¿Sabías que…? La resaca

Siempre recomendamos beber cerveza con moderación. Nuestros “yos” serenos se acuerdan perfectamente de eso, pero en cuanto nos tomamos un par de cervezas, a veces se nos olvida y cometemos excesos. Y cuando eso ocurre aparece la temida resaca. Una sensación de malestar calificable como entre molesta y horrorosa que nos ataca al día siguiente. Pero… ¿a qué se debe?

Pues, por un lado, el alcohol afecta negativamente a la mucosa gástrica. Esto nos va a causar malestar en el estómago. El esófago y sus esfínteres también se ven alterados por el consumo de bebidas alcohólicas. Vamos, que vais a tener el sistema digestivo hecho papilla tras haberle maltratado toda la noche.

Pero uno de los síntomas más característicos de la resaca es un dolor de cabeza intenso y palpitante. Esto han estudiado que se debe a que el alcohol afecta a las hormonas encargadas de retener el agua en el organismo, por lo que favorece que se orine más líquido del que se ingiere, por mucha cerveza que bebas, lo cual acaba deshidratando hasta el sistema nervioso central y su líquido cefalorraquídeo, generando estas cefaleas.

Así que ya sabes, para evitar la resaca evita beber en exceso, y mantén tu estómago alimentado e hidratado. Así prevendrás las principales causas del problema. Y si ya es tarde y estás leyendo esto con sufrimiento un domingo por la mañana, consulta los remedios contra la resaca que proponían otros lectores jardineros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario