Gavroche Biere sur Lie

Por lo que internet nos cuenta, Gavroche es un personaje de Los Miserables, de Victor Hugo, y que, debido a su condición, su nombre se utiliza en francés como genérico para “niño de la calle”. Y en este caso, como nombre propio para esta cerveza.

Estamos acostumbrados a que las Biere de Garde (en este caso refermentada en botella con levadura, de ahí lo de Biere sur lie) sean claras. Pero realmente no tienen por qué. Y esta es oscura, de color marrón rojizo, turbia y encabezada por una espuma beis clara pegajosa.

Es una cerveza maltosa y dulce, pero a la vez levadurosa y áspera. Con toques caramelosos y especiados. Tiene buena entrada en boca, pero acaba siendo un poco insistente y cuesta. Un poco como el amigo que siempre está haciendo gracietas, el día que tú no estás de humor. ¡Ojalá le hubieses abandonado en la calle de pequeño!

Eso sí, no tiene el alcohol nada presente (o al menos, bien integrado) y eso que tiene 8,5% ABV. Por ello recomendamos beberla templada, en copa tulipa, y acompañando algo de comer (como puedan ser patés o carnes magras).

“Mi opinión en un Tweet:” No la abandones, ella no lo haría (o sí). Nota: Bien bajo.

La Cerveza en el Arte: David Teniers (El Joven)


La sección de “La Cerveza en el Arte” da mucho juego. Aparte de porque en el arte de los últimos cuatro siglos hay mucha presencia de nuestra bebida favorita, porque nos permite ver muchos paralelismo con la actualidad y las costumbres humanas.

Por ejemplo, este cuadro titulado Self-portrait in an inn podía ser una foto de Instagram. Un selfie. Con título “Aquí, sufriendo en la taberna”. Siempre nos ha gustado a los humanos fardar de lo que hacemos. En este caso, en un óleo de 42,5 x 55 cm, pintado en 1646.

Así que en el siglo XXI, David Teniers (El Joven) se dedicaría a subir sus dibujos de pintamonas (esto es serio, se dedicaba a pintar cuadros de monos y macacos haciendo cosas de personas) en forma de vídeos de youtube. Y sus cuadros de fardar a Instagram con el hashtag #ArtCollectionArchdukeLeopoldWilhelm.

Y, como le gusta la cerveza, seguro que leía nuestra web. Y nos recomendaría cervezas belgas que le gustasen. La verdad es que se nota que, aunque pasen los siglos, las cosas que nos gustan (como la cerveza) se mantienen. ¡Y brindemos por ello!

Tatuajes Cerveceros (3)

Seguimos la sección que creamos hace muy poco y que ha tenido tan buena recepción entre vosotros, nuestros jardineros lectores, que nos ha sobrepasado y nos llevará años poder publicar todos los tatuajes cerveceros que nos habéis mandado al ritmo que teníamos pensado.

Hoy le llega el turno al tatuaje que nos ha hecho llegar David Gómez (Leónidas en las redes), de 39 años y de Oviedo, Asturias. Es un fan de las cervezas cuanto más amargas mejor. To Øl, Amager, Mikkeler, Caleya y Garage son sus favoritas actualmente. Y, últimamente está enganchado a las NEIPAs, claro.

Por eso, su tatuaje en el brazo es un troll bebiendo una IPA muy espumosa. Tiene otros muchos tatuajes, pero este en particular fue su homenaje a su amor por la cerveza. ¡Aunque estamos seguros de que no será el último!

Y menos, tras ver los demás tatuajes sobre cerveza que vamos a ir publicando en esta sección. Seguro que a más de uno, ver todo esto, les da ideas para poner tinta en su piel. ¡Y su tú tienes uno, háznoslo llegar! Queremos compartirlo con los demás lectores.

Tiny Rebel Cali

Desde el país de Gales (en la costa oeste del Reino Unido) pero con un toque californiano a lo costa oeste de Estados Unidos, nos llega esta American Pale Ale de los pequeños rebeldes de Tiny Rebel (una marca que en UK vimos bastante y que nos gustó).

Y no os preocupéis si vuestra ciudad no tiene costa. La hemos podido probar en España, así que no tenéis que exiliaros para probarla. Podréis encontrar esta cerveza de color arena, pajiza, algo turbia; rematada por una cabeza de espuma blanca, abundante, esponjosa y de buena persistencia.

Sus aromas a lúpulo cítrico y resinoso os harán pensar en disfrutar en la playa y comer piñas (tanto de fruta como de piñones, curiosa mezcla conseguida con Mosaic, Simcoe y Equinox). Todo esto en boca deja una cerveza amarga (55 IBUs) y refrescante como las olas en los pies al pasear en las rocas, pero con control y equilibrio (como si llevases escarpines).

Va un poco alta de alcohol (5,6% ABV, no es que sea mucho, pero ojo que no es de las de abusar) aunque aun así se puede beber a pintas (o dando la lata, ideal para llevar a la playa, como recomiendan). Y para maridar aperitivos de playa como pechugas empanadas o tortilla de patata. ¡Perfecto!

“Mi opinión en un Tweet:” No te hagas el rebelde, y prueba esta birrita. Nota: Notable.

Concurso: Trajes tradicionales de Oktoberfest

Hacía mucho que no repartíamos ningún premio en El Jardín del Lúpulo. Y queremos solucionarlo ya mismo. Así que con la excusa de que se acerca la Oktoberfest (comienza en Múnich el próximo 22 de septiembre) queremos regalar unos trajes tradicionales bávaros (Trachten) a nuestros lectores y lectoras.

Sí, habéis oído bien. Un pantalón de cuero Lederhose y un vestido Dirndl, completamente gratis, traídos de Alemania. ¿Cómo conseguirlo? Pues yéndote con el móvil a beber cerveza a alguna de las múltiples fiestas que en estos días se celebran en todas las ciudades y bares de España a copia e imitación de la Oktoberfest original de Múnich. O montándola en tu propia casa.

Sólo tienes que subir una foto festiva y divertida con la temática de este evento cervecero de Baviera y usar el hashtag #OktoberfestEJDL, explicando en la publicación que hagáis en las redes sociales por qué crees que tú mereces llevarte a casa este original regalo. Entre las mejores que subáis, sortearemos los dos auténticos trajes tradicionales (los modelos pueden variar de los de la fotografía, pero serán un Lederhose de cuero de verdad y un Dirndl de tres piezas, con vestido, blusa y delantal).

Para que podamos llevar el seguimiento de la participación, debéis (al igual que en el reto #12meses12birras) poner como visible para todos vuestro post en las redes sociales (se puede participar desde Facebook, Twitter e Instagram), usar el hashtag #OktoberfestEJDL, y enviarnos el enlace en el formulario de participación. ¡Esto es importante, no te olvides! Mándalo aquí.

El plazo es hasta el 15 de octubre de 2018, a las 23:59 horas. A partir de ese momento, un jurado formado por los Jardineros fundadores elegirá las mejores y más divertidas fotos participantes y procederá a realizar dos sorteos, uno del Lederhose y otro del Dirndl, entre los participantes jardineros y jardineras de España, respectivamente. Los resultados se publicarán en esta web y en nuestras redes sociales. ¡No dejes pasar esta oportunidad de beber cerveza, hacer el tonto un poco y que te premien por ello! ¡Prost!

The Beer Times (262)

Dominical de noticias sobre cerveza. Pulsa aquí si no te carga para leer el periódico

No dejes que la pereza del domingo acabe con tu sed de consultar los enlaces sobre cervezas.

Paulaner Hefe-Weissbier Dunkel

Como siempre nos gusta recordar cuando hablamos de este estilo, el oxímoron de las “Black Pale” ya lo inventaron los alemanes con sus “Dunkel Weiss”. Porque aunque usemos el término de cerveza blanca (Weissbier) en verdad lo que quiere decir es que es de trigo (se usa como sinónimo de Weizenbier).

Por eso, esta cerveza no es blanca, sino oscura, tostada. Para ser exactos de color marrón anaranjado, turbia por la levadura en suspensión. La cabeza de espuma, como es típica en las cervezas de trigo, es abundante y esponjosa, coronando el vaso y protegiendo la cerveza.

El aroma es el típico también de las cervezas de trigo, con mucha presencia del aroma a plátano y clavo, al que hay que añadir en este caso también caramelo y pan tostado. En boca es similar, bastante dulce y con matices que son como los que se encuentran en nariz.

Es una cerveza muy fácil de beber, que entra muy suave y es agradable para todos los públicos. Y le mete más complejidad a las cervezas de trigo que las que son sin más “blancas”, por lo que os invitamos a probarla y acompañarla de unas buenas salchichas alemanas.

“Mi opinión en un Tweet:” Pásate al lado oscuro de las cervezas blancas. Nota: Bien alto.

Abridor Calendario

Hoy, si estás leyendo esta entrada el día que se ha publicado (esperemos que con normalidad) es 13 de septiembre. Miércoles. El 13 de octubre se celebrará la II Jornada de Bloggers Cerveceros. Sábado. ¿Cómo podemos saber en qué cae? Pues mirando un calendario, claro.

Si no estás leyendo esta entrada el día 13 de septiembre posiblemente nos estés leyendo desde el futuro. Quizá desde el 13 de septiembre de 2023. También miércoles. ¿Qué cómo lo sabemos? Porque tenemos este abridor con su calendario perpetuo*.

Bueno, perpetuo perpetuo, no. Tiene un dial que gira y te permite saber en qué cae cualquier día entre los años 2010 y 2060. ¡Ideal para viajeros en el tiempo amantes de la cerveza! No os podéis imaginar lo importante que es. Ponemos un ejemplo:

“Oh, quiero viajar al 2025 a comprar la nueva Black Imperial Lambic que Cruzcampo sacará. Pondré el destino de mi DeLorean el 22 de abril, así celebro que esa cerveza cumple la ley de 1516 que se celebra al día siguiente” ¡Pero el 22 de abril es domingo! ¡Viajas al futuro y no la puedes comprar porque está todo cerrado! Eso no te hubiese pasado si nos hubieses hecho caso y usases este abridor. ¡Apuntadlo para YA!

II Jornada de Bloggers Cerveceros

Hace unos años, en el marco de la feria que se celebró en Vitoria, organizamos una Jornada dedicada a los que escribimos sobre cerveza en internet. Así que cuando este año, David de “La Barra de Birra” nos contactó para decir que la feria cervecera más importante de Madrid en la actualidad, el BeerMad, estaban interesados en repetirla para su cuarta edición, no pareció una idea genial.

Y nos hemos liado la manta a la cabeza y entre todos hemos pergeñado un día lleno de actividades pensadas para los creadores de contenido en internet. Tenemos presentaciones de cervezas, charlas y mesas redondas con productores, entrevistas a las cerveceras asistentes, ponencias técnicas sobre aspectos de interés…

Todo pensado para que los blogueros queramos acercarnos a la jornada y a la feria. Y nosotros estamos deseando que otros blogs vengan, porque la amistad y la colaboración entre todos ha de ser positiva para el sector. Así que apuntad la fecha: sábado 13 de octubre, en el BeerMad (Caja Mágica, Madrid).

Así que ya sabes, si tienes un blog sobre cerveza en activo y nos lees y quieres asistir, mándanos un email para que te demos más información sobre la II Jornada de Bloggers Cerveceros. Y si no tienes un blog pero te interesan las jornadas, igual, porque tal vez podamos hacerte un hueco. ¡Lo suyo es divulgar sobre cerveza!

Cine y Cerveza: Trainspotting

1996: mientras que en España Aznar llega al poder y Leticia Sabater se afincaba en La2, en Escocia se clonaba a la oveja Dolly y se estrenaba Trainspotting, la adaptación cinematográfica del libro del irreverente escritor escoces Irvine Welsh.

Danny Boyle tradujo a imágenes el retrato de una generación en la periferia cultural, social, económica y geográfica, dando a conocer a actores hoy tan populares como Ewan Mc Gregor (conocido por interpretar a Obi Wan en las nuevas ediciones de Star Wars) o Robert Carlyle (Full Monty, 28 semanas después, La Playa…).

La escena que nos ocupa tiene lugar en un típico pub popular en lo que bien podría ser un sábado por la tarde. En torno a unas cuantas jarras de pinta tradicionales se juntan Renton, Spud, Sick Boy y Begbie, un tipo agresivo, presuntuoso y pendenciero. Mientras cuenta, cigarro en mano, una versión idealizada de sus hazañas para impresionar a la audiencia femenina el protagonista bebe con desgana una cerveza y al acabársela tira por encima de su hombro la jarra…



Desde El Jardín del Lúpulo reprobamos los comportamientos que usan el alcohol como excusa para dar salida a la agresividad. Tampoco apoyamos el consumo compulsivo de ninguna sustancia, y menos de cerveza -es para disfrutar, no compulsivamente-. Cuando bebáis, hacedlo con prudencia y disfrutando de ello sin molestar a los demás.

Panda Beer Komodaru

Vosotros la pedisteis y aquí está. ASAP. Que viene a significar “hacemos lo que podemos por traerte la reseña rapidito”. Con toda la prisa que esta cerveza NO requiere, ya que es un birrote de beber despacito y disfrutar. Esta cerveza que elegisteis en las #Demócatas es la versión envejecida en barrica de Whisky de la imperial porter de la misma marca Doop. Y debemos destacar la gran cantidad de información en su etiqueta.

Pero si hablamos de la cerveza en sí, es una cerveza negra bastante opaca, coronada por una espuma beis que no es muy abundante, pero sí de persistencia media, y de aspecto compacto y burbuja fina. El aroma es licoroso, con notas maltosas de chocolate y regaliz, y un leve toque avainillado.

De primeras parece que la madera o el Whisky no se notan mucho. En boca predomina el dulce, siendo compleja y sabrosa: chocolate con leche, algo de frutos secos, regaliz… y ya detrás, empieza a aparecer la barrica. No es protagonista, pero le añade varias capas de complejidad que enamoran como descubrir que tu pareja comparte tus gustos en series de televisión.

De cuerpo sedoso y estructura potente y alcohólica, se va poniendo cada vez más “cálida” con la temperatura (parece de perogrullo, pero entendéis lo que queremos decir, ¿no?). Lo tiene todo, y todo bien integrado, junto con sus 9,3% ABV. Sírvetela a unos 8-10 ºC en copa snifter y bébela como si fuese una cerveza de 10.

“Mi opinión en un Tweet:” Una cerveza en barrica capaz de competir en las mejores ligas extranjeras. Nota: Matrícula de honor.

The Beer Times (261)

Dominical de noticias sobre cerveza. Pulsa aquí si no te carga para leer el periódico

Aunque venga la lluvia, a cubierto puedes sacar un rato y leer enlaces sobre cervezas.

Sábado Cervecero Animado (43)

Que el comienzo del curso no os baje el ánimo. Es una tristeza para los maestros y una alegría para los padres. Pero, a diferencia de los alumnos, al menos esos dos lo pueden “combatir” a base de cerveza. Por ello, la sección de los sábados os anima.

Anima con animaciones, claro. Generadas por ordenador. Así que son unos ánimos muy de la era digital. Pero por lo menos, siempre puedes usarlos como excusa para tomarte una cerveza. ¡Ni que la necesitáramos!

G de Goudale Grand Cru

Lo primero que llama la atención de esta cerveza francesa de "Les Brasseurs De Gayant" es su presentación: una botella negra mate, con la gran G en dorado brillante. Llama la atención en cualquier lineal (y si es en tamaño de 75cl con tapón de corcho, pues todavía más, ideal para impresionar a los cuñados).

El contenido no es tan espectacular, aunque no desmerece. Es una cerveza dorada profunda, limpia y brillante. La espuma es poco abundante, pero de buena persistencia y color blanco puro. Así que tampoco va a asustar a tu cuñado.

El aroma es claramente de corte “belga” (aunque la puedes encontrar en “el corte inglés” ¡ja, toma chiste!) porque lleva especias típicas de las Witbier (cilantro y naranja). En boca es dulce y refrescante, escondiendo muy bien el alcohol (7,9% ABV) y el lúpulo que se supone que lleva (cada edición de esta cerveza lleva uno diferente, la nuestra era con Citra y Amarillo), pero que está escondido como un gato negro en una habitación oscura como el negro mate de la botella.

Así que bueno, no es mala cerveza siempre que no esperes que los lúpulos sean los protagonistas. Hemos quedado en que se puede beber y disfrutar, el precio es asequible y a tu cuñado le pueden hacer chiribitas los ojos. ¿Qué más necesitas?

“Mi opinión en un Tweet:” Negro por fuera, amarillo por dentro y la sorpresa no es un huevo de chocolate. Nota: Bien.

Tatuajes Cerveceros (2)

Bueno, ha sido increíble la buena acogida que ha tenido la sección de Tatuajes Cerveceros en su primera entrada. Nos habéis hecho llegar más de una veintena de vuestros tatuajes cerveceros… Por lo que hemos tenido que cambiar un poco nuestros planes…

Teníamos pensado que fuese una sección mensual, pero tardaríamos un par de años en mostrar todos, y no tenemos tanta paciencia, así que vamos a publicar un poco más concentrado al principio y luego ya lo iremos espaciando. Esperamos que no os importe (y que tengáis paciencia si nos habéis enviado las fotos de vuestros tattoos, saldrán antes o después).

Y uno de los primeros que nos lo pasaron fue Victor Barahona, que con solo 26 añitos está en la gama “joven” de seguidores del Jardín, es de Madrid y se define como amante de las IPA y Lambic, además de trabajar en el Espacio Cervecero Mahou, un brewpub en el centro de la capital.

Como podéis ver, tiene todo el antebrazo tatuado con los ingredientes principales de la cerveza. ¡Bien bonito! (Incluso aunque le quiere dar algún retoque más). Y, bueno, si tú, lector, tienes algún tatuaje cervecero que quieras compartir con otros jardineros y ver en esta sección, mándanoslo y lo publicaremos.

La información en las etiquetas de cerveza: Ejemplos

Parece que, casi 10 años después del comienzo del movimiento cervecero artesano en España ( y más de 5 de las últimas modificaciones importantes en la legislación), todavía hay muchas dudas y malas praxis en el etiquetado de la cerveza en España.

Nosotros hemos intentado aportar nuestro granito de arena recopilando la legislación más importante del tema o haciendo especiales sobre la Fecha de Consumo Preferente. Pero hoy vamos a ir un poco más allá y vamos a facilitar una “Etiqueta base de Ejemplo”, con los aspectos más reseñables que hay que cumplir, para facilitar la labor de los productores, e instar a los consumidores a exigirlos.

¿Qué os parece? Como podéis ver, la información obligatoria no es tanta (sólo hay que ver las etiquetas de Mahou o similares para darse cuenta), pero las posibilidades son infinitas, y la información que se transmite es muy importante para cuando el comprador no dispone de un prescriptor, sino que ha de elegir por lo que lee. Eso sí, recordad que nosotros no somos legisladores y que las legislaciones pueden variar hasta en las diferentes comunidades autónomas: esto es solo un ejemplo. Las etiquetas profesionales deberían ser aprobadas por un organismo oficial, no por una web de cervezas. ¡Queremos ayudaros, pero lo suyo es que os informéis bien con la ley, que es la que manda!

Lo que hemos hecho nosotros, ya que estábamos al tema, es crear tres etiquetas ficticias, para que veáis cómo puede aplicarse (a grandes rasgos, no son perfectas) las directrices de la etiqueta de ejemplo que hemos puesto antes. Si alguien se anima a elaborarlas… ¡Que nos llame!

Elige la Cerveza a Catar (11)

Ahora que todos estáis de vuelta en el cole o en el trabajo, ya podemos retomar secciones como esta. No tiene mucho sentido pediros que votéis por ver qué cerveza queréis que reseñemos prontamente en El Jardín si estáis todos en la playa, donde no vas a estar haciendo clic en encuestas en redes sociales (o no deberías).

Ahora, lo que tenéis que hacer es elegir entre estas tres cervezas cuál queréis que cojamos y saquemos de nuestra despensa y catemos para reseñar en el blog. La elegida se saltará todas las colas y listas de cervezas pendientes y saldrá publicada ASAP (tan pronto como podamos).

La votación insertada debajo dura sólo dos días, así que no lo dejéis pasar. Votad a través de la encuesta (y, si no podéis, en los comentarios) y pronto tendréis la cata y la reseña de la elegida. ¡Somos demócatas! ¡Tú eliges, nosotros bebemos!

Bitburger Drive 0,0

Bueno, sabéis que la cerveza sin alcohol es una temática recurrente en este Jardín. Entendemos que por motivos de salud conviene conocer cuáles son las mejores cervezas sin alcohol. Incluso una vez nos habéis contado vuestras preferidas.

Pero no todas las cervezas sin alcohol están ricas. Eso es porque los procesos para quitar el alcohol a la cerveza alteran los sabores. Por eso la gente suele decir que la cerveza sin alcohol “no sabe bien”. Y esta es un buen ejemplo de eso…

El aspecto es bueno, rubia brillante y bonita, con su corona blanca de espuma, sus burbujitas subiendo… Y ahí se acaba todo lo bueno. El olor huele a cereal y mosto sin fermentar, y el sabor es falsamente amargo, metálico y con deliciosas notas a cartón. Un contenedor de reciclaje de papel orinado en ferias probablemente supiese parecido.

Por ello no podemos recomendaros esta cerveza sin alcohol tan mala. Las hay mucho mejores. Para esto es mejor beber un vaso de agua, sin duda alguna. Que tiene mejor sabor y menos calorías, aunque no sea isotónica, como esta promete en su web.

“Mi opinión en un Tweet:” Conduce, sí, conduce bien lejos de esta cerveza. Nota: Muy deficiente.

The Beer Times (260)

Dominical de noticias sobre cerveza. Pulsa aquí si no te carga para leer el periódico

Con septiembre llega la normalidad a la cabecera dominical que nos trae estos enlaces sobre cervezas.

Noticias de la Prensa Generalista (23)

Hoy sábado os traemos de nuevo una selección de las noticias cerveceras más recientes e importantes que han aparecido en medios generalistas. Pero hemos de reconocer que en esta ocasión no son muy optimistas, así que pedimos disculpas por adelantado.

La primera viene a decir que el precio de la cerveza sube. Un 4% para la cerveza “normal”, la rubia de los bares. Eso compensa que se vende menos (en favor de las Premium y artesanas) y hace que los bares ingresen más. Buena noticia para ellos, mala para nuestros bolsillos.

La segunda es todavía peor, viene a decir que el alcohol es malo. Vale, ya sabíamos eso desde hace tiempo, pero añade que no hay cantidad segura de alcohol: que a partir de la primera gota, ya es peor para el organismo que si no bebieses nada. (Tendremos que beber menos, por salud y por ahorrar, ¡aunque no sabemos qué sentido tiene ser mayor y tener dinero si no te puedes tomar una cerveza siquiera!).

Bueno, y para acabar con un toque más divertido, desde El Comidista (y con la colaboración de nuestro amigo bloguero Joan Birraire) dan un repaso a ver por qué odiamos a ciertas marcas cerveceras y amamos a otras. Es un poco como el fútbol o la religión… ¡Así que mejor hacer risas con ello! ¡Y que se ofenda quien quiera, que es humor!