Kozel Dark

Esta cerveza checa, Velkopopovický (de la casa Pivovar Velké Popovice), se suele encontrar en una cadena de supermercados de esos que no tienen apenas estanterías, sino que ponen sus productos como en palés. Vamos, el Lidl, sin tanto rodeo.

Es de estilo lager oscura, clasificada en algunos sitios como Munich y en otros como Dunkel. Lo que está claro es que es de baja fermentación y de color marrón oscuro, rojizo, con una cabeza bonita de espuma pegajosa, muy correcta.

El aroma es ligero, a caramelo y maltas tostadas. Y el sabor también peca de ligero, maltoso y sin mucho cuerpo; fácil de beber, pero sin nada que la haga especial.

En conclusión, es una cerveza de sólo 3,8% ABV que puedes recomendar a cualquiera porque no tiene lo suficiente de nada como para que pueda disgustarte algo. Ni gustarte especialmente, claro.

“Mi opinión en un Tweet:” Porque he tomado nota de ella, si no, ya la habría olvidado por completo. Nota: Suficiente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario