Kasteel Blond

De la casa Vanhonsebrouck, o sea, la de Kasteel de toda la vida pero ahora también conocida por otros éxitos como Bachus, St-Louis o Brigand… nos llega la hermana pequeña de la Kasteel “rubia” de siempre. Y si aquella era una Triple, esta es una Blonde.

Kasteel Blond
Y ojo, es la hermana pequeña, y aun así tiene 7% ABV. Así que imaginad las mayores, jejeje. Su color, como blonde que es, es amarillo rubio, brillante, dorado y limpio. La espuma es blanca, no muy abundante y de persistencia baja.

El aroma es bastante belga, con esas notas especiadas de la levadura, y dulces, afrutadas. El sabor es dulce, con un leve toque metálico. Pero muy carameloso y sedoso. El amargor es muy bajo, el justo para dar un toque que equilibre.

Para beberla recomendamos cáliz. Si es el suyo, con el castillito de cristal en la base, doblemente mejor. Si no, cualquier otro. Pero no muy fría, y acompañada de unos pistachos es ideal.

“Mi opinión en un Tweet:” La princesa rubia del castillo, pero con el pelo corto. Nota: Bien.

1 comentario: