En una semana, El Milagrito

Aún no hemos terminado de hablar de la feria de cerveza artesana anterior y ya se nos echa encima otra. Y esta, pese ser de un solo día y en un pueblo, nos merece especial atención, ya que es en un pueblo al lado de la ciudad que nos juntó a los blogueros de este jardín: Valladolid.

El evento es el día 8 en Montemayor de Pililla (nombre que da mucha risa cuando tienes menos de 12 años) y congrega (bajo la organización de la cerveza Milana y el bar Blow) a unas cuantas cervecerías de Castilla, Cataluña y bueno, en general, de toda la tierra.

Y aparte, conciertos (esos geniales Hula Baby) y otros entretenimientos no tan alcohólicos. Y todo ello, a lo largo de todo el día, de 12 a 12. Por motivos de trabajo es posible que no podamos estar allí más que un rato, pero que nos pasamos, nos pasamos.

Por algo es nuestra tierra y nunca decimos que no a nada que nos inviten que esté relacionado con la cerveza. Así que ya sabéis donde encontrarnos el sábado que viene.

Schneider Weisse Tap 4 Mein Grünes

Hacía mucho que no hablábamos de esta marca alemana. Y hoy nos ponemos frente a frente con su Tap 4, la verde (Grün), llamada así porque tiene el sello Naturland de haber sido elaborada con materiales orgánicos, ecológicos.

¿Y se nota, os preguntareis? Pues no mucho. Al menos al servirla. Supongo que en otros temas marcará la diferencia. Pero el color es amarillo anaranjado, turbio, y la espuma abundante y densa. El olor es más intenso (y si en algo se tiene que diferenciar, posiblemente sea donde más se nota).

El sabor es muy rico, dulce, con las típicas notas a plátano y clavos de las Weissbier, pero más consistente. Es rica, pero densa y pesada. Y como recomiendan servirla entre 8 y 12 ºC, puede considerarse casi un puré templado.

Para acompañar, algo ligero y que estimule el apetito de cerveza. Chucrut, tal vez (si te gusta). Servir en vaso alargado de Trigo y beber con moderación, que tiene 6,2% ABV y es medio litro.

“Mi opinión en un Tweet:” La madre de todas las Weizenbier. Nota: Notable.

Birragoza – Las Cervezas

Vamos ya con el tema más importante del festival de cerveza, que es, obviamente, las cervezas. En el rato que estuvimos allí nos bebimos unas 20 cervezas diferentes (sólo, nos hubiese gustado beber más, pero el segundo día teníamos que coger el coche y no había ninguna sin), de las cuales nos gustaría destacar las que nos parecieron mejores.

En el campo de la negras (ya sabéis que tenemos predilección por ellas), tenemos que volver a destacar la Oso Negro (Toledo, de El Oso y el Cuervo, Imperial Stout de 7,2% ABV), que volvió a gustarnos, la Janis Porter de Naparbier (Pamplona, 6,2% ABV) y la Black Magic de Zulogaarden (Molins de Rei, Imperial Porter, 7% ABV).

Relajando la oscuridad, una de las sorpresas (por lo visto para mucha gente) de la feria, la McCui, de Guinea Pigs (Toledo, Scotch Ale, 7,2% ABV) y la Populus BacanAlt (Aragón, Alt, 5% ABV). Y ya en el apartado de cervezas refrescantes, que se agradecía dado el calor imperante en el festival, destacar la Dalmoru (Trigo de Ales Agullons, Mediona, 5% ABV),la Naparbier Pils (4,7% ABV) y la Devil’s IPA (Marina, Blanes, 6,5% ABV, 140 IBUs muy integrados y compensados).

Así que nuestro consejo es que, si no pudisteis ir y probarlas, o fuisteis y se habían terminado, o se os escaparon, o lo que sea, buscadlas y dadlas una oportunidad, que merecen la pena. Y si consideráis que otras estaban muy buenas o eran incluso mejores, no perdáis la oportunidad de hacer valer vuestra opinión votando aquí.

Kapittel Blond

La más básica de la gama Kapittel ni siquiera tiene nombre de cura. Es, sencillamente, la Blonde. La fábrica (Van Eecke) produce también al famosa Hommel de Poperinge, pero de esa hablaremos otro día.

Esta es una típica cerveza rubia belga, de las más recientes de la marca de abadía, de color arena oscuro, turbia. Con espuma blanca muy abundante que deja un ligero encaje de Bruselas.

El olor es leve, azucarado, floral y especiado, y el sabor es afrutado, pero con un final seco. El cuerpo es medio y se hace notar la carbonatación debida a su segunda fermentación en botella.

En resumen, una cerveza aceptable pero para nada destacable. Ni su 6,5% ABV va a darte ese toque de alegría. Sírvela en cáliz y úsala para acompañar un pollo de corral bien guisado, y tal vez entonces sí que despierte algo en ti. Para beber sin más, a mi no me logró llegar.

“Mi opinión en un Tweet:” Una rubia nada emocionante. Nota: Suficiente.

Birragoza – La Votación

Como viene siendo tradición en este blog, tras cada evento, nos gusta que nuestra opinión sobre lo que allí se bebió no sea la única. Y por eso queremos que participéis. Al fin y al cabo, si no creyésemos que la opinión de la gente es algo que merece la pena oír, sería muy hipócrita dar la nuestra en público, ¿no?

Y ya sabéis, el método es muy sencillo. Queremos que los que fuisteis al Birragoza nos digáis que tres cervezas fueron las que más os gustaron. Ordenadas y numeradas, de más a menos, porque la primera recibirá tres (3) puntos y la tercera uno (1). Lo podéis hacer en los comentarios de esta entrada, en el correo electrónico o en twitter, con el hastag #votoBirragoza.

En unos días, cuando las votaciones y nuestras entradas sobre el Birragoza hayan terminado, haremos el recuento y pondremos los resultados en el blog. ¿Os parece buena idea? ¡Pues venga, queremos vuestros votos!

Y si no pudisteis asistir, no os preocupéis porque podéis participar igualmente. Aquí tenéis el listado de cervezas. Podéis votar entre las que hayáis probado (en bares o en casa o donde sea), que también lo tendremos en cuenta.

Birragoza – El Evento (1)

Este fin de semana ha sido la feria de cervezas artesanas organizada en Zaragoza. Y, cumpliendo con nuestro deber, allá que nos hemos desplazado. Una vez allí, y bien alojados en los apartamentos más cercanos a la céntrica plaza del evento, nos pusimos a trabajar.

La plaza estaba muy bien y bien organizada. Una línea de puestos de cerveceros, y un bar con terraza para sentarse, comer, o tomar bebidas no alcohólicas. A primera hora ofrecía una imagen desoladora por el calor que caía. El sol limitaba la asistencia a la parte de la plaza que recibía sombra. En cambio, en cuanto caía la noche, el público y las colas se multiplicaban hasta el punto de ser eternas y lograr acabar con la bebida de casi todos los puestos.

La oferta de cervezas era buena y variada. Y el precio de 1,5 por caña, muy adecuado. Pero claro, cuando, después de probar algo que me gustaba, compro los botellines, y la media de precio es superior a 2,50€, me resulta un poco extraño. Yo creo que estos eventos deberían de ser de promoción, no de venta al público a precio de tienda, pero bueno, los cerveceros sabrán.

Las actividades, interesante y amenas. Yo asistí a la cata de artesanas del viernes, y estuvo bastante bien. Las cervezas muy ricas y los oradores… mitad y mitad. A algunos se les notó falta de práctica a la hora de exponer las ideas.

Y luego a destacar, la gente, claro. A la mayoría ya les conocíamos, pero aún así hace ilusión ver a los amigos blogueros. O a Salva, con el que pasé un buen rato. O a los cerveceros que son como de la familia. Y conocer a nuevos. Hasta ahora no había coincidido en persona ni con los de Ibón, ni La Vella Caravana, ni Gisberga. Y claro, poder hablar (y agradecer la oportunidad y el evento) con Sergio, Oscar y Montse.

Por todo esto, es un evento al que no debéis faltar el año que viene. Muy recomendable. Nosotros estaremos, no lo dudéis.

The Beer Sun (12)

Pulsa aquí si no te carga para leer el periódico

Lee el duodécimo número del solaz entretenido que es este suplemento haciendo clic en la imagen o en este enlace.

Hoy, al Birragoza

Bueno, ya tenemos la camisa planchada, la libreta preparada, la barriga cervecera entrenada y hasta parece que el tiempo va a acompañar. Así que, cuando leáis esto, estaremos conduciendo hacia el Birragoza, a disfrutar de una feria de cervezas artesanas.

Nos hemos informado sobre lo que no estaba muy claro del festival, y parece (por si vosotros aún no lo sabíais) que el pack inicial, que incluye el vaso, la guía y una primera consumición, cuesta 5€. Y las consumiciones (precio recomendado 1,5€) se pagan al cervecero en euros normales y molientes.

Las actividades y talleres ya tienen horarios, y si vas, es posible que nos veas (salvo que nos distraigamos y se nos pasen) en las siguientes: Cata de cervezas artesanas el viernes a las 17h, y Taller teórico de elaboración de Cerveza casera el sábado a las 12:30.

Así que solo queda vernos allí. Si os pilla cerca (o al menos relativamente), pasaos, que tiene aspecto de que va a merecer la pena. Y así podemos conoceros en persona.

Abridor Collar de Perro

Después de estar todo el verano de vacaciones (yo soy así, no tengo obligaciones),me encuentro con un montón de correos de lectores, pero sobre todo de lectorAs, que aunque en su mayoría sólo quieren que les de sexo (normal, ya que soy un espécimen sobresaliente), algunos pedían a voces que comentáramos algún abridor. Supongo que es porque se les acerca algún cumpleaños de un cuñado que les cae mal o algo así, porque si no, no tiene sentido.

El caso es que yo no iba a ponerme a investigar y buscar algo, pues prefiero dedicar mi generoso tiempo libre a beber cerveza fresca. La gente de alta alcurnia somos así. Por lo tanto me dirigí a encomendar esa tarea al becario, que para eso está. Bajé al sótano, y me encontré con un panorama muy duro, terriblemente injusto. A medida que bajaba los escalones y me acostumbrada al fétido olor de pozo negro, me di cuenta de que había algo intolerable. Sí, habéis acertado, hacía demasiado fresco. FRESCO, en VERANO, EN EL AGUJERO DEL BECARIO. Como comprenderéis, si queremos que aprecie el puesto de trabajo que tiene, hay que hacerle sufrir, que estamos en crisis.

Cogí la picana eléctrica y le impelí a subir hasta el invernadero del ático, donde en invierno plantamos los típicos cactus. De camino por la redacción vi un collar de perro con cadena y pensé que le iba al becario como anillo al dedo. Una vez arriba le até a un cactus bien gordo y le dije que quería un artículo de un abridor para antes de las 12 del mediodía. No es que yo tuviera prisa, pero es que es probable que para esa hora hubiera muerto deshidratado. Y para motivarle le dejé a mano una botellita de Sierra Nevada Torpedo en una neverita.

Claro, no le dejé abrebotellas y como colecciona cascos de birras, sabía que le dolería mucho romper la botella para beber. ¡A ver si os creéis que estamos como para tirar cerveza en becarios! Y así le dejé. Cuando volví a recogerle, a las 12 y 25, porque el becario nos importa un carajo, pero uno no es un monstruo al fin y al cabo, me encontré con algo terrible por segunda vez en el día. Oh, cruel injusticia “INURIA” que decían los latinos. Se había bebido la cerveza, y parecía esbozar una sonrisa cuando me entregó el comentario del abrebotellas. Se titulaba: El mejor amigo del hombre.

Orval

Esta es la única marca trapense con sello de autenticidad que solamente fabrica un estilo de cerveza. La Orval. Una cerveza de abadía estilo Pale Ale, pero con mucho carácter. De esas que no dejan a nadie indiferente. Y es que tiene muchas cosas que la hacen única.

No solo su botella fusiforme o su etiqueta a modo de vitola. El uso de Brettanomyces en la fermentación (que da amargor, alguna nota agria y cierto tono a humedad) y una nueva adicción de lúpulos entre la primera y segunda fermentación le da ese estilo tan único.

Su color en la copa es rubio oscuro, anaranjado, con espuma abundante y densa, que deja mucho encaje de Bruselas. Olor belga, afrutado y amargo. En boca es densa y fuerte, con un sabor que entra dulce y deja un final seco, amargo y alcohólico, con notas a queso y un regusto medicinal.

Una cerveza de 6,2% ABV que se sirve en copa cáliz y que cuando la pruebas, o te encanta, o la odias. No hay término medio. ¿La has probado tú ya? ¿Y qué opinas?

“Mi opinión en un Tweet:” A nosotros no nos encanta, así que ya sabes… Nota (personal, recuerda): Insuficiente.

Visita a Dougall’s

Llevábamos desde el BBF con una visita pendiente a nuestros amigos de Dougall’s, en Liérganes (Cantabria), pero por unos motivos u otros, no acabamos de encontrar la fecha. Y esta semana pasada, por fin, hemos sido capaces de organizarnos y coger el coche hasta allí.

Y lo que nos hemos encontrado, nos dejó sin palabras. Y no lo digo por la fábrica, que sí que se puede describir. Es grande, blanca, con mogollón de material para hacer cerveza (El Mash Tun, la caldera, un enfriador por intercambiador de agua, cuatro fermentadores a cual más grande, sala de frío, embotellado, etiquetado, almacén de maltas y demás).

Vamos, de todo. Y en continuo crecimiento. Han pasado de elaborar 1200 litros al mes el año pasado, a 7500 litros a primeros de este y actualmente ya se llegan por unos 15000 litros al mes. Y les piden más.

Pero que lo que nos dejó sin palabras fueron ellos: Kike, Anna y Andrew. Que nos recibieron con los brazos abiertos, nos agasajaron, cuidaron, invitaron a cerveza, queso, más cerveza, percebes, más cerveza, jamón, más cerveza, etc. Y no tenemos palabras para agradecérselo.

Así que agradecédselo vosotros de nuestra parte. Visitadles en la fábrica, pedidles que os la enseñen, y descubrid que son grandes personas que hacen grandes cervezas. Os abrirán sus puertas encantados. (Podéis escribirles poniendo en asunto “Visita” a info@dougalls.es y concertarla).

Ah, y para despedir la entrada, el consejo que da Kike a todo el que se plantee elaborar y vender su propia cerveza: “Ante todo, cuidad el producto, y recordad que valen más muchos pocos que pocos muchos”.

Road Dog

Hacía ya un par de semanas que no hablamos de una de nuestras cervecerías fetiche: Flying Dog. Es de las pocas botellas que coleccionamos, porque los dibujos de Ralph Steadman nos encantan. Lo sabemos, somos unos frikis, unos fans, unos enfermos. Pero podemos mantener al monstruo controlado a base de cerveza.

En este caso, con cerveza tipo Porter. Pero una Porter de las suavecitas, digamos, más tipo Brown Porter (o sea, las originales) que sus hermanas mayores, que se parecen cada vez más a las Stouts. Y se ve en el color. No es negra, sino rojiza. La espuma es abundante y pegajosa.

El olor es dulce pero floral, y en boca es ligera, no tiene mucho cuerpo. Fácil de beber, porque, aunque tenga el carácter del lúpulo, no es excesivamente amarga (tiene 31 IBUs).

Para beberla recomendamos vaso de pinta americano (Shaker) y temperatura media (8 ºC). Acompañar de frutos secos o aperitivos ahumados. Y recuerda que tiene 6% ABV, que no es mucho, pero puede acabar acumulándose.

“Mi opinión en un Tweet:” No está mal, pero no a-Porter nada nuevo. Nota: Suficiente.

The Beer Sun (11)

Pulsa aquí si no te carga para leer el periódico

Lee el undécimo número del almanaque veraniego haciendo clic en la imagen o en este enlace.

Música de anuncio: Faster Babe

Hoy, en nuestra búsqueda de canciones que acompañen a anuncios de cerveza, hacemos una parada en otra marca nacional que, en esta ocasión, publicitaba sus botellas con abre fácil. No sé si esta vez eso triunfará. Ya hemos visto coronas a rosca, tapón de plástico, mecánico, corchos y todo lo habido y por haber. Pero vamos, que pese a lo mucho que nos gustan los abridores, no está mal poder no necesitarlos.

Aunque el anuncio original te muestra varias maneras (a cual más loca) de abrir un botellín sin abridor, no te lo vamos a poner; va contra nuestra política de empresa y hay muchos videos (más largos y divertidos) que también hacen eso. Lo que te dejamos es con la canción “Faster Babe” del grupo 2AM Club.

XXXX Wrasslers

Esta Porterhouse es una típica cerveza Stout Irlandesa. Una Dry Stout, como la Guinness, para entendernos, pero con carácter verdadero. El estilo es el más amargo de las Stouts, como podremos comprobar.

El color es negro puro, muy oscura y espesa, y tiene una corona de espuma marrón y consistente. Ya promete. El olor recuerda al café y al cacao, y en boca es amarga, como ya predije. Bastante amarga, como se supone que debe ser una Dry Stout, y con notas de café.

La etiqueta me gusta por lo completa que es, y así podemos ver que tiene Maltas pale y Black, y Cebada tostada y hecha copos. Asimismo usa lúpulos Galena, Nugget y East Kent Goldings. Y que todo junto hace un producto muy bueno.

Se recomienda servir en pinta Imperial, y acompañar de ostras, claro. O en su defecto de sushi u otros frutos de mar. Y tiene sólo 5,7% ABV así que no es demasiado potente. Mejor, así puedes beber más.

“Mi opinión en un Tweet:” Al principio se hace cuesta arriba, pero acaba enganchando. Nota: Notable.

En una semana, Birragoza

Nos encanta la cerveza y sus gentes, eso ya lo sabéis. Y donde mejor se pueden reunir estas cosas es en un festival. Así que siempre que tenemos la oportunidad nos vamos a uno de estos. Y la semana que viene estaremos en Zaragoza en uno, los días 24 y 25.

Se llama Birragoza (no se lo han currado mucho, jejeje, pero al menos le han puesto nombre), y esperemos que nos permita gozárnosla con las birras. Que sepamos, van cervecerías que ya conocemos como Yria, El Oso y el Cuervo, Spigha, Naparbier o Zulogaarden, y otras que queremos conocer en persona, como Marina, Gisberga, Ibón, La Vella Caravana y alguna extranjera (aunque no tengo muy claro si estarán ellos, o sin más se venderán).

Por lo demás, todo tiene muy buen aspecto: el lugar, muy céntrico; la oferta, variada pero sin ser exagerada; el precio recomendado de 1,5€ por caña; los talleres; los organizadores (muy amables cuando nos hemos puesto en contacto con ellos); vamos, que tenemos ganas.

Y obviamente, aparte de a los cerveceros, os esperamos a vosotros, amigos y lectores. Id y buscadnos. No sé si la organización nos dotará de acreditaciones, lo que siempre nos parece buena idea, pero si no, estaremos por ahí reconocibles, libreta en una mano, cerveza en la otra.

Verano

Aprovechamos que hoy tenemos que celebrar que hemos llegado ya a las 250 entradas, y que es fiesta, en mitad de agosto, y todo está cerrado, son las fiestas en los pueblos y todo eso…

…para tomarnos un respiro y mojarnos los pies en la playa, y el gaznate con cerveza. Todo a la vez. Mañana retomamos la actividad habitual, porque no creáis que os vamos a abandonar. Nosotros nos debemos (bebemos) por nuestros lectores.

Hablan de nosotros

Cuando empezamos este blog hace ya un tiempo, pretendíamos buscar algo que hacer con nuestro amor por la cerveza, nuestro tiempo libre y nuestras ganas de aprender y compartir la cultura cervecera. Pero lo hacíamos entre amigos y para amigos.

Lo que ha pasado desde entonces es que cada vez somos más amigos. Y cada vez se une más gente a nuestra gran mesa donde corre la cerveza sin parar. Y alguna de esta gente tiene a su vez blogs. Son muchos los que tienen blogs cerveceros, pero hay otros que no. Y algunos de esos nos han recomendado a sus amigos, haciendo así más amplio el círculo al que llega nuestro intento evangelizador.

Y con esta entrada, queremos agradecérselo e invitaros a vosotros a ver sus blog. Así que entrad a visitar al Artista Multimedia, que os hablará también de música, cine y demás actividades culturales. A TIC y Microempresas, donde conoceréis otros proyectos y Pymes a tener en cuenta. Y a ElDanYDAlmadén, que nos apoyó cuando empezábamos a expandirnos, hace tiempo ya (pero eso sí, para ver su web os aconsejo apagar primero altavoces en instalar filtros anti publicidad, jejeje).

Si nos hemos dejado alguno, es porque no nos hemos enterado de que nos ha recomendado. Avisadnos y corregimos la ausencia. Otro día hablaremos de los blogs cerveceros que han escrito sobre nosotros.

Legado de Yuste

Una gran cervecería española intentó hacer algo diferente… una ale de abadía, según la receta que Carlos V trajo del estilo de Flandes a su retiro en el monasterio de Yuste, en España.

Y consiguieron una cerveza de color cobre ambarino, con poca espuma (y leve), y un olor no muy agradable, como a quemado. Entre ácido y picante, un poco metálico.

El sabor es aún más vulgar, nada destacable, sin cuerpo ni carácter. Como una lager extra de estas que se encuentran a patada la docena. Ni su 6,5% ABV le da algo de cuerpo al asunto.

Y es que claro, pese a aparentar diferencia, es un producto de Heineken España pensado para no escandalizar a nadie, servirse en una copa diferente (ahí, sí, cáliz) y lograr con su azúcar líquido en la receta y su estabilizador de espuma (E-405) gustar en apariencia y sabor al público mayoritario.

“Mi opinión en un Tweet:” No somos el público mayoritario, queremos calidad. Nota: insuficiente

The Beer Sun (10)

Pulsa aquí si no te carga para leer el periódico

Lee el décimo número de este esdrújulo peródico haciendo clic en la imagen o en este enlace.

XX Bitter

La cervecería De Ranke (tal vez la recordéis de otras cervezas belgas como Noir de Dottignies o Perè Noel) hace esta cerveza especial amarga a base de malta pilsner y flores de lúpulos Brewers Gold y Hallertau.

Esta curiosa y original (o al menos a mi me lo parece) receta da una cerveza tipo Ale de color rubio turbio. Con mucha espuma blanca abundante.

El olor es el característico de las cervezas lupulizadas belgas, pero el sabor destaca por, a pesar de ser amarga, tener un distintivo toque floral (opinión que expresé antes de leer acerca de su receta).

Tiene 6,2% ABV, lo que junto con su densidad la hace un objeto de atención a la hora de moderarse y acompañarla de estofados u otras comidas con carácter. Recomendamos servir en copa, ya sea tulipa o cáliz.

“Mi opinión en un Tweet:” Ni es la mejor, ni es un clásico, pero no está mal. Nota: Bien.

La Cerveza Chorra: Gold Faust de 24 Quilates

Retomamos la sección que nos sacamos hace tiempo de la manga, que recordemos dedicamos a esas cervezas raras que salen de vez en cuando, con un afán más publicitario que de hacer buena cerveza y que, obviamente, no estamos dispuestos (o en condiciones) de probar, como esta cerveza con oro.

Sí, sí, con oro. El metal precioso ese. Se ve que cuando embotellan cada birra lanzan el chorro a través de una fina lámina de oro que se parte y queda en suspensión en la botella. O sea, poso, pero poso de ricos.

Yo no sé qué tal sabrá, ni creo que nadie lo sepa. Al fin y a al cabo, si te compras esto dudo que sea para beberlo. Queda bonito en la botella, pero no en la tripa. Y tiene que saber a metálico que tira para atrás (por no hablar de la posible intoxicación por metales pesados).

En conclusión, que la Gold Faust de 24 Quilates es una chorrada para ricos a los que no les gusta el champan con oro que ya sacaron hace tiempo, pero que no cuenten conmigo como cliente para esta cervecera checa.

Marston's Old Empire IPA

Marston's es una cervecería inglesa de la cual es relativamente fácil encontrar sus productos en España. Y su calidad media es bastante aceptable (no tanto ya su precio, pero eso es algo común a casi todas las cervezas de la Gran Bretaña).

En esta ocasión comentamos su India Pale Ale, que es de color ámbar claro, con una corona de espuma blanca, leve y efímera. El olor nos recuerda a los lúpulos ingleses (Goldings and Fuggle), siendo muy suave, pese a que tiene una adición tardía de Cascade.

El sabor es amargo, en un principio bastante poco, pero va ganando amargor según aumenta su temperatura. Resulta refrescante, y es una de las IPAs más ligeras que he probado últimamente.

Para servirla, usar vaso de pinta, beber a unos 8 ºC y acompañar de comida especiada, de ser posible hindú o similar, para sentirte como un verdadero inglés colonial. Ojo, que según sus estándares, 5,7% ABV ya es fuerte.

“Mi opinión en un Tweet:” Clásica y ligera. Nota: Bien Alto.

Ampliación de Glosario (1)

Ahora en verano, el tiempo para el blog escasea. La piscina, la playa, la montaña, la siesta, la fiesta y todas esas cosas, nos impiden estar encerrados en casa frente al PC. Entonces, cuando un lector nos ha escrito preguntando por los tipos de cerveza que aparecen en nuestro glosario, me dije: “Tate, mato dos pájaros de un tiro. Hago una entrada sobre las negras inglesas y así completo el Glosario un poco más”. Y aquí estamos:

Porter: Estilo de cerveza Ale negra inglesa, con menos cuerpo que una Stout. Supuestamente, recibe su nombre de los estibadores (Porters) de los muelles, que la bebían por su contundencia alimenticia.

Stout: Las Stout son cervezas negras se caracterizan por su fortaleza y robustez. Suelen ser densas y cremosas, con sabores de maltas torrefactas. Hay subtipos, como las Dry (más amargas) o las Sweet (más dulces, como las Milk o las Oatmeal)

Imperial Stout: Cuando querían importar sus cervezas negras, las imprimían más carácter, lo que significaba cervezas negras más densas, con más sabor y alcohol. La Stouts destinadas al Imperio de los Zares, recibían este nombre. Las Porter pensadas con similar destino se denominan Baltic Porter.

Y con estas breves (e incompletas, obviamente, busca ser un glosario, no una enciclopedia) notas sobre estos estilos de cerveza, actualizamos un poco más esa página. Cualquier duda o consulta que queráis que demos respuesta, avisadnos y nos pondremos manos a la obra.

Agrum Bocq

La marca Bocq (que fabrica Gauloise, Blanche de Namur, Triple Moine y otras) presenta también una gama de cervezas de sabor de frutas. Esta en concreto es una Wit con zumo de mandarina (8%), arómas de cítricos (lima) y edulcorante, claro.

Su color es amarillo anaranjado, turbio. Más parecido al del trigo alemán que al color habitual en las Wit, pero como es lógico si esperas un zumo de mandarina. Tiene mucha espuma, abundante y blanca.

El olor es a medicina. Igual que el sabor. Cítrico, ácido y un poco dulce. Parece bastante artificial. Pero claro, es punto industrial supongo que hace que esté buscando el gustar al mayor público posible.

Pero no a nosotros. No vamos a recomendar vaso (copa larga) ni maridaje (aperitivos ligeros) para servirla con su escaso 3,1% ABV. Vamos a recomendar no tomarla, salvo que te interese probar un refresco de mandarina.

“Mi opinión en un Tweet:” Prescindible, excepto para frugívoros. Nota: Insuficiente.

The Beer Sun (9)

Pulsa aquí si no te carga para leer el periódico

Lee el noveno número de este magazine soleado y veraniego haciendo clic en la imagen o en este enlace.

Música de anuncio: Drive By

De este anuncio ya se habló, de pasada, en otro blog cervecero. En él, los famosos y ricos resultan ser buenas personas y enrolladas, como nosotros. No desperdician comida, usan la bici y cultivan sus propios alimentos. No, no son cutres. No, no son pobres. Son modernos, guays y buenos. Y beben sin alcohol, claro.

Bueno, tú puedes hacerlo o no, depende de tu conciencia o de tu dinero (más posiblemente de lo segundo). Pero también puedes cultivar tu propia cerveza, que demonios. Y todo ello, eso sí, lo puedes hacer al ritmo de “Drive by" del grupo Train

Raging Bitch

Como ayer fue el IPA Day (y no el iPAD day, por suerte, porque soy pobre y mi sueldo da para IPAs, pero no para juguetitos de Apple), pues lo celebramos abriendo esta Belgian Style India Pale Ale de la marca americana esa que tanto nos gozan los dibujitos.

Es una IPA al estilo belga por el uso de levaduras tradicionales europeas, en lugar de americanas o inglesas, lo que le da un carácter más moderado y complejo. Su color es rubí o ámbar rojizo. La espuma es blanca, normal, pero que desparece rápido y de manera irregular, dejando, eso sí, un bonito encaje de Bruselas.

El olor es fuerte a lúpulo, muy floral y aromático. El sabor es amargo, como cabe esperar, pero con retrogusto suave, afrutado. Muy agradable y recomendable.

Para servirla se recomienda o pinta americana o cualquier vaso que te permita apreciar los aromas a lúpulo. Servir a media temperatura, acompañada de comida especiada o fuerte para equilibrar con su 8,3% ABV y sus 60 IBUs.

“Mi opinión en un Tweet:” La unión entre continentes hace la fuerza. Nota: Notable.

Abridor Gorra

Retomamos nuestra querida sección de abridores con uno especialmente adecuado para el verano. Con las olas de calor, las recomendaciones sanitarias son: evitar salir las horas centrales del día, proteja su cabeza del sol y manténgase hidratado.

Bueno, pues esta gorra te ayuda a las dos últimas, ya que tiene incorporado una abre-botellas en su visera, de manera que, estés donde estés, puedas abrir tus cervezas y beber y refrescarte.

Porque los últimos estudios han demostrado, además, que la cerveza es la bebida alcoholica que mejor calma la sed e hidrata (como podéis leer aquí). Ah, y para comprar la gorra, nosotros la hemos encontrado acá.

Pero si no os gusta este modelo, en internet hay otros muchos estilos y logos para elegir. Lo importante es ir protegido del sol y preparado para beber cerveza donde sea.

St. Peter’s The Saints Whisky Beer

Estamos frente a una Whisky Beer, elaborada con “Peated Malt” (literalmente, malta turbada) elaborada para el whisky por la destilería St. George, de Nortfolk. Obviamente, tras haber probado todo lo anterior de esta marca y haberme gustado y gustarme el whisky, en cuanto la vi me lancé de cabeza.

Y encontré una cerveza ambarina clarita, con poca espuma… hasta que te emocionas para que la haga y entonces hace mucha. El olor es a turba y humo, con recuerdos a whisky y madera, pero sobre todo a algo húmedo quemándose.

El sabor es… áspero. Entre amargo y dulce, pero raspando. En algún sitio he leído “Final medicinal”. Creo que quiere decir que cuesta acabárselo, como un jarabe (de medio litro).

Parece que mis expectativas eran mucho más altas que la realidad de esta cerveza de 4,8% ABV a la que, en algún momento al final del proceso, le añadieron un chorro de Whisky Single Malt de la destilería antes mencionada. No sé si habrá sido para bien. La próxima vez que me lo den por separado y ya elijo yo, gracias.

“Mi opinión en un Tweet:” ¿Por qué las cervezas más “intensas” las hacen de 50cl? Nota: Uf. ¿Sufi?