Dunkler Hirsch Allgäuer Weizen

Hemos de reconocer que esta marca alemana del ciervo (Höss der Hirschbräu) no está dentro de nuestros fetiches. Pero como se suele encontrar (y a un precio bastante interesante) en unos grandes almacenes, pues solemos beber todas las que pasan por nuestro lado. Y su Dunkel Weizen no iba a ser menos.

Como su nombre y su etiqueta indican, este ciervo es pardo. O sea, es una cerveza de trigo oscura. Y por lo tanto al servirla en el vaso alto que caracteriza las elaboraciones germanas con este cereal, podemos ver su color caoba oscuro, turbio. La espuma es de color hueso, en cantidad media. La pega es que es poco persistente.

El aroma es maltoso, pero con un perfil refrescante. Trigo, caramelo y plátano se ve complementado por un toque ácido en raíz. El sabor se repite: dulzor de las maltas y cierta acidez fresca. Nada muy destacable ni para bien ni para mal. Bastante predecible.

Y es esa previsibilidad lo que le quita la gracia a esta cerveza de trigo que tiene 5,2% ABV. Da exactamente lo que te esperas encontrar, siendo generoso. Porque está en la parte floja del asunto. ¡Por no tener no tiene (al menos en la que hemos bebido nosotros) ni la botella de tapón mecánico que sí tienen otras de la marca!

“Mi opinión en un Tweet:” De noche todos los trigos son pardos… ¡pero no todos son buenos! Nota: Insuficiente alto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario