Agua de Moritz

Seguimos nuestra campaña a favor del consumo responsable, buscando una cerveza sin alcohol que nos permita disfrutar del sabor que nos gusta sin poner en peligro nuestra salud (no por ser tan malas, si no por no beber y conducir).

Y hoy probamos la “Agua de Moritz” (o Aigua de Moritz), una 0,0% que, como su nombre indica, está hecha con agua (mineral y con nombre propio) y tiene un color tan claro como se puede tener sin llegar a ser sólo agua.

La espuma es blanca, no muy abundante, ligera y no perdura mucho. Tiene poca carbonatación. El olor es agradable (gracias al lúpulo Saaz que lleva) y el sabor es suave y ligeramente dulce. Como una Coronita o algo así, pero sin alcohol.

En conclusión, es una buena cerveza sin alcohol (recordamos, 0,0%) para beber fresca y en grandes cantidades, ya que, a diferencia de otras con más cuerpo (y más maltosas), ésta no empalaga ni cansa tanto.

“Mi opinión en un Tweet:” No podemos menos que destacarla y recomendarla entre sus iguales. Nota: Bien.

2 comentarios: