Aventinus Weizen-Eisbock

Esta cerveza es una versión más fuerte de la Schneider Weisse Tap 6 Unser Aventinus, ya que ha sido concentrada mediante la congelación del agua de la original, dejando así una cerveza más densa (28 grados de densidad original) y más alcohólica.

Es marrón oscuro, casi negro, con espuma de color blanco roto, no muy abundante. El olor es picante y dulce, a frutas (plátano), especias y frutos secos. El sabor es intenso. Muy intenso.

No disimula demasiado el alcohol, lo cual la hace dura de beber y promete un buen pedo. Pero como es dulce, con gran cantidad de caramelo en boca, entra bien, poco a poco. Otra característica que tiene es la gran presencia de sabor Umami (y si no sabes lo que es, wikipedialo). Nosotros hemos estado practicando, desde que descubrimos como identificarlo en el panel de cata de la universidad en el que participo. En esta cerveza, se nota, y me recuerda (levemente) al sushi.

En conclusión, un pelotazo de cerveza, de 12% ABV, que se recomienda tomar después de la comida, acompañando a postres como los profiteroles, tiramisú, o crepes con chocolate.

“Mi opinión en un Tweet:”Condensando buenas cervezas salen cosas así. Nota: Notable

10 comentarios:

  1. No he entendido muy bien qué quiere decir eso de "28 grados de densidad original" a qué os referís exactamente?
    saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 28 grados plato (o balling) de densidad inicial. Es decir, tantos como la famosa EKU 28.

      Eliminar
    2. Por lo que entiendo de lo que dices, congelan el mosto, no la cerveza?

      Eliminar
  2. Tengo guardada una por ahí, reservándola para algún momento especial.

    Prost!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No la guardes demasiado... y se te junte el momento especial con una ola de calor y te de un patatús!

      Eliminar
  3. Esta es una cerveza que probe hace bastante tiempo por primera vez y que es un valor seguro. Se bebe bastante bien para la graduación que tiene, eso sí como decís.. peligrosa, peligrosa. Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Creo que en el Oldenburg la tienen de grifo, igual me equivoco con la Tap 6 que no es eisbock... dudo, la resaca es maja... jajajaa

    ResponderEliminar
  5. A mi me gustó muchísimo aunque me hubiera encantado haber leído antes lo de "acompañando a postres como los profiteroles, tiramisú, o crepes con chocolate"; tendré que repetir la experiencia pero al completo y es que en los bares no tienen en cuenta esos detalles....!!!!!

    ResponderEliminar
  6. Yo me la bebí en verano en Alicante y se me hizo un poco dura jajajaja la próxima probaré a bebérmela en invierno!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja. Aventinus al sol! Sí, mejor en invierno (o ahora, aún estás a tiempo).

      Eliminar