La Trappe Jubilaris XXV

Con motivo del 25 aniversario de que su Abad Dom Bernardus tomase los hábitos, los monjes trapenses de la abadía de Koningshoeven han sacado una cerveza más. Otra más que añadir a la que sin duda es la gama más amplia de cervezas trapenses (aparte de la única holandesa).

Y, como las cervezas favoritas del Abad Bernardo son la Dubbel y la Isid’or, han intentado hacer una cerveza que combine características de las dos. Y así tenemos una cerveza de abadía oscura, de color ámbar profundo, rojizo, con espuma no muy abundante pero compacta.

El olor es maltoso (a caramelizado) y afrutado. Y en boca tiene un amargor relativamente fuerte (no exagerado, no es una IPA ni una Dry Stout, a ver qué os creéis) que compensa el habitual dulzor de las cervezas oscuras belgas. Aún así, las notas frutales y el caramelo se dejan ver de nuevo.

Una cerveza que es edición limitada, y que sólo se encuentra en barril y botella de 75 cl. Tiene 6% ABV, lo cual no es mucho y permite beberla tranquilamente, a temperatura de bodega (10 a 12 ºC), y acompañarla de queso y patés.

“Mi opinión en un Tweet:” La suma de dos a veces da menos en vez de más. Nota: Bien.

1 comentario:

  1. Curiosa debe ser la combinación de estas dos cervezas de su gama.Además la Isid'or también fue elaborada para conmemorar algo, en este caso los 125 años de la abadía.
    Enhorabuena por haber disfrutado de esta edición limitada.saludos!

    ResponderEliminar