Pizza Port Chronic Ale

En 1987, los hermanos Gina y Vince Marsaglia, compraron un establecimiento de pizza en California. En la parte libre del almacén, Vince empezó a fabricar su propia cerveza, pero llegó un momento en que fabricaban tanta cantidad que por fin, en 1992, tuvo que convertir el establecimiento en un brewpub.

Hemos podido probar una de sus cervezas, que ha cruzado el charco, la Chronic Amber Ale, envasada en lata de medio litro. Al servirla no genera apenas espuma, se queda en una línea fina (puede ser debido al largo viaje por no poder probarla en su lugar de origen, o que sea así). Tiene color cobre dorado y es totalmente traslúcida.

El olor es muy suave con toques a caramelo y a cítricos. Es una cerveza fácil de beber y poco amarga, pese a llevar lúpulo Liberty (donde antes llevaba semillas de marihuana), y con matices en el sabor muy parecidos a su olor, predominando el sabor dulce a caramelo. Su facilidad para beberla se debe en gran parte a la baja carbonatación y cuerpo medio.

Prepara un vaso Shaker de tamaño grande para el medio litro de cerveza con 4,9% de ABV. Va bien para acompañar una pizza, para lo que fue creada inicialmente; eso sí, con una lata tienes suficiente para pasar toda la comida.

“Mi opinión en un Tweet:” Una cerveza simple de la que venden grandes cantidades debido justo a esa simplicidad. Nota: Bien alto.

Debate: Publicidad de las Ferias

Como suele empezar esta sección: “Erase una vez…”, digo “El otro día comentábamos en un bar…”. Y es que, os recordamos que estos debates suelen ser debates de barra de bar, que traemos al blog para conocer la opinión de, vosotros, nuestros lectores.

Pues, como íbamos diciendo, el otro día comentábamos en un bar que teníamos la impresión de que últimamente las ferias y eventos se promocionan menos. Que hay muchos (cada vez más), pero no tienen presencia en blogs y redes sociales hasta la misma semana del evento.

Son pocos los que, con una previsión superior a quince días, te ofrecen, no ya información completa sobre expositores o actividades, si no, en muchos casos, siquiera un cartel o evento en Fb o algo que te informe.

¿Vosotros tenéis esa misma sensación? ¿Se os ha pasado algún evento cercano por no haberos enterado hasta que ya era tarde? ¿A qué creéis que se debe? (Organizadores de ferias que nos leéis, vuestro punto de vista será muy apreciado).

The Beer Sun (32)

Dominical de verano con noticas sobre cerveza. Pulsa aquí si no te carga para leer el periódico

Con la llegada del verano, alternamos a la cabecera refrescante, pero igualmente llena de enlaces sobre cerveza.

Sábado Cervecero Animado (12)

Beber cerveza es malo. Sí, sí. No te escandalices ahora ni nos mires con esa cara. Lo sabes desde hace tiempo. Y no es porque cause barriga cervecera (que no). Ni por las neuronas, las resacas, los mensajes de texto a las ex-parejas o el trabajo del hígado. No.

Es porque cuando hemos bebido un par de birras de más somos mucho más propensos a  aceptar los retos de los colegas, los “no hay huevos a...”, y hacer burradas cerveceras mayores o menores (un día os contaremos batallitas de las nuestras). Por eso es importante beber con moderación. Para que no te pasen cosas malas (el karma aumenta un 200% con la ingesta excesiva de alcohol) como estas.





Sagra Blanca de Trigo

Volvemos a comentar una cerveza artesanal española, y en esta ocasión queremos recomendaros una cerveza de trigo, bien refrescante y fácil de encontrar, hecha por Sagra (en Numancia de la Sagra, Toledo).

Es una cerveza peculiar, ya que está todo el cereal malteado (tanto la cebada como el trigo, pareciéndose en esto a las Weissbier alemanas, a falta de saber el porcentaje de cada), pero usa cilantro y cáscara de naranja (pareciéndose en esto a las Wit belgas).

Lo primero se nota en el aspecto, siendo menos pálida y más anaranjada (ojo, por la malta de trigo, no por la fruta); y lo segundo en el aroma, con notas cítricas y a repostería. Por lo demás tiene buena presencia y espuma, y un sabor dulce, intenso y rico.

Vamos, que sabe a lo mejor de cada casa (pero sin los esteres propios de las levaduras de weizen), tiene sólo 5,2% ABV, y servida en Tumbler o vaso de trigo (o copa, ¿por qué no?, cualquier cosa menos un frasco), maridará muy bien con cosas ligeras y de perfil no muy salado (pescados o carnes blancas). Con saladitos, no (por experiencia propia).

“Mi opinión en un Tweet:” ¿Wit or Weiss? Es es la cuestión, que está rica, oye. Nota: Notable.

Abridor Han Solo en Carbonita

Vamos, a estas alturas ya sabéis que somos unos frikis de tomo y lomo. Lo somos de las cervezas… ¿por qué no lo íbamos a ser de otras cosas? De los comics, de las pelis de Sci-Fi, de las de “los ochenta”, etc…

Y obviamente, lo somos de Star Wars. No te pillará por sorpresa, ya que hace tiempo comentamos un abridor con forma de sable de luz. Pero vamos, que hay más abridores de la “trilogía”, y los iremos sacando.

Y hoy toca el de Han Solo, apresado en Carbonita (que no kriptonita, ojo). Una escena memorable de El Imperio Contraataca. “Lo sé”. ¡Psssshhhhhwow!

Más congelada que este abridor no puede estar tu cerveza. Pero no te excedas, o acabarás ciego, y con una sensación peor que una digestión de Sarlacc. Y ya dejamos de hacer referencias frikis. ¡Que la fuerza os acompañe!

Lúpulo: Vanguard

El lúpulo Vanguard fue creado por la Universidad Estatal de Washington en 1982 y puesto en el mercado en 1997, siendo precursor de la vanguardia de lúpulos que vendrían en esa época (quizás por eso le pusieron ese nombre). Se caracteriza porque tiene una estructura química y aromas parecidos al lúpulo alemán Hallertau Mittlefrüh, del cual procede.

Con un bajo contenido en alfa-ácidos, entre 4,5-6%, le aporta a la cerveza un sutil amargor y aroma floral o incluso cítrico o a bayas en las cervezas tipo Lager y Pilsner y, aromas más complejos si se añade a una cerveza de tipo Bock por ejemplo.

El almacenaje de este lúpulo es muy bueno, ya que conserva entre un 75 y un 80% de alfa-ácidos después de 6 meses. Pero si no está disponible, se puede sustituir por lúpulos como el citado Hallertau, Hersbrucker o Liberty.

Se usa habitualmente en los estilos de cerveza Lager, Pilsner, Bock, Kölsch, Weiss, Munich, Helles y algunas Ales Belgas. Una cerveza que seguramente hemos bebido y que lleva este lúpulo es la Brooklyn Lager, la cual, si la has probado, puedes ahora repetir.

Dogfish Head 90 Minute Imperial IPA

Dogfish Head es una cervecera craft americana que ha intentado revolucionar el proceso de creación de cervezas lupuladas. ¿Cómo? Cambiando las típicas adiciones de lúpulo, generalmente espaciadas, por una adición constante (durante 90 minutos en el caso que nos ocupa). También tienen la versión de 60 minutos y la de 120.

Esta imperial IPA, la de 90 minutos, es de color cobre (casi naranja), perfectamente transparente y con una buena corona de espuma blanquecina. Lo primero que llama la atención, además de su olor afrutado, es la presencia de cantidades importantes de malta en aroma y sabor. Caramelo y toffee sobre todo, como si se tratara de una Strong Ale inglesa ultra lupulada a lo yankee. Las frutas que vienen a la mente son el melocotón, el pomelo y el albaricoque.

Tiene un toque resinoso/pináceo, pero destaca más la fruta. Recuerda mucho a la Hércules Doble IPA, que tuvimos la suerte de poder beber de importación hace años por aquí y que por desgracia se dejó de exportar a España.

El alcohol apenas se nota, y el balance entre el amargor (nada descompensado) y el dulzor de las maltas invita a dar un trago tras otro. Al final, cuando tuvimos la suerte de poderla pillar, nos bebimos la botella en menos de 15 minutos (un cuarto de lo que pone ¿recomendado?), lo cual dice bastante a su favor. Eso sí, su 9% ABV se notó después, como no podía ser de otra manera.

“Mi opinión en un Tweet:” Lo de las adiciones quizá es marketing. Pero es un cervezote acojonante. Nota: Sobresaliente.

Premios de Primavera 2015

Con el cambio trimestral de estación, toca repasar lo mejor de lo mejor de lo publicado en el blog esta primavera. Las mejores cervezas y las entradas más guays.Y si ayer entró el verano, nosotros hoy entregamos… ¡Los Premios de Primavera 2015 de El Jardín del Lúpulo!

Cervezas más recomendables:

Botella de Bronce:
Old Engine Oil - Engineer's Reserve

Botella de Plata:
Samuel Smith Organic Pale Ale

Botella de Oro:
Flying Dog Wild Dog Barrel Aged Gonzo Imperial Porter


Medalla al mejor abridor:
Abridor Sentol

Medalla a la Mejor Entrada Divulgativa:
Carta de Aromas: Marihuana

Y con estas cervezotas (que, obviamente os recomendamos probar, si podéis), despedimos esta sección hasta dentro de tres meses, cuando volveremos repasando las cervezas veraniegas que hayamos comentado.

The Beer Times (133)

Dominical de noticas sobre cerveza. Pulsa aquí si no te carga para leer el periódico

Hoy entra oficialmente el verano, y con él nos entra sed; y ganas de leer más enlaces sobre cervezas.

Last Kiss

Este Último Beso (Last Kiss) es una cerveza de estilo escocés (wee heavy) pero de los Estados Unidos, ya que está elaborada por Pipeworks Brewing Company en Chicago, Illinois. Un sitio frío, pero una cerveza potente.

Y es que, esta cerveza de color marrón muy oscuro, pese a tener poca espuma y durar poco, en aroma es maltosa y alcohólica, y promete un final poderoso (que sus 9,5% ABV parecen asegurar, claro).

En boca es muy intensa, con potentes matices a café y vainilla, resultando amarga y dulce a la vez, muy compensada. La intensidad viene ayudada porque lleva melaza y especias (vainilla y fenogreco, parece ser).

Todo esto en su conjunto la hace una cerveza que se promete ideal para envejecer, muy sabrosa y con mucha trayectoria. Para beber en snifter o thistle, con calma. Recomiendan frente a la chimenea, pero… ¡Elegid bien con quién!

“Mi opinión en un Tweet:” El último beso… parece ser el más rico. ¡Sobre todo así! Nota: Sobresaliente.

Libro: All Belgian Beer

Una vez abierta la veda de reseñar libros en idiomas extranjeros, vamos a recomendar el primero que tuvimos en otro idioma. Y es que, precisamente, tiene vocación internacional (y no cuesta tanto comprenderlo).

Es el libro “All Belgian Beer”, también llamado “Les Bières Belges” o “Alle Belgische Bieren”. Y es que, esta mini-enciclopedia gordota, tiene todas (bueno, casi, que cada año salen y desaparecen muchas, pero sí más de 1100) cervezas producidas en Bélgica.

Y tiene el título en inglés, francés y flamenco porque el libro tiene los datos y la nota de cata de cada cerveza escritos en estos tres idiomas. Así puedes aprender de cualquier cerveza belga, aunque no esté de moda, y aunque sea rara (porque, en serio, vienen casi todas las que existían cuando se editó).

La pega es que, claro, no se actualiza a diario, como nuestro blog (aunque nosotros no hayamos probado ni la mitad de las que allí vienen), y su precio, que ahí sí, ganamos nosotros por goleada, ya que no es un libro barato, precisamente.

Cata de Defectos por Albert Barrachina

Recibimos hace unas semanas una llamada de un buen amigo, que ha sido jurado en las dos últimas ediciones de nuestro concurso homebrewer, invitándonos a una cata de descriptores y defectos de la cerveza dada por Albert Barrachina. Nos pilló a todos liados, sin poder ir, pero por suerte iba nuestro amigo (y también jurado del concurso) Jose (del Suco, Valladolid), así que le pedimos que, ya que nosotros no podíamos, escribiese un poco sobre el evento para el blog. Y aquí os dejamos su entrada.

“Hace unos días, la Asociación de Sommeliers de Segovia organizaba una cata de descriptores y defectos de la cerveza de la mano del maestro Albert Barrachina, a la cual fui invitado por Rubén Arranz, uno de sus miembros

El evento se inició con mucha energía por parte de Albert y la complicidad con el grupo fue perfecta desde el principio: el público estaba preparado, sabía de qué iba el rollo y las preguntas que le hacían daban bastante juego.

Se prepararon 15 jarras de cerveza (usando una cerveza conocida, en este caso fue Estrella Galicia) a las que se añadieron viales de los aromas más habituales que se suelen encontrar en la cerveza (tanto defectos de fabricación como elementos a reconocer).

De una en una fueron pasando dichas muestras y ejemplos por nuestras narices, y con mejor o peor gesto fuimos comprendiendo y sabiendo de dónde venían y porqué. Pude apreciar que no todos eran fácilmente localizables, quizás por mi mismo o por el uso de un solo tipo de cerveza, en concreto esta, con las características que trae de serie, que pueden despistar un poco. Tal vez sea este un punto a mejorar.

Empezamos con el famoso DMS (sin problemas, olor a berberechos y coles), seguido de los Sulfuros (qué contaros que no sepáis), el Acetaldehído (manzanas verdes), y el Trans-2-denal con su olor a cartón (este es uno de los que apenas se notó, pues la Estrella Galicia venía ya lo suficientemente oxidada).

Le Fruit Defendu

La fruta prohibida (De Verboden Vrucht en neerlandés) es una cerveza que elaboran desde la casa de la Hoegaarden (clásica cerveza de trigo belga), pero que está un escalón por encima en intensidad. Un escalón alto, además.

Es de color marrón rojizo, oscura (por las maltas) y turbia (por la levadura). Y tiene una cabeza de espuma abundante, pegajosa, y con un buen encaje de bruselas que marca claramente las líneas según bebes.

El aroma es frutal y levaduroso, con notas especiadas (lleva cilantro y curaçao), y en boca es afrutada de nuevo y un poco dulce, pero con final más seco y picante, y con mucha carbonatación en el paladar.

Vamos, que tal y como recordamos, es una cerveza intensa para principiantes (cuando nosotros lo éramos) pero sabrosa para los cerveceros (y fácil de conseguir). Eso sí, ojo con su 8,5% ABV, que no es moco de pavo.

“Mi opinión en un Tweet:” Este es sólo el primero de una larga lista de pecados, seguro. Nota: Bien alto.

Debate: Cervezas de Trigo

Hace tiempo ya lo comentamos con algún productor, y el otro día, en pleno ataque de sed, bebiendo una weissbier, volvió a salir el tema. Y es que, pese a ser hace años uno de los estilos más conocidos y demandados, y casi uno de los obligatorios, actualmente, nos parece que está menos valorado.

En plena moda de cervezas con lupulazos, petróleos negros y densos y vinágres ácidos (para los que se inician: IPAs, Imperial Stouts y Lambic), las cervezas de trigo (tanto en su versión alemana como belga), parecen estar un poco atrás.

¿A vosotros os parece también? ¿Ni la gente (del mundillo) las pide tanto, ni deben ser ya un “must” en la producción de cualquier fábrica? ¿O sólo es entre los frikis, y la demás gente las bebe? Al menos, son más baratas (¿o no deberían serlo?).

Como podéis ver, es un estilo muy habitual y “sencillo”, pero que genera muchas preguntas, y queremos saber vuestra opinión. Venga, animaos a debatir sobre las cervezas de trigo más allá de cuál es la mejor weissbier, o qué marca de supermercado os gusta más

The Beer Times (132)

Dominical de noticas sobre cerveza. Pulsa aquí si no te carga para leer el periódico

Venga, sal a los eventos cerveceros que hay este finde en Madrid. Vete leyéndolos entre estos enlaces sobre cervezas.

Música de Anuncio: Our Place

Este año, mediterraneamente ya no se hace un anuncio. Ahora es tooodo un cortometraje dirigido por Amenabar. A este paso, dentro de unos años será un largometraje de Almodovar, y pondrán bloques de anuncios dentro del anuncio. “Estás viendo el anuncio de Estrella. Nos vamos un momento a publicidad. Volvemos con el anuncio que estás viendo en sólo 7 minutos…”. Como Antena 3 copie la idea, el universo se colapsará sobre sí mismo, pero revolucionarán la manera de hacer publicidad.

Pero vale, centremonos en el tema. Que la canción que ilustra este comercial de cerveza suele ser una de las que lo petan en verano, como es tradición. Así que para que no digáis que no la oísteis en el blog El Jardín del Lúpulo primero, aquí va. De la artista Maïa Vidal, el tema “Our Place”.

Brewdog Nanny State

No suele pasar, pero a veces pasa. Es más: debería pasar más a menudo. Y ha pasado: nos ha gustado una cerveza sin alcohol y eso es bueno. Las personas que no podemos tomar alcohol tenemos derecho a beber cerveza y, además, cerveza que sepa a cerveza y esta es una de las que hay, lo cual no es fácil de hacer.

Nanny State tiene buena espuma de color pardo al servirla y un color cobre muy llamativo, ayudado por su claridad, y gracias a ello se puede ver su carbonatación, que parece adecuada, lo cual se confirma cuando la pruebas. El olor es suave y frutal.

Está elaborada con lúpulos Centennial, Amarillo, Columbus, Cascade y Simcoe para darle un sabor fuerte para ser una cerveza sin alcohol, de forma que si no te lo dicen, casi puedes pensar que es una cerveza suave, aunque al final sí se nota el regusto más maltoso que suelen dejar las cervezas sin alcohol.

Servida en vaso de pinta, esta cerveza con 0,5% de ABV es una buena elección cuando no puedes o no quieres beber alcohol para salir o acompañar la comida o la cena.

“Mi opinión en un Tweet:” La cerveza sin alcohol más curiosa que puedes encontrar, o una de las mejores; sólo le falta un punch de sabor. Nota: Notable.

Abridor Predator

¿Eres un beer hunter? ¿Te gusta buscar cervezas raras y conseguir “trofeos”? ¿Eres feo de narices cuando te quitas la máscara? Pues si has contestado sí a dos o más preguntas, este abridor te encantará.

Y es que, con la cara del Predator que hizo pasarlas canutas a Schwarzenegger y sus amigos en las selvas tropicales, tenemos un abridor que impresionará a tus amigos. Sobre todo si son frikis como nosotros.

Y si sientes su visión de calor sobre ti, lo mejor que puedes hacer es rebajar tu temperatura embadurnándote con barro, bebiéndote una cerveza o metiéndote al frigorífico tu mismo (en cuya puerta lo puedes dejar pega, que tiene imán).

Vamos, que lo puedes encargar aquí. O en otros lados. Y si tú no lo quieres, regálanoslo, que nos hemos antojado muy mucho de la bobada. ¡Así le podemos hacer luchar con el abridor Alien!

#LaRonda 34: Webs de Rating (valoración) de Cerveza

En la convocatoria mensual a los blogs cerveceros, este mes de junio se nos pide opinar sobre las webs de rating (valoración) de cerveza, porque es un tema del que se habla a menudo, pero no siempre en público.

Nosotros ya propusimos un debate sobre estas web, tras las declaraciones de una profesional del mundo cervecero, en el que podéis participar y comentar aún. Y, además, hablamos específicamente de Ratebeer a demanda de un lector, en la sección de consulta.

Por tanto, ¿qué más podemos añadir? Pues no sabemos. Tal vez, hablar un poco de nuestra experiencia personal. Que básicamente se reduce a Untappd como usuarios y a Ratebeer como consulta.

En la primera, nos gusta por el (como diría Pivni) onanismo y exibicionismo de ver y enseñar lo que bebemos. Si no lo compartimos, no podríamos recibir vuestras opiniones a modo de comments de los post. Así que nos encanta desde ese punto de vista. Bueno, y para acordarnos de qué hemos bebido y qué nos pareció tampoco está mal, pero para eso tenemos mejor las libretas negras.

La segunda es una manera fácil de encontrar cualquier cerveza y sus datos básicos (muchas veces más fácil que la propia web de la marca, si esta existe siquiera). Pero como respondemos al lector, para las notas numéricas, es muy sesgada. Bueno (y Untappd también, pero tenemos el truco de restar 3 a la nota de las 5 estrellas y luego multiplicar por 10, y se parece mucho más a la realidad esperada que la nota original, en nuestra opinión).

¿Entonces son útiles? Sí, sobre todo como base de datos y para pinceladas generales. Pero lo que importa es ver detrás de cada opinión: sigue a gente que conozcas o cuyo criterio sea más fiable. ¿Y para los profesionales? Pues si tiene una buena puntuación es una buena herramienta de venta. Pero quitando eso, por lo demás no es nada práctico (ni realista en muchos casos).

Por ello, opinamos que hay que hacer lo mismo que en los blogs: seguir los consejos y notas de los que coinciden con tu criterio personal y con tus gustos, a base de conocerles y leerles. Pues en estas webs, lo mismo: haz caso de quien te inspire confianza, no de la media aritmética de miles de desconocidos.

Coronado Islander IPA

Todos en algún momento (o casi todos, no os ofendáis los que no) queremos irnos a una isla desierta para evadirnos u olvidar los pequeños problemillas de la vida diaria. Bien, pues esta cerveza es lo que quiere hacerte sentir, que eres un isleño. Viene de la mano de Coronado Brewing Company, una compañía de Coronado (San Diego), en el estado de California, como era de esperar por su nombre.

La Islander IPA es una cerveza con bastante espuma de color blanco con buena presencia y que perdura. El color de la cerveza es amarillo brillante con un ligero toque anaranjado, muy transparente, como si quisieran hacerla muy limpia. Además, se puede ver una carbonatación media, muy equilibrada, que luego se agradece en boca.

Esta IPA es muy agradecida cuando la bebes, con su cuerpo medio y olor a hierbas. El primer sabor que se aprecia es fruta tropical que viene seguido de un amargo sabor a pino y un final seco, que mantiene el amargor.

La Islander IPA de Coronado tiene 7% de ABV y 75 IBU de amargor que no molestan gracias a la combinación de lúpulos con tres Cs: Centennial, Chinook y Columbus. Se bebe en pinta sin problemas.

“Mi opinión en un Tweet:” Cerveza con apariencia casi perfecta, sabor frutal, un toque a pino y amargor para disfrutar por los amantes de las IPAs. Nota: Notable.

Debate: Cervezas Caras/Baratas

Como siempre, llega a este debate para conocer vuestra opinión, una conversación que hemos tenido hace poco. En esta ocasión discutíamos sobre las tendencias de los festivales y la demanda habitual de la reducción de los precios, para hacer las ferias más asequibles al público general. Y mencionamos que el BBF-Lab se diferencian por ir hacia el otro lado de la corriente, y hacer un festival más caro y exclusivo, para un público más selecto.

Esto pareció sentar mal al interlocutor, por la connotación negativa de la palabra caro. Pero es que es así. Cuesta 50€ entrar en ese evento. La mayoría de personas no se gastan 50€ por barba en beber cervezas en una tarde en la mayoría de ferias (eso serían al precio habitual unas 20-25 cañas, que no lo bebemos ni siquiera nosotros). Pero claro, “caro” es un término muy relativo, en el que influye mucho el poder adquisitivo del que lo define. ¡Y en ningún momento ha de significar que no lo valga!

Un Opel Astra, un BMW Serie 5 y un Ferrari son tres coches que tienen tres precios muy diferentes. ¿Lo valen? ¿Son caros o baratos? ¿Puedes permitirte alguno de los tres? ¿Qué nivel de desembolso te supone? Lo mismo con los whiskys. ¿DYC? ¿12 años? ¿18? ¿Una botella de Bunnhabhain 25 años es algo caro? En nuestra argumentación sosteníamos que algo de precio elevado (y superior a las cosas equivalentes de gama media) podía definirse como caro. Insistimos, sin ello insinuar que no lo vale.

¿Y vosotros? ¿Os parecen baratos o caros estos ejemplos? ¿O sólo es "de precio elevado"? ¿Hasta dónde ponéis el límite en un botellín para decir si es barato o caro? ¿Y en el precio de la caña o de la entrada en una feria? ¿Os parece que ese evento o las cervezas que en él se sirven son caras o baratas?

The Beer Times (131)

Dominical de noticas sobre cerveza. Pulsa aquí si no te carga para leer el periódico

A dos días del 40 de mayo, aprieta el calor. Ponte a la sombra, entra al blog y lee estos enlaces sobre cervezas.

Kaiserdom Hefe-Weissbier Naturtrüb

Hacía bastante que no comentábamos una cerveza de trigo alemana, y como este es un estilo muy grato para el verano, ahora que llega el buen tiempo (y el 40 de mayo está a la vuelta de la esquina) es la entrada propicia.

Con el calor, es recomendable beber cervezas sin mucho alcohol (esta tiene 4,7% ABV) porque el alcohol deshidrata, y que refresquen a la vez que alimentan. Y, si vas a beber mucho, también es recomendable (no para la salud, pero sí para el bolsillo) que sean baratas. Y esta lo cumple todo.

Además, es bonita, con su color anaranjado turbio debido a la levadura en suspensión sin flitrar (lo de hefe naturtrüb) y su cabeza de espuma blanca no muy abundante. El aroma es a panadería, completamente, con las habituales notas de plátano (acetato de isoamilo) y clavo (eugenol).

Y en boca es rica. Muy rica. Compleja, predominantemente dulce, pero a la vez ligera, sin un cuerpo excesivo. Vamos, que no te va a hacer saltar las lágrimas de emoción, pero va a cumplir sobradamente su cometido, y va a dejarte más que satisfecho.

“Mi opinión en un Tweet:” Una weissbier sin filtrar buena, bonita y barata. Nota: Bien alto.

Carta de Aromas: Marihuana

Una de las primeras cosas que se aprenden o dicen en las catas de cerveza son los ingredientes, claro. Y, del lúpulo, siempre se suele mencionar (entre risas) que es familia de la marihuana (ambas plantas son del orden Urticales, familia Cannabaceae).

Por eso, no debe sorprendernos que algunos lúpulos o cervezas nos huelan a marihuana. Y esto se debe a los Terpenos (compuestos orgánicos derivados del isopreno, un hidrocarburo de 5 átomos de carbono) de sus aceites esenciales, como el Mirceno (que además tiene efecto analgésico y sedante) o el Cariofileno (que, cuando se oxida, es el responsable del olor que los perros policía detectan como droga).

Obviamente, esto será más fácil de encontrar en cervezas que tengan fuerte presencia de lúpulos en aroma (con late o dry-hopping) como alguna American IPA con Columbus o Tomahawk, u otros lúpulos herbáceos.

Y claro, para practicar y aprender a reconocerlo… lo fácil sería recomendarte hacer cosas ilegales. Pero no hace falta que trafiques, compres o consumas. Vete a un concierto de reggae (que sea legal, gratis y al aire libre) y olfatea a tu alrededor. Quédate con ese olor. Y no dejes que te afecte a la memoria: habrás incorporado una nueva referencia a tu biblioteca de aromas (si no lo tenías ya, juerguista…).

7º #FFdA: Wild Dog

Para este Finde Fondo de Armario teníamos planeadas una sesiones intensivas de cata de cervezas sacadas bien del fondo, pero diversas circunstancias (laborales, de salud y de agenda) han hecho que no pudiésemos terminar a tiempo la labor.

Así que nos ha tocado rebuscar en las cajas de cervezas añejadas y ver qué nos deparaba el destino. Y este se presentó en forma de la Flying Dog Wild Dog Barrel Aged Gonzo Imperial Porter (toma ya!) añejada tres años tras su fecha de caducidad (2012), y que fue un regalo cortesía de Evert, de El Cervecero de Las Rozas (¡muchas gracias!).

Pero al grano, que se nos acaban los párrafos: Es negra y opaca, de aspecto denso; con espuma beis rojiza, escasa y poco persistente. El aroma es muy intenso, a barrica de Whisky americano: vainilla y coco, muy golosa. En boca es amarga (85 IBUs debidos a los lúpulos Warrior, Northern Brewer y Cascade) e intensa. Mucho tanino y astringencia, también. Notas de chocolate y textura muy sedosa, poco carbonatada.

Vamos, un cervezón (con 9,5% ABV) de los que dan pena acabarse. Y de los que no sabes cuándo volverás a poner las manos encima a otra botella. Odiamos las cervezas así (y a la vez, las amamos).

“Mi opinión en un Tweet:” Siendo así, yo podría ser tu perro. ¿Por qué no? Nota: Matrícula de honor.

Madrid Beer Week 2015

Tras el éxito de la semana cervecera que se realizó el año pasado en Madrid, este año se repite, pero más a lo grande. Ahora la semana dura dos (del 8 al 21 de junio), y tendrá más de 500 actividades programadas en más de 80 locales, ahí es nada.

Lo aglutina de nuevo Cervecera Independiente (el proyecto de Mahou San Miguel para potenciar la cultura cervecera), así que habrá bastante presencia de las cervezas Casimiro Mahou: las podréis probar con un menú maridaje especialmente diseñado en La Tape, por ejemplo.

Pero hay otras muchas actividades diferentes y únicas, que también os vamos a recomendar. Podéis acercaros a The Beer Garden a probar de barril su cerveza The Palm Beer; o a la cervecería Alquitara, donde nuestro Rodrigo dará una cata el día 11 de cervezas inglesas (con birras de la asociación de cerveceros independientes SIBA).

Pero vamos, que hay mucho que ver (y beber); y en la web del evento podréis buscar información y filtrar las actividades por temática o locales para no perderos entre tanta oferta. ¡Y buscadnos en la #MadridBeerWeek15, claro!

Debate: Evolución de la Ferias Cerveceras

Comentábamos este finde, en una feria cervecera IRL (en la vida real, no online), que parece que les cuesta evolucionar, adaptarse o mejorar. Pocas son las ferias que corrigen sus errores, y creemos que esto se nota en que, cada año, suelen tener menos afluencia que el anterior, en lugar de más.

Y no sólo eso, si no que nos parece que apenas innovan en desarrollo o mejoras, sin invertir en cosas que podrían revivirlas o animarlas. Vamos, que la feria de este finde es un calco de la de hace dos años. Pero el mercado no lo es.

¿Vosotros tenéis la misma sensación, en algunas ferias? Claro que hay ferias que se distinguen y evolucionan, pero nos tememos que son las excepciones, no la norma. Proyectos diferentes hay pocos, y casi todos los eventos copian el mismo patrón (un patrón de hace 10 años).

Entonces, ¿qué podrían hacer para evolucionar y dar respuesta a la actual situación del mercado y el consumidor? ¿Es hora de reformular el modelo? Nosotros creemos desde hace tiempo que sí, pero queremos saber qué opináis vosotros y qué propondríais al respecto.