Los vasos

Beber cerveza es una experiencia organoléptica. Esta palabra tan polisílaba y esdrújula viene a decir que se siente con los sentidos, valga la redundancia. Y cuantos más participen, mejor. Por eso opinamos que beber cerveza a morro del botellín o la lata es una burrada (salvo que la “cerveza” en cuestión sea mejor no apreciarla).

Y claro, si no la bebes a morro, hay que servirla en algún lado, y para ello hay casi tantos vasos como estilos de cerveza. Algunas marcas intentan diferenciarse haciendo vasos originales (e incluso estrafalarios), pero en el fondo, todos se resumen en unos pocos tipos.

Y por eso queremos compartir con vosotros esta imagen, en la que aparecen, muy bonitos y llenos de cerveza, los vasos más comunes y habituales. Los que debes tener en tu colección particular para beber cerveza en casa.

Otro día, jugamos a unir los puntos con los vasos y los diferentes estilos de cerveza. Hoy, que tocaba Pista Verde, con esto tenemos suficiente. ¡Alzad ahora vuestro vaso y brindemos!

Sagra IPA nº 1

En la calle conviene mirar siempre a derecha e izquierda antes de cruzar. Pues con las cervezas españolas, ocurre lo mismo antes de comentar…
-miro a la izquierda-
-miro a la derecha-
…Bien, y ahora que no hay nadie cerca puedo servir la Sagra Ipa nº 1 en mi vaso, sin temor a que me peguen por decir lo que voy a decir.

De color naranja ambarino y levadura que enturbia ligeramente el líquido, deja una espuma blanca consistente y abundante... Sin dejar de vigilar olfateo con tensión. Ajá, un intenso olor afrutado donde predominan toques de melocotón. Vamos bien.

Al probarla se nota un ligero picor carbónico en lengua, y la refrescante amargura de las IPAs estilo inglés pero con 7,2 º de alcohol. La verdad es que con 70 IBUs, da incluso un poco más amargor de lo que se podría esperar. También hay que decir que el único punto flaco es que le falta algo de cuerpo (punto flaco y cuerpo, jajaja, soy un as de los juegos de palabras, ¡adoradme!) pero curiosamente eso son cosas que otra gente podrían tomar como puntos a favor.

Finalmente comentar que al parecer los señores de Sagra han realizado una serie limitada de sus cervezas que sólo se pueden encontrar en determinados establecimientos y bares. En cada botella, además de la numerosa información (así nos gusta en el Jardín) hay una relación de dichos locales. Y con esto está comentada… Y aquí me quedo yo, esperando que llegué el camión!

“Mi opinión en un Tweet:” IPA clásica al estilo inglés. Como las mermeladas, afrutada. Nota: Bien Alto.

The Beer Sun (8)

Pulsa aquí si no te carga para leer el periódico

Lee el octavo número de este resumen semanal dominguero haciendo clic en la imagen o en este enlace.

#SiFueraUnaCerveza (27)

#SiFueraUnaCerveza, Yellow Submarine sería una Chapeau Banana Lambic.

Noblejas – Lo malo

Bueno, y ahora toca dar caña, que lo estáis esperando desde que empezamos a hablar de la Feria, que os conocemos, y decís “Estos jardineros son unos brutos, a ver que van a decir…”. Pues lo que opinamos, como siempre.

Veamos, las cosas malas. Pues, en parte, el sitio. Un mausoleo de piedra blanca, un horno, con escasa sombra (mas tenía los soportales que te alejaban de las casetas) y bajo el que era difícil resistir el sol de justicia. Por la organización… el primer día un poco apresurada. Se notaba que era la primera vez en la colocación de casetas, materiales, escenario, etc.

También se echaban de menos mesas y sillas en las que poder beber y descansar con los amigos (aparte de las de las terrazas de los otros bares, claro). Y hubiese estado bien que se editase (aunque fuese en fotocopias rollo fanzine) una guía de la feria y sus cervezas.

Con respecto a las cervezas, el nivel era bueno en general, pero había unos cuantos productos de los que probé que les faltaba maduración, que estaban verdes aún. Y algún otro (y aquí va con nombre) que, como la Yakka de trigo, había sido hecho de una manera incorrecta (por las altas temperaturas del verano, como me explicó su cervecero) y no tenía el sabor adecuado. Por suerte, me dijo que prometía no repetirlo hasta octubre y que bajen las temperaturas.

Y lo que no entiendo es por qué unos cuantos productores se fueron y no volvieron el domingo. Espero que tuviesen un buen motivo; si no, me parece muy feo por su parte. Si el motivo fue la baja asistencia de público, pon algo de tu parte y haz publicidad (si la que se hizo no fue suficiente) fuera de los medios especializados. Porque la verdad es que aunque no estábamos todos los que somos, casi todos los que estábamos éramos, no sé si me entiendes.

Para el próximo año, los organizadores ya tendrán más experiencia y las carpas y los cerveceros estarán preparados para la hora de la inauguración. Los cerveceros serán conscientes de que el producto que vendan tiene que ser bueno al 100% y de su responsabilidad. Y el abundante público será feliz, brindando con buenas cervezas.

Belgoo Magus

Esta marca relativamente nueva perteneciente a la fábrica La Binchoise (de la Maltería des Remparts) ha sacado varios modelos, y de entre los que hemos probado, este es el que más nos ha gustado. Y en lugar de dejarlo por lo tanto para el último (como solemos hacer) lo comentamos el primero.

Es una cerveza con cuatro cereales y de un estilo difícilmente definible. Blonde Ale belga, con el toque multicereal, diría yo. Lleva cebada y trigo malteados, avena y espelta, lo que le da su carácter especial.

Es rubia, pero turbia, más como una cerveza de trigo amarilla. La espuma es consistente y abundante y tiene mucha burbuja. El olor recuerda a pan y galletas. El sabor es dulce y refrescante.

Para que nos entendamos, es como una Tripel Karmeliet pero en suave, con menos alcohol (sólo 6,6% ABV) y más ligera y fácil de beber. Para tomar a 6 u 8 ºC en vaso cáliz o tulipa y acompañar comidas ligeras en días templados.

“Mi opinión en un Tweet:” Rica y para todos los públicos. Sorprende a los no iniciados con esto. Nota: bien alto

Noblejas – La votación

Seguimos hablando de las cervezas de la Feria de la Cerveza Artesana de Noblejas. Y en esta ocasión no vamos a hacer votación del público para saber cuáles fueron en vuestra opinión las mejores. ¿Por qué, con lo que nos gustan las encuestas y demás? Pues porque ya se ha hecho allí. Había una urna para votar y el que quiso votó.

Y los ganadores fueron, en primer lugar (botijo de oro) está Europa de Domus, que ya estuvo entre las premiadas por nosotros en el AMCA, y que convence al público en verano con su Europa Pale Ale. En segundo lugar (botijo de plata), la Oso Negro de El oso y el Cuervo, la Imperial Stout que mencionábamos entre nuestras favoritas. Y en tercer lugar (botijo de bronce) una de las cervezas de Medina, la Gringaza 30 (la suave, porque también la tenian de 50).

Nos parece un podio perfectamente normal. Son buenas cervezas (por lo menos entre las que hemos probado) y estamos completamente de acuerdo. Pero no seríamos “El Jardín del Lúpulo” si no os hiciésemos un análisis completo de la información. ¿Sabéis de qué provincia son las tres? Ahá. Sí. De Toledo. También.

Ojo, que nos parece normal. No vamos a pensar nada malo. Sin más, que la gente, el público que asistió, supongo que sería mayoritariamente de la zona. Y la gente barre para casa. Y para lo local. Pero creemos que, pese que en términos socio-económicos es lo moralmente correcto, en el mundo de la cerveza es uno de los factores más decisivos para beber, comprar o votar, y no debería serlo.

Y claro, aunque esta votación haya sido cerrada, y contando solo con los asistentes al festival, nosotros seguimos queriendo oír tu opinión, así que siéntete libre de comentar aquí todo lo que quieras.

Gonzo Imperial Porter

Volvemos con la marca americana con dibujos guays, los Flying Dog. En esta ocasión, para comentar su versión de una Baltic Porter, al estilo americano (o sea, con carretadas de lúpulo hasta alcanzar los 85 IBUs). Y lo primero claro, decir que la etiqueta nos encanta.

En cuanto a la cerveza, es negra, muy negra y oscura (y densa como una Stout). La espuma es abundante, cremosa y densa. El olor es muy intenso, a lúpulo, con notas de maltas tostadas.

En boca tiene mucho cuerpo y es amarga. Amarga de narices. Lo cual hace que sea una bomba, pero que resulte más refrescante que otras porters más dulzonas. Una explosión de sabores.

Es una de esas cervezas que se deben tomar a temperatura moderada (entre 8 y 12 ºC) y más te vale acompañarla de algo potente (tan potente como ella) para comer, que si no, su 9,2% ABV te va a afectar rápidamente.

“Mi opinión en un Tweet:” Petróleo americano y lúpulo. Nota: Notable.

Noblejas – Las Cervezas

Como decíamos, lo más importante de Noblejas fue la cerveza. Había mucha cerveza buena. Pero vamos a destacar unas, de entre las que probamos, por estilos o tipos o apetencias:

Para empezar unas fresquitas, que en ese pueblo hace mucho calor: La Pils que llevó Seve (Cervecero artesano de Badajoz), que era un pils hecha y derecha y muy bebible, o la Sangre de Ceres (Estilo Toledan-Kölsch), de El oso y el Cuervo, de la que ya hemos hablado aquí precisamente la semana pasada.

Para continuar, algo original, como la Gorri (cerveza hecha con anís estrellado) de los Laugar. Que, aunque no nos emociona especialmente el ímpetu con el que los cerveceros hacen mezclas y cosas raras, quedaba una cerveza que, pese a la potencia del anís, era bastante compensada y muy grata al paladar.

Y para acabar, nuestras favoritas, ya sabéis. Las negras sabrosas. Y ahí recomendamos la Caelia (como ya hicimos hace meses cuando la descubrimos) pero en caña, aprovechando que la había. Y para finalizar, la Oso Negro, de nuevo de El oso y el Cuervo, una Imperial Stout Esteparia de 8,8% bien rica.

Claro que hay muchas cosas que no hemos probado (por falta de tiempo o porque ya lo habíamos hecho en otras ocasiones o ferias). Las Domus están bien ricas, algunas botellas de Zulogaarden se han venido a casa conmigo, etc. Pero de lo que vimos y bebimos allí, ese es nuestro top-five.

The Beer Sun (7)

Pulsa aquí si no te carga para leer el periódico

Lee el séptimo número de la cabecera cervecera de referencia haciendo clic en la imagen o en este enlace.

Música de anuncio: A Natural Woman

Hoy tenemos un anucio de una gran cervecería española que pretende desmontar todos los tópicos que ellos mismos han construido durante años. Que si la cerveza es para hombres. Que si el futbol es para hombres. Que si la cerveza es para el futbol y por lo tanto es para hombres. Hay mil anuncios que nos han dicho esto en la tele. Y este nos dice lo contrario. Que las hijas de cualquier señor pueden beber cerveza y ver a la selección. Pues claro que si. Pero llega un poco tarde el mensaje, ¿no?

Y para ilustrarlo, nada mejor que una mujer con personalidad. Aretha Franklin cantando su (You make me feel like) A natural woman.

Kapittel Pater

Esta es una cerveza belga de abadía, pero su mayor peculiaridad es que no se considera una Dubbel, sino que es más ligera, más destinada a consumir todos los días. Por eso, en la escala de la comunidad religiosa está en lo más bajo (Pater) y sólo tiene 6% ABV.

Su color es marrón rojizo, madera oscuro, sin apenas turbiedad. La espuma es media, de color beis y pegajosa al vaso, dejando un bonito encaje de Bruselas. El olor es dulce y leve.

En la boca es densa, con sabor dulce, y notas a tostados y cremas, y un ligero amargor final. Está realmente rica. Tienen razón, es una cerveza que bebería todos los días. Sin ser nada excepcional, conquista el paladar por su suavidad.

Otro detalle a tener en cuenta es que está fabricada en Watou. Un pequeño paraíso cervecero lleno de grandes fábricas como ésta (Van Eecke), St. Bernardus, y otras más pequeñas. Se recomienda servir en copa cáliz, a 9 ºC y acompañar de carnes y quesos.

“Mi opinión en un Tweet:” No estaría mal tenerla siempre para el día a día. Nota: Notable.

Noblejas - El evento

Este fin de semana ha sido la Feria de la Cerveza Artesana en Noblejas y hasta allí nos hemos acercado nosotros, como no. Y nos hemos encontrado con un pueblo en medio de la meseta toledana, con una plaza faraónica y con muchas cosas buenas.

Por un lado, los amigos. Los cerveceros que ya conocíamos de otras ferias o viajes (las gentes de Yria y Guinea Pigs!, de Mammooth, de El oso y el cuervo, Caelia, Sr. Bu, Domus, La Virgen, Las llaves de San Pedro, Milana, etc.). Los cerveceros que no conocíamos en persona, pero ahora sí, y a los que esperamos ver en más ocasiones, claro (como Seve, los chicos de Laugar, Zulogaarden, laPirata, Alpha o Icue). Y claro, los demás blogueros, algunos ya conocidos y paisanos y otros nuevos, más del sur. Y los amigos y lectores. Mucha gente. Buena gente.

Por otro lado, el evento en sí y su organización. En un sitio amplio y bien acondicionado, con los mejores baños que he visto en una feria de la cerveza, con grifos de agua potentes, con terrazas para comer. Con buenas propuestas de catas o actividades. Y, sobre todo, con una selección de maridaje musical muy buena (sorprendentemente buena, me sentía como oyendo mis propios discos).

Lo que sentimos es no haber podido estar los dos días completos. Pero bueno, esperamos que el año que viene se repita y allí estaremos. Brindando con buenas cervezas con todas estas gentes. Porque esto es de lo que va, de buenas cervezas… pero de esas hablaremos después.

Shepherd Neame 1698

Como en verano apetecen cervezas más frescas, y ligeras, es frecuente que acabemos bebiendo alguna que otra especie de Pale Ale o incluso IPA. Por suerte para nosotros, esta Shepherd's Neame Celebration Ale no es tan amarga, es solo una Strong Ale y además está elaborada con lúpulos ingleses (del corazón de la campiña de Kent, de ahí su "denominación de origen" Kentish).

Servida de botella, y por eso de que es “bottle conditioned”, sorprende con un dedo largo de espuma blanca densa y pegajosa. El color es un ámbar anaranjado y es muy cristalina, lo que nos hace preguntarnos, a dónde irán los posos... ¿O es otra cosa lo que entendemos por “bottle conditioned”?

El olor es típico inglés, generoso y lupulizado, muy fresco, con toques afrutados y un poco de esos que algunos llaman “mantequilla”. Sin embargo, no es un aroma empalagoso. Al beberla se percibe continuamente ese lúpulo, que sin ser excesivamente amargo, permanece constante. Tiene un punto seco, un golpecito tostado que acompaña con un ligero punto carbónico que hace que los lúpulos salten en la boca (“the hops hop” ¡ZASCA! Un juego de palabras en inglés, sorprendente, ¿verdad?).

Finalmente comentar que se trata de una cerveza conmemorativa del tricentenario de la creación de la casa, y que por eso será un poco más alcohólica (6,5% ABV) de lo que pensábamos, ya que lo mejor que puedes hacer para celebrar algo es emborracharte con tus colegas, ¿no?

“Mi opinión en un Tweet:” Una buena opción de Shepherd's para beber sin complicaciones. Nota: Notable alto.

¿Cómo llamarías a esta DeMolen?

DeMolen es una marca holandesa que ya ha aparecido por el blog en un par de ocasiones. La primera, con motivo del BBF, y ahí aún yo no había probado ninguna. La segunda, con una deliciosa porter como la Hamer & Sikkel.

Pero hoy no es de lo que han hecho de lo que vamos a hablar, si no de que próximamente están preparando una cerveza de estilo Imperial IPA y elaborada con Romero en especial para el mercado español. Y los amigos de Zombier (Torremolinos, Málaga) lanzaron en Facebook una encuesta para bautizarla.

La selección de nombres quedó entre estos que os presentamos. Y aquí entra nuestro y vuestro papel. Queremos que votéis cual es el que más os gusta. Y cuando recopilen todos los votos, elegirán qué nombre recibe la cerveza. Y ya sabéis que a nosotros nos gustan las encuestas más que un chupa-chups a un tonto. Las opciones son las siguientes:

Mar & Espuma; Romero & Lúpulo; Hierba & Sol; Romero & JulIPA; Siesta & Fiesta; Hierba & Tierra; y Rocío & Marino. Todos al estilo DeMolen, pero en Castellano.

Así que venga, esperamos los votos, aquí en los comentarios, por email, por Facebook, por Twitter (en DM o mención), por el medio que sea sea. Bueno, excepto señales de humo, que con el verano es peligroso ponerse a encender fuegos.

Samuel Adams Boston Lager

Estamos frente a una de las cervezas más bebidas en la red social esta de la que os hablábamos el otro día (Untappd), y que además está bien valorada en las redes (dentro de su categoría, claro). Es estilo Vienna Lager (con más cuerpo, tono y menor amargor que una pilsner, para hacernos a la idea).

Esta tiene color ámbar claro, con espuma abundante de color blanco roto (según una chica, claro, yo no distingo diferentes tonos de blanco ni bajo tortura).

El olor es ligero, a lúpulos terrosos, no muy aromáticos. El sabor es fino, sólo un poco amargo. Fácilmente bebible. No me extraña que sea una de las más bebidas. Aunque a mí personalmente me gustan más las pilsner, más aromáticas y refrescantes.

Tiene solo 4,7% ABV lo que permite beber en abundancia sin preocupaciones. Se recomienda servir en vaso alargado de Lager (tipo flauta o similar). Y para acompañarlo aconsejamos comidas ligeras o snacks salados.

“Mi opinión en un Tweet:” Una cerveza fácil para los días de calor. Nota: Bien.

The Beer Sun (6)

Pulsa aquí si no te carga para leer el periódico

Lee el sexo número del nuevo boletín cervecero haciendo clic en la imagen o en este enlace.

#MCV2012: La Sorpresa Rookie

Acabamos la sección Cervezas Veraniegas (cuatro días tarde, claro, como es nuestra idiosincrasia) con la cerveza comodín. Una que, bajo los criterios que queramos, sea recomendable para el verano. Y la verdad es que ésta que os vamos a recomendar entra de sobra en la categoría.

La descubrimos en el AMCA porque los elaboradores nos llevaron unas frías para que las probáramos los blogueros. Las hemos vuelto a probar en casa porque nos trajeron unas ya etiquetadas para catar y comentar en el blog (próximamente). Y nos han gustado tanto que hasta les hemos comprado un par de cajas para tener en la nevera para el verano. Y por eso os las recomendamos.

Hablamos, como no, de la cerveza “Sangre de Ceres” de los toledanos “El Oso y el Cuervo”, una cerveza con un estilo similar al Kölsch, con un toque de trigo y una frescura cojonuda. Suave, llena de notas afrutadas, dulces y ácidas. Y como dijimos en el AMCA, les auguramos un buen futuro, siempre que sean capaces de mantener esa calidad y ofrecerla a un precio competitivo.

Vosotros podréis degustarla este fin de semana en Noblejas, feria cercana a su pueblo, a la que va a asistir y que supondrá su puesta de largo. Y hasta aquí las cervezas del verano. Disfrutadlas y comentadlas aquí abajo.

Untappd

Llevaba tiempo queriendo escribir sobre las nuevas tecnologías y las cervezas. Pero la verdad es que con mi móvil antiguo no podía acceder a casi nada. Ahora tengo uno con Android y las cosas han cambiado. He descubierto un par de aplicaciones interesantes y pienso compartirlas con vosotros.

Y la primera y más importante es Untappd (escrito así, no me falta ninguna letra), que más que una aplicación es una red social, pero de cervezas. Ahí agregas a tus amigos cerveceros, y haces “check-in” en las cervezas que te vas tomando, con foto, nota, comentario y hasta lugar donde estás.

Y esto te permite descubrir nueva cervezas, nuevas cervecerías, nuevos amigos y nuevos retos. Digo retos, porque tiene una variedad de medallas y logros a desbloquear. Por numero, variedad y situaciones varias de las cervezas tomadas. Y brindar y comentar las cervezas propias y ajenas. La unica pega es que está en inglés.

Pero obviamente nosotros tenemos cuenta. Y te invitamos a hacerte nuestro amigo allí. Así, por muchos kilómetros que nos separen en el mundo real, siempre habrá una oportunidad de brindar con las cervezas virtuales y comentarlas en directo. Puedes encontrarnos AQUÍ.

#MCV2012: De Súper

Siguiendo la propuesta de recomendar cervezas para los meses de calor, tras la entrada anterior en la que recomendábamos una “Local”, hoy toca que os recomiende una cerveza de supermercado. Y yo estas cosas no las pruebo, ni siquiera por el blog. Así que se las di a probar al Becario.

Le puse en sus tazones las diferentes latas y litronas que compré. Como siempre pasa sed (algo increíble dado la oscuridad y humedad de su sótano) corrió raudo y veloz a lamer las diferentes birras. Y claro, viendo su expresión descubrí lo que ya todos sabíamos: saben bastante igual.

Así que mi consejo es: Coge la Lager más barata. La que mejor salga el litro. En lata, litrona, da igual. La que más rabia te dé. Mahou, Steinburg, Finkbraü. Tómala sola o échala gaseosa o limón para añadir ácido o dulce y rebajar su contenido alcohólico a tu gusto. Métela en la nevera, ponla en el porrón, congela las jarras, haz lo que quieras. Como si quieres echarle hielos (a la Liefmans Fruitesse se le ponen y es de finolis). Todo vale con tal de que sea barato y refresque en grandes cantidades.

Y con esto mi consejo por hoy. El Becario parece estar bien de salud y no tiene más traumas de los habituales. Yo creo que hasta agradece que no le hayamos echado de beber las cosas raras esas que no nos gustan a los demás. Esto tiene que haber sido un descanso para sus doloridas papilas gustativas. La próxima entrega, la cerveza veraniega comodín.

Receta: Bizcocho a la cerveza

El otro día nos pasaron esta receta para hacer bizcocho de cerveza negra. Como nosotros no tenemos ni idea de cocinar, no podemos opinar, así que os la trascribimos y lo dejamos en manos de los que seáis unos cocinillas. Como agradecimiento, podéis enviarnos cerveza, dinero en efectivo o invitarnos a probarlo una vez que lo hayas horneado.

Los ingredientes necesarios son: 300g de harina de repostería, 400g de azúcar, 33cl de cerveza negra tipo A (aquí recomendamos coger la más barata que encontréis en el Carrefour, Lidl o Mercadona, no os andéis con lujos), 33cl de cerveza negra tipo B (cualquiera de las que recomendamos aquí), 100g de margarina, 100ml de nata líquida, 3 huevos y medio sobre de levadura (lo que no nos especificaban era si Ale o Lager, que son las que conozco, así que ahí me pierdo yo).

Una vez que tienes todo esto preparado, se ve que hay que batir los huevos y mezclar el azúcar con la margarina y la nata, juntando todo (los que uséis Thermomix: 2‘, 35º, al 3). Después se añade la cerveza tipo A (del tiempo) y se mezcla (Th: 15’’ al 3). Y por último se añade la harina, la levadura y se vuelve a mezclar (Th: 10’’ al 3).

Por último se vierte en un molde previamente engrasado y enharinado para que no se pegue y se precalienta el horno a 180ºC. Este es el momento de abrir la cerveza de tipo B y disfrutar de ella mientras se hornea durante 40 minutos (o hasta que esté hecho). Bueno, Pues ya nos contareis a qué hora tenemos que pasarnos a merendar para probar cómo os ha quedado.

#MCV2012: La Local

Participamos en esta iniciativa propuesta por el blog de Birraire para el verano. Consiste en recomendar a los lectores (y a otros blogueros que participen en el plan) tres cervezas que nos parezcan adecuadas para combatir las altas temperaturas y los calores propios de esta estación que acaba de entrar.

La primera Cerveza Veraniega a recomendar es una “local”, “de aquí”, de “tu tierra”. Como obviamente es un conjunto subjetivo y muy amplio, yo lo voy a extender hasta toda la península. Y de entre todas las cervezas hechas aquí, voy a recomendar la Dougall’s 942.

¿Y los motivos? Pues obviamente porque es una buena cerveza Pale Ale, refrescante, amarga y ligera y con baja graduación (4,2%), que se puede beber en abundancia (aunque tal vez rompería lo recomendado por ellos y la tomaría un poco más fresca que a 8ºC).

¿Más motivos? Pues la amistad que nos une con sus elaboradores, claro. Que tienen una etiqueta de las que nos gustan, llenas de información. Que en esa etiqueta aparece una playa y un surfero (imposible ser más veraniego). Que su nombre es el prefijo telefónico de Santander, y para un vallisoletano de pura cepa como yo, verano es igual a playa (o montaña, vale) y eso lo hemos encontrado siempre en Cantabria. Su buena relación calidad-precio. Y sobre todo, que a nosotros nos gusta. Y claro, de eso va el evento.

El próximo día, la cerveza veraniega “De Súper”, barata y fácil de encontrar. Apta para todos los pueblos y bolsillos.

The Beer Sun (5)

Pulsa aquí si no te carga para leer el periódico

Lee el quinto número del suplemento semanal cervecero haciendo clic en la imagen o en este enlace.

Mc Chouffe

La cervecería belga D’Achouffe (propiedad de Moortgaat, la de Duvel) hace esta cerveza estilo Scotch, que es un estilo que nos gusta mucho y se ve que a los belgas también. Tiene el toque oscuro y denso de las cervezas escocesas, mezclado con la potencia (en alcohol y en levaduras) de las abadías belgas. Toda una mezcla.

En la copa, el color es marrón oscuro, con brillos como de rubí, y la espuma beis es esponjosa y abundante. El olor es muy típico de las cervezas belgas, entre picante y metálico, posiblemente debido al alcohol.

El sabor es complejo, pero predominan los dulces y los tostados, con toques de caramelo. Hay un pequeño amargor, pero el regusto que queda es dulce.

Como curiosidad, en la etiqueta mal-traducen “Elaborada” (del verbo Brasser) como “Braceada”. Para que te fíes de lo que lees. Bueno, vamos con los consejos: servir en copa tulipa (o cáliz en su defecto) a buena temperatura (más de 8º C, que cuando mejor se aprecia y más rica está es cuando ya está bien calentita) y acompañar de buenas pitanzas (caza o carnes guisadas) para equilibrar con su 8% ABV

“Mi opinión en un Tweet:” Está muy rica, pero nos gustan más Scotch aún. Nota: Bien.

Batallitas: La Historia del Caracol

Y no me refiero a ésta, sino a que corría el año 1999 y yo estaba estudiando en Burgos. Era un día raro de primavera. Digo raro porque hacía calor. Y eso en Burgos es raro hasta en verano. Me tocó acompañar a mi amigo Cote cruzando la ciudad hasta Gamonal. De sur a norte y de oeste a este. No es una ciudad muy grande, pero si que es estirada, así que fue un buen paseo y acabamos sedientos.

Cuando por fin volvimos a la residencia, bajamos directos al semi-sótano donde estaba situado el bar de la misma y me pedí una Mahou Cinco Estrellas (como podéis ver, por entonces no tenía el morro tan fino). Le pegue un trago, un gran trago, y cuando lo estaba dando me pareció ver algo DENTRO de la botella. ¿A que no adivináis que era? Claro, el titulo de la entrada lo dice. ¡Un puto CARACOL! Un caracol jodidamente más grande que la boquilla del botellín.

Obviamente no seguí bebiendo, la camarera me cambió el botellín por otro, llamó al distribuidor que vino a pedirme disculpas en persona y compró mi lealtad con una caja de 24 botellines como compensación (hay que ver que baratos son los chavales de 18 años).

Si eso fuese ahora no hubiese actuado así, claro, pero entonces era punki, y me daba igual todo. Ahora no bebo Mahou (lógicamente, ¿no?, así que si en el blog se comenta alguna Mahou, ya sabéis que no soy yo) y si en alguna cerveza me encontrase un caracol de nuevo (que, oye, puede pasar, los errores ocurren) no me dejaría sobornar…  ...por menos de 144 botellines.

Brooklyn Lager

Esta fábrica de New York hace buenas cervezas. Ya hemos comentado alguna, y otras nos quedan por comentar, pero suelen tener una calidad media bastante aceptable. Y esta Lager no es una excepción.

Es la versión americana (o sea, lupulizada, para que nos entendamos) de una lager estilo Vienna. Su color es ámbar puro, como algunos tipos de miel. La espuma es densa y compacta, con muy buen aspecto y muy apetitosa.

El olor es muy agradable. A mí me recordó a las cervezas inglesas, dulce, maltoso. En cambio, el sabor es amargo, lleno de lúpulo (Hallertauer, Vanguard y Cascade). Si te dijeran que es una Pale Ale, te lo creerías sin problemas, probablemente. Ah, y tiene poca carbonatación.

Se recomienda servir en vaso alargado de lager (tipo flauta), bien fresca, y usarla para acompañar todo tipo de comidas sencillas y quesos. Tiene 5,2% ABV, así que es fácil de beber. Ideal para principiantes o para los que buscan lagers diferentes.

“Mi opinión en un Tweet:” Una lager que aspira a más. Nota: Notable bajo.

Abridor Anilla

Si, anilla. No, no anillo. Ese ya lo hemos comentado. Anilla de lata. Eso con lo que abres las latas de cerveza, hace brrrrsshhhhhff…. y se te derrama toda la espuma por encima porque estaba un poco agitada. Eso.

Pues para los que les guste abrir latas, como aquí en España aún no ha llegado la nueva onda que hace que las micros también envasen sus cervezas en lata, pueden usar esto.

Y entre medias vamos a exponeros nuestra opinión sobre el uso de latas: Nos parece muy bien. La única pega, son más feas visualmente. Todo lo demás, ventajas: Protegen de la luz del sol, son más fáciles de transportar y almacenar, con una mejor proporción de volumen interior/exterior, cabe más información, con las últimas innovaciones conservan el sabor igual de bien, etc, etc.

Por eso, y en espera de esos tiempos mejores donde mi nevera esté llena de latas de calidad, pienso abrir todas mis cervezas con este abridor.

Alvinne Morpheus Dark

El día que probé esta cerveza, parecía que no estaba por la labor: Antes de abrirla, la etiqueta se despega (Por detrás tenía impresa la Melchior Old Ale Vintage 2005 de la misma marca, vaya cutres). Al abrirla, a tomar por culo, un geiser de espuma que no termina. Un tercio de la botella desperdiciado en la mesa.

Aun así, la pruebo, pero claro, después de que en el BBF se tuviesen que quitar los barriles de Alvinne porque no estaban en condiciones y de ver como borboteaba ésta, pese a llevar un mes de reposo en mi despensa y dos semanas en mi frigo, la verdad es que me pueden los prejuicios.

Es negra, de espuma abundante (ya te digo que sí) y persistente. Con mucho poso. Fuerte olor a levadura, sabor potente y alcohólico, con notas de café al final.

Y ahora me pregunto. ¿Qué hago? ¿La vuelvo a comprar (pagar) y me arriesgo de nuevo? Lo que yo he catado no vale para ello, si quereis mi opinión (llena de prejuicios y de mal humor, por otra parte). ¿Vosotros que opináis?

The Beer Sun (4)

Pulsa aquí si no te carga para leer el periódico

Lee el cuarto número de la revista semanal recopilatoria de noticias relacionadas con las cervezas haciendo clic en la imagen o en este enlace.