Países: Reino Unido

Este país, compuesto por Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte, es uno de los focos cerveceros más importantes del mundo. Toda una de las tres tradiciones cerveceras (las de las comúnmente conocidas como Ales) parte de aquí. Y su expansión imperialista (y la Commonwealth) ha hecho que estos estilos dominen en gran parte de sus colonias.

Así, cervezas tan de moda como las India Pale Ale o las Russian Imperial Stout, tienen el origen de su receta en el Reino Unido. Pero también hay estilos mucho más moderados, ya que tradicionalmente suelen ser bebedores de cervezas de graduación alcohólica y carbonatación contenida, y de trago largo y equilibrado. En definitiva, es un país que junta una gran tradición con un presente moderno y puntero, encontrando cervezas tan clásicas como la Samuel Smith's Taddy Porter o tan experimentales como la Brewdog Tokyo*.


Países: Noruega

Noruega es un país norteño, el segundo más septentrional tras Rusia. Y como tal, tiene una tradición alcohólica contrastada. Pero hasta hace poco, con la aparición de cerveceras modernas, era difícil ubicar este país en el atlas cervecero. No obstante, su historia se remonta muy atrás, como mínimo un milenio.

La mayoría de sus cervezas tienen orígenes centroeuropeos, pero tienen estilos propios como la cerveza juleøl (cerveza navideña), que goza de gran reputación. Algunos esperan como agua de mayo (o de diciembre) esa época para poder llenar el buche de sabrosas cervezas maltosas. La pega es el elevado precio que deben pagar por ellas, ya que en Noruega el alcohol tiene precios muy elevados para un tren de vida "de aquí". Pero aún así, llegan cervezones (y los que más nos gustan son los más densos y alcohólicos), como la Haandbryggeriet Dark Force o la Nøgne Ø Imperial Stout.


Países: Australia

Es el país más grande de Oceanía y su capital es Canberra. Aunque el consumo de cerveza ha disminuido en los últimos años hasta unos 75 litros por año y persona, hace unos meses se hizo famoso en el mundo cervecero un vídeo en el que su primer ministro, Tony Abbott, se bebe una pinta de cerveza en 6 segundos, (causando mucha polémica).

La cerveza que todo el mundo conoce de este país es la Foster´s, pero ni de coña os vamos a recomendar ese pis aguado, habiendo cervezas de verdad como las Coopers, otras de las marcas más representativas del país. Os podemos recomendar por ejemplo su Sparkling Ale (el único estilo "australiano") o la Best Extra Stout.



Países: República Checa

Este país centro europeo, cuya capital es Praga, es un enclave cervecero por excelencia. Durante años ha sido famoso por tener el mayor consumo de cerveza por habitante (con casi 150 litros al año). Pero también es la cuna de uno de los estilos más conocidos de cerveza.

Y es que la cerveza lager tipo Pilsen (o Pilsner), toma su nombre de la ciudad de Pilsen, al oeste de la región de Bohemia, de donde es originaria, aunque ahora se imite en todo el mundo. Por ejemplo, de allí nos vienen cervezas como la archiconocida Pilsner Urquell o la Ferdinand Svêtlé 10 (el 10 se refiere a la medida de densidad, que los checos utilizan mucho para referirse a sus cervezas).


Vacaciones Veraniegas

Los jefes del blog nos vamos de vacaciones. Y decimos sólo los jefes, porque el blog, obviamente, no cierra. Se quedan al cargo el Becario y la Becaria. Les hemos atado cortos, para que no se arrejunten, pero hemos abierto los ventanucos que dan a pie de calle, para que puedan haceros llegar las entradas y les podáis tirar restos de comida.

Y, mientras nosotros viajamos, ellos harán en el blog un recorrido virtual por algunos de los países cuyas cervezas hemos comentado, reseñando brevemente (en lo más parecido a unas vacaciones que van a tener) sus características y compartiendo el enlace que las recopila. ¡Esperamos que todo esté en orden al volver!

¡Feliz verano a todos y todas!

The Beer Sun (36)

Dominical de verano con noticas sobre cerveza. Pulsa aquí si no te carga para leer el periódico

Ya podemos oler las vacaciones al ojear las páginas (virtuales) del magazine de los enlaces sobre cerveza.

Draft Beer Festival en León

Amigos, hoy estaremos en León, ya que en el brewpub Four Lions Brewery se celebra (desde ayer y hasta mañana) un evento de cerveza rica y buena, con la oportunidad de aprender y conocer a gente interesante.

Ayer ya moderamos nosotros un “Meet the Brewer” con los elaboradores de Old Skull, Monkey Beer y Portus Blendium, pero hoy hay más actividades. Por la mañana puertas abiertas en la fábrica. Por la tarde charlas y una mesa redonda (en la que de nuevo participamos). Y después otro “Meet the Brewer” con Fábrica Maravillas, Naparbier, y los anfitriones.

Todo ello, obviamente, regado con las cervezas de los diferentes cerveceros invitados. Así que merece la pena. Ah. Y el domingo, visita a los campos de lúpulo del Valle del Órbigo, que se nos olvidaba.

¿Pinta bien, verdad? Pues venga, os esperamos, que ya estamos aquí. Vamos pidiéndonos algo mientras para celebrar la cercanía de las vacaciones, ¿de acuerdo?

Série Noire (Edition Tourbee)

Cuando uno lee en una etiqueta en francés “Biere Brune”, por muy “artesanale” que ponga luego, uno se espera una cerveza estilo brune, claro. "Serie Noire" está claro lo que significa, que es oscura, y "Tourbee", bien podría ser turbia.

Entonces, nos quedamos “turbados” al servirla y encontrar algo parecido a una Stout, negra y con poca espuma (y poco persistente). Vamos, no lo que nos esperábamos en principio. Pero oye, podía ser sólo el color…

Así que metimos la nariz, y nos quedamos “más turbados” aún al notar ahumado picante (como el de los chiles, pero sin el chile), que enseguida pierde sus matices más agradables a hoguera para dejar sólo el rescoldo. En boca, igual, resulta amarga, cafetosa y ahumada (rollo churrasco y tabaco), con cuerpo medio y sin apenas carbonatación.

Vamos, que por si no lo habíais adivinado, usa maltas ahumadas con turba, como los whiskys, y por eso es así, 100% serie negra. Y potente de alcohol, además, con 8% ABV. Vamos, que esta cerveza de LaBelle, elaborada en la Brasserie du Pays Flamand no es de las que te dejan indiferente.

“Mi opinión en un Tweet:” No te turbes, es así. Negra y ahumada, como una pistola automática. Nota: Bien alto.

Lúpulo: Saaz

Un clásico entre los lúpulos es el Saaz, lúpulo natural de la zona de Bohemia, en la República Checa, y que toma su nombre de la ciudad de Žatec (en alemán, Saaz). Vamos, en mitad de una de las cunas de la cerveza moderna.

Este lúpulo noble (recordemos: por su equilibro entre alfa ácidos y beta ácidos, y su alto aroma frente a su bajo amargor), tiene tan sólo entre un 2% y un 5% de alfa ácidos, por lo que no aporta gran amargor.

Pero sí que da aromas herbales y florales, e incluso terraceos. Vamos, que huele a campo. Y, como es propio de la zona de Bohemia, pues se utiliza mucho en las Bohemian Pilsner y en las Lager; así como en algunas otras cervezas de corte europeo (Ales belgas, por ejemplo).

Por ello, lo podemos encontrar (y apreciar) en cervezas lager como la clásica Pilsner Urquell o la también checa 1795 o en la strong ale belga Duvel. Os invitamos a probarlas para reconocerle y a que nos contéis vuestro parecer.

Coronita

Coronita… todos hemos probado esa cerveza en algún momento, ya sea porque queríamos probar una de las cervezas mexicanas más vendidas en el mundo (y creciendo) o porque no nos quedaba otra en ese momento. Esta cerveza se produce por Grupo Modelo y es conocida en todo el mundo (menos España) como Corona.

Para empezar, viene envasada en botella de cuello largo transparente, para que puedas ver bien el color amarillo pálido y traslúcido que la caracteriza. En cuanto a la espuma… a nadie le importa porque se suele beber a morro de la botella y con una rodaja de limón dentro, pero como somos profesionales la hemos servido y, como se veía venir, sólo aparece un fino dedo de espuma que desaparece en pocos segundos.

Al abrir la botella, el aroma que desprende es marcado a cereal y algo herbáceo. Su sabor, sin tener en cuenta el limón que NO hemos añadido, es suave y fresco, con un toque ácido y amargo al final, el cual suele estar oculto bajo el limón.

La forma habitual de beber esta cerveza es en botella como hemos comentado pero, si prefieres el vaso, puedes servirte esta birra en jarra, eso sí, bien fresquita para refrescarte los largos días de ola de calor que estamos sufriendo como si fuera un refresco con 4,6% de ABV.

“Mi opinión en un Tweet:” Si quieres un refresco para la ola de calor, puede que te sirva, pero se va a calentar y no merece la pena. Nota: Insuficiente

Nøgne Ø Imperial Stout

Acostumbrados a cervezas insulsas excepto en festividades, algunos noruegos necesitaban brebajes poderosos para saciar sus ansias de buena cerveza. Así pues, en 2002 se fundó esta microcervecera que goza, a día de hoy, de un gran renombre internacional.

La cerveza que hemos elegido de su catálogo ha sido la Imperial Stout. Como es lógico, es negra como el carbón, opaca y densa. Su espuma, marrón, tiende a desaparecer con relativa facilidad, dejando algo de crema. La apariencia es absolutamente petrolífera. No esperábamos menos, claro.

En nariz destacan el café, el cacao y un leve toque ahumado. Todo muy bien integrado, sutil: no notamos aromas disparados que nos molesten ni que rompan el conjunto. Al probarla, curiosamente, vemos que pese a ser una cerveza robusta no es tan agresiva como esperábamos. En resumen: se puede tragar sin masticarla. Todo esto la convierte en una de las Imperial Stout más equilibradas que hemos probado.

Tomada con paz y recogimiento dado su 9% ABV (vale, o a morro y a lo bruto también sirve) es una cerveza que nos asegura un buen rato de disfrute. Especialmente porque viene en formato 50 cl., cosa que amamos profundamente. De hecho, en ciertos círculos se cuece un levantamiento para eliminar el formato 33 cl. en cervezas demasiado buenas como para beber tan poca cantidad.

“Mi opinión en un Tweet:” Petróleo importado directamente del mar del Norte. Nota: Sobresaliente.

Debate: Legislar sobre Cerveza

A última hora decidimos cambiar el contenido de este debate, porque queremos conocer vuestra opinión sobre un tema que discutíamos ayer en Facebook. La cosa es que parece que se quiere actualizar la legislación española sobre cerveza. Y comentábamos esta noticia.

En principio nos parece muy buena idea, ya que una buena (e ideal) legislación ayudaría a defender los intereses de los consumidores y los fabricantes. Pero… ¿Será una buena (e ideal) legislación? Y ahí es cuando nos entran las dudas.

Por ejemplo, estaría bien que se legislara qué es “Cerveza Artesana”; tal vez así Alhambra 1925 dejase de ponerlo en sus cajas. Pero… ¿satisfaría esta definición a todos los implicados? La que se propone, según el texto, es que se elabore “mediante un proceso que se desarrolla de forma completa en la misma instalación y en el que la intervención personal constituye el factor predominante. Bajo la dirección de un maestro cervecero o artesano con experiencia demostrable y primando en su fabricación el factor humano sobre el mecánico, se obtiene un resultado final individualizado, que no se produce en grandes series, siempre y cuando se cumpla la legislación que le sea aplicable en materia de artesanía”.

¿Qué os parece? Es difícil decir qué es cerveza artesana y qué no. Y no sólo se puede legislar sobre eso. Sobre etiquetado, por ejemplo, nos parece imprescindible. O sobre la venta directa. ¿Y vosotros? ¿Qué opináis de estos (u otros) temas para legislar?

The Beer Sun (35)

Dominical de verano con noticas sobre cerveza. Pulsa aquí si no te carga para leer el periódico

Tanto si trabajas como si estás de “vacaciones”, saca un rato para leer estos enlaces sobre cerveza.

Super Power Edition IPA

Hoy comentamos una cerveza francesa, con una etiqueta llamativa para los frikis de los cómics (si conocéis alguno, tratadles con cariño; suelen ser personitas especiales), pero confusa en su información. ¿Elaborada por Frenchie Fresh Brewery o por La Belle o por H. Tihianine? ¿En qué lote o fecha? Al menos sabemos que se hizo en la Brasserie du Pays Flamand, y que tiene 8% ABV.

Servida, tiene color de strong golden ale belga, profunda y oscura, con una cabeza de espuma blanca bien pegajosa. Todo mucho más continental que británico, claro.

En el aroma destacan los lúpulos de corte europeo. Más clásicos, herbales y terráceos. En boca destaca el amargor y el cuerpo. Es una cerveza con carácter y densidad. Después ya tiene muchas notas afrutadas y toques herbales de nuevo.

Vamos, que es una cerveza rica y compleja, que une con acierto dos corrientes cerveceras muy diferentes en una sola botella. Para beber o en pinta o en tulipa. A una temperatura de unos 8 ºC, que permita apreciar los aromas y matices.

“Mi opinión en un Tweet:” No te va a dar súper poderes, pero está rica. Nota: Notable.

Abridor Homer Simpson

Todos hemos visto algún capítulo de Los Simpsons en nuestra vida (y, si nos gustan, nos habremos tragado un buen puñado de anuncios), y ya sabéis lo que nos encantan los gifs animados de esta serie, así que no nos quedaba más remedio que incluir en nuestra selección de abridores el de Homer Simpson.

Eso sí, tendrás que tener cuidado con que no te lo vean los seguidores del programa y se arrimen a ti para que les abras las cervezas, ya que aprovecharán para que las cervezas sean suyas también y te quedes sin refrescorio ese día.

Además, este abridor viene con el aliciente de que se vende con cuatro posavasos de, como no, Cerveza Duff, para absorber las gotas de cerveza que se te caigan por la torpeza de Homer (o eso es lo que dirás para ocultar la tuya propia).

Lo puedes comprar en esta tienda, que, por cierto, surgió a partir de uno de los primeros blogs que leímos jamás (desde hace unos 10 años) y por el que, obviamente, hemos estado muy influenciados al desarrollar nuestro blog. Visítenlo, por favor.

Hitachino Nest Espresso Stout

Elaborada por Kiuchi Brewery, una empresa dedicada al Sake por décadas, y que comenzó a hacer cerveza bajo el nombre de Hitachino Nest Beer en 1996. Es una de las marcas japonesas que con más asiduidad se encuentran en España.

La cerveza que hoy nos ocupa de su catálogo parte de la base de una Imperial Stout, a la que se le han añadido granos de café espresso en el hervido. Esto, obviamente, da como resultado una cerveza bien negra, con espuma color marrón rojizo claro.

El aroma predominante es a café con leche, bien maltoso. Y el sabor combina café con un poco de chocolate; dulce y amargo a la vez. Complejo y bastante rico.

¿La pega? Que es alcohólica (7% ABV) e intensa, así que no puede beberse de las primeras en una tarde-noche de cervezas. Pero lleva café (con su correspondiente cafeína), así que si eres sensible a este estimulante, beberla de las últimas te asegura un poco de insomnio cuando vayas a la cama. ¡Qué dilema!

“Mi opinión en un Tweet:” Una buena cerveza, para desayunar como los campeones. Nota: Sobresaliente bajo.

Öl Ljus Lager

Ikea también tiene su cerveza. Sí, has leído bien, la marca más conocida de muebles “móntelo usted mismo” también vende cerveza, ¿porqué? Pues porque venden de todo y ya que introdujeron la parte de alimentación dentro de sus tiendas, pues era lógico que empezaran a introducir todo tipo de bebidas, incluido nuestro oro líquido.

La variedad que nos ocupa hoy es la Pale Lager, elaborada por Krönleins Bryggeri, y que recomiendan servir fría para acompañar cualquier plato. Lo cual apoyamos, al menos lo de servir fría; lo de acompañar cualquier plato, un poco menos. Es una cerveza cristalina, sin turbidez y de color amarillo intenso, con espuma muy blanca y muy escasa, desapareciendo en poco tiempo. Pero, si nos permitís la gracia, al menos viene montada

Desprende un olor muy suave a malta y cereal que se repite en el sabor, con muy poco amargor y un ligero punto ácido al final. Tiene una carbonatación media y un cuerpo ligero: muy típica de cerveza comercial.

Viene en botella de 330 ml como no podía ser de otra forma y tiene 4,7% de ABV. Sírvela en jarra, copa o vaso MJÖD y acompaña con ella cualquier comida como te recomiendan, ya que es como si bebieras agua.

“Mi opinión en un Tweet:” Muy básica y muy suave, perfecta para venderla en todos los países que tienen tienda sin especializarse en nada. Nota: Insuficiente.

Debate: Brainstorming 4º Concurso Homebrewer

Ya estamos en verano, y a la vuelta de la esquina está septiembre. Y en septiembre, como viene siendo tradición, presentaremos la cuarta edición del Concurso Homebrewer (dentro del Beerfest de La Tape, si todo cuadra).

Por ello, nos hemos puesto ya a intentar dar forma al concurso, con vistas a potenciarlo aún más, hacerlo crecer a saco, y sobre todo, lograr que sea el concurso en el que todos queráis participar.

Por ello abrimos hoy un debate donde podáis dejar caer todas las ideas y sugerencias que se os ocurran; todas las que en vuestra opinión mejorarían el concurso; todo lo que os gustaría que se hiciese. Tanto como homebrewers como como lectores.

Sabéis que haremos lo posible por tenerlas en cuenta, como hemos hecho hasta ahora. Queremos hacer un concurso que haga sentir orgullo a todo el mundo: tanto a nosotros, como a los participantes, como a los seguidores, como a los patrocinadores. ¡Así que dadnos vuestra opinión!

The Beer Sun (34)

Dominical de verano con noticas sobre cerveza. Pulsa aquí si no te carga para leer el periódico

El calor no se va. Y al ritmo que estamos bebiendo, vamos a acabarnos hasta los propios enlaces sobre cerveza.

Hoy, Feria en Ampudia

Hoy andaremos de feria cervecera si nada nos lo impide. Hay feria cervecera en Ampudia (Palencia), que sería la tercera edición. Pero también hay feria en Portillo (Valladolid), que sería la segunda edición. En ambas hemos asistido a todas las ediciones anteriores, pero si se solapan, difícil tenemos seguir el ritmo. Que mal organizado.

Así que tanto por haberse anunciado antes (os juro que la primera noticia y publicidad que hemos visto de la de Portillo de este año ha sido el miércoles, a cuatro días del evento), como por antigüedad (con una edición más a sus espaldas), nos decantamos por Ampudia.

Si no hubiese que conducir para ir a cualquiera de las dos, podríamos ir a una al acabar la otra. Pero alcohol y coche se llevan muy mal y no conviene mezclarlos. Pero eso ya deberíais saberlo, amigos. ¡Nos vemos en las ferias!

Wookiee IPA

Hoy vamos a hablar de una cerveza friki (para el que no lo sepa, un Wookiee es la especie de alienígena peludo, alto y gruñón, a la que pertenece Chewbacca, el copiloto de Han Solo en La Guerra de las Galaxias) elaborada por Amager en colaboración con Port Brewing.

Esta cerveza es una Westcoast IPA, lo cual ya debe prepararte para el amargor. En vaso tiene buena presencia, con una cabeza de espuma blanca abundante y esponjosa, de burbuja grande, y un color ámbar turbio, con matices mandarina.

El aroma es a lúpulo, con notas frutales y cítricas y algo herbal o resinoso. Y en boca es seca y amarga. MUY amarga. Creemos que se llama Wookiee IPA porque te deja la boca como un estropajo y sólo puedes hablar como un wookieawk-Arrgh, rrrooaarrgghh Aaawww rooOWWR RRRRAAHHHRR WOOGAAH. HUU HAWAAAAH HOOOGHHE WAAGH!

Vamos, que es tan amarga y seca que pasa la línea del desequilibrio y acampa más allá. Tanto que ni sus 7,2% ABV lo compensan y cuesta acabársela (salvo que seas un hop-head y tus papilas estén ya anestesiadas). Pero nosotros no llegamos a ese nivel de amargura. No es apta para nosotros.

“Mi opinión en un Tweet:” Más amargo y seco que masticar pellets. Para wookiees de pelo en pecho. Nota: Suspenso.

IV Fira de Cerveses del Poble Nou

A veces no podemos ir a las ferias. Y a veces nuestros becarios no tienen medios para ir a las ferias (no tienen ni dinero, ni piernas, si se portan mal). Así que nos toca subcontratar el trabajo y aceptar que algún amigo borrachín nos mande su entrada. En este caso, lo hace nuestra amiga Eleonora Falletti, friki cervecera italiana residente en Barcelona, con experiencia en beber a nivel internacional, que esperamos que no la monte picuda al hablar de una feria como hacemos nosotros (aunque sabemos que tiene capacidades de sobra para hacerlo).

"Un sábado de calor y sequedad tremendos. Una Barcelona invadida por guiris con piel de color langostino. Un sol sin piedad, y ni siquiera una pequeña nube pasajera y salvadora. Sin embargo, nosotros no nos dejamos asustar por este escenario post-apocalíptico, y nos aventuramos cerca de la playa, donde nuestras fauces secas y sedientas encontraran un poco de alivio en la IV edición de la Fira de Cerveses del Poble Nou. Un evento que se está consolidando ya como uno de los más esperados en el panorama festivalero barcelonés.

Será por la situación – zona estratégica, al lado de la playita, y en uno de los barrios considerados más “alternativos” de la ciudad – o será por los muchos huéspedes internacionales. En resumen: un ambiente muy joven y… ehm… moderno (ufff… por fin lo he dicho).

¿Por dónde empezamos a comentar? Por el vaso, sin duda. Con 3 euros, te llevas a casa el IPA Glass de Spigelau. Buen precio para una copa molona, pero sin embargo un poco de perplejidad sobre esta elección no nos la quita nadie. Es cierto que las IPAs son cervezas ahora mismo muy de tendencia. Pero aun así, en la feria había mucho más (abrid vuestras mentes…), y dar tanta importancia con esta elección sólo a este estilo y de esta forma tan despreocupada es, por lo menos, una opción bastante opinable.

Lúpulo: Centennial

Centennial es una serie americana basada en la conquista del Oeste estadounidense y emitida entre 1978 y 1979… pero como esto no es un blog de series ni tampoco es nuestro centenario, de lo que vamos a hablar es del lúpulo Centennial. Este lúpulo fue creado por la Universidad Estatal de Washington en 1974 mediante una compleja mezcla de 3/4 de Brewers Gold, 3/32 de Fuggle, 1/16 de East Kent Golding, 1/32 de Bavarian y 1/16 parte de lúpulo desconocido (o al menos que no nos han querido comentar incluso con nuestro acceso a información clasificada). Vamos, un cóctel complicado.

No fue abierto al público hasta 1990, y desde entonces es muy popular entre los cerveceros artesanos, seguramente por su respetable contenido en alfa-ácidos, entre 9,5-11,5%. Aporta a la cerveza unas características de aroma y sabor de intensidad media, con tonos florales y cítricos y, además, sirve bien para aportar amargor, así como aroma a piña, el cual ya hemos descrito en el blog.

Se usa en cervezas IPA y Ales americanas y se ha utilizado también en cervezas de trigo. Si es necesario, se puede sustituir por otros lúpulos ya conocidos por aquí como Cascade, Chinook, Columbus o incluso Amarillo, aunque también es frecuente que los productores lo usen en combinación con estos en lugar de en sustitución.

Por todas estas características, lo encontramos en muchas cervezas que ya conocemos como la Lupulus de Beer Here, Brewdog Nanny State, Dougall’s Tres Mares y en una de las cervezas en lata que merece la pena: Beavertown Neck Oil.

Beavertown Bloody’Ell

Esta IPA americana (pero de fábrica inglesa, londinense para más señas) es una bomba de lúpulo “aliñada” con piel y zumo de naranja sanguina, con un equilibrio en boca que la hace especialmente peligrosa.

Nada más abrir la lata, notamos un intenso olor cítrico. La espuma es blanca, abundante pero no especialmente persistente. El color de la cerveza es dorado, ligeramente turbio. No la hemos podido contemplar mucho rato porque el olorcillo a fruta que subía obligaba a pegarle un buen trago.

El sabor no decepciona: amarillo y citra en su máximo esplendor. El zumo y piel de naranja sanguina andan por ahí pero solamente redondean el cuerpo, no tienen una presencia destacada. De todas maneras no hace falta, ya que la patada lupulera te da toda la fruta que necesitas. La base maltosa no está hecha para destacar, pero se integra a la perfección en el conjunto, dando un acabado ligeramente dulce y sedoso.

Tras beber más y más, nos hemos dado cuenta que es una IPA de perfil alcohólico alto (7,2%ABV). Pero que está tan bien integrado que no se nota. No sabemos si esto es bueno o malo... de acuerdo, sí lo sabemos, es bueno. No, en realidad es excelente. Además, su amargor perfectamente mesurado la hace una cerveza de no parar de beber. ¡Y casi seguro que cuenta como una de las 5 piezas de fruta al día!

“Mi opinión en un Tweet:” Habría sido una buena bebida oficial del Mundial 82. Nota: Sobresaliente.

Debate: “Nuevas” Cerveceras

Hacía mucho que no nos salíamos del tiesto. Habitualmente, cuando vamos a una feria (o tienda), solemos comprar cosas sólo de marcas conocidas y asentadas en el panorama cervecero artesano español. Pero, este fin de semana en la feria de Sebulcor, poseídos por no-se-qué espíritu aventurero y optimista, decidimos dar una oportunidad y probar al menos una cerveza de todas las fábricas “nuevas”, con las que no habíamos coincidido con antelación.

Así, tras dar una ronda primera de valores seguros en la feria (San Frutos, Falken, Bizarra, Bresañ, etc.), nos fuimos a explorar territorios ignotos. ¡Y vaya que si había dragones! Todos los errores que se cometían al empezar a expandirse este mundillo, se siguen cometiendo por los nuevos. De ocho marcas “desconocidas” que había, seis vasos se fueron al fregadero. Záncara, Exulans, Gabarrera, Enigma, Boebirra y La Barbuda (además, estas dos últimas, vendidas sin RGSA). Cervezas ácidas, descompensadas, contaminadas, sin fuerza, etc. Problemas con las líneas, con los grifos, con los lotes, ...

Las únicas que se salvaron un poco fueron de Alea Jacta y la Brown de Enigma. Todo lo demás nos recordó por qué hace tiempo quitamos el voto de confianza a las nuevas y dejamos de apoyar con nuestro dinero a las fábricas emergentes. Si quieren experimentar y aprender, adelante, pero no con nuestra pasta y menos al mismo precio que los que sí pagan impuestos y dan un buen producto.

Por no hablar de las explicaciones que dan, vagas e incoherentes. O las excusas y medio-mentiras para ocultar el lugar de fabricación real . Vamos, que ayer recordamos lo peor del movimiento cervecero “en pañales”: mucha caca maloliente que hay que cambiar. (Que no quita que la feria estuviese divertida, la comida vegana rica, y los cerveceros ya conocidos excelentes, ojo; pero lo nuevo… ejem). Vale, y hasta aquí la explicación. Ahora queremos saber vuestra opinión. ¿Probáis el producto nuevo a la aventura? ¿O esperáis a tener opiniones para saber si merece la pena gastar el dinero? ¿Os arriesgáis más en ferias o en botellas? ¿Cómo veis a las nuevas fábricas que salen en vuestro entorno?

The Beer Sun (33)

Dominical de verano con noticas sobre cerveza. Pulsa aquí si no te carga para leer el periódico

Poneos a la sombra, que sigue haciendo calor. Aprovechad para hidrataros bien y leer enlaces sobre cerveza.

Ferias Cerveceras en Julio 2015

Otro mes más, volvemos con la sección que, entre las cosas anunciadas en el calendario de eventos cerveceros, remarca o selecciona las que tenemos intención de asistir (por si os cuadra y os apetece acercaros e invitarnos a una cerveza, claro, jejeje).

Este mes, por ejemplo, empezando hoy mismo, sábado 4, iremos a Sebulcor, una feria de cerveza y comida veganas (todo apto para gente que no consume nada procedente de animales).

La semana que viene, sábado 11, iremos si todo nos cuadra a Ampudia, que es un clásico habitual en nuestras vacaciones estivales, como bien demuestra este vídeo de hace ya dos ediciones.

Y luego, a finales, el fin de semana de la fiesta de Santiago, se está organizando un evento en León al que iremos seguro. Pero del que todavía no hay información oficial (lamentablemente, como nos quejábamos). ¡Pero merecerá la pena, así que reservad la fecha!

Charles Quint Blonde Dorée

Esta cerveza, también llamada Keizer Karel Goud Blond, está elaborada por la cervecería Haatch tomando como nombre el del emperador ese tan cervecero, que compartíamos (en nuestro caso como Carlos I) con Alemania y el resto del Sacro Imperio Romano Germánico. Nacido en Gante y por lo tanto, gran bebedor de cerveza.

De las cervezas que hace Haatch bajo esta denominación, hoy vamos a comentar la Blonde Dorée. Y claro, es rubia, como se podía esperar. Es más, es rubia dorada. ¿A que no te lo esperabas? La Espuma es blanca, compacta, pero no muy abundante.

El aroma es leve, frutal y especiado, con muchas notas de levadura belga. Y en boca es dulce, con sabores ricos a maltas, galletas y especias. El final es más seco, con ligeras notas amargas.

Vamos, que esta cerveza rubia de 8,5% ABV (ojo que no es moco de pavo) se puede beber bien en cáliz, y acompañar de pescados o tempuras vegetales, así como de quesos. Y come bien, que si no te emborracharás.

“Mi opinión en un Tweet:” Puede ser la primera o la quinta; depende dónde y cuándo la bebas. Nota: Bien bajo.

St. Erhard Original

Con una botella que llama la atención al ser transparente, esta marca de Bamberg (Alemania)pretende seducirnos. No obstante, ya sabemos que el cristal marrón de las botellas no lo es por capricho. Lo es porque filtra los rayos de ciertas frecuencias de luz que dañan los lúpulos provocando malos aromas. Así que para alguien que más o menos conoce el mundo cervecero, una botella transparente es casi un anti-reclamo. Por suerte, indagando, leemos que esta botella viene barnizada con una pintura que también filtra estos rayos. Curioso.

La marca se auto-define como "lujosa", y exporta en grandes cantidades. Pero bien, quitando todo el tema marketing, veamos qué queda en la cerveza en sí.

El color es sencillo de discernir a través de la botella: a caballo entre el oro y el cobre. La espuma es de color blanco, y no dura demasiado. Su olor es a caramelo, toffe y pan. A nivel de maltas, es muy parecida en aroma a una pale ale inglesa, pero sin el carácter de la levadura ale. En el sabor se hace notar también el caramelizado, y un fondo lejano de hierba. No se parece mucho a una kellerbier "por definición".

De todas maneras, es una cerveza económica y rica, que pasa la sed y no desentona con sabores aportados por adjuntos de batalla. Y es que esta cerveza con un 5% ABV presume de seguir la Reinheitsgebot (ley de pureza alemana).

“Mi opinión en un Tweet:” Un buen diseño con una no mala cerveza. Nota: Bien alto.

Reformas Veraniegas

No, no os preocupéis. No cerramos por vacaciones. Este blog no cierra bajo ninguna circunstancia, ni siquiera en la última huelga de becarios, que se saldó con tres muertos (y enterrados en el sótano, donde permanecen, salvo que los actuales los hayan “maridado” con alguna de las cervezas que les arrojamos); mucho menos en verano.

Pero vamos a aprovechar estos dos meses para plantear algunos cambios a nivel informático en el blog, en cuanto a gadgets y cosas así, y tal vez un poco en cuanto a disposición (o incluso alojamiento). Y vamos a intentar tenerlo listo para septiembre. Decimos intentar, porque lo nuestro es beber cerveza y hacer el tonto. Nuestro nivel de informática no va mucho más allá del “¿Has probado a apagarlo y volverlo a encender? ¿Ha comprobado que esté enchufado?”. Así que no podemos prometer mucho.

Pero introduciremos algunos cambios paulatinamente. Por ejemplo, valoramos incluir un gadget de Twitter. O uno de “las entradas más visitadas”. O un contador de visitas. Y botones de compartir en las entradas. ¿Qué os parece? Ah, claro, y otras cosas que nos propongáis. O que nos aviséis si no funcionan, mientras publicamos de manera regular.

Aceptamos todo tipo de sugerencias o ayudas. Incluso estaríamos dispuestos a explotar a algún becario informático que se ofrezca voluntario (el pago es en latigazos y cerveza, no en proporción similar, y puedes “opositar” usando el viejo test que hicimos o mandándonos un email). El objetivo es que, dentro de unos meses, el blog funcione mejor y sea más completo. ¡Para vosotros!