Lúpulo: Apollo

“Houston, tenemos un problema”, es la frase que todo no jardinero relaciona con la palabra Apollo, aunque sea sólo por la película. O la más manida: “Esto sabe a-pollo”, con las carnes exóticas que pruebas. Pero para que la próxima vez que alguien nombre el Apollo tengáis algo más de que hablar, os diremos que es una variedad de lúpulo creada en el programa Hopsteiner Breeding y liberada en 2006.

El propósito con el que se usa este lúpulo en la cerveza es principalmente para darle amargor, dado su 15-19% de alfa ácidos, los cuales tienen una estabilidad excelente durante los seis primeros meses de conservación (de un 80-90%). Añadido a la cerveza, además de amargor le aporta notas cítricas (a naranja, sobre todo) y resinosas en aroma y sabor.

Se usa para cervezas de estilo americano y de de alta fermentación, no sabemos si enviarlas al espacio es necesario, pero puede ser sustituido por CTZ, Magnum, Millenium, Nugget o Warrior.

No hay demasiadas cervezas que lleven este lúpulo o que lo anuncien, quizás por su excesivo amargor, pero podemos encontrarlo en la Anchor IPA de California y en la cerveza 13 Guns, de Twhaites, una American IPA procedente de Inglaterra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario