Kozel Dark

Esta cerveza checa, Velkopopovický (de la casa Pivovar Velké Popovice), se suele encontrar en una cadena de supermercados de esos que no tienen apenas estanterías, sino que ponen sus productos como en palés. Vamos, el Lidl, sin tanto rodeo.

Es de estilo lager oscura, clasificada en algunos sitios como Munich y en otros como Dunkel. Lo que está claro es que es de baja fermentación y de color marrón oscuro, rojizo, con una cabeza bonita de espuma pegajosa, muy correcta.

El aroma es ligero, a caramelo y maltas tostadas. Y el sabor también peca de ligero, maltoso y sin mucho cuerpo; fácil de beber, pero sin nada que la haga especial.

En conclusión, es una cerveza de sólo 3,8% ABV que puedes recomendar a cualquiera porque no tiene lo suficiente de nada como para que pueda disgustarte algo. Ni gustarte especialmente, claro.

“Mi opinión en un Tweet:” Porque he tomado nota de ella, si no, ya la habría olvidado por completo. Nota: Suficiente.

5 comentarios:

  1. Pues yo le encuentro un sabor muy agradable y la ventaja de ser poco alcoholica

    ResponderEliminar
  2. Estoy acostumbrado a cervezas fuertes y aún así valoro otras como esta que a pesar de ser suave me ha gustado el sabor que deja en boca, agradable, maltoso y recordable. Para mi, es recomendable.

    ResponderEliminar
  3. Para mi es bastante huena. La simpleza es una gran virtud, lo que tiene lo tiene bien proporcionado. La salida amarga es notable para una cerveza ligera.

    ResponderEliminar
  4. yo creo que es una cerveza bastante buena para aquellos a los que no les gustan las cervezas muy amargas.
    ¿Me gustaría saber dónde puedo adquirir esta cerveza en Madrid (España)? Me gustó cuando la probé en Praga y no logro encontrarla aquí.
    O también si existe algo en España similar en sabor.
    Gracias
    Saludos

    ResponderEliminar