Kasteel Rouge

La casa (castillo) de la cervecería Van Honsebrouck tienen, dentro de su gama de cervezas, una cerveza afrutada. Pero, a diferencia de las de base Lambic, esta es una mezcla de cerveza de alta fermentación y el licor de cerezas que utilizan en confitería, lo que la transforma en la madre de todas las afrutadas, ideal para emborrachar a tu pareja.

En copa es rojiza oscura, casi negra, con espuma densa ligeramente tintada de rosa. El olor es a cereza, sí, pero el sabor es a piruleta. Pura piruleta. Acidulce.

Y promete resacas igual que su hermana mayor, la Kasteel Donker, ya que aparte de ser alcohólica (con 8% ABV) y densa, y de llevar malta de trigo y cebada, lleva azúcar y edulcorante a punta pala.

Así que, aparte de si quieres emborrachar a alguien al que no le gusta la cerveza pero sí las piruletas y gominolas, no es una cerveza que te vayamos a recomendar. Hay cervezas afrutadas más sabrosas y apetecibles en el mercado (y algunas ya las hemos recomendado en el blog).

“Mi opinión en un Tweet:” Piruleta líquida con alcohol. Ideal para adolescentes. Nota: Insuficiente.

4 comentarios:

  1. No me gustó nada esta cerveza, tan empalagosa que no pude terminarla.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Anda que no os queda por beber y por viajar...
    Esto no es una piruleta líquida para adolescentes. Es lo que es, un producto dulce, de grado alcoholico alto y para un público muy concreto. Os habeis empeñado en redefinir el gusto por la cerveza sin saber el como y porqués de muchas de ellas, y claro, las de "frutitas" salen mal paradas siempre. Pues no amigos...no. Hay que tener criterio también en esta variedad, y desafortunadamente el Jardín no lo tiene porque no le gustan, luego lo peor que puede hacer es opinar.
    Esta cerveza la fabrica Saint Louis mezclando dos de sus productos. Averiguad cuales y antes de arrastrar por el suelo cosas de calidad...criterio, por favor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En nuestros viajes y bebidas, hemos probado uno o dos cervezas “de frutas”. Y algunas nos han gustado lo suficiente como para aprobarlas. Incluso con nota. Como: Esta, esta, esta, esta, esta, o esta.

      Así que sí, tenemos criterio. Hay muchas (la mayoría) de las afrutadas que NO nos gustan. Igual que hay muchas (la mayoría) de las sour, que NO nos gustan. Pero por eso en la parte de “Mi opinión en un Tweet”, damos eso, una opinión. La nuestra. Con nuestro experimentado criterio.

      Y, según nos habíamos informado (y pone en su propia página web), esta cerveza está hecha en Van Honsebrouck, y es una mezcla de “cerveza de alta fermentación y el licor de cerezas que utilizan en confitería”. Pero cuando viajemos a Ingelmunster, nos informaremos más. Lo prometo.

      Eliminar
  3. Pues yo, he de reconocer, que no me disgustó del todo,me pareció una cerveza divertida, pero si que es cierto, que al final se me hizo pesada...

    ResponderEliminar