Arrogant Bastard Ale

Stone es una de las grandes marcas americanas. Hasta hace muy poco, era prácticamente imposible encontrar cervezas de esta craftie en España. Pero ahora han llegado en cuentagotas, y ha sido posible degustarlas en diferentes bares y pubs.

Ellos definen este potente brebaje como "American Strong Ale". Ciertamente, nos parece demasiado oscura como para considerarla una IPA o una Doble IPA (su alcohol por volumen está en la frontera, 7,2% ABV), pero su carácter se decanta clarísimamente hacia el lúpulo.

Es una cerveza de color cobre oscuro, tirando a marrón, transparente. Forma una corona de espuma bastante persistente, de color marrón claro. Lo primero que destaca al beberla es su sequedad. Es una cerveza atenuadísima, con pocos azúcares residuales, y con una marcada tilde en el lúpulo. Multitud de aromas a pino y frutas tropicales maduras dan fe de esto. También las maltas están presentes en forma de caramelo. Además de seca, esta cerveza es muy amarga. Los 100 IBUs se notan y mucho. Más aún al no haber un balance dulce.

En definitiva, es una cerveza agresiva, tal como nos hace ver su imagen y marketing. No es una cerveza amable para beber a toda hora. Aunque a nosotros nos ha encantado (pese a no haber quizá colmado todas las expectativas). Además, puesta en contexto, sería toda una revolución y declaración de intenciones cuando fue concebida, allá en 1997.

“Mi opinión en un Tweet:” Bastarda, arrogante, incómoda, agresiva, desafiante y cara. Nota: Notable bajo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario