Brewdog Nanny State

No suele pasar, pero a veces pasa. Es más: debería pasar más a menudo. Y ha pasado: nos ha gustado una cerveza sin alcohol y eso es bueno. Las personas que no podemos tomar alcohol tenemos derecho a beber cerveza y, además, cerveza que sepa a cerveza y esta es una de las que hay, lo cual no es fácil de hacer.

Nanny State tiene buena espuma de color pardo al servirla y un color cobre muy llamativo, ayudado por su claridad, y gracias a ello se puede ver su carbonatación, que parece adecuada, lo cual se confirma cuando la pruebas. El olor es suave y frutal.

Está elaborada con lúpulos Centennial, Amarillo, Columbus, Cascade y Simcoe para darle un sabor fuerte para ser una cerveza sin alcohol, de forma que si no te lo dicen, casi puedes pensar que es una cerveza suave, aunque al final sí se nota el regusto más maltoso que suelen dejar las cervezas sin alcohol.

Servida en vaso de pinta, esta cerveza con 0,5% de ABV es una buena elección cuando no puedes o no quieres beber alcohol para salir o acompañar la comida o la cena.

“Mi opinión en un Tweet:” La cerveza sin alcohol más curiosa que puedes encontrar, o una de las mejores; sólo le falta un punch de sabor. Nota: Notable.

2 comentarios:

  1. Me gustó la Deadpony mucho más k esta. Le falta lúpulo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que esta busca ser una Mild, o algo similiar... mientras que la otra es una Pale Ale ligerita. Ambas están bien en lo suyo (aunque a nosotros también nos gusta más la DPC).

      Eliminar