Países: Francia

Francia es ese país hexagonal, con capital en París, que tenemos justo al norte de España. Para muchos cerveceros, tanto novatos como auténticos aficionados, las cervezas francesas más conocidas son la Belzebuth y la Kronenbourg. Esto no dice mucho de la tradición cervecera general del país, que es más bien pobre en general.

No obstante, existe cultura cervecera francesa, sobre todo en el norte del país, y uno de sus máximos exponentes es la Bière de Garde. Aunque también se elaboran cervezas de abadía, y por suerte el mercado artesano está creciendo como la espuma (nunca mejor dicho… bueno, vale, es un comentario muy manido pero lo escribimos los becarios y para esto no nos pagan); por ejemplo, hemos podido beber la Super Powers, o la Serie Noire.


Países: Holanda

Cuando decimos Holanda, generalmente queremos referirnos en general a los Países Bajos, ya que es su región más conocida, que está dividida en dos provincias: Holanda Septentrional (con capital Haarlem y ciudad más conocida Amsterdam) y Holanda Meridional (con capital La Haya). Su cultura cervecera está influenciada sobre todo por la corriente belga, claro.

Aún así, el tipo de cerveza más consumido es la Pilsner, siendo las marcas más representativas Grolsch y esa agua amarilla que nos sirven en casi todos los bares en botella verde llamada Heineken. Aunque también tienen desde clásicas cervezas trapenses como La Trappe Dubbel, hasta cosas más modernas, extremas y reconocidas como De Molen Hamer & Sikkel, incluso alguna que otra sorpresa como la Bavaria Wit 0,0, una sin alcohol que se puede beber. Ya veis, un país de contrastes.


The Beer Sun (37)

Dominical de verano con noticas sobre cerveza. Pulsa aquí si no te carga para leer el periódico

Nosotros estamos en la montaña. ¿Tú desde dónde lees el periódico de los enlaces sobre cerveza?

Países: México

México, con capital en Ciudad de México (qué original), es otro de estos países que al pensar en ellos en términos cerveciles, nos viene un "meh" a la cabeza. No obstante, su historia cervecera se remonta muchos cientos de años atrás. Al haber sido colonizados, conservaron algo de tradición precolonial y luego recibieron la tradición europea. Casi todo esto se perdió, como lágrimas en la lluvia, con la llegada de la producción en masa.

Hoy en día, el grueso productivo e importador cervecero lo copan las industriales, como en casi todos los lados, siendo el Grupo Modelo y FEMSA (sobre todo en distribución) las que se llevan la mayor parte del pastel. No obstante, se habla ya de una "explosión" de la cerveza artesana en el país, como también está pasando en muchos otros. Por desgracia, no llega todavía mucho material de allí, así que nos deberemos seguir conformando con pasar la sed con cervezas como Coronita o Sol.


Países: Reino Unido

Este país, compuesto por Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte, es uno de los focos cerveceros más importantes del mundo. Toda una de las tres tradiciones cerveceras (las de las comúnmente conocidas como Ales) parte de aquí. Y su expansión imperialista (y la Commonwealth) ha hecho que estos estilos dominen en gran parte de sus colonias.

Así, cervezas tan de moda como las India Pale Ale o las Russian Imperial Stout, tienen el origen de su receta en el Reino Unido. Pero también hay estilos mucho más moderados, ya que tradicionalmente suelen ser bebedores de cervezas de graduación alcohólica y carbonatación contenida, y de trago largo y equilibrado. En definitiva, es un país que junta una gran tradición con un presente moderno y puntero, encontrando cervezas tan clásicas como la Samuel Smith's Taddy Porter o tan experimentales como la Brewdog Tokyo*.


Países: Noruega

Noruega es un país norteño, el segundo más septentrional tras Rusia. Y como tal, tiene una tradición alcohólica contrastada. Pero hasta hace poco, con la aparición de cerveceras modernas, era difícil ubicar este país en el atlas cervecero. No obstante, su historia se remonta muy atrás, como mínimo un milenio.

La mayoría de sus cervezas tienen orígenes centroeuropeos, pero tienen estilos propios como la cerveza juleøl (cerveza navideña), que goza de gran reputación. Algunos esperan como agua de mayo (o de diciembre) esa época para poder llenar el buche de sabrosas cervezas maltosas. La pega es el elevado precio que deben pagar por ellas, ya que en Noruega el alcohol tiene precios muy elevados para un tren de vida "de aquí". Pero aún así, llegan cervezones (y los que más nos gustan son los más densos y alcohólicos), como la Haandbryggeriet Dark Force o la Nøgne Ø Imperial Stout.


Países: Australia

Es el país más grande de Oceanía y su capital es Canberra. Aunque el consumo de cerveza ha disminuido en los últimos años hasta unos 75 litros por año y persona, hace unos meses se hizo famoso en el mundo cervecero un vídeo en el que su primer ministro, Tony Abbott, se bebe una pinta de cerveza en 6 segundos, (causando mucha polémica).

La cerveza que todo el mundo conoce de este país es la Foster´s, pero ni de coña os vamos a recomendar ese pis aguado, habiendo cervezas de verdad como las Coopers, otras de las marcas más representativas del país. Os podemos recomendar por ejemplo su Sparkling Ale (el único estilo "australiano") o la Best Extra Stout.



Países: República Checa

Este país centro europeo, cuya capital es Praga, es un enclave cervecero por excelencia. Durante años ha sido famoso por tener el mayor consumo de cerveza por habitante (con casi 150 litros al año). Pero también es la cuna de uno de los estilos más conocidos de cerveza.

Y es que la cerveza lager tipo Pilsen (o Pilsner), toma su nombre de la ciudad de Pilsen, al oeste de la región de Bohemia, de donde es originaria, aunque ahora se imite en todo el mundo. Por ejemplo, de allí nos vienen cervezas como la archiconocida Pilsner Urquell o la Ferdinand Svêtlé 10 (el 10 se refiere a la medida de densidad, que los checos utilizan mucho para referirse a sus cervezas).


Vacaciones Veraniegas

Los jefes del blog nos vamos de vacaciones. Y decimos sólo los jefes, porque el blog, obviamente, no cierra. Se quedan al cargo el Becario y la Becaria. Les hemos atado cortos, para que no se arrejunten, pero hemos abierto los ventanucos que dan a pie de calle, para que puedan haceros llegar las entradas y les podáis tirar restos de comida.

Y, mientras nosotros viajamos, ellos harán en el blog un recorrido virtual por algunos de los países cuyas cervezas hemos comentado, reseñando brevemente (en lo más parecido a unas vacaciones que van a tener) sus características y compartiendo el enlace que las recopila. ¡Esperamos que todo esté en orden al volver!

¡Feliz verano a todos y todas!