Öko-Krone Black

Por fin parece que ha llegado el frío, y para acompañar a los negros nubarrones que nos acompañan, desde El Jardín nos da por empezar a beber más cervezas oscuras y alcohólicas, aunque, como en este caso, tampoco pasa nada porque sólo tengan un 5% ABV.

Esta vez le tocó el turno a la Öko-Krone Black, de Härtsfelder. Nos encontramos ante una birra más marrón que negra, pero como somos un poco daltónicos no nos preocupan esas cosas. Al servirla genera poca espuma, pero compacta.

Si la acercamos a la nariz lo suficiente como para mancharnos el bigote con su escasa espuma percibimos… percibimos el suave aroma del cocido que está preparando la vecina y nada más. Pero como no se puede juzgar sólo por eso, la probamos. Sabe dulce. Dulce y tostada. Bueno, más que tostada, requemada. Eh… y cuando digo requemada quiero decir que un poco como si chupásemos el cenicero a la puerta de un bar.

Así que ya sabes, recuerda bien el nombre de esta birra (Öko-Krone BLACK), no vaya a ser que un día te la ofrezcan y vayas a decir que sí. Y, ya lo sentimos por los agricultores ecológicos, pero la gran mayoría de las birras que se hacen con este sello, dejan bastante que desear. ¡Hay que ponerse más las pilas!

“Mi opinión en un Tweet:” Para beber así de mal, mejor haberte tomado un vaso de agua. Nota: Muy deficiente.

#LaRonda (1): Recopilación y Conclusiones

Tras las más de dos semanas de plazo para publicar la aportación de cada blog participante al tema del mes, pasamos a recopilarlas. El tema elegido (y propuesto por nosotros) era “Los prejuicios que se tienen con las cervezas artesanas españolas”, y las respuestas han sido variadas.

Somos unos cuantos, incluyéndonos a nosotros y a otros blogs como Tortubeer, Cerveza al cubo, Cervecero Valenciano, L’Art en Birra, Templo de Ninkasi o Visualbeer, los que tenemos los “prejuicios”, basado en experiencias previas, de que estamos acostumbrados a inconvenientes tales como fallos en la carbonatación, exceso de posos, poca consistencia entre lotes, la similitud de los aromas que da la levadura que se repite en tantas marcas, abuso del lúpulo, etc. (por citar los más repetidos).

Pero que sobre todo estos prejuicios los aplicamos a marcas novatas, no consagradas, evitando generalizar, como bien insiste Cerveriana. Porque, si lo hacemos a marcas que ya conocemos y nos basamos en sus cervezas ya catadas, no son prejuicios, sino juicios de valor (a veces positivos y a veces negativos, pero si repetimos es que suelen ser positivos, claro).

Otro de los temas más repetidos es la “clasificación” del estilo de las cervezas. Acostumbrados a cervezas clásicas de países tradicionales, donde cada marca ya reconocida suele ser “ejemplo de clase”, en el mercado moderno local las fronteras se diluyen y varían, recibiendo etiquetados que muchas veces difieren de lo que encontramos en el interior de la botella. O, directamente, falta la información y nos sabemos a qué atenernos.

Delirium Nocturnum

Hoy vamos a hablar de la versión oscura de una de las cervezas belgas más conocidas desde hace años, el delirio nocturno de la delirio tembloroso. Hecha por la cervecería Huyghe, en la zona flamenca de Bélgica.

Es de color café, marrón rojizo, con una cabeza de espuma abundante color beis o marrón clarito, aunque de persistencia leve. El aroma es a miel y caramelo, con notas tostadas, como de toffe.

En boca es compleja. Resulta amarga, dulce, y con un toque metálico y ligeramente agrio. Con una carbonatación media-alta, y mucho carácter de maltas tostadas y chocolate. Y un componente alcohólico nada despreciable.

Y es que tiene 8,5% ABV, lo cual no te va a hacer ver elefantes rosas (ni marrones, ni grises, salvo que te la bebas en África o en el zoo), pero te puede emborrachar un poco.

“Mi opinión en un Tweet:” Mejor tener delirios nocturnos que la Tremens. Nota: Bien

Patrocinadores 3CHB: Bar&Beer

Otro patrocinador de los premios comunes a todas las categorías del 3er Concurso Homebrewer es la revista especializada en cerveza “Bar&Beer”, con el que queremos contar por ser el medio impreso sobre el tema más conocido y popular de España. Y patrocina con suscripciones de un año a la revista a los dos galardones que tratan de la información.

Por un lado, el premio a “Mejor Diseño de Etiqueta”, en el que el jurado y los convocantes valorará no solo la presentación y el diseño como atractivo y bonito, sino también la información que la etiqueta tenga (que ya sabéis que desde el blog es algo que nos gusta cuando destaca).

Y por otro el premio a “Mejor Cobertura del Proceso”, que premiará al homebrewer que más y mejor comparta y comunique en su blog o en las redes sociales el proceso de elaboración de la cerveza presentada, para que todos podamos ver como se ha hecho y aprender con ellos.

Ya sólo queda un premio, de nueva hornada, y que comentaremos la semana que viene. Pero si tienes prisa por saberlo (ya que estamos en la época ideal para elaborar las recetas a presentar) o por conocer mejor las bases, puedes consultarlas aquí completas.

The Beer Times (103)

Dominical de noticas sobre cerveza. Pulsa aquí si no te carga para leer el periódico

Tanto si te dejó la novia como si no, el domingo es el día de descanso del señor; y del suplemento de los enlaces sobre cerveza.

Ferias Cerveceras en Noviembre 2014

Vale, ya ha pasado medio mes y esta sección suele estar a primeros. Pero se nos ha escapado. Aunque todavía estamos a tiempo ya que todas las ferias a las que vamos a ir son en las dos próximas semanas. Apuntadlas y acercaos, así compartimos unas birras.

La primera, justo en una semana, el sábado 22, y en nuestra tierra, en la feria de muestras de Valladolid, se celebra La Blanca, en la que se priorizan las cervezas invernales y navideñas, y en al que Rodrigo participará en el jurado a elegir la mejor.

Y justo después, al día siguiente, 23, hay que viajar a Madrid, ya que en L’Europe se celebra ya 5ª edición de su Feria de la Cerveza Artesana, y no podemos faltar, claro. Eso el domingo y el lunes 24. Pero es que el viernes y sábado (28 y 29 de noviembre) hay otra feria en Madrid, la Thielmann Craft Beer Fair, en la Casa de Campo, a la que pensamos también asistir.

¿Nos dará el cuerpo y la cartera para tanto jolgorio? Pues no lo sabemos, pero moriremos intentándolo si hace falta. ¡Rendirse es para los cobardes y hay que luchar por lo que te gusta (en este caso, la cerveza)!

Drink’in the Sun 12

La marca Mikkeller (recordad, es de Copenhague, Dinamarca, pero fabrica en otras fábricas y países, no tiene instalaciones propias) hizo hace tiempo esta cerveza baja en alcohol que ahora rescatamos de una de nuestras libretas y comentamos.

Es una cerveza con trigo, de color arena turbio, con una cabeza de espuma blanca y pegajosa. Su cuerpo es ligero, y destaca su olor a lúpulos florales y su sabor amargo y refrescantemente cítrico.

Pero lo más importante, obviamente, es su bajo contenido en alcohol, 1,9% ABV tan sólo; algo muy agradable ya que te da la sensación de estar bebiendo cerveza de verdad, pero que meas antes de poder emborracharte.

Estamos muy a favor de que se creen más productos así, y evitar las borracheras y las resacas, pero poder disfrutar de los lúpulos, como en este caso. ¿Y las maltas para cuando? ¿Cuándo una Stout Light?

“Mi opinión en un Tweet:” Rica y para beber no por litros, sino por hectolitros. Nota: Notable.

Abridor Vaso de Pinta

Para beber una botella de cerveza hay dos cosas que necesitas: un abridor para abrirla y un vaso para servirla (a no ser que la abras con los dientes y la bebas a morro, que entonces sólo necesitas la boca).

Pues este maravilloso invento que os presentamos hoy ha juntado esas dos cosas, y con el mismo vaso que la destapas, te la bebes en el abridor. O al revés. Pero vamos, que es un todo-en-uno magnífico.

Eso sí, no intentes abrir una cerveza antes de haberte acabado la anterior, o las consecuencias pueden ser catastróficas. Y apura bien el vaso antes de girarlo, no dejes ni gota (aunque si estás leyendo este blog, damos por supuesto que nunca lo haces).

Pues nada, ya sé que regalo quiero para mi cumpleaños, que queda poco ya. Voy a cambiar toda la vajilla de mi casa por esta.

Batemans Victory Ale

Si alguna vez has superado una batalla (sea del tipo que sea), tomarte una cerveza después te sabe a victoria. Como el olor del napalm por la mañana. O algo así. Y como cada día es una batalla y seguimos adelante, es que vamos ganando; y esta cerveza en honor a la victoria del Almirante Nelson es algo bueno para recordarlo.

De color cobre pálido, apagado pero limpia y con una cabeza de espuma blanca escasa, dada su carbonatación muy débil. Vista servida, es la típica pinta inglesa. A nosotros nos encantan.

El aroma es picante, con notas de lúpulo cítricas y de maltas a panadería. El sabor también es el típico inglés, amargo pero sin estridencias, entre frutal y herbal.

Vamos, que es una cerveza que, si no fuese porque tiene 6% ABV y eso para los ingleses es muchísimo ya, podrían beber todo el día (incluso los veganos, que la cerveza es apta). Pero como es “strong”, pues la guardan para las victorias.

“Mi opinión en un Tweet:” Incluso el acabar esta entrada es una victoria. Me abro una cerveza. Nota: Bien.