Hofbräu Münchner Weisse

Hofbräu es una cervecería alemana que durante años tuvo el monopolio ducal de fabricar cerveza en Baviera. Y eso les da experiencia. Una experiencia que se nota en sus productos.

Esta es una cerveza de alta fermentación, de trigo, al estilo propio de Munich (München) que a simple vista tiene el aspecto típico turbio del resto de las cervezas alemanas tipo Weisse. Su olor es afrutado, con recuerdos a clavo y plátano.

Es en el paladar donde su carbonatación hace que sea diferente a las demás weizenbier, dándole un toque más chispeante y refrescante, dentro de las tonalidades dulces habituales.

Por eso, recomendamos tomar esta cerveza acompañada de aperitivos o panes salados. Por ejemplo iría muy bien con un pretzel (algo muy típico de la región) para bajar este medio litro de trigo de 5,1% ABV.

Recomendación: Cartel de tipos de cervezas

Entiendo que a veces es muy difícil entender la clasificación de tipos de cerveza, ya que se puede hacer según muchos factores (los cereales, la fermentación, el color, la procedencia, etc.)

Es por eso que siempre viene bien algún diagrama o esquema que nos ayude a situar cada estilo en su lugar. Y si es con ejemplos, mejor. Y si además ya sirve para decorar con clase tu habitación, entonces es la ****!! (ah, perdona, que no hace falta censurarlo porque se supone que no hay menores leyendo este blog. Bueno, por si acaso alguien tuviese una sensibilidad de esas fácilmente heribles o algún menor no nos hubiese hecho caso y no ha abandonado el blog).

Pues este poster te permitirá entender un poco mejor como se relacionan entre si los diferentes tipos de cerveza que hay en el mundo. De todas maneras, según vaya encontrando más diagramas explicativos que sean útiles los iré poniendo aquí.

Y para que el nivel de estas entradas se ajuste al nivel de cada uno, las pondremos las siguientes etiquetas: “Pista verde”: para principiantes. “Pista azul”: nivel intermedio. “Pista roja”: para expertos. Si tienes alguna duda que quieras ver resulta, comunícanosla.

Tripel Karmeliet

La cervecería belga Bosteels creó en 1996 esta cerveza ale elaborada a partir de tres cereales (con cebada, trigo y avena). Es sobre todo por esto que recibe el apelativo de Tripel, ya que no es exactamente una cerveza de abadía Tripel tal y como las entendemos, pese a tener también una segunda fermentación en botella.

A pesar de ello, ha ganado numerosos premios. Destacando la medalla de oro tan sólo dos años despues en la WBC en esa categoría.

Y, aunque las cervezas “de trigo” también suelen llevar otros cereales, no nos recuerda a este estilo típicamente alemán. Es, por lo tanto, una cerveza que permitirá a los bebedores habituales de cebada encontrar algo que les guste pero que les aporte tonos diferentes.

A la vista es una cerveza clara y dorada, poco turbia, con espuma abundante y fina. El olor es cítrico y afrutado, con recuerdos a vainilla. En el sabor combina las cualidades de los tres cereales: la fuerza de la cebada, la cremosidad de la avena y la frescura del trigo, logrando una mezcla equilibrada, afrutada y dulce, que encubre muy bien el elevado contenido alcohólico (8,4% ABV).

Es por esto que hay que tomarla con cuidado, sirviéndola en su bonita copa decorada (o en alguna de tipo tulipa, que nos permita apreciar sus aromas guardándolos en su interior) y acompañándola preferiblemente de platos de caza menor o carnes blancas.

Abridor dentadura postiza

Las ganas de beber cerveza no se pasan con la edad. Es un hecho científicamente demostrado que puedes preguntar a tu abuelo. Más sabe el diablo por viejo que por diablo. Y no hay nada que se pueda interponer entre él y su cerveza fresquita. A falta de abridor, se utilizan los dientes.

Bueno, pues para evitar roturas o daños en el esmalte, este es el abridor que uno de cada 9 dentistas recomienda. Los otros prefieren que sigas usando tus propios dientes y así les des trabajo, que la cosa esta muy mal.

Es ideal para divertir a tus amigos en las fiestas. Sugerencia de presentación: llevar a la mesa metido en un vaso de agua. No dejar al alcance de menores ni de la tercera edad.

Puedes conseguirlo aquí.

St Bernardus Prior 8

Esta cerveza se elabora en la localidad belga de Watou, de la que ya hablaremos más adelante, y corresponde al puesto intermedio en la jerarquía de la marca (entre la Pater 6 y la Abt 12). Es una cerveza muy agradable, y no entiendo por qué necesitan recurrir a cosas como que “se elabora a partir de agua muy pura, que estudios científicos han determinado que procede de agua de lluvia de la época de Juana de Arco”. Es agua pura, ok, con eso me vale. Dime eso y que la cerveza está muy buena.

Es una cerveza tipo ale con segunda fermentación en botella. Su color es pardo oscuro, muy turbio, típico de las Dubbels poderosas. La espuma es oscura, y hay que tirarla con ganas para lograr una capa abundante. Aún así, desparece rápidamente.

El olor denota las maltas tostadas y caramelizadas, y en el paladar es dulce pero compensada, con toques de especias y haciendo notar al final del trago el alcohol (su 8% ABV) y el amargor, pero siendo en su conjunto muy equilibrada.

En resumen, una gran cerveza que disfrutar a unos 8 o 10 ºC, porque más fría apenas va a dejarnos paladearla, y así podemos ir descubriendo nuevos sabores según alcanza la temperatura idónea. Ideal para combinar con quesos fuertes y estofados o ragús.

Próximamente

Hago una pausa en nuestro viaje por las cervezas para saludaros. Tomémonos algo tranquilamente. Bienvenidos a nuestro blog sobre cervezas.

Nuestra intención es continuar hablándoos sobre las cervezas que vamos probando, intentando abarcar lo máximo posible dentro de la inmensidad de estilos y marcas. Y seguir así hasta que se acabe (si es que hay un final).

Pero no sólo vamos a hablar de catas de cervezas. Ya habréis visto la sección intrusa de Abridores, ¿no? O las páginas didácticas del pequeño Glosario y el Diccionario. Bueno, pues habrá otras secciones, como Recomendaciones o ¿Sabías qué…?”, e intentaremos hacernos eco de tantas noticias como podamos sobre el mundo de la cerveza

Y para ello, queremos contar con vosotros. La Web 2.0 (ó 3.0, o por la que nos lleguemos ahora mismo, no sé) va de eso, de relación directa entre medio, contenido y público. Así que os esperamos en los comentarios, en el correo y en cada entrada.

Un saludo, y esta ronda corre a cuenta de la casa. ¡Salud!

Judas

La Judas es una de las cervezas de importación belgas con más distribución en España. Es bastante fácil de encontrar en bares y mercados. Esto hace que haya tanta gente que la ha probado que hay opiniones para todos los gustos (tanto a favor como en contra).

Mi opinión es que esta cerveza de alta fermentación, tipo Strong Ale con segunda fermentación en botella, destaca sobre todo por lo fácil que resulta emborracharse con ella. Lo cual está muy bien en cierta etapa de la vida.

Es una cerveza rubia con ligera variación ambarina, de espuma abundante y esponjosa. El aroma es dulce y afrutado, con solo ligeros recuerdos a lúpulo y flores. El sabor comienza igual, pero rápidamente se seca, pasando a ser más amargo y mostrando el contenido alcohólico con intensidad.

Y es que hay que tener siempre en mente que es una cerveza de 8,5% ABV y que, como su nombre indica, es un poco traidora. Si te confías, te apuñalará por la espalda. Para evitarlo, cuando la sirvas en su copa tipo tulipa, a 9º C o un poco menos, acompáñala de una buena empanada de carne o algún otro almuerzo potente que te ayude a bajarla.

Ambar Caesaraugusta

La cervecería La Zaragozana (de las cervezas Ambar) nos propone una cerveza de trigo, bautizada en honor de su ciudad y su fundador. El diseño de la botella y la etiqueta es bonito, al igual que el de la copa, pero se aleja de los estándares para este tipo de cerveza para recordar más al mundo romano del que se inspira.

No ocurre lo mismo con la cerveza, siendo a simple vista la típica cerveza de trigo, turbia y dorada, con espuma clara y densa. El olor es sutil, afrutado, con toques de especias como el trigo belga y recuerdos a plátano como el alemán.

El sabor es dulce, suave, y con toques de frutas, con bastante carbonatación debido a su doble fermentación a alta temperatura y su tercera fermentación en la botella.

Se propone servir a 7 ºC y beber en cáliz, al estilo romano. Las bacantes y las uvas y el diván son opcionales; la costumbre de vomitar cuando estés lleno para poder beber más, también, aunque al tener tan sólo 5,2% de alcohol, es más fácil que te empaches a que te emborraches.

Abridor con contador digital

Escena 1. Salón de casa. Interior. Noche. Tu novia te dice: “Cariño, ¿no crees que has bebido mucho?. Ya llevas más de 5 cervezas.” ERROR. Con esto se lo puedes demostrar. Lleva la cuenta por ti. (Y sin exagerar como hace ella).

Escena 2. Bar atestado. Interior. Noche. El cliente dice: “No voy a pagarte siete cervezas. Sólo me he tomado cuatro.” ERROR. Con esto se lo puedes demostrar. Lleva la cuenta por ti. (Y sin escaquearse como hace él).

Escena 3. Oficina del Record Guiness. Interior. Día...

...Bueno, creo que nos hacemos una idea de para qué sirve este abridor. ¿Te cuesta acordarte de lo que has bebido? ¿Quieres batir un record? ¿Tienes algo que demostrar? Para todo eso te puede ayudar, con su contador digital de botellines abiertos.

Eso sí, no hagas trampa bebiendo latas.

Pilsner Urquell

Esta es una cerveza lager (de baja fermentación), elaborada en Pilsen, Bohemia, siendo la marca más representativa quizá del estilo Pilsener. De procedencia checa, se distingue por el uso del lúpulo Saaz y de agua de poca dureza. Otro día os hablaré de las distintas clases de lúpulo (antes tenemos que pasar de nivel 1, pues es de lo complicado) pero este es uno de los más conocidos.

El color de la cerveza en el vaso tipo flauta (que al ser estrecho permite admirarlo mejor) es ambarino dorado, claro, y su espuma, blanca y suave aunque desaparece rápidamente. El olor es floral y permite distinguir claramente la presencia de lúpulo.

Éste se nota también en el sabor, donde se junta el caracter maltoso suave con un ligero toque cítrico y el amargor del lúpulo que se mantiene en el paladar.

Estas características, junto con su baja graduación alcohólica (4,5% ABV), hacen que sea una cerveza fácil de beber y refrescante, ideal para consumir bien fría en verano, acompañada de aperitivos salados o sardinas a la brasa.

Video Review: Quique Macías y la 5 a.m. Saint

El cómico de Paramount Comedy Quique Macías nos manda la primera de sus colaboraciones con este blog, en forma de video-crítica, en la que nos cuenta sus impresiones sobre la BrewDog 5 a.m. Saint.




Esperamos tenerlo de vuelta en breve, tomándose un "monje" de esos que le gustan. Creo que es un efecto secundario de haber ido a colegio de curas, no podemos culparle por ello.

Leffe Radiouse

Esta posiblemente sea uno de los productos de esta cervecería belga que más me gustan. Al menos, siempre logra sacarme una sonrisa.

Tal vez sea por su 8,2% de alcohol que sin embargo entra como si fuese un refresco. Eso sin duda hace que sin darte cuenta estés bastante más contento que al principio.

En su copa tiene un color tostado muy rojizo. Con una espuma esponjosa de burbujas grandes. El olor es afrutado y dulzón, cualidades que también comparte el sabor, pero sin ser este muy fuerte o destacable. Más bien destaca por la facilidad con la que entra directa al estomago (y se sube a la cabeza).

Por ello mi consejo es tomarla fresca (entre 5 y 6 ºC) y combinarla con un aperitivo contundente, como panecillos con queso Brie o Foie Gras. Si la tomas en casa, claro. Si la pides de fiesta y sin cenar, lo que auguro es una noche muy divertida.

Weltenburger Kloster Barock Dunkel

El denominado monasterio (Kloster) “más antiguo del mundo” (desde sus puertas, casi mil años de antigüedad nos contemplan) nos deleita con esta maravillosa cerveza oscura de baja fermentación. Tanto que, fue premiada con el WBC a la mejor cerveza Dunkel en 2004.

Su color es rojizo oscuro, con una pequeña variación al marrón, pero translucido, al ser una lager de cebada, y su olor es a malta tostada con notas dulces. Hasta ahí nada anormal.

Es en los suaves y equilibrados sabores donde esta cerveza destaca, al sorprender con un toque “stout” al paladar, algo a lo que no nos tienen acostumbradas las cervezas de Múnich ni las típicas cervezas de abadía (o monasterio), en el que reconocemos las maltas tostadas y caramelizadas y matices de café, siendo poco seca y apagándose paulatinamente en el paladar.

Esto, junto a su baja graduación (4,7% ABV) resulta en una cerveza oscura muy fácil de beber para los amantes de las dunkel, y fácil de proponer para aquel que quiera ser iniciado en ellas. Combina bien con carnes a la parrilla, barbacoa o salchichas alemanas.

Abridor funda para iPhone 4

¡Tú! Sí, tú. ¿No has pensado alguna vez que sí, que los diseños de Apple son muy bonitos y elegantes, exquisitos y elitistas, pero que les faltaban funciones básicas? Y no, no hablamos de 3G, Flash, Bluetooth o similares. Hablamos de satisfacer uno de los más básicos instintos del hombre: la sed. Y como este blog es de cervezas, la sed de cerveza.

Pues para ello puedes comprarte esta ampliación de hardware para tu terminal móvil, que además de protegerlo de golpes y caída, te permitirá abrir con ella botellines de cerveza.

El diseño es elegante y sobrio (salvo que quieras decorarlo con los escudos de los equipos universitarios americanos, claro) y te permitirá abrir botellas de una manera elegante y, poco a poco, no tan sobria.

Más información y venta, aquí.

Oranjeboom Pilsener Draught

Si en el bar al que vais no tienen la cerveza habitual y os ofrecen probar la Oranjeboom Pilsener, no lo dudéis. Es una cerveza lager de barril, de 3,9% ABV de esta marca Holandesa pero distribuida por Sepherd Neame. Se puede encontrar en botella o lata una versión un poco más fuerte.

Es una cerveza rubia trasparente, muy clara, con espuma blanca muy fina. Su agradable y original olor tiene fragancia a heno, hierbas y frutas, caracterizado por su lúpulo, pero siendo más agradable que el de otras muchas cervezas.

Al paladar denota notas cítricas con sabores a naranja, kiwi y limón en el gusto, con ligeros toques acaramelados al final, pero que no peca de dulzona y que está equilibrado con un amargor no excesivo (a diferencia de otras cervezas similares).

Sin duda una cerveza fácil de beber y disfrutar, sirviéndola bien fría en su vaso típico alargado o incluso en vaso de pinta. Es agradable desde el primer trago hasta el último (sí, incluyendo el último, y ya puestos, el primero de la siguiente). Ideal para acompañar carnes de cerdo, ternera y ensaladas

Distribución internacional de Westvleteren

En estos días ha circulado una gran noticia para los aficionados a la cerveza: la abadía de St. Sixtus de Westvleteren ha decidido sacar una edición especial de su cerveza trapense Westvleteren 12 para, de manera completamente puntual, conseguir recaudar los fondos necesarios para arreglar y reformar su dañada abadía.

Así, distribuirán un pack con dos copas cáliz conmemorativas y 6 botellines de 33 cl de su cerveza más fuerte y famosa, todo ello con el distintivo deWestvleteren XII. Famosa porque, aparte de haber sido considerada en diversas ocasiones la “mejor cerveza del mundo”, la escasez de su distribución (solo a recoger en local y con grandes dificultades) la ha dotado de un halo de inalcanzabilidad que hace sea aún más deseada.

Yo aún no la he probado (por eso estoy emocionado con esta oportunidad), pero parece que las opiniones son bastante unánimes, y que si no es la número uno de las cervezas, por lo menos anda bastante cerca en el Top 10.

Y ahora todos tendremos la oportunidad de probarla y contribuir a una buena causa. Si quieres decir que “tu ayudaste a construir una abadía” (Ad aedificandam abbatiam adiuvi) y además disfrutar de esta gran cerveza trapense de 10,2% ABV, mantente atento a nuestro blog, porque en cuanto sepamos cómo y cuándo y por cuánto comprarlas os lo diremos en una entrada especial como esta.

Aecht Schlenkerla Rauchbier Märzen

Esta cerveza es la más conocida de esta fábrica de Bamberg, en Baviera. Es una cerveza tipo Marzen pero cuya principal característica es que la malta es secada y ahumada con brasas de haya, lo que le da el apelativo de Rauchbier (cerveza ahumada) y sus peculiares cualidades. La cervecería también hace otros estilos de rauchbier, pero la que he probado yo es la lager. Que, por cierto, consiguió en 1996 una medalla de oro de la WBC.

A simple vista es una cerveza muy oscura, con tintes rojizos, que puede recordarnos a alguna cerveza scotch. Pero es en la nariz donde primero nos indica que nos encontramos frente a un estilo único: el humo se hace notar desde lejos, recordándonos al beicon ahumado y abriéndonos el apetito.

El sabor es fuerte, con notas a cecina, a café torrefacto y a humo. Está muy rica, pero el formato de 50cl en el que se comercializa en botella me parece excesivo para una cerveza con tanto carácter. A pesar de tener tan solo 5,1% de alcohol, satura antes el paladar que la cabeza, y veo difícil tomar con facilidad la suficiente como para salir haciendo giros (que es lo que significa Schlenkerla).

Para ayudar a su consumo, yo propondría acompañarla de algún aperitivo que nos ayude a borrar y despejar el paladar, como unas olivas o unos frutos secos. En concreto, yo la he maridado (tenía ganas de usar el término) con unos anacardos, y ha sido una elección satisfactoria para mi gusto.

Estrella Damm Inedit

Inedit es la apuesta de la Cervecería Estrella Damm por una cerveza de calidad y distinción, alejándose de los patrones estándar de la cerveza en España. Con la colaboración de Ferran Adrià, han creado esta cerveza con mezcla de maltas de cebada y trigo, y aromatizada con cilantro, naranja y regaliz.

Su aspecto es turbio, denotando su mezcla de maltas y la ausencia de filtrado, pero uniforme, con no demasiada densidad. Esto hace que sea más fácil de beber que las cervezas de trigo alemán, por ejemplo, y recordando más al estilo belga.

El olor es afrutado y dulce, y el sabor nos permite paladear gran variedad de matices, pero sin saciar nunca. Supongo que el objetivo es que case con gran variedad de platos de alta cocina, ya que ese es el fin con el que fue diseñada.

Para disfrutarla, recomiendan tomarla en copa de vino blanco para apreciar sus características y servirla entre 4 y 8ºC, pero mi opinión es que con un poco más de temperatura se valoran mejor los sabores que propone.

Y que no os eche para atrás el pensar que es una cerveza de diseño o que venden sólo el nombre del cocinero: han sabido adaptar bastante bien la tradición cervecera europea a los gustos del siglo XXI.

Samuel Smith’s Imperial Stout

Para inaugurar mi colaboración en este blog, nada mejor que una de mis cervezas favoritas: la Samuel Smith’s Imperial Stout. Una cerveza de alta fermentación digna de un Zar, elaborada al estilo Imperial Stout (destinado a soportar el duro viaje hasta la Rusia Imperial y a calentar el cuerpo en sus frías noches de invierno) por la cervecera de Tadcaster, en North Yorkshire.

Es una cerveza relativamente suave para los estándares de las actuales Imperial Stout, que tienden a ser extra fuertes. En ella, las maltas, el alcohol, el lúpulo y la levadura se combinan adecuadamente para crear un sabor complejo y muy agradable con tendencias a tostados y maltas. Predominan los dulces tanto en el olor como en el sabor.

El color es negro denso, con espuma oscura abundante y duradera.

No tiene demasiado alcohol (7% ABV), y se recomienda servirla a unos 15º, en vaso de pinta o copa grande de coñac. Combina bien con café, frutos secos y carne a la pimienta. También con dulces y chocolates, para los golosos.