Presentación de Birra Baladin

Hola amigos, el otro día estuvimos en la presentación de Birra Baladin a cargo de Cervebel, que han decidido ponerse a importar esta cerveza desde Italia. Este evento consistía en una charla y cata dirigida por el maestro cervecero de Baladin, Teo Musso, que nos contó la historia de su cervecera, de cómo empezó en un pueblo pequeño situado en el norte de Italia y de cómo ha logrado abrir locales hasta en los Estados Unidos.

La fábrica Baladin se sostiene sobre una filosofía: “Todo empieza con la tierra”. De ahí que gran parte de sus productos sean de las cercanías, y también la idea de que en pocos años podrán ser una empresa energéticamente autosuficiente, así como producir toda su materia prima.

Siguiendo este ideario, Teo crea sus cervezas, no para competir contra otras cervezas (comerciales o no), sino para abrirse paso en el mundo del vino, ya que el consumo cervecero italiano es el más bajo de Europa. Debido a esto no es muy convencional a la hora de seguir las normas clásicas de los maestros cerveceros, y eso que pasó bastante tiempo trabajando y aprendiendo el oficio en La Chouffe. Así, el resultado es una cerveza con un carácter propio y rebelde, que se escapa de la catalogación tradicional.

Empezando con la cata, lo primero que se sirvió fue la Isaac, concebida como un símbolo de la “revolución artesanal en Italia” y poseedora de un espíritu netamente mediterráneo. Lleva cilantro y cáscara de naranja, y es fácil de beber, ligera y afrutada. Como la mayor parte de las cervezas que catamos, no tiene una gran carbonatación.

La segunda birra fue Nora, dedicada a la madre de sus dos primeros hijos y a Egipto. Es el ejemplo de cerveza rompedora, con toques de jengibre, que no incluye lúpulo en su receta, sino una resina de la familia de la mirra y que lleva como cereal una variedad de trigo cuya historia se remonta al antiguo Egipto (podéis googlear trigo kamut, y bueno, aunque no viene realmente de los faraones, es una buena historia).

Mientras degustábamos esta birra, Teo habló sobre la Reihensgebot, algo que él entendía como un acto de violencia represora contra la cerveza (algunos autores del blog, o sea, yo, por ejemplo, opinan que la Ley de Pureza no fue más que un acto de control estatal para llevarse un buen pastel de un negocio nacional en alza). En fin, que ideas como ésta son las que han llevado a este maestro a ser conocido como el “Enfant Terrible”(o como se diga) del mundillo artesanal.

La siguiente cata fue sobre la Super Bitter, que con un nombre como ese ya podemos imaginar que se trata de una birra más en la carrera por conseguir la mayor cantidad de IBUs… Pero no, una vez más, Baladin se postula contra la moda de intentar que la lengua se pliegue sobre sí misma, e irónicamente bautiza a esta birra como Super Bitter cuando sólo tiene 35 IBUs (claro, que a lo mejor eso es amargo para basarse en un estilo belga).

Finalmente sirvieron la Open Rock&Roll que es una interpretación de una IPA. Como veis, aquí todo son eso, interpretaciones, ya que bueno ese es uno de los rasgos principales de Teo Musso. Sin embargo, a lo largo de la cata se puede percibir una unidad en todo el conjunto de las variedades, supongo que se debe a fabricar el producto bajo una filosofía unificadora.

Una vez terminada la cata, pasamos a la charla debate, en la que participaron tanto los asistentes con sus preguntas, como el maestro cervecero de Baladin y el distribuidor Erick Coene. Mientras seguían sirviendo copas de buena birra, se habló sobre la distinción entre cerveza artesana e industrial, que como sabréis los lectores, es un tema complejo que hemos tratado en nuestros propios debates.

En este caso, Teo Musso se decanta por emplear como frontera entre lo industrial y artesanal la pasteurización, pues mantiene que sólo si se trata de un producto vivo, capaz de evolucionar, puede considerarse artesano. También se habló sobre cómo introducir la cerveza artesana en la sociedad: por medio de bares especializados, la educación del consumidor, etc.

Curiosamente salió a relucir el tema de las ferias artesanas, donde Coene comentaba que “cuando vas a una feria, hay veces que da pena, hay cervezas imbebibles, contaminadas y el productor las vende igual”. Este es un tema que ya sabemos que da para mucho, pero la idea que se trasmite es que incluso desde el mundo profesional existe la percepción de que se debería controlar un poco más el producto final, y que no todo vale.

Y hasta aquí la crónica del evento, aunque creo que me dejo algo... Lo que sea, me despido con un “abrazos para ellos, besitos para ellas”, y esperamos que os hayan gustado las cervezas que hemos comentado tanto como a nosotros… ¿Qué? ¿Que no las habéis catado? Bueno, no pasa nada, ya las podéis conseguir aquí sin tener que ir a Italia… ¡ah! La Bella Italia. ¡Me gusta! Con sus piedras, sus monumentos, su historia, su cerveza 100% italiana Coronita… pero bueno, eso, amigos míos, es otra historia completamente diferente y que merece ser contada en otro lugar… Voy a echar otro tronco a la chimenea.

5 comentarios:

  1. Sin haber estado allí, ya me cae bien el tipo este solo por ir en contra del amargor extremo jajaja
    Habrá que probar alguna :-)

    ResponderEliminar
  2. Felicidades por el post y os animo a hacer otros más largos de lo habitual. Cuando hay chicha, vale la pena leerla.

    Me ha sorprendido lo de baja carbonatación, encontré Nora y Isaac de una carbonatación alta. Con un corte parecido debido al uso de la misma levadura, tal como comentó al final de la charla contestando una pregunta (en Barcelona).

    Curioso derivación en Madrid a temas de ferias. Seguro que contar con alguien como Erik animó mucho la conversación :)

    ResponderEliminar
  3. EL TEMA DE LA CARBONATACIÓN PUEDE SER TAMBIEN POR SERVIR UNA PEQUEÑA CANTIDAD PARA CATARLA, NO VERTER TANTO COMO AL SERVIRTE UNA CERVEZA ENTERA. YO AL ECHAR FOTOS A LAS CERVEZAS DE LA CATA, ENCONTRÉ LO MISMO, ENTRE QUE LA ECHAN, QUE NO ES DEMASIADO Y QUE CONSIGO LA BOTELLA PARA HACER LA FOTITO, TE QUEDAS CON LO JUSTO DE ESPUMA.
    ¡BECARIO! ¿Y LAS FOTOS? NO VUELVO A POSAR.....

    ResponderEliminar
  4. Muy buena entrada! , la verdad que llevo días escuchando esto de Baladin y tengo que hacerme con ellas! , y el maestro cervecero tiene un aire a Robert Downey Junior

    ResponderEliminar