10 Cervezas: Andrew Dougall

Y hoy tenemos nuestra penúltima lista para responder a la pregunta. Es la de Andrew Dougall. Es inglés de origen escocés, su padre y su abuelo jugaron en la premiere inglesa y estuvieron vinculados toda la vida al deporte. Andrew trabajó en olimpiadas y copas del mundo desde el 82 hasta el 04. El resto del año animaba cruceros y llevaba una editorial especializada en libros de puertos marítimos. Trabajaba con puertos de todo el mundo y en el de Santander conoció a Sophie, una francesa con la que mantiene una relación amorosa fruto de la cual nacieron Lucy, Roxanne y Tess.

Como buen inglés, hacía el pan en casa, cultivaba sus verduras, tenía gallinas (huevos y pollos) y elaboraba su propia cerveza. Idealista convencido de que los españoles hemos sufrido un robo organoléptico en la cerveza, comienza a elaborar para los demás creando su propia marca. Apuesta todo por la cerveza y va dejando olimpiadas, cruceros y libros para no dejar de elaborar cerveza para sus vecinos. Con este espíritu y esta pasión Andrew establece los cimientos que hoy sostienen las cervezas Dougall´s.

“Voy a intentar hacer una lista de las diez cervezas imprescindibles en un bar, aunque para mí sería más fácil hacer una lista con las diez cervezas que nunca deberían entrar en un bar.

La lista siempre iría condicionada a la localidad donde se ubique el bar, ya que cervezas locales de los alrededores serían la primera opción.

En nuestro caso, ya que estamos situados en Cantabria, escogeríamos entre las de las cántabras DouGall's y Cervezuca (a punto de salir al mercado), la asturiana Caleya y las vascas VG Noster y Etxeandia o la navarra Naparbier.

Las 3 cervezas más sobrevaloradas del mundo

El otro día estábamos hablando los autores del blog sobre cervezas (que raro) y su aceptación y valoración. Y nos retamos a buscar y elegir, entre las cervezas más conocidas, cuales son las que, en nuestra opinión, están más sobrevaloradas.

Y así, empezamos nuestra lista particular de las 3 cervezas más sobrevaloradas del mundo. Y, obviamente, la encabeza la Westvleteren 12. No decimos que sea mala (en absoluto) si no que no es tan fiera como la pintan. ¿La MEJOR del mundo? ¿A esos precios? Burbuja debida a las palabras de Michael Jackson y a la dificultad para encontrarla. Nada del otro mundo comparada con sus primas hermanas Rochefort 10 y St. Bernardus 12 (como ya veremos próximamente en nuestra sección VS). Conclusión: Súper-sobrevalorada.

La segunda en la lista es la Orval. Si te gusta y la llevas bebiendo toda la vida, nada que decir. Pero es que gente a la que antes no le gustaba ahora le gusta, porque está de moda. Están de moda los “Bretts”, como llaman cariñosamente al hongo Brettanomyces, y está de moda ser moderno. El agrio es el nuevo negro, digo el nuevo amargo. Ya no te puedes permitir que no te guste la Orval, por dios. Y menos ahora que en Estados Unidos piden tanta que es difícil de encontrar y la van a racionar. Nuestra opinión es firme, y ya os la hemos contado en esta crítica. Conclusión: Súper-moda-valorada.

Y no podía dejar esta sección sin añadir una de la tierra. La Voll-Damm. ¿Quién no ha dicho (o tiene un amigo que ha dicho) que es de lo mejor que hay España? ¿En serio? Es refresco alcohólico de malta concentrado. Si las lagers industriales no te gustan, esta debería disgustarte el doble. Doble malta = Doble timo. Si de verdad os parece lo mejor, es que no habéis probado nada no-industrial. Conclusión: Súper-borracho-valorada.

Y con esto, nuestra lista. ¿La vuestra cuál sería? Os invitamos a exponer vuestra opinión sobre que cervezas viven en una burbuja diferente a la de las demás en los comentarios.

A.K. Damm

La marca Damm hizo hace unos 10 años esta cerveza, no en honor al mítico fusil de asalto soviético AK-47, sino al fundador de la empresa, August Kuentzmann Damm, maestro cervecero, con motivo del 125 aniversario de la marca.

Y la verdad es que ese señor con bigotes no debía ser muy especial, porque la cerveza es bastante normal. Color ámbar claro, con un ligero brillo cobrizo. Espuma generosa y persistente.

El aroma es suave y agradable, con notas de malta y lúpulo. Y el sabor es equilibrado, nada amargo, a diferencia de las lagers normales. Una cosa muy para todos los gustos y para gente tirando a aburrida.

Sus 4,8% ABV tampoco hacen que nos levanten pasiones. Nosotros somos más de cervezas que te hagan vibrar por dentro, y esta me da más sueño que un colacao. Ideal para cuando no te apetece tomar nada.

“Mi opinión en un Tweet:” Y sin embargo, se deja beber bien. Nota: Suficiente.

The Beer Times (15)

Pulsa aquí si no te carga para leer el periódico

Lee el décimo quinto periódico semanal sobre birras y cosas haciendo clic en la imagen o en este enlace.

Porterhouse Red Ale

La verdad es que esta casa Irlandesa es bastante interesante. Casi todas las cervezas que hemos probado suyas nos han gustado (con especial atención a sus negras más negras). Asi que cuando vimos esta, la pedimos sin dudar.

Y está rica, pero es la menos buena. O no, quizá sólo es la más suave y no dice mucho. Hay que reconocer que el color es bonito, rojo, saturado y oscuro. Pero la espuma color hueso es más bien media, y dura no mucho.

El olor es ligero, afrutado, pero sin apenas intensidad, con notas de grano. El sabor es más curioso. Combina bastante bien el dulce del caramelo de las maltas tostadas con una ligera acidez y un final más margo y seco, con notas a frutas y nueces.

En conclusión, que esta cerveza de solo 4,4% ABV con cuatro maltas (una de ellas de trigo) y tres lúpulos clásicos ingleses no está mal, pero las hay mejores dentro de la misma marca.

“Mi opinión en un Tweet:” Te esperas más de una Irish Red de Porterhouse. Nota: Bien.

¿Sabías qué...? La medición del color


El color en las cervezas es algo que la gente considera definitorio, sobre todo al principio. ¿Quién no clasificó alguna vez las birras en tres categorías que creía inamovibles: rubias, tostadas y negras? Pero la verdad es que hay muchos más grados y que, como casi todo en esta vida, alguien lo pudo medir.

Y por eso, para medir el color de las cervezas, se usan tablas o escalas, que cuantifican valores como la atenuación de un determinado rayo de luz al atravesar una cantidad concreta de cerveza. Las más usadas son la escala SRM (Standard Reference Method) y EBC (European Brewery Convention), pero que obvian otros aspectos como la turbiedad, la saturación, o la viveza de tonos de la cerveza.

Su principal utilidad es, igual que cualquier otra clasificación (estilos, amargor, etc.) dar una idea aproximada de, sin tener la cerveza ya abierta, servida y catada, qué es lo que te puedes encontrar. Si el número es bajo, sabes que será una cerveza “clara”. Cuanto más alto, más oscura.

Y para entender todo esto, nada mejor que verlo bien dibujadito, con colores de ejemplo, y los diferentes valores y conversiones de escalas. Hasta nos pidieron, en la versión de prueba, que añadiésemos un descriptor y lo hemos hecho. Esperemos que nuestro BEERTONE © os sirva. Y recordad que, para gustos, los colores.

Nota: Aquí conviene añadir, para los frikis, que Lovibond era una escala antigua usada mediante comparación de discos de cristal tintado, que en valores bajos se acerca a la SRM, y que actualmente no se usa más que para clasificar las maltas. Los valores pueden variar dependiendo de los discos usados de muestra.

10 Cervezas: Rodrigo Valdezate

Y hoy tenemos a nuestro octavo cervecero (crítico consumidor, en este caso) que aporta la lista para responder a la pregunta. Es Rodrigo Valdezate, y es uno de los que escribe habitualmente las entradas de este blog. Nació en 1980. Empezó a beber cerveza (de manera legal) en 1996 y lo ha practicado de manera ininterrumpida hasta la actualidad. Ha trabajado (y trabaja) en la hostelería en locales especializados en cerveza y actualmente es uno de los autores del blog “El Jardín del Lúpulo”. Aparte de esto da consejo a algunas micro-cervecerías y dirige catas cerveceras.

“Para que una carta sea variada y completa, ha de abarcar tantos estilos como pueda, para ofrecer opciones para todos los públicos. Y como las maneras y los estilos de hacer cerveza son debidos a la idiosincrasia de cada país, yo creo que es una buena idea (también para el reconocimiento del público a la hora de leer y elegir en la carta) ordenarlas por su país de procedencia. Así, por ejemplo, propondría la siguiente carta:

Belgas: Caracterizadas por su fortaleza y tradición (y variedad), incluiría al menos una Trapense como la Rochefort 10, (11,2% ABV; estilo Quadrupel; oscura,potente y redonda) y una Abadía como St. Bernardus Tripel, (8% ABV; estilo Tripel; rubia, fuerte y más seca),o tal vez una especial como la Pannepot (10% ABV; Strong Ale; oscura y especiada, una delicia).

Alemanas: Una gran nación cervecera, con una fábrica-universidad con casi un milenio de cerveza a sus espaldas. El trigo es obligatorio aquí. Weihenstephaner Hefeweissbier (5,4% ABV; Hefe-Weizen; Anaranjada, olor a clavos y plátano, sabor dulce) y Weihenstephaner Vitus (7,7% ABV; Weizenbock; Un poco más oscura, con más poder y consistencia; elegida varias veces como mejor cerveza de trigo del mundo).

Belli Bock Helles Starkbier

Hacía mucho que no comentábamos una lager, y esta es un ejemplo curioso. Es una cerveza tipo Bock (fuerte) lo que la clasifica como Starkbier (una categoría de impuestos alemana para cervezas con un extracto seco primitivo superior al 16%).

Por lo tanto es una cerveza densa y fuerte. Y se nota, No en su color, que es dorado, rubio (Helles). La espuma es blanca y abundante. Pero sí en su olor, que es fuerte y recuerda al de las Marzen. Es agradable, ligeramente aromático.

El sabor es intenso, con el toque dulzón y ligeramente empalagoso de la malta, pero bien compensado con lo floral. Fácilmente bebible, así que ojo con su 6,9% ABV.

Por último, destacar que cumple con la ley de Baviera de la Pureza (Reinheitsgebot en alemán), y que se sirve en copa cerrada, y conviene acompañarla de algo de comer. Alitas de pollo, por ejemplo, a la barbacoa. Muy rico.

“Mi opinión en un Tweet:” Malta y fuerza concentrada, pero para todos los públicos. Nota: Bien.

Colmenar Viejo – La Votación

Como ya hemos dicho esta mañana, al ir con coche no pude beber mucho en el festival, fui a por cosas ligeras y conocidas, así que para nosotros esta vez es todavía más importante conocer vuestra opinión. Y por eso os emplazamos a votar, una vez más, por las cervezas que más os hayan gustado de la feria de la Oktoberfest Artesanal de Colmenar Viejo.

Las normas son las de siempre, decidnos las tres (3) cervezas que más os gustaron de las que probasteis en la feria. Ordenadas de más a menos, porque la primera recibirá tres (3) puntos y la tercera uno (1). Lo podéis hacer en los comentarios de esta entrada, en el correo electrónico o en twitter, con el hastag #votoColmenar12.

En un tiempo prudente, para que todos los interesados hayan tenido tiempo de votar, haremos el recuento y pondremos los resultados en el blog. ¿Os parece buena idea? ¡Pues venga, a votar! Que queremos saber que nos hemos perdido y buscarlo luego por ahí.

Ah, e igual que las otras veces, los lectores que no pudisteis asistir podéis participar, aquí tenéis el listado de cervezas. Podéis votar entre las que hayáis probado (en bares o en casa) con el mismo derecho y fundamentación que los que las hayan probado allí. Esperamos vuestros votos.

Resumen de eventos

Como pudisteis ver, la semana pasada estuvimos a tope, llenos de eventos por todo el centro peninsular. La inauguración de Domus estuvo muy bien, con buena compañía y mucha gente a la que saludar (con especial ilusión la presencia de Boris de Mesones, al que por fin pudimos agradecerle en persona su aportación a la sección “10 Cervezas”) y buenas cervezas de la casa para acompañarlo.

Y el sábado pasamos por Colmenar Viejo, donde se celebraba la Oktoberfest Artesanal y pudimos beber alguna buena cerveza en su sorprendentemente grande vaso. Y saludar a amigos como los de Dougalls, El Oso y el Cuervo, Guinea Pigs! o Cibeles, y conocer nuevas gentes como Menduiña, Tierra de Frontera o Veer. Lástima que el tiempo no acabase de acompañar (pese a que hubo ratos buenos).

No pude beber mucho ya que tenía el coche y un viaje por delante, así que las cervezas las iremos comentando según las tomemos de las botellas que trajimos. Y sobre el evento, tampoco queremos aburriros. Al final siempre comentamos más o menos lo mismo, así que creo que haremos una sección sobre “cómo debería ser un festival” y os remitiremos a ella después de cada uno, para no repetiros. ¿Qué os parece?

Lo que sí que queremos hacer es agradecer a todos los que nos brindan estos momentos de socialización birrera. A Fernando y la plantilla de Domus por la gran fiesta que montaron y a la que nos invitaron, a Susana de 2D2Dspuma por acordarse de llevarme una revista Bar&Beer en la que nos mencionan porque me agradece (qué ilusión, no os lo podéis imaginar) haber comentado con ella el artículo que escribió sobre blogs. A Álvaro por acogerme. A Stephan por organizar la feria de Colmenar. Y sobre todo a los lectores que nos devuelven el feedback inmediato, como Adrián, Fran, Rafa y Jorge. Y a todos los demás, claro, que tampoco queremos enrollarnos mucho. Esta tarde, más.

The Beer Times (14)

Pulsa aquí si no te carga para leer el periódico

Lee el décimo cuarto suplemento resumen de la semana haciendo clic en la imagen o en este enlace.

Música de anuncio: The Golden Age

La sección “Música de anuncio” nos gusta porque le da ritmo al fin de semana, y hay canciones muy molonas, pero al final, son las mismas compañías cerveceras las que se repiten. Por su estilo hacen propuestas más interesantes y marchosas. Como esta. Pero si te aburren, puedes proponer nuevas. ¿Cuál es tu música de anuncio de cerveza favorita?

La nuestra de hoy, es "The Golden Age", de The Asteroids Galaxy Tour. Te dejamos con el video.


Hoy y Mañana: Domus y Oktoberfest Artesanal

Como ya dijimos la semana pasada, esta la teníamos llena de eventos. Nos hemos reunido los jardineros en Madrid para una reunión de blogueros cerveceros y para asistir a este par de eventos. Esto son eventos públicos, así que allí os esperamos.

El primero es hoy, en Toledo, con motivo de la inauguración de las nuevas instalaciones de Domus. Desde las 18:30 y con música en directo, birras buenas y baratas y un poco de tó. Vamos, algo que no hay que perderse.

Y mañana y pasado (pero nosotros estaremos sólo el sábado), en Colmenar Viejo, al norte de Madrid, hay una feria de cerveza artesana donde nos encontraremos con muchos amigos cerveceros venidos de toda la península. Yo no me lo quiero perder.

Así que ya sabéis, coged el coche (o el autobús) y moveos hasta allí, saludadnos, bebed y brindad por salud, dinero y amor. Amor por la cerveza, dinero para comprarla y salud para disfrutarla.

Justus Weizen Hefe Hell

Conocemos mucha gente a la que no le gustan las cervezas de trigo. No entiendo por qué. Si están ricas, refrescan bastante, son agradables en boca, alimenticias y no emborrachan mucho. Parecen todo ventajas. A nosotros nos gustan, y por eso comentamos muchas.

La de hoy está hecha por la cervecería Pfungstädter, en Alemania, y lo primero que llama la atención es la botella; muy rara para una Weizen. Más típica de lagers, y con un diseño nada bonito. Pero cuando la sirves, todo eso ya da igual. Es de color arena, amarilla, muy turbia pero en un sentido bonito. La espuma no es muy abundante, blanca y ligera.

El olor es leve, dulce y agradable, pero el sabor es muy complejo, predominando los dulces y el plátano, pero con otras frutas e incluso notas especiadas y ácidas. Ah, y solo tiene 4,8% ABV.

Vamos, que merece la pena probarla. Y para probarla a gusto, servirla en vaso de Weiss, a unos 6 u 8 ºC, y comer un pretzel a la vez. Delicia.

“Mi opinión en un Tweet:” Una weizen curiosa. Nota: Bien.

10 Cervezas: Jose Ramón Álvarez

Y hoy tenemos a nuestro séptimo experto con su lista para responder a la pregunta. Es Jose Ramón Álvarez, y la biografía que nos ha proporcionado es concentrada pero muy importante. Trabaja en la revista Bar&Beer, de referencia en el sector, y es uno de los responsables de la organización de la Feria de Cerveza Artesanal de Madrid (AMCA), además de hacer labores de consultoría para el sector cervecero.

"Hace tiempo nuestros amigos de El Jardín del Lúpulo me pidieron que hiciera una selección de las 10 cervezas que debería tener un local de hostelería. Se trata de una pregunta de difícil respuesta ya que existen miles de cervezas en el mercado y elegir solamente 10 resulta tremendamente complicado. Luego está la problemática de saber hacia qué público va enfocado el local, no es lo mismo un público que se inicia en el mundo de la cerveza como un público relativamente especializado.

Las últimas tendencias de locales se encaminan hacia locales más especializados en cervezas "raras", en su mayoría artesanales, pero a pesar que me parece un concepto muy interesante quizá no sea la mejor opción para un hostelero que está empezando en el sector debido a que regentar un local de este tipo necesita de grandes conocimientos de la cerveza y del sector además de una mayor implicación ya que estas cervezas no son fáciles de conseguir.

Ante esta disyuntiva he decidido enfocar el tema hacia un local que quiera comenzar con el mundo de la cerveza y que cuente con un público objetivo no demasiado especializado. A la hora de realizar no podemos perder de vista la rentabilidad que todo negocio de hostelería debería tener. Lo primero que he hecho es definir unos estilos (quiero hacer constancia que las marcas enumeradas son una mera muestra ya que es imposible enumerar todas las marcas que recomendaría):

- Una cerveza de "tiro", puede ser una lager o pils. Esta cerveza será en principio la de mayor consumo. Podríamos optar por un tipo checo: Budvar o Pilsner Urquell, un tipo alemán: Veltins o Warsteiner, o alguna marca nacional: Estrella de Galicia, Alhambra...
- Una cerveza de trigo. Podría ser tipo alemán, con más cuerpo y carácter (Paulaner, Weihenstephaner, Schneider,…) o una tipo belga más refrescante y afrutada (Hoegarden).

Regalamos Posavasos Gratis

Lectores, queremos premiar vuestra fidelidad haciéndoos un regalo. Hemos diseñado posavasos con el logo y los colores insignia del blog. Y queremos regalároslos. Sabemos que muchos sois coleccionistas: os encantarán. Y a los demás… es un regalo muy útil. Para no manchar la mesa del salón.

Pero claro, sois muchos los que nos leéis y no podemos enviároslos a todos. Así que os lo ponemos para que os lo descarguéis aquí. Sin pagar ni un duro. Sólo a cambio de un tweet. Más barato imposible. El resto de las instrucciones son sencillas: recortar, pegar y, de ser posible, plastificar.

Y así podréis tomar las cervezas en casa con clase. No usando esos posavasos de corcho tan sosos. Ni los cutres de esa marca industrial nacional. Ni esos tan bonitos de esa micro extranjera que son tan difíciles de encontrar. Usa estos. Si se estropean, puedes volverlos a descargar.

Y por si fuera poco darlos gratis, vamos a mejorar la oferta. Durante esta semana haremos retweet a todo aquel que nos envíe una foto de la cerveza que se esté tomando, siempre y cuando use como posavasos uno de estos. ¿Alguien puede superar esta oferta?

#SanLúpulo (2): La Maricantana

Continuando con la propuesta de Cervecearte de que para celebrar el 14 de Octubre, día de San Lúpulo, se compartan cervezas, nosotros las intercambiamos con nuestro corresponsal en el extranjero, aprovechando que ha venido a España. Él nos trajo de la pérfida Albión la Dark Lord, y nosotros le agasajamos con una de la tierra.

Y es que La Maricantana está hecha en Becerril de Campos, por Bresañ, cuya fábrica visitamos hace un tiempo. Pero tiene un fuerte carácter belga. Y es que su elaborador desciende de varias generaciones de cerveceros bretones.

Pero vamos al grano, que todo eso ya lo habéis leído en la entrada de la visita (y si no, no sé a qué esperais), no queréis oír nuestras ñoñerías sobre regalos e intercambios, pero sí leer más sobre la cerveza que ha estado un par de veces en las listas de mejor valoradas en las ferias.

El color es oscuro, ligeramente turbio, con poso abundante debido a la segunda fermentación en botella, y espuma de color claro, que desaparece rápido. El olor es agradable, un poco picante, y en el que destaca la levadura. El sabor es dulce, a caramelo y maltas tostadas, con notas también de levadura y de naranja (unos de sus ingredientes).

Se recomienda servir en tulipa cerrada, a unos 8 o 10 ºC (independientemente de que la etiqueta diga que a menos), y acompañar de algo denso, como carnes o guisos, porque tiene un 8% ABV muy bien escondido que te puede dar sorpresas.

“Mi opinión en un Tweet:” Agradable y contundente. Nota: Notable alto.

The Beer Times (13)

Pulsa aquí si no te carga para leer el periódico

Lee el décimo tercer periódico de noticias birreras haciendo clic en la imagen o en este enlace.

#SanLúpulo (1): Dark Lord

Siguiendo la propuesta de Cervecearte el 14 de Octubre, día de San Lúpulo (de Capua), es el día para regalar una rosa y un libro una cerveza a algún ser querido, incluyendo uno mismo, claro. Y como ha coincidido que nuestro corresponsal en el extranjero ha venido a España, hemos aprovechado para hacer intercambio de cervezas, con el cariño y la confianza que nos dan tantos años de amistad.

Él ha traído de la Gran Bretaña esta cerveza, la Dark Lord, una Porter de la casa Bateman, que recibe su nombre gracias a Tom el Negro (sí, el personaje histórico en que se basa el villano de la Patrulla-X), que luchó en la guerra civil inglesa en la batalla de Winceby, Lincolnshire.

Es bastante suave (5% ABV) y sin embargo, tiene un empaque que “pa’ que”. El color que anuncia en la botella esta descrito como “dark ruby”, y efectivamnte hay que descubrir el ruby por encima del dark acercando a una bombilla, puesto que el color es bonito pero parece un barniz muy oscuro.

Afortunadamente, el sabor no es de barniz ni mucho menos el olor. En nuestra opinión, el gusto, el olor y el sabor no son tan intensos como el de otras Porter, y sin embargo tienen carácter propio. Pese a que el sabor es directo y podría decirse que no tiene tantos matices como otras, el final del trago deja un regusto a frutos secos.

Está hecha con cebada (y según su web también trigo) y la recomiendan beber en pinta y acompañar de quesos y carnes rojas. Al tener un sabor rico y especiado, sí que queda bien acompañando otros sabores intensos: yo la he probado con un queso curado de León y otro Chesire extra-mature y la verdad es que estaba de muerte. Además es apta para veganos, y para los que se preocupan por estas cosas, es un punto a favor.

“Mi opinión en un Tweet:” Muy buena para un finde, excepcional para entre semana. Nota: Notable – Notable alto.

La semana que viene: Toledo y Colmenar Viejo

La próxima semana andaremos ocupados cerveceando. Tenemos una reunión de blogueros en Madrid, en la que charlaremos de cervezas (y otras cosas) y que si no nos emborrachamos muy rápido podréis seguir en directo gracias a nuestro Twitter o a Untappd.

Después, el viernes 19 los amigos de Domus inauguran su nueva fábrica (más grande y más todo) en Toledo. Y hay fiesta y buenas cervezas para regarla. Obviamente, allí estaremos, cubriendo el evento para el blog y disfrutando de la compañía de grandes amigos de toda la península.

Y el sábado y el domingo hay una feria de cerveza, la “Oktoberfest Artensanal” en Colmenar Viejo, organizada por las gentes de Lest. Y allí estaremos, resaca del día anterior mediante. Van unas cuantas cerveceras de muchas comunidades, así que merece la pena acercarse.

Y allí os esperamos ver a vosotros. Aprovechad estos eventos para ponernos cara, para conocernos y saber por qué somos tan directos. Veréis que entre amigos hablamos así. Y vosotros (aunque aún no os conozcamos) sois ya nuestros amigos. Brindemos juntos en persona.

10 Cervezas: Erik Coene

En el día 10 del 10, retomamos la sección 10 cervezas con el sexto experto que nos aconseja para responder a la pregunta. Es Erik Coene. Nació en Bélgica en 1960 y es licenciado en Historia del arte. Trabajó como hostelero en Bélgica del 1982 al 1988, y en el año 1988 fundó CERVEBEL S.L., empresa importadora de cervezas, especializada en cervezas belgas, aunque también importan cervezas de Alemania, Austria, Francia, Irlanda, Inglaterra y EE.UU. Ah, y es Caballero de la Orden de la Pala desde 1995.

En primer lugar descarto una cerveza de fermentación espontánea por su bajo consumo y irrelevante para el gran público, aunque a mí me gusta mucho y siempre suelo poner una de este tipo en mis catas.

En segundo lugar, sí son imprescindibles las cervezas trapenses como referencia en el mundo de la cerveza. Ahí se puede poner lógicamente una Orval, una Chimay, una Westmalle, Achel o una Rochefort. No pongo la Trappe porque soy de los que piensan que desde que llegaron a un acuerdo con Bavaria la calidad y composición de sus cervezas se controla más desde la central de Bavaria que desde el mismo monasterio.
Si queremos elegir entre las trapenses hay varios motivos por elegir una u otra:
- Orval: como la más especial tiene el problema de que ya han superado su capacidad de producción, por lo que están poniendo restricciones a la venta.
- Chimay: como la más popular y por consecuencia disponible en todos los supermercados ( y por eso creo que pueden elegir mejor otra que no esté en alimentación ).
- Rochefort 10: sin duda una de las mejores y también de las más caras.
- Westmalle Triple: combina su excelente calidad y el hecho que es rubia con una graduación de 9,5 % y una copa muy bonita. ¡Creo que es una de estas cervezas que en España se conoce poco e igual por eso es la mejor opción!
- Achel: tiene dos: la rubia y la oscura: de las trapenses que se comercializan la más pequeña y, según dicen las malas lenguas, amenazada de cerrar (como monasterio y por lo tanto también como cervecería trapense).
Yo optaría por una Westmalle Triple y Rochefort 10.

Abridor Hombre Feliz

¿Tomar cerveza te hace feliz? ¿Cuánto de feliz? Puede ser que te ayude a evadirte de la rutina: salir del trabajo, llegar a casa, elegir una buena cerveza, abrirla… y a partir de ahí todo parece mejor.

O tal vez te guste abrirlas y compartirlas con los amigos. Charlando, riendo, bebiendo y compartiendo, aparte de las cervezas, el tiempo libre y la amistad. Desde luego es un buen paso hacia la felicidad.

Pero a nuestro abridor de hoy, a este pequeño hombrecito, abrir cervezas le hace feliz de otra manera. Le pone. Se la pone bien dura. Está claro. Si no, no podría abrirlas con su herramienta. Y es que el chico calza un buen abridor. Y está encantado de que lo utilices contra la boca de una rubia.

Y bueno, vamos a dejarlo antes de que las metáforas y los símiles vayan a más y nos censuren el blog (aunque recordamos que no es recomendado para menores porque el enfoque a la cultura cervecera es didáctico y sabemos que cualquier menor de edad odia aprender cosas).

Belgoo Luppoo

Con estas etiquetas y estos nombres, muchas veces me cuesta recordar cual es cual. Esta (la Lupoo) es la lupulizada, una Hoppy Blond Belga que lleva malta de cebada y avena, con un dry hopping que le da ese toque amargo.

Como ya dijimos, la fabrican en La Binchoise. Y se deja beber. Es una rubia clarita, un poco turbia, con mucha espuma, cremosa.

El olor es fuerte, a lúpulo y campo, pero no del todo agradable. En boca es amarga, pero sin exagerar (tiene 34 IBUs), y tiene un pequeño contrapunto dulce, afrutado. En general queda una cerveza bastante refrescante. Pero no de las mejores que hayamos probado.

Se recomienda tomar en caliz (o tulipa para guardar mejor los aromas del lúpulo), a unos 6 u 8 ºC. Tiene 6,5% ABV, que no es demasiado, pero mejor si la acompañas de aperitivos picantes. Muy ricos.

“Mi opinión en un Tweet:” Para amantes del lúpulo, pero poco. Nota: Suficiente.

The Beer Times (12)

Pulsa aquí si no te carga para leer el periódico

Lee el duodécimo diario dominical de noticias haciendo clic en la imagen o en este enlace.

Música de anuncio: Man like that

Bond. James Bond. Ya no bebe vermouth mezclado pero no agitado. Se ha pasado a la cerveza. Eso sí, sin mucha clase ni mucha selección. Ha ido a por la que le pagaba más para que su marca apareciese en la peli. Y es que se ve que los recortes han llegado hasta el MI6 y necesita fuentes de financiación privada para sus juguetes.

Pero bueno, la marca de cerveza ha hecho un anuncio, muy en su estilo actual, con la temática Bond como hilo conductor y de música, Gin Wigmore interpretando “Man like that”.


Paulaner Hefe-Weissbier Naturtrüb

Vamos a pasar la resaca de la Oktoberfest con más cerveza alemana. Y qué mejor para ello que una de las Weissbier más fácilmente encontrables en nuestro barrio. Tanto bares (distribuida por Heineken) como supermercados (Mercadona, por ejemplo) la tienen, y a precios por lo general muy baratos.

Pero no os engañéis, en Alemania no es, ni mucho menos, de las más consumidas. Allí, la gente consume, igual que aquí, sobre todo Lagers. Vale, no al 99%, como aquí, pero es el producto más vendido. Y no entiendo por qué. Bueno, vamos a ponernos con esta cerveza de trigo ya.

El color de la cerveza es mandarina oscuro, turbia y densa, con una corona de espuma blanca espesa y voluminosa. Olor a plátano y clavo. En boca, cremosa, dulce. Quizá demasiado dulce. Está buena, pero se hace pesada.

Y es que es, posiblemente, una de las Weissbier más comerciales que nos llegan (con todo lo bueno y todo lo malo que ello tiene). Tiene 5,5% ABV y se sirve en vaso largo de trigo alemán. Para maridar, en plena Oktoberfest, pollo frito y salchichas, claro.

“Mi opinión en un Tweet:” Posiblemente, la mejor cerveza de tu supermercado. Nota: Suficiente

Juego: Beer Pong

El Beer Pong es un juego de beber que los ibéricos conocemos gracias a las películas americanas. Por lo visto debe ser popular allí, y no hay film con hermandades universitarias de por medio que no aparezcan jugando, con estos típicos vasos de plástico rojo y una mesa de ping pong.

El objetivo es obligar a beber al contrario metiendo la pelotita en sus vasos. Si fallas, bebes tú. Lo más parecido que he jugado yo aquí (atentos, batallita del abuelo) era a “El Duro” (llamado así por una moneda antigua equivalente a 3 céntimos de euro, para los más jóvenes) en una tasca cutre y con vasos de chato en círculo, pero el concepto era similar.

Y para que podáis hacerlo sin tener que matricularos en una cara universidad norteamericana (salvo que consigáis una beca de deporte, claro), os dejamos aquí este entretenido juego en el que podréis practicar y entrenar para llegar a ser verdaderos campeones de BeerPong.



Recordad: Beber nos gusta, pero la moderación ayuda a meterla mejor. La bolita. Mal pensados. Ah. Y probad a tirar la pelotita a la chica, por curiosidad.

10 Cervezas: Edgar Rodríguez Tello

El quinto experto que nos aconseja para responder a la pregunta de nuestro amigo hostelero es Edgar Rodríguez Tello, que estudió hostelería en la Escuela de Hostelería y Turismo Sant Ignasi. Es sommelier especializado en cervezas del restaurante Racó d'en Cesc, desde hace 4 años trata los maridajes de cervezas en el restaurante. Sobre temas como análisis sensorial de cervezas y maridajes de cervezas da ponencias en locales como 2D2Dspuma, Roses y Torrades o La Cervecita.

“Empiezo primero explicando mi experiencia personal, ya que, en el restaurante donde trabajo (Racó d'en Cesc), disponemos de unas 55 referencias distintas y aún así me quedo corto. Siempre opto por tener mucha variedad y las voy cambiando cada poco tiempo. De esta manera la gente no se me acostumbra a pedir siempre la misma referencia.

También hay que tener en cuenta que no he empezado con 55 referencias sin más, empecé con menos y las he ido aumentando poco a poco.


Otro tema importante es la época del año, en verano siempre propongo cervezas más suaves y refrescantes y en épocas de frio, pongo cervezas más especiadas o cargadas de alcohol.


En cuanto a la procedencia de las cervezas, debes ver donde está situado el local cervecero en cuestión. Me explico: nuestro restaurante esta en Cataluña (España) así que tengo 6 cervezas artesanas catalanas, 3 artesanas españolas pero no catalanas y el resto de otros países. Lo que quiero decir es que en la carta, has de tener siempre referencias de tu zona ya que pones en conocimiento de tus clientes referencias de tu localidad.


Hobgoblin

La casa que fabrica esta cerveza se llama Wychwood Brewery , que pertenece a Marstons, y esta es su cerveza estrella. Si Goblin significa duende (como sabe cualquier fan de Spider-Man), Hobgoblin podría traducirse como trasgo. Vamos, que es parecido, pero en más grande y con más mala leche.

La cerveza en sí se define como color rubí. Y acierta. Es rubí al 100%. Roja, translucida y brillante. La espuma es compacta, no muy abundante, pero persistente. En general tiene un aspecto muy agradable. Igual que la botella y su precioso dibujo, que parece sacado de “El libro de las hadas” de Alan Lee.

El olor es leve, a toffe y lúpulos ingleses. En boca es refrescante y seca. Predominan los tostados con tonos de contrapunto amargo bastante agradables y un final ligeramente afrutado. Una cerveza embrujadora.

Tiene 5,2% ABV en su versión en botella, y se recomienda servir en vaso de pinta inglés, a temperatura media (12º C). Para acompañar, en general carnes y barbacoas. Pero también la puedes beber sola. No nos parece una cerveza con la que sea fácil emborracharse. Su eslogan es "What's the matter Lagerboy, afraid you might taste something?”. ¿Y tú, tienes miedo?

“Mi opinión en un Tweet:” No le tengas miedo, que está de muerte. Nota: bien.

Estamos de Celebración

Desde el blog estamos muy contentos. Gracias a vosotros, lectores (y a nuestra gran capacidad bebedora y el apoyo constante de nuestros hígados, todo hay que decirlo), hoy llegamos a las 300 entradas. Ésta es la entrada 300. Y está muy bien. Pero eso no es todo. Hay más motivos de celebración.

Esta semana, hemos superado por fin la barrera de las diez mil (10.000) páginas vistas mensuales. Las estadísticas quedan de un bonitas ahora…. no os lo podéis imaginar. Y esto es todo gracias a vosotros y vuestro interés. Muchas gracias por seguirnos día a día y demostrar que lo que hacemos os gusta, volviendo al día siguiente.

Pero eso no es todo, porque en pro de facilitar el acceso al blog desde casa o desde los buscadores a toda esa gente, estamos preparando algo que hemos iniciado ahora y podreis ver en breve (si todas las cosas informáticas estas van bien, claro, que nos está dando bastante guerra). Os avisaremos cuando esté 100% operativo.

Y para celebrar estas tres cosas, hemos hecho al blog un lavado de cara. Posiblemente sea en lo primero que te has fijado nada más entrar, claro. Esperamos que la nueva estética os guste, y sigáis recompensando nuestro esfuerzo y dedicación con vuestras visitas y vuestros comentarios. ¡Salud y buena cerveza!

Actualización: Hemos hecho caso a algunas de las sugerencias que nos han hecho los lectores para hacer sus visitas más agradables. Si hay más propuestas (incluyendo las tuyas) es posible que continuemos haciendo cambios próximamente.