Coronita

Coronita… todos hemos probado esa cerveza en algún momento, ya sea porque queríamos probar una de las cervezas mexicanas más vendidas en el mundo (y creciendo) o porque no nos quedaba otra en ese momento. Esta cerveza se produce por Grupo Modelo y es conocida en todo el mundo (menos España) como Corona.

Para empezar, viene envasada en botella de cuello largo transparente, para que puedas ver bien el color amarillo pálido y traslúcido que la caracteriza. En cuanto a la espuma… a nadie le importa porque se suele beber a morro de la botella y con una rodaja de limón dentro, pero como somos profesionales la hemos servido y, como se veía venir, sólo aparece un fino dedo de espuma que desaparece en pocos segundos.

Al abrir la botella, el aroma que desprende es marcado a cereal y algo herbáceo. Su sabor, sin tener en cuenta el limón que NO hemos añadido, es suave y fresco, con un toque ácido y amargo al final, el cual suele estar oculto bajo el limón.

La forma habitual de beber esta cerveza es en botella como hemos comentado pero, si prefieres el vaso, puedes servirte esta birra en jarra, eso sí, bien fresquita para refrescarte los largos días de ola de calor que estamos sufriendo como si fuera un refresco con 4,6% de ABV.

“Mi opinión en un Tweet:” Si quieres un refresco para la ola de calor, puede que te sirva, pero se va a calentar y no merece la pena. Nota: Insuficiente

4 comentarios:

  1. Todo el mundo tiene un pasado que esconder...

    ResponderEliminar
  2. ¿Y quién no se ha tomado una Coronita con su correspondiente raja de limón introducida en el cuello de la botella?. Si se le echaba tequila el retrogusto tenía mas matices...

    ResponderEliminar