia del alcohol (tiene 7% ABV) en la calidez en boca.

Está claro que es buena cerveza, de fácil trago e ideal para ir adquiriendo el gusto por las cervezas belgas de abadía. Pero la sombra de su hermana Azul la oscurece y la relega a un continuo segundo plano, del que es muy difícil que salga una vez has probado la otra.

“Mi opinión en un Tweet:” Hay que romper una lanza a favor de las hermanas pequeñas. Nota: Notable alto.